INICIO » País » Estados Unidos

Estados Unidos

de 9 «

Gracias a los vagones del metro

A cada brinquito de los vagones ella me aplastaba un poquito, meneaba despacito el culo, muy despacito, como el espacio le permitía pero qué rico ritmo llevábamos caray. Yo la tenía muy firme y ella seguía el juego en silencio
  • 4
  • 10.985
  • 9,68 (22 Val.)

Con mi cuñada y su amiga

Empecé despacio y aumentaba el ritmo y la fuerza a medida que me excitaba, Caro gemía y gritaba como loca y yo pensé que la estaba partiendo en dos, pero me di vuelta y vi a Ivonne con su mano dentro del culo de mi cuñada, ahí entendí el porqué de tantos gritos
  • 5
  • 26.359
  • 9,69 (39 Val.)

Mi experiencia con el orgasmo anal

La verdad que yo comencé en mis andadas desde muy joven y en mis primeras tres experiencias sexuales, siempre hubo sexo anal, aunque debo admitir no recuerdo que en esas ocasiones las chicas hayan experimentado un orgasmo anal
  • 5
  • 5.565
  • 9,50 (14 Val.)

Las tres primas de mi mujer

La más lanzada por supuesto era Vanesa que directamente agarró mi pene, que por cierto estaba erecto y duro como una piedra y empezó a hacerme una paja a una velocidad que tuve que decirle que parara porque iba a correrme
  • 9
  • 24.207
  • 9,59 (34 Val.)

Me encanta su barba

No te vayas a quitar esa barba, quiero que me haga cosquilleo en mi cuerpo. Créeme que ya la imagino haciéndome cosquillas
  • 11
  • 9.600
  • 9,82 (17 Val.)

Deseos de una hija a su padre

Una chica de 21 años busca un momento de placer sexual con su padre. Su coño está caliente busca la polla de su padre y tiene un plan para seducirlo
  • 10
  • 26.530
  • 9,71 (45 Val.)

Un recuerdo con Nadia

Ocho años que estuvimos casados y que a pesar que siempre me salían excusas para otras aventuras, mi mujer siempre tenía la aventura para mantenerme ocupado
  • 8
  • 4.749
  • 9,80 (15 Val.)

Entrevista con Jennifer, una sexo servidora (Final)

Tomé a Jennifer por sus espaldas y mientras le besaba el cuello, mi verga se hundía en esas preciosas nalgas y mi glande se paseó de arriba abajo provocando escalofríos a una chica deseosa de ser follada
  • 15
  • 6.901
  • 9,96 (23 Val.)

Entrevista con Jennifer, una sexo servidora (3)

Me arrodillé por un par de minutos y saboreé su conchita ahora con un olor a jabón de hotel. Todavía tenía evidencia de sus jugos vaginales al hundir mi lengua en su hueco
  • 14
  • 8.247
  • 9,75 (36 Val.)

Entrevista con Jennifer, una sexo servidora (2)

Su vestido dorado era solo cuestión de desabrochar un botón y bajar el cierre para tener acceso a sus ricos pechos, pues al hacerlo descubría que con aquella prenda no era requerido usar brassier
  • 12
  • 7.038
  • 9,58 (36 Val.)

Entrevista con Jennifer, una sexo servidora

Llevaba la falda por sobre las rodillas y se le podía ver esas bonitas piernas que tiene y le sobresalía ese hermoso trasero que en ese momento era tan solo un signo de interrogación en su disponibilidad
  • 17
  • 8.998
  • 9,45 (31 Val.)

Despojando de su virginidad a Ámbar

Con aquellos movimientos le despojé de su vestido color turquesa y queda ante mí con solo su sostén y una pequeña prenda íntima estilo bikini del mismo color turquesa, y que hace un bonito contraste con la piel clara de Ámbar
  • 12
  • 20.011
  • 9,75 (40 Val.)

Denise, en el morbo del placer anal

Fue una sensación que no había experimentado antes y quería volver a conseguir. Nos dedicamos a experimentar un poco más el sexo anal, que había dejado a Denise, con muchas interrogantes y ella intentaba entenderlo de esta manera
  • 10
  • 14.410
  • 9,88 (26 Val.)

Entre amigas no hay secretos

Ella me guía al igual como yo lo hice y este día visto como prenda intima un calzoncillo estilo bikini, pues muchas mujeres me han dicho que se mira mi paquete espectacular
  • 13
  • 22.652
  • 9,85 (34 Val.)

Una experiencia abstracta

Imaginé que al verme desnudo la puerta se volvería a cerrar, pero para mi sorpresa siento las manos de mi hermana Kashira masajeando mis glúteos
  • 6
  • 30.252
  • 9,42 (53 Val.)

Un beso y más: El juego de Emmanuelle

Creo que no hacía falta que me dijera que quería follar conmigo. Ya aquello había pasado del teatro, la broma o el juego
  • 16
  • 7.168
  • 9,93 (28 Val.)

Madre, dos hijas: Los tres postres

No quise que notara mi sorpresa, pues aquel día descubría que me había cogido a su hija un poco más de un año antes. La otra chica que parecía menor, también me parecía conocida, pero no
  • 13
  • 21.762
  • 9,59 (69 Val.)

La nota erótica

Esto de escribir no ha sido lo mío, pero un día de sorpresa leo un escrito erótico que una chica escribió para mí
  • 4
  • 6.363
  • 9,50 (12 Val.)

Una follada idéntica

A través de los años, me he follado a madres e hijas en diferentes instancias, me he follado a hermanas que se volvieron enemigas entre sí, pero la experiencia con Valeria y Silvana fue única
  • 10
  • 51.052
  • 9,62 (58 Val.)

Niki, la chica de la lencería

La imaginé con toda esa lencería que le obsequié, un día llegó y me modeló esa ropa íntima en un fin de semana de mucha pasión
  • 18
  • 6.438
  • 9,72 (25 Val.)
de 9 «