INICIO » Categoría » Microrelatos

Relatos Eróticos

Microrelatos

de 13 «

Mi amigo y las prendas de mi esposa (2)

Esta vez le tendí una pequeña trampa, y volvió a suceder, pero esta vez me confesó sus intenciones
  • 1
  • 6.155
  • 7,82 (11 Val.)

Mi amigo y las prendas de mi esposa

Mi esposa olvidó quitar su ropa interior de un canasto donde se deposita la ropa sucia, noté la prenda arrugada y tenía manchas de semen
  • 1
  • 7.519
  • 8,93 (15 Val.)

Acá conmigo

Te deseo a mi lado en la cama, con tus caricias por toda mi piel necesitada de ti cariño
  • 1
  • 2.758
  • 9,00 (1 Val.)

La inocente vecina

Tengo una vecina que es un manjar de mujer, tiene unas tetas enormes y un culo irresistible, además es alta y rubia, tiene unos 35 años y su nombre es Grecia
  • 2
  • 12.259
  • 8,85 (13 Val.)

Invierno caliente

Era una fría noche de invierno y yo me encontraba en el sofá de mi casa preparada para ver una película cuando, de pronto, me llama un amigo para salir a tomar unas cañas. Al principio dudé porque tenía mucho frío pero después lo pensé mejor y acepté la invitación
  • 2
  • 2.836
  • 9,88 (8 Val.)

Encuentro sexual

Una tarde calurosa de primavera iba de visita a casa de una amiga en Galicia. Yo llevaba mi falda negra de tubo favorita y una blusa roja con buen escote. Llego al portal de mi amiga, entro y me dispongo a coger el ascensor cuando llega un bombón rubio que me resulta familiar
  • 2
  • 3.488
  • 9,91 (11 Val.)

Mi alumna es mi puta

Enseguida Paulina se quita su pequeño short y su tanguita, dejando su enorme trasero al descubierto, yo aprovecho el momento y me quito el pantalón
  • 2
  • 18.075
  • 8,42 (12 Val.)

La mejor paja de mi vida

Aquella noche, al bajar la cuesta que llevaba a la cala, vi a una pareja. Estaban follando en la orilla del mar bajo la luz de la luna
  • 1
  • 7.617
  • 8,56 (9 Val.)

Me gusta exhibirme y sentirme deseada

Empecé a bailar delante de él muy sexy mientras me desnudaba a la vez que veía como él se ponía cada vez más caliente
  • 1
  • 6.452
  • 8,54 (13 Val.)

Masturbación en el trabajo

Comienza un frenesí de masturbación, ella jalando mi verga cada vez más rápido y yo cogiéndola con mis dedos cada vez más fuerte, a la vez morder su cuello, sus pechos y sus pezones
  • 5
  • 5.296
  • 9,14 (7 Val.)

Mientras estabas con él por primera vez

Después de que abrazada a él sentiste como te iba desgarrando la vagina nuevamente y se hundía en ti tan profundo, como jamás lo habías sentido
  • 2
  • 6.513
  • 9,00 (18 Val.)

Tú y yo en un bar

Nos cruzamos y me como toda tu verga en el baño. Yo cuento lo mío tu pones lo tuyo
  • 2
  • 7.618
  • 9,22 (9 Val.)

Nochevieja sexual

Por fin habían llegado las vacaciones y con ellas Navidad. Estaba emocionada porque ya tenía mi vestido para Nochevieja para salir y disfrutar toda la noche. Ese año había cogido una habitación de hotel en La Coruña para que la noche fuera diferente
  • 2
  • 6.818
  • 8,88 (8 Val.)

Una fiesta traviesa

Me condujo a la parte trasera del autobús y poco a poco se acercó a mí y me empezó a besar y acariciar. No me podía resistir, así que me dejé llevar por la situación. Al momento estaba devolviéndole los besos y caricias que él me estaba dando
  • 2
  • 6.042
  • 8,86 (7 Val.)

El descubrimiento de mi mayor placer

Sentir sus pies me dio una sensación indescriptible
  • 2
  • 7.483
  • 8,75 (8 Val.)

La cena (Segunda parte)

El alcohol y la buena conversación, suben los ánimos para una larga excitación
  • 2
  • 7.587
  • 9,71 (7 Val.)

El polvo de Sebas y Soraya

Regla número uno: Si te la mamo me la mamas
  • 2
  • 7.061
  • 9,45 (11 Val.)

Le echo un polvo rápido a mi madre en la cocina

Estaba en casa solo, viendo porno, cuando mi madre llegó a casa con la compra. Aunque estaba en mi habitación, mi reacción fue bajar la pantalla del portátil rápido y quedarme en silencio
  • 2
  • 8.156
  • 8,92 (13 Val.)

Esa flor húmeda que guardas entre tus piernas

Sabía por intuición que las flores tarde o temprano acaban muriendo y lo nuestro un día u otro se podía acabar marchitando
  • 1
  • 6.714
  • 9,83 (6 Val.)

Tú y yo en un cuarto de hotel

El placer que siento aumenta cuando tus dedos recorren mi estómago y mi abdomen para terminar en mi vagina, están deliciosamente fríos cuando se hunden en mi humedad y comienzan a buscar el único órgano humano especialmente diseñado para el placer.
  • 2
  • 7.126
  • 9,43 (7 Val.)
de 13 «