INICIO » País » Chile

Chile

de 17 «

Morbo y frenesí con pareja de 60 años

Llena de placer, Graciela toma ambos miembros y se los mete a la boca, seguimos frotándonos juntos pico con pico entremedio de la lengua resbalosa de Graciela, donde comienzo a sentir las palpitaciones de Ricardo
  • 11
  • 7.286
  • 9,78 (23 Val.)

Mi joven vecino me folla (Parte II)

Mamé su magnífica herramienta con verdadera ansia, pero me resultaba imposible tragarme todo el esperma. Pronto, toda mi cara y mis tetas estaban recubiertas de semen. Seguí chupándosela y meneándosela hasta dejarla lo más limpia que pude
  • 18
  • 15.832
  • 9,63 (32 Val.)

Mi amigo se folla a mi hermana

Se puso de rodillas en la cama y empezó a desabrochar su blusa, la abrió y tocó sus senos con las dos manos, amasándolos, luego tomó los sostenes y se los corrió hacia arriba dejando al descubierto el par de tetas, de un tamaño perfecto, ni pequeñas, ni exageradas
  • 9
  • 26.684
  • 9,29 (34 Val.)

Madura, gordita y muy caliente

Le dije que se sacara el brasier, lo que me dejó ver un par de tetas más grandes que mi cabeza. Como desesperado empecé a chupar ese par de tetas, como si se fueran a terminar. Tenía que agarrarlas con ambas manos, ya que una no era suficiente
  • 7
  • 14.583
  • 9,63 (16 Val.)

La pertenencia (27): La visita

Muchas cosas se anuncian
  • 9
  • 2.311
  • 8,50 (4 Val.)

La tía Ana tiene sus necesidades

Ella se quedó helada y sin decir nada tomé su mano y la llevé a mi bóxer. Ella solo hizo una sonrisa de aprobación así que me acerqué a ella y la besé, beso que respondió tímidamente
  • 6
  • 30.980
  • 9,70 (43 Val.)

Cuál es el límite de una madre

Su olor me tenía embrujada, me sentía en las nubes, frotaba mi rostro contra su pecho, sintiendo como había crecido mi bebe, no pensaba en nada más, solo quería acariciarlo
  • 12
  • 29.847
  • 9,57 (60 Val.)

Esta minifalda y estas botas las visto sólo para ti

Yo le gustaba. Estaba con él en una habitación a solas. Me había desmayado por un beso de él. Y además estaba vestida como a él le gustaba. Estaba a su merced. Podía hacerme lo que quisiera. Y estaba convencida de que sus manos eran privilegiadas
  • 14
  • 4.563
  • 7,33 (3 Val.)

Una carrera inesperada

Todo comenzó la madrugada de un sábado, en ese tiempo trabajaba en el taxi. A las 3 de la madrugada, estaba esperando pasajeros a la salida de unos pub por el lado de calle Brasil, cuando se acercan dos mujeres las que me piden que las lleve, venían bien pasadas de copas
  • 6
  • 9.205
  • 8,68 (28 Val.)

Domadas en el crucero

Debo admitir que me dio cierto reparo el tener a una mujer entre mis piernas, pero me dejé llevar por la calentura del momento, la cual también influyó en la mamada que le hacía a Kevin quien follaba mi boca como si fuera un culo, sosteniéndome por el cabello con firmeza
  • 32
  • 10.282
  • 9,18 (28 Val.)

Cita a ciegas (Segunda parte)

Le devolví la mirada, más caliente aún y comencé a besar sus caderas y a pasar mi lengua jugosa por entre sus muslos, haciendo círculos, chupando y mordisqueando y veía cómo sus ojos estaban expectantes porque yo tomara pronto el objetivo principal
  • 5
  • 5.998
  • 9,29 (17 Val.)

Cita a ciegas (Primera parte)

Conocer a alguien con quien sólo has hablado por teléfono o por chat es una cosa. De ahí a concretar la posibilidad de verse en persona existe un abismo de distancia. Pensar en encontrarse con un loco, psicópata o implemente con alguien que no te atraiga y perder el tiempo o que tú no le gustes
  • 6
  • 7.684
  • 9,07 (14 Val.)

Esclava de los compañeros de trabajo de mi hijo (II)

Ya saben cómo me convertí en la esclava sexual de los compañeros de mi hijo, ahora sabrán como continúa esta historia
  • 8
  • 9.157
  • 9,11 (28 Val.)

Me indujeron a ser esclava (II)

Tomo mi cabeza por los pelos, y la dirigió hacia su verga, la cual aún estaba un poco erecta, y bastante húmeda. Se veían goterones de semen mezclado con jugos recorriéndola hasta sus bolas
  • 29
  • 8.601
  • 8,00 (4 Val.)

Esclava de los compañeros de trabajo de mi hijo

Les dije que lo haría, siempre y cuando mantuvieran al margen de todo a mi hijo, no quería hacerle pasar por la humillación de saber que sus compañeros de trabajo me usaban a su antojo
  • 7
  • 24.391
  • 9,63 (41 Val.)

Rico despertar

Desnuda sobre la cama, sin cubrir mi cuerpo con nada, la cortina se abría dejando entrar el tibio aire desde afuera para refrescar mi desnudez, así me dormí
  • 1
  • 9.296
  • 9,46 (26 Val.)

Seduciendo con imaginación

Una mujer madura toma la iniciativa para reavivar el mundo de eros con su marido
  • 4
  • 4.380
  • 9,53 (19 Val.)

Relato erótico de maduras: Mi joven vecino me folla

Como es fácil imaginar la boca se me hizo agua en ese mismo instante, y yo creo que se me abrió no sé si de la sorpresa o de las ganas que tenía de comerme y saborear aquél pedazo de carne absolutamente enorme
  • 16
  • 36.593
  • 9,39 (70 Val.)

Espiando a mis padres

En la puerta de la habitación quedaba una gran rendija por la cual se podía ver directo a la cama, en ella estaban mamá y papá, él sentado sobre la cama con el torso desnudo y mi madre recostada sobre la cama
  • 4
  • 22.135
  • 9,59 (27 Val.)

Me indujeron a ser esclava sexual (I)

Debo admitir que el magreo de mis tetas aumento mi excitación. Sentía como mis piernas temblaban un poco a cada paso que daba, producto del cosquilleo que sentía en mi entrepierna
  • 28
  • 17.023
  • 9,74 (23 Val.)
de 17 «