Infidelidad - Confesiones

Mi compañera de clases (Parte IV)

Tiempo estimado de lectura del relato 9 Número de visitas del relato 41.115 Valoración media del relato 9,64 (39 Val.)

RESUMEN

Un acontecimiento inesperado y el reencuentro con Lolita.

Así siguieron pasando los días en cuanto teníamos oportunidad antes de entrar a clases nos encontrábamos en el carro ya algunas veces para solo hablar y algunas otras veces para comernos mutuamente, a veces pasaba mucho tiempo sin poder estar juntos así que en las noches solo podía pensar en Lolita y masturbarme pensándola mucho y recordando esos momentos tan ricos e inolvidables. (Bueno aun lo continúo haciendo).

Llego la peor parte de la Historia, llegaron las vacaciones tanto escolares como en el trabajo, por tal motivo no podía tener la misma comunicación con Lolita debido a que solo podía llamarla y escribirle cuando estaba en el trabajo, no usábamos mucho el celular por cuestiones de seguridad, así que prácticamente perdimos el contacto por completo. Sin embargo siempre mi mente estaba pensando en ella y todas las cosas que habíamos hecho.

Una noche me encontraba acostado y en ese momento mi esposa me empieza a buscar y a tocarme y yo ya con mucho tiempo sin tener ya nada de nada entonces claramente fui una presa fácil y de paso sin tener la excusa de llegar cansado y tarde a la casa, entonces paso lo que tenía que pasar sin embargo mi mente estaba en Lolita lotita, y de esa manera hice mi tarea solo que había un problema no podía llegarle dentro ya que ella no se cuidaba por tal motivo obligatoriamente tenía que llegarle fuera, cosa que de verdad no es muy agradable así que ni modo no había de otra, tuve que llegar fuera de ella, una cosa si estaba claro en mi mente estaba en otro sitio y era con Lolita.

Por cosas del destino y para mayor sorpresa para mi esa vez mi esposa quedo embrazada sinceramente y hasta el sol de hoy no me explico ni como, porque si llegue afuera de ella, nunca entendí solo supuse que quizás pudo escaparse un poco de líquido pre seminal y ese día estaría ovulando a 1.000 de allí salió mi primer hijo varón.

Finalmente, culminaron las vacaciones y el primer día que me reintegré al trabajo comencé a escribirle a Lolita, por supuesto ella no estaba muy contenta conmigo debido al tiempo que ya yo tenía sin escribirle, a ella se le hacía mucho más fácil responderme debido a que su esposo en ese momento trabajaba fuera de la zona y mayormente se le hacía mucho más fácil responder mis mensajes y llamadas.  

Después de eso y al fin pudimos comenzar a comunicarnos diariamente pero aun las clases no habían comenzado así que estábamos muy deseosos que comenzaran para vernos nuevamente, y así fue llego el día de vernos y nos saludamos de forma muy normal pero por dentro sentíamos la necesidad de estar juntos, era como una droga. “Lolita era mi droga”, la necesitaba. Recuerdo que una vez que comenzamos a clases a los pocos días llegamos temprano a la universidad ella por su lado y yo por el mío, recuerdo que esa vez llevaba puesta una camisa tejida con un escote que dejaba ver en claro sus 2 poderosas razones. Comenzamos a hablar y no habían llegado nuestros compañeros de clases así que nos metimos en un salón que se encontraba solo y en cuestiones de segundo nos besamos de forma desenfrenada yo la pegué contra la pared y le arrescoste mi pene que en ya en segundos estaba muy erecto y sentí como sus senos se pagaban contra mi pecho a punto también de explotar. Yo ya estaba listo para penetrarla allí mismo en ese salón de clases, en mi mente solo pensó en sentarla sobre el escritorio y hacerle el amor allí mismo, de un momento a otro todo se tornó muy caliente y de golpe ella se detuvo y me dijo, Cuidado que nos pueden ver aquí, y allí fue cuando reaccioné y me dije tiene mucha razón. Nos salimos del salón y quedamos muy calientes y justo a tiempo porque ya estaban muy cerca nuestros compañeros de clases. Ese día no paso más nada solo sirvió para encender más la llama que teníamos por dentro.

A los días siguiente me estaba llevando el carro al trabajo con la finalidad de poderme escapar aunque sea un ratico, en ese tiempo se le había dañado el auricular de su celular y me comento si yo tendría un manos libres para que se lo prestara y poder usar su celular, luego en los próximos días logre conseguí uno y me escape del trabajo un momento para ir a llevárselo. Claro la verdad la finalidad de eso era realmente poder vernos aunque sea un ratico, entonces le escribí y quedamos en encontrarnos cerca de su casa para entregarle el manos libres ella se escapó de casa un momento también porque no podía salir ya que estaban en casa sus hijas, ella dio una excusa rápida para poder salir un momento y nos encontramos donde siempre la recogí y seguí conduciendo hasta una farmacia que trabaja 24 horas cerca de su casa. Recuerdo que ese día eran como las 11 de la mañana, entonces me estacione en ese sitio le entregue el manos libres y ella lo probo para ver si funcionaban pero lamentablemente no funciono y el celular se apagó, pero al momento no le dimos importancia porque ya nos encontrábamos solos de nuevo en la camioneta de inmediato nos besamos profundamente sus labios como siempre estaban suavecitos y provocaba comérselos enseguida me excite y coloque de inmediato el tapa sol en el parabrisas con la finalidad que no se viera nada hacia adentro del carro ya que había mucha gente alrededor por ser un sitio concurrido y prácticamente era medio día, de inmediato nos pasamos para el asiento de atrás de la camioneta y comencé a besarla por su cuello y detrás de sus orejas estábamos ambos muy excitados en ese momento así que rápidamente ella se quitó su pantalón y su cafetero negro y yo solo me baje el cierre del pantalón, me lo baje a las rodillas. Mi pene de inmediato salió a relucir y se lo acerque muy lentamente a su clítoris ya que en la punta de mi pene tenia liquido pre seminal y procedí a untarle todo ese fluido en su clítoris así acaricie mi glande con su clítoris por no más de 1 minuto ya que la excitación de ambos era muy extrema, entonces fui introduciendo mi pene poco a poco por su estrecha vagina que pedía a gritos ser penetrada así muy lentamente fue entrando poco a poco hasta entrar completito, me quede en un instante así para sentir el calor en su interior y disfrutar de ese momento que quería nunca acabara, de inmediato comencé a sacar muy lentamente mi pene y meterlo suavecito debido a que no podía hacer muchos movimientos bruscos para que no se moviera la camioneta y nos pudieran descubrir ya que también había vigilantes por la zona, pero era muy difícil mantener un ritmo lento porque realmente quería destrozar su vagina con mis embestidas pero por la situación tenía que ser suavecito así que seguí introduciendo mi pene muy erecto y duro dentro de ella y se lo sacaba casi todo hasta la punta en mi glande, la excitación ya estaba al extremo y casi ya a punto de explotar, pero paso algo en ese momento.

Allí en ese instante se estaciono una patrulla de policías en todo el frente de nosotros y se bajaron bruscamente de su vehículo y yo ya estaba a punto de acabar, me quede paralizado al ver esos policías bajarse y en ese instante me di cuenta que iban a la farmacia a comprar algo, sin embargo note que el chofer policía se quedaba viendo la camioneta donde estábamos allí fue cuando mi pene se quedó dentro de la vagina de Lolita sin movernos. Lolita no los podía ver porque estaba completamente acostada en el asiento de atrás y yo sobre ella, por eso yo podía ver a nuestro alrededor. Guao pensé. Si ese policía se baja y viene hacia donde estamos nos van a descubrir, ya estaba a punto de decirle a Lolita para vestirnos e irnos cuando en ese momento se montaron los policías que se habían bajado y se fueron. Mayor susto. Allí fue cuando me desconcentré un poco pero una vez que se marcharon entonces proseguí dándole a Lolita mi pene que comenzó de nuevo a ponerse muy duro dentro de su vagina ya con muchos fluidos podía entrar y salir con mucha facilidad comencé a besar su cuello y sus senos que estaban bien duritos y ricos y en ese instante pude sentirla mucho mas intensa. Inevitablemente vi de nuevo hacia la parte de afuera y me di cuenta que no había mucha gente circulando en ese instante así que entonces aproveche ese momento para poder arremeterle con mas fuerza mi pene en su vagina que ya estaba a punto de estallar note claramente como la camioneta se movía al ritmo de mis embestidas y en ese instante fue cuando todo mi semen caliente salió y entro dentro de ella, sentí que fueron como 5 chorros  grandes de semen y ella se veía muy zaceada al sacarme todo mi líquido. Esta vez nos separamos rápido para no ser descubiertos, ella se puso su cachetero y pantalón y yo me subí el cierre del pantalón con cuidado aun con el pene medio erecto con mucho líquido de nuestros fluidos. Me pase al asiento del piloto y de inmediato arrancamos mientras ella terminaba de vestirse. La deje en su parada cerca de su casa y me regrese al trabajo. La mala noticia fue que su celular se daño porque no le servía el manos libres que le regale.

Esa fue unas de las veces que lo hicimos en la camioneta con mayor suspenso porque era en plena vía pública con muchas personas alrededor y a plena luz del día.

En mi próxima historia les contare lo que paso en lo que ella se enteró que mi esposa estaba embrazada.

Comparte este relato

3774
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar