Hetero: General

Un regalito para mi Angie y que comiencen los juegos

Tiempo estimado de lectura del relato 11 Número de visitas del relato 20.179 Valoración media del relato 8,83 (23 Val.)

RESUMEN

Era martes, por la tarde, un calor insoportable hacia ese día y…

Era martes, por la tarde, un calor insoportable hacia ese día y la verdad no daba para estar en casa; por suerte en mi ciudad natal existe donde calmar el calor del verano, solo tienes que tomar tu reposera, el equipo de mate, que consiste en agua caliente, yerba y azúcar; el rio que pasa por mi ciudad termina su caudal en el mar atlántico a unos 30 kilómetros, también puedes ir a esa zona, que no está más que a media hora de distancia de donde vivo yo, pero como era día semana, no daba para ir tan lejos, suelo hacerlo los fines de semana, mucha playa caminar es lo ideal por esa zona.

Como dije, no daba para ir allí solo quería pasar las horas de calor, por lo que decidí buscar un lugarcito en el rio y tomar unos ricos mates allí; eran cerca de las dos y media de la tarde hacía más de una semana que no tenía noticias de mi morocha hermosa Angie, pues en el día de ayer lunes había estado cogiendo con Palme, pero no le había preguntado por ella, por lo que decidí llamarla haber en que andaba.

-hola Angie, como estas preciosas

-hola miguel, bien estudiando para un parcial me dice

- a que bueno. Le comenté entonces estas ocupada…. No te molesto

-miguel…me dice…por qué dices eso??         Sabes que no me molestas en lo absoluto… No digas eso

-voy al rio, por unos mates hasta que baje el calor…me quieres acompañar ¿? Le comenté.

-si si si …pásame a buscar. Me dijo

-en 5 minutos estoy por ahí…tienes reposera. Porque yo tengo una extra le comenté

- bien. Llévala, pásame a buscar hermoso. Me dice y colgó

Al pasar por su casa y después de tocar bocina, ella se asoma y sale en dirección a mi encuentro, verla nuevamente a Angie y de la forma en como estaba vestida; aquella pendeja sacaba de si a cualquier mortal… un short cortito blanco desflecado y una remera en tono gris de Mickey mouse y zapatillas blancas deportivas planas blancas sin medias, estaba terriblemente hermosa; su cabello cortito negro y su rostro moreno. Pues le sentaba como la diosa del olimpo. (era Afrodita, en versión, pelo corto).

-hola miguel. Me dice y me da un beso en la mejilla derecha

-hola preciosa—que linda estas así le comento.

-vamos al rio por unos mates??

. Vamos me hará bien descansar un poco, salir. Estoy estudiando par un parcial mañana—me comenta

Siempre en época de verano voy a mi lugar preferido en el rio, poca gente, buena sombra y se pesca de maravillas allí, cada uno tiene un lugarcito predilecto en algún lugar del rio, pues en mi caso lo tenía y acompañado de la mejor chica del mundo.

-donde me llevas miguel me dice??         

Mirándome con esos ojitos marrones claros y sonriente

-a mi batí cueva le comenté sonriendo plácidamente, me sentía feliz de estar a su lado y en su compañía

- me gusta, me gusta que seas así miguel. Me dice me hace bien estar a tu lado chiquito

-gracias Angie. Estaba extrañándote ya le comentaba

-así que firmaste un contrato con Palme?? Me comenta mirándome a los ojos. Como no se me ocurrió a mí… sos un pervertido me dice sonriendo…ella me mostro el contrato y la verdad, es que esta fantástico, lo que tiene que hacer ella, para irse de vacaciones… jajaja riéndose

- si quieres Angie hermosa, preparamos uno le comenté. Con un tono desafiante. Apuesto que mi contrato con vos, no te va a gustar en lo absoluto, ya que tú dices que soy un pervertido, pues tengo unos morbos en mente con vos terribles

-así ¿? Me dice intrigada, Mmmm veremos más tarde, déjamelo pensar me dice

- esa es mi chica. Le agrego, me encanta como eres pendeja

Llegamos al lugar donde pasaríamos unas horas; el lugar para que se den una idea es bellísimo, hay un árbol enorme, debajo un césped natural, en la barda del rio hay una parte de cemento y luego el agua. A unos 10 metros hay una pequeña isla, y luego continúa el rio, sin dudas es un lugar hermoso para pasar la tarde allí, suelo ir cuando hace mucho calor y también a pescar, pues he estado horas enteras, cuando estoy de vacaciones, suelo tomar mi reposera, mi equipo de mate y pesca y por las tardes a eso de las 9 de la tarde en época de verano, me quedo hasta la madrugada disfrutando de ese rio hermosísimo.

Angie, parecía disfrutar de aquel lugar pues tomo su reposera, se sacó las zapatillas y se relajó, hice lo mismo y entre mates y mates charlamos por unas tres horas, me comento de sus cosas y de cómo iban sus estudios, también me comento de los tipos con el cual cogía, como cogía y en donde generalmente lo hacía. Cuando entro en ese tema me dio pie a mí para decirle mi morbo sexual con ella.

Angie, me gustaría traerte aquí una noche de estas aquí, tiene que ser una noche de esas que este despejado y haga mucho calor, hasta nos podemos bañar, con esos labios hermosos que tienes y esa boquita especial me chupas la pija como solo tú sabes hacerlo.

-bueno –bueno me dice ella, se ve que tienes unos morbos terribles conmigo. Riéndose

- pues así es Angie me encanta como eres

-está bien, miguel hagamos un contrato también, pero las reglas las pongo yo me dice; tu tendrás que cumplir con ellas y los términos que te impondré no son negociables. Me miró fijamente a los ojos

¿El fin de semana, nos encontramos y hacemos el contrato, te parece??

Bárbaro Angie, genial, me va a gustar… no me imagino tus reglas y tus términos, me gustan los desafíos, le comenté sonriéndome

Ahora mi querida Angie vámonos que tengo que generar dinero, estoy trabajando y se me hace tarde ya. Pero antes hermosa pasemos a comprarte el regalito que te prometí, una deuda es una deuda y no me olvido de ella; ¿Angie me miro y sorprendida me dice que regalito??

-la bata blanca, que te prometí.

Sos un tierno, me dice yuyo como me gusta, vamos vamos, recogimos las cosas y marchamos al shopping, ella eligió su bata blanca que por cierto le sentaba de lo mejor, claro que el fin de semana la llevas a casa y la usas allí, le comenté,

-veremos hermoso… ya veremos me dijo, con picardía

Dejé a Angie en su casa y me dispuse a ir a trabajar un par de horas, esa construcción estaba casi terminada, solo faltaban algunos detalles y a facturar, pues en este último mes, había gastado unos cuantos $$$. Pero mi cuenta bancaria tenía solvencia y estabilidad, no había por qué preocuparse.

Estaba en casa descansando y escuchando las noticias del mundo, cuando mi celular me decía que era Angie, eran cerca de las 23 horas

Miguel me dice, no puedo dejar de pensar en el contrato que quiero hacer con vos y como me conozco no voy a conciliar el sueño y quiero estar tranquila para mañana que tengo el parcial, así que comienza a escribir en una hoja en blanco lo que te voy a dictar; conociéndola a Angie no podía decirle que no

Está bien hermosa le dije, espérame un segundo

-ok comienza. Le conteste ya estoy listo para ti, espero no seas muy duro conmigo le dije riéndome

No te preocupes miguel, solo escribe

El contrato de puño y letra que celebran por una parte el sr. Miguel y por la otra parte la señorita Angie las siguientes declaraciones y no son negociables.

-Primero:  el señor miguel se compromete bajos los términos de la señorita Angie a estar disponible como chofer en horarios específicos del día y la noche, por un mes, deberá estar vestido en un traje azul marino, camisa rosa claro a cuadros, corbata roja, zapatos negros. Opcional es el sombrero y lentes.

 -entre mí, me decía. Estoy al horno con fritas la que se me viene. Aguanta miguel. Aguantaaaaaa

- segundo:  el señor miguel, bajo ningún termino o pretexto, deberá o querrá modificar lo que la señorita Angie, se sugiera o dictase en el momento de determinada situación, como dice el párrafo arriba descrito, los términos no son negociables.

- puta, puta

-que me dijiste???  ¿Miguel… me lo repetís??

- no, no nada Angie, solo miraba la tele.

¿Estas escribiendo verdad? Miguel —si si… y me acorde… si si  si  Angie, estoy escribiendo

-bien continuamos??  Me dice

Tercero:  el fin de semana, específicamente el sábado a la noche, la señorita Angie quiere sentirse agasajada, el señor miguel sabrá y pondrá los medios necesarios para tal fin de dicho agasajo

Cuarto:  la señorita Angie previa y mutuo acuerdo del horario, requerirá del señor miguel, sus servicios para mucamo en el departamento que habito, los días martes y jueves

-mucamo, servicios de limpieza??  Me salió de adentro, fue inevitable

- está mal, mi petición miguel ¿? ¿Crees que soy injusta con vos?? Me pregunta ella

--no sabía que responderle, por unos segundos me quede mudo, sin habla

--miguel ¿? ¿Estas allí?? No se vale tu silencio. Me dice

No… No Angie… esta todo más que bien… en serio.

Quinto:  El miércoles a las 14 horas, la señorita Angie requiere los servicios de custodio del señor miguel. Pues este deberá permanecer a cierta distancia (50 metro), la señorita Angie hará ejercicios y caminata en la playa de nuestra ciudad.

¿A estas alturas del contrato me sentía todo un esclavo…que podía hacer…decirle que ya se deje de tonterías?? A una chica que estaba hermosa por donde la mirase??? ¿Solo me quedaba seguir escribiendo, escribir escribir escribir, después de todo… juego que tiene revancha???    ¿Por qué temerle… no?

Sexto: el segundo sábado del mes, el señor miguel deberá arbitrar los medios necesarios, para acampar en la playa a orillas del mar, de noche y el campamento debe ser lo más aislado posible, también contará de las siguientes comodidades: carpa grande y amplia, luz artificial dentro de la carpa, una fogata cerca de la carpa, música y bebidas y gaseosas a discreción y heladas.

Esta me gusto… siempre he ido a pescar al mar que tenemos a unos treinta kilómetros y hay lugares que se prestan para lo que esta putita quería de mí y sus caprichos, me decía yo

Séptimo: el lunes de la tercera semana, el señor miguel deberá hacerle un masaje corporal a la señorita Angie, con las instrucciones que esta le indique, también deberá ambientar el lugar de su casa para tal fin…

Esta también me gusto, sabes cómo te voy a dar masajes putita Angie, no tienes una idea. Me decía… te van a encantar mis deditos puta…gata fiestera. Mi imaginación volaba por las nubes en ese momento.

Te voy a meter tanta mano como me sea posible le dije sonriendo a ese artículo.

-te escuche miguel, te escuche, me decía y reía.

¿Continuamos solo quedan tres más y terminamos ya… si?

Octavo: el tercer domingo del mes la señorita Angie quiere ir acompañada de una amiga a la playa que está a unos doscientos kilómetros de nuestra ciudad, el señor miguel deberá hacer de custodio y guardavidas de quien le dicta este contrato, pues no sabe nadar, por lo que requerirá de su custodia permanente, así también el guardavida deberá estar vestido de una bermuda blanca, chomba sin escote blando y zapatillas deportivas al tono,

Noveno: el viernes último del mes, la señorita Angie requiere sus servicios en su casa en horario nocturno, el señor miguel estará enteramente a disposición de la misma para lo que desee hacer. Recalcándole nuevamente, este ítem no es negociable.

Decimo y ultimo: dada la gratitud y buena predisposición del señor miguel, para con estos términos, al cual no significara ni determinara ningún costo de dinero ni aranceles, por parte del mismo, es que la señorita Angie el sábado a la noche será enteramente de él y solo de él... Para lo que guste y predisponga. Totalmente de acuerdo Angie, se firma en este preciso momento y mañana te lo llevo así lo firmas tú también…

Ok… miguel que tengas un muy buen descanso y duermas de lo mejor. Nos veremos mañana. Me dice esta pendeja hermosa y de mi parte que más podía agregar… QUE COMIENCEN LOS JUEGOS….

Continuara….

Comparte este relato

3519
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar