INICIO » País » Argentina

Relatos Eróticos

Argentina

de 80 «

Noche de guardia movidita

Noche de guardia en el hospital donde suceden cosas, esta enfermera come hombres, tenía carencias afectivas, me la moví esa noche, descubrió el verdadero orgasmo y me premió con su ano virgen, la cremita especial facilitó todo
  • 10
  • 9.385
  • 9,71 (21 Val.)

Los celos pueden matar pero también follar

La gente dice que debes cuidarte. Cuidarte la espalda en todo momento, ya que nunca estamos seguro el cien por ciento. Violeta Velmon't era una morena decida y aplicada, con un agenda ordenada y apretada, pero quien dice que las agendas no se pueden romper
  • 20
  • 8.139
  • 9,64 (14 Val.)

Tentada por su hermano

Esa tarde era para gozar, no sabían dónde estaba escrito, el porqué, pero fue inevitable, así como de la química del roce en el colectivo
  • 5
  • 15.380
  • 9,52 (21 Val.)

Morena (Parte 2 de 2)

No respondí, solo la sentí acercarse a mí, apoyó sus labios en los míos, quedamos apenas separadas por una rica uva, la mordimos compartiéndola, tan sexi, tan dulce, nuestras bocas compartiendo esa pequeña fruta
  • 11
  • 5.027
  • 9,43 (7 Val.)

Suegrita linda (2): Viuda lujuriosa

Sin dejar de sujetar su rebeldía el metisaca con intensidad y fuerza necesaria para consumar el desvirgue del ano, entrando y dilatando, abriéndome paso en sus entrañas, bombeo con toda la pasión acumulada
  • 11
  • 19.358
  • 9,87 (31 Val.)

Suegrita linda (1): Viuda necesita verga

Me había sacado el short y estaba haciendo una paja brutal, a dos manos, era evidente la abstinencia de más de tres años sin carne, ahora la fortuna le había dejado con el hombre de su hija y no pudo contener la necesidad de sentir una verga en sus manos
  • 12
  • 26.267
  • 9,80 (41 Val.)

Morena (Parte 1 de 2)

Dos mujeres, una pone sexo y amor, la otra solo sexo, no puede ofrecer otra cosa, con un final inesperado
  • 8
  • 6.319
  • 9,73 (11 Val.)

El trío de amor

Mis compañeras de trabajo eran lesbianas y jamás pensé que se fijarían en mí, pero sus intenciones eran muy serias
  • 4
  • 5.511
  • 9,45 (11 Val.)

Una pesada broma

Me pasó algunas fotos suyas, en la playa, fotos sexis, en ropa interior, pero ella se cuidaba de no mostrarme lo que yo deseaba ver, su pene
  • 12
  • 4.388
  • 9,92 (12 Val.)

Tía viuda por el viagra (2): finde, sexo a full

Mientras se reponía no podía dejar de observar la notable excitación de mi verga. Tan pronto la bajé se colocó entre mis piernas para desnudarme y darme una suculenta mamada de pija, sus caricias y lamidas me llevaron a tomarla de la cintura, elevarla y sentarla en el borde de la mesa
  • 14
  • 17.248
  • 9,95 (39 Val.)

Padrino, quiero una foto desnuda

Ahora te quiero adentro. Por favor padrino, olvida todo, soy una hembra caliente. Siente a tu putita. Deja de pensar en otra cosa… ¡Necesito cogerte! ¡Cogerte!
  • 8
  • 19.004
  • 9,86 (37 Val.)

Tía viuda por el viagra: (1) finde, sexo a full

Su marido era celoso y obsesivo sexual, décadas dándole sexo, el viagra ayudó a sostener lo que la naturaleza no podía, el exceso la hizo viuda. Satisfice sus necesidades, un largo finde a todo sexo
  • 15
  • 24.578
  • 9,80 (44 Val.)

Nunca pensé que la prostitución sería mi salvación

Al acercarme, el hombre me pregunta cuanto cobro, por un instante los mire, él tenía unos 60 y ella unos 40 años, y le pregunté qué servicio deseaban y él me dijo que era para estar con ella mientras él miraba, recordé el previo que me dio una chica rato antes y le dije 1000 pesos y aceptó
  • 3
  • 5.905
  • 9,27 (15 Val.)

Mirando a mamá

Todo en ella me daba placer, pero mirarla con otro hombre deleitaba mi vista
  • 2
  • 5.273
  • 8,36 (11 Val.)

Mi primer trío (Parte 2)

No podía olvidar el primer encuentro, y acordamos vernos otra vez, pero nunca me imaginé lo que se puede hacer cuando uno está caliente
  • 4
  • 5.648
  • 7,63 (8 Val.)

Decidimos que me venda

Empecé a anotarme en todas las páginas de chicas vip escort, las llamadas no tardaron en aparecer. Por supuesto era una fantasía y por eso elegíamos al indicado, todo tenía que cerrar de una manera perfecta
  • 2
  • 4.955
  • 8,80 (10 Val.)

Intimidad

No sabía ni imaginaba que me estaba espiando mi amigo el pijudo cuando me ponía la ropa interior de mi madre
  • 1
  • 4.308
  • 7,50 (6 Val.)

Mi primer trío bisexual

Por un chat telefónico me comuniqué con Daniel y Laura, una pareja que decían ser bisexuales y decididos a todo. Ese mismo día me visitaron afuera de mi trabajo
  • 4
  • 7.549
  • 8,73 (15 Val.)

El delfín negro

Ahí me sentí raramente observada por los dos hombres que se quedaron mudos en un silencio sepulcral, ahí estaban los dos viejos amigos clavando su vista en mi figura, mi hombre actual, al que amaba, mi hombre anterior, al que añoraba
  • 13
  • 5.825
  • 9,36 (11 Val.)

Tres relatos de sexo

Tres relatos cortos cuyas historias no tienen nada que ver una con la otra. Un desconocido muy persuasivo. Un recuerdo para un enamorado. Una maestra chantajeada
  • 15
  • 10.649
  • 9,66 (32 Val.)
de 80 «