Infidelidad

Relato erótico

Mi primera infidelidad

Tiempo estimado de lectura del relato 3 Número de visitas del relato 19.558 Valoración media del relato 8,89 (53 Val.)

RESUMEN

Esta es mi primera infidelidad, salí a una fiesta y me encontré con dos desconocidos el resultado fue excelente.

Este es mi primer relato, espero que les guste, mi nombre es Roxana tengo 35 años, soy morena, tetona y casada, tengo 2 hijos. Yo amo mucho a mi marida y nunca habría pensado sido infiel. Un día estaba en mi casa de lo más tranquila y una ex compañera de colegio me llama invitándome a salir a una fiesta, sería una junta tranquila para conversar etc...

Yo me arreglé y salí, mi marido se quedó en la casa tranquilamente. Una vez en la fiesta, me junté con mi ex compañera, y ella me presento a dos de sus amigos, David y Joaquín, ambos de alrededor 35 años. David era muy apuesto, alto moreno y de pelo corto. Joaquín era más bajo, de tez blanca y un pelo con rizos.

La noche se fue adentrando y comenzar a beber alcohol, me cayeron muy bien los chicos, pero me comenzaron a mirar como un objeto, al percatarme de eso les seguí el juego y comenzar a acostarme en sus brazos, como si estuviera borracha, cosa que no estaba del todo. Me acosté en David y el tiro el brazo, queriendo taparme, sentí una excitación grande y se encendió mi apetito sexual, empecé a hacerle cariño en el hombro viendo si captaba mis deseos pero nada. Mi ex compañera se fue en el momento más oportuno, ya que mañana tenía trabajo. 

Entonces comenzó a bajar mi brazo haciéndolo caer en el miembro de David, el dándose cuenta comprendió mis intenciones y junto con Joaquín me pidieron que los acompañará. Me llevaron a una habitación grande y me empezaron a manosear las tetas, Joaquín me quito la blusa y el sostén exponiendo mis grandes tetas, muerta de excitación me arrodillo y les bajo los pantalones dejando al aire dos grandes penes. Comienzo a lamer ambas pollas, metiéndome una y luego otra, escuchaba sus gemidos de placer. Así seguí durante 5 min mas, una vez viendo sus miembros erectos procedieron a bajarme el jean, llevaba puesta una tanguita negra. Me bajaron el tanga y se pusieron a manosearme mi vagina la cual estaba húmeda. Joaquín me metió los dedos al principio y luego David me comenzó a chupar, estaba tan excitada que les pedí la penetración. Joaquín me agarró y me acostó, se comenzó a subir encima mío y me penetró violentamente, no me daba tregua su miembro era grande y me excitaba. Al cabo de 4 min él se vino dentro de mi sentí su esperma entrar por mi vagina, Ah. Exquisito, luego David me agarró me levanto y me puso contra la pared, se puso a besar mi cuello y me penetro, fue lo más excitante al cabo de 6 min ambos logramos el orgasmo, el corriéndose dentro de mí también. 

Joaquín el cual estuvo viendo y tocándose todo ese tiempo, dijo que estaba listo para otro y yo comencé a mamársela y mamársela hasta que se fue en mi boca, estaba tan lleno que soltó leche hasta en mis tetas. Luego de eso me fui a mi casa feliz por esa follada alucinante. Mi marido no sospecho nada.

Comparte este relato

4437
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar