Infidelidad - Masturbación

Mi compañera de clases (Parte I)

Tiempo estimado de lectura del relato 3 Número de visitas del relato 37.752 Valoración media del relato 8,84 (25 Val.)

RESUMEN

Un amor imposible.

Ante todo quiero comentar que esta Historia es completamente real.

Todo surgió hace ya 2 años. Me inscribí en una universidad pública aquí en Venezuela para culminar mis estudios de Ingeniería. En ese entonces yo tenía 36 años soy casado con hijos, por cuestiones de seguridad no me voy a describir físicamente.

Nunca pensé que en ese momento lo que estaba a punto de iniciar en esa nueva carrera.

Una vez que iniciaron las clases comenzamos el primer semestre por equivalencia, la mayoría de los alumnos no nos conocíamos, así que poco a poco fui entablando nuevos conocidos entre ellas se encontraba ella. Vamos a llamarla Lolita. (El nombre no es real) ella es una chica de 32 años, delgada, blanca, ojos morrones y de aproximadamente 1.68 de estura. Ella al igual que yo es casada con hijos, nos conocimos en la primera semana de clases. Cuando la profesora de Matemática nos mandó a agruparnos en grupo de 2 personar para realizar una actividad de clases. Ese Día comenzó todo.

Intercambiamos números de celular y algunos datos personales correo entre otras cosas, de inmediato la chispa entre los 2 se activó, llenos de risas y nerviosismo mientras realizamos el taller en clases.

Los días Siguientes siguieron de forma normal, sin embargo cada vez que nos saludábamos cuando nos encontrábamos en clases lo hacíamos con un beso en la mejilla ya muy cerca de la boca y poco a poco la chispa entre nosotros fue despertándose un poco mas. Hasta que en uno de esos días cuando me despedí de ella cuando le daba la cola a su casa le robé el primer beso en su boca de forma muy rápida por miedo a una cachetada o algo similar, sin embargo el robo del beso fue exitoso y aceptado, al día siguiente nos seguimos comunicando por nuestros correos electrónicos ya que no podemos usar nuestros teléfonos para comunicarnos libremente.

Allí fue cuando me comento que como yo me atreví a darle ese beso, pero me comento que si le gusto. Fue entonces cuando a los días siguientes comencé ce darle la cola al salir de clases y allí fue cuando me estacione antes de dejarla cerca de su casa y la bese profundamente, Sus labios sabían a miel, estaban muy suaves, tibios y húmedos, realmente estaban muy ricos. Aún recuerdo ese momento, entonces mientras nos besábamos esa noche ella comenzó a tocarme muy cerca de mi pene por encima del bluejeans hasta llegar a mi pene, allí ella se dio cuenta de lo excitado que me encontraba, mientras nos besábamos ella siguió acariciándome mi pene por encima del pantalón mientras yo comencé a acariciar su cuello hasta llegar a sus senos por encima de su ropa. Estábamos a punto de estallar cuando entonces me decidí a desabrochar mi pantalón para que ella me tocara mejor, fue allí cuando ella comenzó a marturbarme bien rico dentro de la camioneta hasta que me hizo el sexo oral. Mi pene estaba a punto de estallar sentía como su boca tibia succionaba todo mi pene desde la punta hasta la mitad, saboreándose todo mi liquido pre seminal, de verdad que fue riquísimo ese momento.

Como me estacione en un sitio muy inseguro y oscuro decidimos dejar las cosas hasta allí y además ya se estaba haciendo tarde. Así que la termine de llevar cerca de su casa y continúe a mi casa.

Esa noche casi no pude dormir pensándola.

De allí en adelante la historia continuará…

Comparte este relato

3757
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar