Transexuales

Relato erótico

Georgina… 31

Tiempo estimado de lectura del relato 12 Número de visitas del relato 14.007 Valoración media del relato 8,80 (20 Val.)

RESUMEN

De ahí pasamos a "chivito en precipicio"... me puse completamente empinada a la orilla de la cama mientras Mario de pie me la dejaba ir sin piedad, cuando se cansó cambiamos a "de perrita" me corrí al centro de la cama mientras Mario se subió la cama y me metió la verga otra vez...

Georgina… toda una vida de travestismo.

 

CAPÍTULO 31 UN PALITO MAÑANERO.

Después de ponerme mi babydoll rosa salí del baño dejando la luz prendida para poder orientarme en la obscuridad del cuarto sin despertar a Mario, levanté las sabanas y sigilosamente me metí a la cama, tendida bajo las sabanas rememore la increíble noche que pasé... mi precioso querubín pecoso realmente me había dado una culeada espectacular, mi ano aún punzaba para recordármela... después de un rato el cansancio me venció y caí en un profundo sueño.

Estaba soñando que Rubén convertido en un perverso demonio estaba perforando mi culito con una barra de hierro al rojo vivo... era tan vivido el sueño que sentía realmente sus feroces acometidas a mi indefenso culito... que me desperté sobresaltada.

Y... me encontré con la agradable sorpresa de que Mario me estaba culeándo lindamente... me encontraba tendida sobre mi costado izquierdo y Mario a mis espaldas sostenía mi pierna derecha levantada con su brazo mientras metía su deliciosa verga en mi indefenso culito con muchas ganas, volteé a verlo y le dije: buenos días papi... que linda manera de despertarme.

Sin dejar de culearme Mario contestó: disculpa mamacita... pero me desperté muy caliente y cuando te vi dormida sin calzones no pude aguantar las ganas de cogerte... vas a pensar que soy  un abusivo.

Meneando mis nalguitas contesté: ay papacito lindo me encanta que abusen de mi tan rico... sigue abusando de mi papi me despertaste muy rico !cógeme más fuerte papi! !quiero que me culees más fuerte! !méteme la verga hasta el fondo!

Después de unos minutos le dije a Mario: déjame cabalgarte papi... Mario sacó su verga de mi culito y se tendió de espaldas inmediatamente me senté sobre él empalándome en su rica verga, me desprendí de la liga que sujetaba mi pelo y dejé que mi cabellera cayera libremente... y comencé a moverme lentamente recorriendo con mi culo toda la verga de mi adorable abusador.

Apoyé mi torso sobre el pecho de Mario restregando mis chichitas contra él mientras le decía: chúpame las tetitas papi, Mario deslizó sus manos bajo mi babydoll pellizcando mis pezones mientras seguía penetrando mi culo con su deliciosa verga... realmente yo adoraba esa rica verga su forma curva causaba un roce muy excitante en mi colita... mi goce era inmenso besaba a Mario mientras le decía: ay papacito lindo tienes una verga deliciosa me haces bien rico el amor no te imaginas lo rico que siento cuando me culeas... quiero que me llenes el culo de lechita porque lo traigo muy irritado necesito tu leche en mi ano para apagar el ardor que traigo en mi colita.

Mario respondió: no mamacita estoy disfrutando de tu rico culito y quiero prolongar esto lo más que pueda... le rogué: Mario en serio... necesito urgentemente tu leche... ya no soporto el ardor en mi colita... te prometo que me quedo contigo todo el día en la cama para que me cojas cuantas veces quieras pero por favor déjame sentir tu leche en mi culito.

Mario intensificó sus embestidas y finalmente se vació en mi culito sentí un gran alivio en mi ano al recibir su rica leche por fin el ardor en mi culo se fue apagando... cuando desmonte de Mario me tiré aliviada en la cama sobando mi a dolorido culito y untaba los mocos dentro y fuera de mi culo como si fuera un bálsamo, Mario me dijo: a ver Gina empínate para revisar tu culo, le obedecí y limpió mi culo con la sabana y después de unos segundos me dijo: no mames pinche Gina... tienes el ano muy irritado... pues cuantos cabrones te cogieron?... parece que un ejército pasó por tu culo... no me digas que te culearon varios hombres... estuviste en una orgía?

No... Respondí toda la noche me culeó un solo chico me cogió sin sacar su vergòta de mi culo por horas... me provocó un chingo de orgasmos... tengo la verga completamente seca.

Qué?... replicó Mario sorprendido me estás diciendo que un solo cabrón te dejó el culo como trapo?... pues quien es ése superhombre... o acaso te metió un bate de béisbol en el culo?

Yo estaba completamente desmadejada, tendida boca abajo mientras en mi culito iban desapareciendo las irritantes punzadas... le contesté: en serio Mario me cogió un solo chico.

Comentó: pues quien es ese garañón lo conozco?

No creo contesté... no sé si te fijaste en el chico pelirrojo y pecoso que me sacó a bailar...

Dijo: !no mames pinche Gina! te cogió ese chamaquito? si es apenas un niño... te pasas de puta en serio.

Dije: ay no exageres no está tan niño va a cumplir dieciocho años...

Dijo: estás bien pendeja Gina... ese chamaco apenas va a cumplir dieciséis años... ahora te vas a dedicar a seducir niños? !no mames pinche Gina!

En serio tiene dieciséis? te juro que se veía más grande... de veras aparentaba los dieciocho años perfectamente, te lo juro... pero como sabes que sólo tiene dieciséis... lo conoces?

Replicó cagado de la risa: !claro que lo conozco... jajaja es hijo de un medico gran amigo mío! !pinche Gina mi sobrino te culeó toda la noche y además te dejó el culo todo floreado... jajaja!

Enojada repliqué: ya pinche Mario deja de burlarte de mi no tengo la culpa que tu amiguito me haya culeádo... además te hice un favor le quité lo virgen y le di un curso avanzado de sexología, ahora ése chiquillo se va a coger a cuantas viejas quiera.

Sin dejar de reír me dijo: bueno... pinche Gina ahora tienes que cumplir tu promesa... pero como le vas a hacer con el culo todo irritado?

Dije: no te preocupes papi yo siempre cumplo lo que prometo... me levanté de la cama y busqué en mi maleta mi pomada para rodaduras y mi irrigador vaginal, en el baño llené el irrigador con agua tibia y vacíe dentro una solución astringente me senté sobre el wc. e introduje la cánula del irrigador en mi culito y dejé correr la solución dentro de mi hoyito hasta que toda el agua entró en mi intestino... apretando mi esfínter anal retuve la mezcla mientras preparaba una segunda dosis... una vez preparada afloje el culo y el agua ahora sucia salió de mi intestino con gran fuerza... repetí esta operación cuatro veces hasta que el agua salió de mi colita completamente limpia... entonces aplique la pomada dentro de mi culito masajeando suavemente hasta que desapareció la irritación de mi colita me acerque al lavabo para lavar mis manos, después cepille mi cabellera y entonces se me ocurrió ponerme algo de lencería para poner más cachondo a mi macho de mi maleta de baño saque unas zapatillas negras con tacón de aguja, unas medias negras también... con su liguero correspondiente, mientras me vestía sexy para mi macho escuché que nuestros amigos llamaban a la puerta... cuando Mario abrió le preguntaron: que no piensan ir a desayunar?... Mario dijo: no yo prefiero dormir una hora más vayan ustedes... luego los alcanzo...entonces alguien preguntó: y Gina?, Mario dijo: no vino a dormir, que raro... tu cuarto huele a culo recién cogido ahora otra voz diciendo: seguro la muy puta todavía está tragando vergas... ésa cabróna no tiene llenadera. Todos rieron y despidieron de Mario, dejándonos completamente solos. Mientras terminé de ajustar las medias y liguero, decidí no usar brassier sólo me puse un babydoll negro transparente, me puse mis zapatillas y perfume todo mi cuerpo ya lista salí al encuentro con mi macho.

Mario estaba completamente desnudo en la cama acariciándose la verga completamente erecta, cuando me vio dijo: !mamacita te ves bien sabrosa en lencería! !ven cosita linda súbete a la cama! !te voy a dar la culeada de tu vida!

Mientras me acostaba junto a él con mi voz más putona le pregunté: de veras papi me lo prometes?

Contestó: !te lo prometo y te lo meto!... inmediatamente comenzó a besarme todo mientras me manoseaba a placer, yo ya estaba completamente cachonda me dejaba hacer totalmente entregada con frases cargadas de deseo le pedía: Mario papi hoy soy completamente tuya puedes cogerme como se te antoje soy tu esclava sexual, has de mi lo que quieras cumple conmigo tus más depravadas fantasías...

Mario riéndose dijo: jajaja... pinche Gina mi más depravada fantasía es cogerte hasta que me dejes la verga completamente seca...

Riendo también le dije: pues aprovecha papi... porque hoy estoy de oferta por lo pronto quiero que me cojas con mis piernas sobre tus hombros, y acomodándose entre mis piernas apoyando mis pies en sus hombros Mario metió su verga en mi culito... cuando sus huevos chocaron con mis nalguitas comenzó la primera culeada maratónica de las muchas que Mario durante muchos años de amistad.

De ahí pasamos a "chivito en precipicio"... me puse completamente empinada a la orilla de la cama mientras Mario de pie me la dejaba ir sin piedad, cuando se cansó cambiamos a "de perrita" me corrí al centro de la cama mientras Mario se subió la cama y me metió la verga otra vez durante un largo rato, pasamos a "de cucharita"... Mario y yo nos acostamos de lado yo dándole la espalda y jalando mí pierna hacia arriba ofreciéndole mi culito Mario sosteniendo mí pierna con la suya para mantenerme abierta de patas me ensartó su verga hasta los huevos... Yo me vine una sola vez por la verga pues estaba completamente seca... pero tuve varios orgasmos anales.

Deshora decidimos "suspender las hostilidades" y acordamos una hora de tregua para desayunar, Mario llamó a la cocina para pedir el desayuno... cuando este llegó él salió a recibirlo, desayunamos opíparamente y reanudamos las hostilidades... me puse de pie junto a la mesa y ofreciéndole mi culo abierto otra vez me ensartó completamente toda la verga, sentía como sus huevos chocaban con los míos al compás de la culeada así estuvimos más de media hora, cambiamos... ahora Mario sentado en una silla y yo montada sobre él dándole la espalda y dándome unos ricos sentones solo duramos casi diez minutos porque se me cansaron las piernas, cambiamos a la cama donde me tendida boca abajo y abriendo mis piernas completamente Mario se situó entre ellas y metió su verga en mi hoyito se acostó encima de mi cubriendo con su cuerpo el mío... no sé porque me encanta esta postura, quedar completamente aprisionada entre mi macho y el colchón, con todo el peso de él sobre mí impidiéndome cualquier movimiento, con mis piernas completamente abiertas en compás, totalmente sometida por mi macho... me vuelve loca la sensación de indefección, !me encanta!... Duramos así más de una hora Mario se vino dentro de mí pero le pedí que no se bajara de mi... sin sacar su verga se mi flácida de mi cola permanecimos enchufados mucho rato besándonos, cuando Mario recobró energías reanudamos la culeada, unos minutos después le pedí un receso para hacer pipí le dije que preparara unos tragos mientras orinaba, cuando terminé de hacer pipí me acerque al lavabo para retocar mi maquillaje y entró Mario con una copa en cada mano... puso los tragos encima de la placa del mueble del lavabo y abrazándome por detrás tomó una de mis piernas y la levantó poniéndola sobre el mueble aprovechamos una jabonera sobre el lavabo para apoyar el tacón de mi zapatilla... así mi pierna quedó en alto sin tener que sostenerla y teníamos las manos libres, podía ver a Mario por el espejo su aliento en mi espalda era un afrodisíaco más... cuando me tuvo dispuesta comenzó a cogerme lentamente me gustaba la imagen que el espejo me devolvió... cuando Mario intensificó sus embestidas tuve que agarrar las llaves del lavabo para no caer, entonces Mario hizo algo que aún ahora me pone muy cachonda al recordarlo...

Mario tomó la pierna que me sostenía de pie y me hizo levantarla para subirme completamente en el mueble del lavabo, apoyé mi zapatilla poniendo el filo de la placa de mármol entre el tacón y la planta... y apoyándome en Mario y sin soltar las llaves del agua apoyé igualmente mi otra pierna, ahora yo colgaba completamente al borde del lavabo sostenida únicamente por mis manos aferradas a las llaves y por mis zapatillas apoyadas en el borde del lavabo y por último la verga y el abdomen de Mario apoyando mis nalguitas evitaban que cayera al suelo... ahora podía ver mi imagen completa en el espejo.

Podía ver claramente entre mis piernas dobladas y totalmente abiertas la verga de Mario entrando y saliendo de mi culo, era una imagen cachondìsima, Mario también pudo ver esto y se prendió más intensificando sus estocadas sosteniendo mis abiertas nalgas con sus manos y su verga... la escena hizo que me viniera aunque esta vez solo eyacule unas cuantas gotas de leche que fueron a parar al lavabo, esta vez no pude recoger mis mocos con mi mano pues temí caerme si soltaba las llaves, aguantamos un buen rato cogiendo así yo estaba extasiada mirando hacia el espejo tan cachonda escena... podía ver mi verga y huevos brincando al ritmo de la insólita y deliciosa culeada... me hubiera quedado así por horas, pero mis piernas y brazos estaban muy a doloridos por el prolongado esfuerzo.

Muy a mi pesar le pedí a Mario que me ayudara a bajar... abrazándome por la cintura me dijo: suéltate mamacita yo te sostengo, lo hice y Mario me bajo sin sacar su rica verga de mi culo, cuando estuve de pie Mario me llevó siempre ensartada hacia atrás... cuando llegamos al wc Mario se dejó caer sentado arrastrándome con él, caí sentada encima de él y reanudamos la fenomenal culeada... levantó mi pierna derecha apoyando mi zapatilla encima del lavabo hizo lo mismo con mi pierna izquierda apoyando mi zapatilla en el toallero, apoyé mi espalda en su pecho y dejé que Mario me culeara a placer.

Afortunadamente la puerta tenía un espejo de cuerpo entero con lo que otra vez podía ver mi imagen completa mientras Mario me culeaba durante muchos minutos cogimos así hasta que Mario eyaculó dentro de mi culito... esta vez no fue muy abundante, y con esto dimos por terminada nuestra larga sesión de sexo.

Nos acostamos para descansar y caímos profundamente dormidos... hasta las siete de la noche cuando nuestros amigos nos despertaron porque habíamos de regresar a México

Durante todo el viaje de regreso dormí apoyada en Mario hasta que me despertaron diciendo: despierta Gina... ya llegamos, reaccioné y pregunte: ya llegaron pues a donde fueron, alguien dijo: no seas mamona ya llegamos a tu casa... bajé mis maletas y me despedí de ellos y subí a mi departamento... sin desvestirme me tiré en la cama me dormí enseguida.

Continuará...

Comparte este relato

4743
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar