Infidelidad

Relato erótico

Por la ventana de mi comadre 6 (¿será el final?)

Tiempo estimado de lectura del relato 2 Número de visitas del relato 11.443 Valoración media del relato 7,70 (44 Val.)

RESUMEN

El accidente y la imposibilidad de cumplir y quizás sea el final.

…Me estaba haciendo una buena mamada mi comadre Sandra.  

Inevitablemente y debido a su maestría con su lengua y tragándosela toda, comencé a gritar, estaba por largar toda mi leche y lo haría en su garganta.

Me estaba enloqueciendo de tal manera que me sujeté de los bordes del colchón, hacía tiempo que no sentía así con una chupada, Sandra es tremenda hembra y le daría lo que quería, su alimento, su gozo y el mío.  

Le inunde la boca con mi esperma y sin que le dijera lo tragó todo, y siguió chupando, parecía que quería sacarme hasta el alma.

Creo que lo estaba consiguiendo, me estaba dando cuenta que esa mujer se estaba metiendo dentro, que no podría dejar de poseerla y que de alguna manera era ella la que tenía el dominio a través de su arte amatorio.

Ese día fue el último en los últimos tres meses. Dormimos juntos hasta la madrugada que tenía que irme a trabajar.  Salí en la moto hacia la ruta, a media cuadra, había mucha niebla por lo que no vi que venía un auto sin luces.  Me costó estar como 20 días internado y unos dos meses de recuperación.  Esta fue la causa de mi silencio desde entonces.  Quedé bastante bien por suerte, pude recuperar mis actividades.

En tres meses pasan muchas cosas, una de ellas fue que tendría que luchar para recuperar a la comadre pues ni lenta ni perezosa había ocupado el tiempo, se imaginan como no?

No sé si tengo la energía o tendré la oportunidad, por ahora no sé cómo encararlo, pero si sucede algo les contaré.  

Gracias por leer esta historia casi real.

Este es casi el final.

Comparte este relato

4726
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar