Incesto - Filial

Relato erótico

Doble dulce pecado (segunda historia)

Tiempo estimado de lectura del relato 12 Número de visitas del relato 40.893 Valoración media del relato 8,55 (49 Val.)

RESUMEN

No podía haber otro final.

Como les comenté en el relato anterior Jessica mi sobrina es un portento de mujer y sobre todo porque tiene "ese no sé qué" que llama mucho la atención aunado a su cuerpecito de "gordibuena"; meses después del encuentro con su mama en Acapulco las relaciones entre las dos familias se distanciaron un poco, francamente me daba cierto remordimiento porque creí que sería por la cogida que le propine a mi prima.

Pero realmente solo fue una serie de coincidencias y solo tenía remordimiento, pero la verdad no me arrepentía, fue muy candente cuando estuve con su mama.

Un viernes que llegue a mi casa mi mujer me platico que mi primita había hecho una de las suyas, se había peleado con su mama y se fue de la casa dejándolas.

Nosotros ya habíamos hecho planes para el fin de semana, visitaríamos a unos amigos en Toluca y de paso pararíamos en el outlet a compranos ropa, mi mujer sugirió que deberíamos de llevarnos a Jessica para que se distrajera, lo cual me pareció buena idea, además que tendría oportunidad de darme un taco de ojo, el sábado a eso dela 10 pasamos por Jess, la verdad no me sorprendí como venía vestida porque no tenía gran guardarropa y casi conocía todo lo que usaba, al salir de su casa traía unos mallones negros con una blusa del mismo color con un texto enfrente entre sus hermosos pechos que decía "georgeus girl" y de verdad que cumplía con la descripción. Al subir a la camioneta saludo a todos y cuando me saluda a mí por accidente ¿o no? Fue demasiado cerca su beso y rosamos nuestras bocas, lo cual me hizo calentarme a mil y al parecer si fue accidente porque vi su reacción natural de asombro y pena pero no paso de ahí.

Ya en camino nos paramos a desayunar a la marquesa, yo me fui directo al baño para lavarme las manos, acto seguido mi sobrina estaba atrás de mi para lavárselas también, me quite para ella se las lavara primero para poder verla más a detalle y pude notar que no traía ropa interior o al menos eso suponía, no me percate que mientras le veía el culo con tanta devoción ella me observaba por el espejo, y me pregunto:

¿Qué miras tío?

Medio atarantado le respondí que me percate que no traía ropa interior y que me llamo la atención.

Si traigo tío, pero no se be bien, porque es tanga y es muy delgada.

Hay Jess ya o me digas más por andar de criticón ya quedé mal.

Para nada me gusta ver que llamo la atención

Eso ya lo sabía Jess

Pues sí pero no sabía que tanto me veías.

Mucho, lo sabes, mejor vámonos para la mesa

No tío espérate dime una cosa,

¿Qué paso?

Mira, si traigo para que no dudes.

En ese momento me quede con cara de estúpido por que bajo un poco el mallón y puede ver una tanga morada que lucía delicioso sobre su piel blanca, obvio para esos momentos ya tenía una erección mendiga.

Bueno Jess se te ve hermosa y mira lo que haces.... Tomé su mano y la puse sobre mi miembro... Enseguida la quito y dijo tiooooo... Que es eso.

Los resultados de verte Jess.

Ya veta a la mesa por favor.

Ok tío con sonrisa pícara.

Desayunamos y nos fuimos al centro comercial, ahí estuvimos durante dos horas aproximadamente y obvio cuando hubo oportunidad le dé un par de nalgadas a mi sobrina a sabiendas que no diría nada, pero ya no podía controlarme, ya había decidido que me la cogería, se probó varias prendas y termino por quedarse con un pantalón de mezclilla y una blusa que le lucían muy bien.

Llegamos a casa de nuestros amigos y decidimos entre todos que haríamos una parrillada, asique aquí ya las señoras decidieron salir a comprar todo para hacerlo, y solo nos quedamos Jorge y su servidor.

Todo el tiempo que estuvimos en la comida estuvimos observándonos mi sobrina y yo, la verdad ya me estaba preocupando que fuera obvio, hasta que me pilla mi mujer,

¿qué paso?

Respondí rápidamente, no sé, creo que estamos haciendo mal cargando con Jess,

Como crees para nada y es mi familia o porque te molesta?

No es que me moleste, solo que veo que a pesar de tener ya 19 años no es muy madura y que tu prima, bueno nuestra prima de desentiende de ella. No me gustaría plasmarle una realidad distinta.

No y sé que mi prima es un desastre como madre, pero Jess entenderá que hacemos esto para convivir, es todo.

Bueno como tú digas solo te externe mi preocupación.

Uffff la libre con honores porque estaba enbabosado viendo como los mallones apretaban todos los rincones de Jess.

Ya para regresarnos mientras nos preparábamos me pidió que si podíamos pasar a algún cajero le comente claro que sí, de que banco, HSBC tío, solo conozco uno ahí pasamos, para esto se había hecho un poco tarde, llegamos al banco como a las 8:30 en plaza observatorio. Llegamos y me baje a acompañarla por la hora y el lugar que esta medio feo, al ir subiendo las escaleras solo tenía fijo ese lindo trasero firme y grande, francamente ya no había vuelta para atrás, me tenía que coger a mi sobrina, ya en el cajero la seguía observando a dos metros de ella, y como si sintiera mi mirada volteo y me dijo:

Tío deja de verme así

No quiero, estas buenísima Jess y lo sabes.

Si lo sé, pero si te ve mi tía se te va a armar

Tengo viéndote desde que cumpliste los 15 años Jess y nunca me han pillado, siempre vi tu cuerpo bien formado, pero a esa edad como que afloro tu feminidad

Hay tío era una niña

Sí, pero una niña muy buena y hoy una mujer joven de un cuerpo que me encanta 

Sin más pérdida de tiempo me acerque y le bese le cuello por detrás a la par que la tomaba de la cintura y bajaba las manos a su sexo, frotando suavemente, sentía perfectamente sus labios, carnosos, suaves, hasta su vello púbico sentía, seguí besando su cuello hasta que me tome su barbilla y la voltee para besarnos, mientras decidí meter mi mano entre su piel y el mallón, que delicia susurraba yo mientras dibujaba sus labios mis dedos, de repente se abrieron mojando mi dedo índice y ella gimió un poco, yo continuaba masajeando suave y gentilmente su clítoris, mientras ella se pegaba a mi sintiendo en su hermoso culo mi pene que estaba a punto de estallar, de repente escuche ruido y había llegado una pareja al cajero por lo cual tuvimos que irnos.

Ya en camino a la camioneta le dije, quédate hoy con nosotros, pídelo, ¿claro que si tú quieres?

Tío en tu casa, seguro, pero y mi tía, ¿cómo?

Tu déjamelo a mí ok

Si tío, a ver si mi tía quiere y mi abuelita me deja.

Ok Jess inténtalo va

Si tío

Mi casa estaba primero que la de ella, teníamos un trayecto de 30 minutos para llegar a su casa y no era muy segura la zona así que era muy viable que consiguiera lo que le pediría, al llegar a la casa ya eran las 9:30 y todos veníamos cansados.

Mi mujer ya viendo la hora le dijo a Jess que si quería quedarse por la hora que ahorita hablaba con la tía haber si no había problema, sin querer todo se estaba dando, pero tenía que poner un poco de resistencia, obvio, y comente:

Si quieres te vamos a dejar o tu qué quieres Jess,

No tío como ustedes quieran, agradezco que se preocupen por mí, pero ya llevarme es mucho encaje, si quieren pídanme un taxi

Estas loca Jess no te vamos a mandar en taxi, mira ya es tarde y mi tía ya debe estar por dormir es una mujer de 70 años, ya debe estar preocupada así que le marcamos y haber que nos dice ella ok

Marco mi mujer y pues mi la tía accedió a que se quedara esta escuincla, ya no sabía si de verdad quería que durmiera en el mismo techo que yo, pero ya estaba más aquí que allá así que veremos.

Ya después de cenar vimos un rato televisión, estábamos viendo la serie llamada "game of thrones" en este capítulo sale como uno de los lideres pone a gatas a Daenerys y se la coge muy rico y duro, en ese momento vi a mi sobrina y ella cruzo miradas conmigo, ya después de ese capítulo seguía una película y por un momento se estaba quedando dormida mi mujer y Jess, me pare y fui a la cocina por agua, de repente en eso ya tenía a Jess atrás de mí y me dio un susto cabron.

Andale escuicla me asustaste

Jajaja tío que fácil te espantas

No te esperaba la verdad, que no estabas dormida, y tu tía?

Estaba medio dormida y mi tía ya se subió, pregunto por usted y le dije que no sabía.

Ok, ¿deja ver si quiere algo?

Y subo y ya estaba acostada medio dormida, pregunte si quería algo, que no me acostaría todavía, y me pidió que la acomodara en el cuarto vacío que ya estaba la cama lista solo que le diera cobija, ok yo lo veo, ¿Qué te sientes mal? Si un poco me duele todo ya me tomé la pastilla (clonazepan), ok ya te dejo entonces, estaré abajo.

Al bajar seguía jess en la sala viendo el televisor y le comenté sube para que te diga cuál será tu cuarto, ya me siguió y mientras subíamos escaleras puso una mano en mi espalda y me tomo del pantalón, la verdad sentí que me brincaba el corazón a mil, yo estaba seguro que hoy sería la noche que me comería a Jess, llegamos a su cuanto y le dije este es tu cuarto y te deje un par de cobijas por si las necesitas.

¿Quieres algo más?

Si tío una playera queme prestes, una grande, no quiero dormir con la ropa que traigo.

Dame un minuto, entre a mi cuarto y saque una playera, mi mujer estaba súper dormida. Pensé perfecto.

Tome con una playera color rojo y se la lleve. Es la más grande que tengo Jess, te sirve.

Si tío, y en ese momento se bajó los mallones y se quitó su blusa, enseguida se puso la playera que le di, pero mientras hizo eso que fueron realmente unos segundos no me perdí detalle, que cuerpo tan rico tiene, su piel blanca sin errores, y esa tanga y bra (aun cuando no era coordinado) se le veía hermosa, apenas cubría su monte y rodeando la cadera cada uno de los hilos, mientras que sus pechos lucían increíbles, Yo ya tenía la verga paradisima.

Jess a que juegas

No juego a nada tío solo que se cómo me miras y que no es de hoy siempre lo has hecho.

Ok ven

No ven tu

Pinche escuincla., me acerque a ella la tome de la cintura y la bese al mismo tiempo la tomaba de sus nalgas que francamente apenas tomaba una parte de ellas, la tome y la pegaba a mí y al mismo tiempo abrí su lindo trasero y en ese momento pare y le dije le dije préstame tu celular, para qué? Porque te voy a marcar para que mi teléfono lo deje en mi recamara por si se para tu tía o se despierta la escuche y no nos agarre en pelotas, mientras porque no te bañas para que te refresques,

Está bien tío.

Ya le marqué y dejé mi celular en altavoz escondido en mi recamara.

Cuando regrese ella estaba en el baño, yo me desnude y la espere en la cama, al salir y verla desnuda con el cabello mojado quería brincarle arriba y penetrarla pero pensé paciencia ya es tuya cometela despacio y  le extendí a mano para que se acercara ya cerca de mí la acorte boca abajo y empecé a besarla del cuello y espalda, hasta legar a su trasero hermoso, tome una almohada y se la puse en el vientre la imagen era de ensueño trenadas lajas levantadas y podía ver sus labios que me invitaban a besarlos, continúe besando su espalda muestras bajaba, allegar a sus nalgas las abrí, pase mi lengua desde arriba hasta su clítoris, recorrí cada centímetro de su entrepierna, dibuje círculos en su trasero con mi lengua, luego abrió sus labios con la punta de la lengua y que rico olía y sabia, de verdad que néctar riquísimo, ella se movía brincaba y se estremecía cada que pasaba por  su anito o su vagina, abrí sus piernas lo más que podía y empecé a chupar su clítoris y a meter mi lengua en su vagina, así estuve un buen tiempo hasta que casi me grito que se  la metiera, se volteo y me jalo casi de en automático, entre en ella y grito, le tape la boca y le dije cállate, si no tenemos que parar y no creo que quieras, no sigue sigue.

La rodee con mis brazos de la cadera y se la metía fuerte mientras ella se ponía la camiseta en la boca para no gritar, seguimos así un rato, alcance su trasero y comencé a acariciar su trasero dando vueltas y metiendo poco a poco un dedo. Hasta que pude meterlo todo, ella me dijo ¿Qué me estás haciendo? ¿no te gusta? Me encantaaaaa sigue sigue y continúe metiéndosela fuerte lo más que podía solo chocábamos y el sonido ya me preocupaba era fuerte, pero es no me detuvo, le dije voltéate quiero cogerte a gatas, y como fue rapidísimo se acomodó, tome mi verga y se la acomode en el culo.... Tioooo tiooo nunca lo hecho por ahí espera espera, tranquila escuincla solo estoy jugando y viendo que tan fácil entrare… no tío por ahí ahorita no ya me lastimaron una vez... y la tuya esta gruesa... no te preocupes cielo solo hay que saber como, pero eso lo haremos más al rato... la acomode en su vagina y se deje ir de golpe mientras le tapaba la boca así Jess, así la quieres… Si tío sigue fuerte.... Ahí tienes empecé de nuevo a jugar con su trasero mientras seguí penetrándola por la vagina que estaba lubricando delicioso, la sacaba toda y se la deja ir de golpe y ella solo volteaba diciéndome cabronnnnn ya la recosté, así como la tenía la recosté bocabajo y la puse de lado y comencé a empujar mi glande en su culito… espera no me va a doler... Te prometo que no entrare hasta que tú me dejes ok ...está bien… poco a poco estaba empujando mientas acariciaba sus senos y la besaba…. Después de un rato mientras nos besábamos entro la punta de mi verga y ella ni queja tuvo al contrario gimió y levanto más la cola… le pregunte está bien hermosa...si sigue, pero despacio porque esta gruesa... si cielo... y así estuvimos un buen rato hasta que ya estaba metiéndosela toda… para esto ella ya se había venido tres veces, pero no me decía que parara… ya por fin.... Yo está apunto de venirme y le dije quieres mi leche ahiiiii sobrinita…. Si dámela… y me corrí. Fue mucho lo que me vine... lo acumulado en dos días.

Al terminar no la saque así nos quedamos por unos minutos pegados ...yo besando su espalda y ella callada… me levante le di un beso en la boca y le dije buena noche hermosa.

Hasta mañana tío.

Por la mañana desayunamos los tres y luego la llevamos a su casa como si nada hubiera pasado.

Comparte este relato

7123
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar