Incesto - Filial

Doble dulce pecado

Tiempo estimado de lectura del relato 10 Número de visitas del relato 81.345 Valoración media del relato 8,69 (78 Val.)

RESUMEN

Lo que puede desatar la convivencia con la familia política.

Tengo casi diez años con mi mujer, yo siempre he sido muy "seco" es mi familia no somos de celebrar mucho, al contrario de la familia de mi mujer que son lo que llamamos "familia muegano" y no me quejo la verdad es que me gustó mucho ese cambio en mi vida, dentro de esa familia existe una en particular muy singular y con muchos problemas, son un matrimonio ya mayor de entre 70 años, una hija (madre soltera) de 36 con su hija de 19 años actualmente.

Cuando yo llegué tenía yo 33 años y vi crecer a la hija que entonces tenía 10 años, es de esas niñas llenitas que tienen el cuerpo desarrollado, ayudábamos mucho a esta familia por qué estaban muy descuidados y no tenían muy buenos ingresos, así que seguido hacíamos comidas o cenas, salidas etc. Con el fin de convivir.

Cuando Jessica cumplió los 18 años ya daba muchos problemas debido al desarrollo, aparte de eso tiene cierta picardía es decir a pesar de su corta edad es muy sensual, podría decir yo que es una gordibuena, tiene pecho bonito grande, acinturada y una cadera que soporta unas nalgas paraditas, y una estatura de 1.72, es de tez blanca, suave muy bonita piel, ojos almendrados y grandes, es de facciones finas y mi relación con ella es muy buena inclusive me ha platicado que es virgen y que le hacen mucha bullying por lo mismo sus amigas, pero francamente no le creo que no haya tenido relaciones, la verdad es una bomba sexual mi sobrina, además en coquetona, siempre nos saludamos de beso en la mejilla y en varias ocasiones la comisuras se han acercado mucho casi a sentir sus labios a los míos, pero ya saben trato de pensar que nos es así, que realmente son accidentes.

Dentro de todos estos años me ha tocado verla crecer y desarrollarse en un ambiente por decir así peligroso para su "inocencia", su mama es muy promiscua y es literal, toda la familia lo sabíamos por las broncas que tenía con sus papas y el ejemplo que le dejaba a su hija, sus llegadas tardes, ha cambiado mucho de pareja, inclusive a mí me tocó esquivarla un par de veces, y como es guapa no le da trabajo conseguir quien se la coma. Es blanca de 1.60 de estatura delgada de cuerpo atlético, nalgas y pechos acorde a su cuerpo, pero firmes y lindos. Ni parece que es mama la verdad, no es bonita, pero esta simpática.

En dos ocasiones me ha tocado estar en situaciones comprometedoras, pero nunca había pasado nada salvo que me pillara viéndole la cola o las tetas, pero todo cambio cuando fuimos a Acapulco. Después de estar un par de horas en la alberca por "decisión forzada" regresarme al cuarto del hotel para descansar un poco  ya habíamos estado toda la mañana en la alberca, en ese lapso Malena y su hija habían sido el centro de atracción, ella se había puesto un traje de baño color azul rey de dos piezas, de esos que se amarran de los lados de la cadera la verdad que se veía muy buena y su hija traía un traje de baño rojo medio ajustadito que deja ver sus enormes y lindas nalgas que me tenía como toro de pamplona, ambas estaban dejando con cara de pendejos a todos incluyéndome por supuesto.

Mi mujer no es fea tampoco hasta eso que las mujeres de esta familia mantiene sus genes, todas están buenas pero ella ha estado muy irritable como padece de migraña casi siempre se la pasa descansando y esta vez escogió un rincón de la alberca donde estuviera en sombra y con la cara tapada con una toalla, ese particular día yo tenía el diablo adentro y la necesidad de ver a mi "sobrina" no podía evitarlo "ese pinche traje de baño rojo", ya me había tomado 3 wiskis y como que me "entonaron un poco", y la verdad porque no disfrutar a mi prima y sobrina muchas veces la había visto así, pero nunca imagine que se diera la oportunidad.

Y de repente se le ocurre salir de la alberca casi frente a mí y en automático observo que el traje se le estaba metiendo en la parte del frente, no sé qué me pasó pero esa imagen se quedó como fotografía en mi mente y  me hizo tener tremenda erección que no podía controlarla y vaya que no pierdo la calma tan fácil, camino al camastro de al lado de mí y antes de acostarse me pilla con la verga a todo lo que da y como que se sacó de onda yo como adolescente primerizo mejor me fui al cuarto bastante apenado.

Ya en el cuarto viendo televisión y con el aire acondicionado a todo lo que daba alguien toca la puerta y me paro a abrir, creí que sería mi mujer, pero vaya sorpresa la mía que era la mama de mi sobrina, como no la esperaba me sorprendió, vio mi cara y se rio:

Ella: dame chance de entrar al baño no me gustan los de la alberca y mi tía está dormida ni como pedirle la llave.

Yo: respondí claro pásale, se me hizo de lo más normal, pero ya en la puerta del baño se quitó el traje y se quedó en pelotas y dijo que rico está el frito aquí primo, me quede perplejo al ver su lindo y redondo culo al aire, ella entro al baño sin siquiera voltear, lo me calentó aún más, escuche la regadera y minutos después salió de baño desnuda comentado "será primo que me deje de ver así" yo simplemente sonreí y le dije no seas cabrona, vístete y vete me vas a meter en un problema.

Ella respondió: se cómo me mirabas en la alberca, y me gusta que me veas así.

Yo: mira no puede ser, no te niego que te vi, pero la verdad no puedo hacer esto, mejor vete.

Ella: estoy limpia, fresca y… seguro que no quieres que me acerque.

Yo: seguro no, pero es lo mejor

Ella: vaya vaya, eso no es una negativa primito.

Y empezó a agacharse hasta esta en posición de 4 y empezó a caminar rumbo donde yo estaba se veía deliciosa en esa posición, como una gatita, su mirada y la mía se cruzaron y no vimos más, ya a mis pies me desamarro el cordón del traje de baño, lo abrió y saco mi pene que ya está a reventar, y solo dijo, te la voy a mamar hasta que te corras, lo tomo por la base con todo y huevos con ambas manos y empezó a lamer la punta como si quitara algo en pequeñas porciones, luego ya comenzó a lamer desde abajo has arriba, la verdad estaba tan caliente que no pude ni detenerla aunque sabía que si alguien se aparecía en especial mi mujer me caparía, lo peor es que ella tenía la otra llave para entrar, en fin mi "prima" me estaba ya chupando riquísimo succionando y me tenía como loco, la verdad fue la segunda mejor mamada de mi vida, al cabo de unos minutos le dije me voy a avenir quítate.

Ella solo levanto un poco la mirada y dijo que no moviendo un dedo, me mordió ligeramente y ya no me pude contener, empecé a venirme ella siguió metiéndolo y sacándolo de su boca tragándose mi semen disfrutándolo de una manera que parecía hasta enfermizo, fueron unos segundos que sentía que me vaciaba hasta con dolor, al terminar de eyacular siguió chupándomelo hasta dejarlo limpio, se levantó y se puso el traje de baño y reclamándome al mismo tiempo que sonreía me dijo.... no con mi hija primo, TE VI, y estoy para ti si quieres pero mi hija no OK. No pude evitar sentir cierta culpa, pero a la vez me encanto.

Dos horas después entraron al cuarto todos, a bañarse y cambiarse para irnos a comer, yo como ya me había bañado y estaba listo, quede de espectador, y vi como mi sobrina seguía con el traje de baño un poco ceñido en tu vagina y a su mama con ese lindo y esbelto culo, casi al instante empecé a  tener otra erección pero esta vez me asegure que me viera la mama y no le molesto en lo más mínimo, un par de veces pase al lado de ella tocándola y ella también me respondió, así paso y nos fuimos a comer todos.

Ya al terminar les comenté que se fueran ellas, querían ir a visitar el centro, nos habíamos hospeda en la zona diamante así que estaba retirado, llegaron a eso de al 8 cenamos y a dormir.

Al día siguiente ya listos para salir y con todo el equipaje en la camioneta la última en salir del cuarto era Malena mi prima, todos los demás ya estaban en el lobby, ella se regresaría con un short de mezclilla, camiseta y sandalias, me acerque por atrás y la abrace metiendo una mano por enfrente tocando su vagina que estaba en cuestión de segundos húmeda, ella me respondió pegando su trasero a mí y virando un poco su cabeza  dándome un beso, empecé a masajear su vagina y a tocar su clítoris mientras ella me desabotonaba el pantalón, una vez fuera mi miembro me dice, rápido porque nos están esperando. En ese momento le quite el short dejándole la tango de hilo dental negra que solo moví un lado y la puse a gatas a la orilla de la cama y acomode la punta en sus labios y lo movía de arriba a abajo mojando mi glande, entrando poco a poco, sin meterlo todo, teníamos tantas ganas que a mí no me importaba (en ese momento) si alguien llegaba o no por seguridad había puesto el seguro, de repente me dice ya métemela cabron, y de un golpe se la deje ir toda y que rico gritito dio, así continúe cogiéndola fuerte por un rato con mis manos en sus nalgas acariciando su ano con un poco de saliva, metiéndole un poco el dedo gordo masajeando, y me pregunta ¿qué haces guerrero?, y le respondí preparándote, ella no respondió nada de hecho se quedó callada, yo continúe cogiéndola fuerte ella gemía gritaba ya poco después me respondió o mejor dicho me advertía decía no me cojas por ahí cabron, yo seguía envistiéndola con fuerza ella volteaba en ocasiones y a mí más me calentaba eso que me viera y me mostrara su lengua, ustedes saben cómo; de repente sentí como me lo apretaba sin control como desesperadamente rico diciéndome sigue sigue sigue. Se estaba viniendo, seguí dándole fuerte varios minutos hasta que me decía ya por favor ya que va a venir alguien, en eso ya había dilatado lo suficiente su trasero, la saque y la acomode suave pero firme en su trasero metiéndole poco a poco mi gordo miembro y ella dijo "CABRON ME LA VAS A APLICAR"… así es mi cielo no te la voy a perdonar… espera espera.... NO ahí va… continúe metiéndoselo y ella se quejaba y arqueaba la espalda, una vez que lo metí todo empecé a sacarlo y meterlo poco a poco, poniendo saliva para que resbalara mejor y continúe hasta que vi que ya no había tanta resistencia por parte de ella y empecé a cogerla fuerte y ella a gritar.... Ya vente por favor yaaaaaa… ok mami ahí te va y me vine llenándole la cola de semen mientras yo también medio gritaba del éxtasis. Nos quedamos por unos segundos pegados, ya me salí poco a poco mientras ella se quejaba todavía, se paró nos besamos y se metió a baño, nuestro encuentro fue de 38 minutos aproximadamente y la verdad ni sentí el tiempo.

Yo me salí y me adelante diciendo que me había quedado platicando con otro huésped, 10 minutos después ella llego y nos regresamos a la capital. 

Hemos tenido algunos encuentros no regulares, pero sigue siendo cada vez como la primera.... Muy rico.

Ojalá nunca me hubiera advertido lo de su hija por que como dirían los colombianos, también corone, pero esa historia se las platico en el siguiente relato.

Comparte este relato

3468
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar