INICIO » País » Argentina

Argentina

de 85 «

El amo de Silvia (Parte 3): La reunión

Ella no dijo nada, nunca decía nada, solo un tibio, buenos días señor Heller y se dirigió a su escritorio a repasar todo por última vez, me quedé como hipnotizado con mis ojos clavados en ese enorme culo, terrible y obsceno culo se cargaba
  • 12
  • 4.234
  • 9,36 (11 Val.)

Infiel con el marido de mi prima

Entonces mete su mano en mi escotada blusa y comienza a tocarme los senos, como no encuentra ninguna oposición de mi parte, me desabotonó un poco la blusa
  • 3
  • 9.960
  • 9,59 (27 Val.)

Fue difícil ser fiel

Me introduce dos dedos juguetones en mi vagina que se pierden con gran facilidad
  • 3
  • 13.649
  • 9,40 (30 Val.)

Todas disfrutamos de mi hermano

Mi madre sobre mi hermano se lo cabalgaba y hasta podía oír sus gemidos. Quedé helada
  • 17
  • 25.935
  • 9,66 (47 Val.)

Don Braulio me monta

En su taller don Braulio me hace su puta
  • 21
  • 5.690
  • 9,71 (14 Val.)

El amo de Silvia (Parte 2): Juguetes

Así una mañana le propuse un trueque, ella me entregó el plug anal y yo le di a cambio uno de mayor diámetro, ese día en el sex shop había comprado varios, como una mamushka rusa, y poco a poco iría aumentando, sin prisa, sin pausa, y si ella no ponía un freno, pues yo no lo haría
  • 9
  • 5.544
  • 9,68 (19 Val.)

Historias de oficina (Temporada 2 - Capítulo 5)

¿Michael doblegándose?
  • 23
  • 4.126
  • 9,38 (8 Val.)

Mi tía me volvió loco

Me disponía a saludar a mi tía cuando noté que estaba dormida y sin la parte superior del bikini. En ese momento no pude evitar ver como la tanga que cubría apenas su parte inferior se introducía entre sus nalgas
  • 7
  • 27.477
  • 9,73 (51 Val.)

Una perra muy puta

Ahí estaba yo parada delante de mi tío completamente desnuda, me miraba mientras desabrochaba sus jeans, me pedía que me pusiera de rodillas
  • 4
  • 22.182
  • 9,32 (44 Val.)

Atrapada sin salida

Quiero que me cojas como una puta, pero para vos soy la princesa
  • 2
  • 5.075
  • 9,00 (11 Val.)

El amo de Silvia (Parte 1): El primer castigo

Un tipo cuarentón, toma una nueva secretaria, una chica veinteañera, acomplejada, dócil, sumisa. Él aprovecha la situación, en poco tiempo, será mucho más que su fiel secretaria
  • 8
  • 6.389
  • 9,63 (16 Val.)

Estadio de fútbol

Roger trata de cubrirme, pero la verdad no me siento mal, cuento con la vista, uno, dos, tres, llegan a once ¡once! Once tipos desalineados ¡casi un equipo de fútbol!
  • 13
  • 9.380
  • 9,71 (21 Val.)

Violación en el subte

Ella sintió algo duro tocar su rostro. No quiso abrir los ojos, pero tuvo que abrir la boca cuando el que le arrimaba el sexo le tironeó el pelo y la hizo gritar
  • 4
  • 9.188
  • 9,68 (19 Val.)

De camino a casa en el autobús

Exasperada y caliente, bajó el cierre del pantalón y lo extrajo a la superficie. Comenzó a recorrerlo extasiada, a reconocerlo, a admirarlo, notaba su calentura en la presión que hacía con sus manos. Me envolvía y lo soltaba. Miré alrededor, no podía creer que nadie estuviera viéndonos
  • 6
  • 10.164
  • 9,50 (24 Val.)

Almas cruzadas

Deberíamos hacer como Mike y Adriana, dijo con un toque de misterio dejando la puerta abierta a mi pregunta. ¿Mike y Adriana? ¿Qué tienen que ver ellos en esto? ¿No lo sabés? son swingers
  • 18
  • 9.938
  • 9,73 (22 Val.)

Madura casada e insatisfecha

Nuestros cuerpos comenzaron a transpirar y eso hacía que el placer aumentara. De repente, sin que los viera, mis amigos entraron y apoyaron lentamente sus manos sobre su cuerpo, estremeciéndolo
  • 9
  • 18.260
  • 9,77 (31 Val.)

Mis vecinas me enseñaron

En un momento empezó a acariciarme la entrepierna como si nada, seguía hablando de otra cosa y me pasaba la mano una y otra vez. Yo estaba que explotaba, ella seguía relatándome como se la chupaba a su ex novio
  • 10
  • 12.240
  • 9,67 (21 Val.)

Ezequiel versus Sebastián (Final de la historia)

Mi cabeza parecía estallar en esos días, estaba en los dos extremos, Ezequiel era sin dudas el hombre que toda mujer deseaba conseguir, pero Sebastián en un arrebato de locura me había llevado a sacar esa puta escondida que tenía
  • 11
  • 9.526
  • 9,50 (20 Val.)

Cuidando a mi sobrina huérfana

Era encantador verla sobre la mesa, con el uniforme de colegiala desprolijo, agitada, con la pollerita escocesa levantada, y su sexo expuesto y empapado.
  • 22
  • 29.835
  • 9,62 (61 Val.)

Mis días en Cancún

Él seguía tocando mi cuerpo y me llevó en dirección a su cuarto, tomó una corbata y me vendó los ojos, comenzó a besar mi cuello, a recorrer mi espalda desnuda con su boca, de mí solo emergían gemidos muy tenues y de pronto sentí como deslizó suavemente mi vestido dejándome indefensa
  • 17
  • 5.360
  • 9,67 (15 Val.)
de 85 «