Hetero: General - Sexo con maduros

Como conseguí y planeé follarme a esa niñata malcriada en mis pasadas vacaciones

Tiempo estimado de lectura del relato 10 Número de visitas del relato 25.958 Valoración media del relato 9,30 (43 Val.)

RESUMEN

Este habla de una relación que tuve con una adolescente de 18 años recién cumplidos y que vino a consecuencia de un lío que tuve yo con su madre anteriormente.

Conocí a Elena el pasado mes de agosto durante las vacaciones que pasé en el pirineo de Huesca. Elena es una mujer de 45 años pero es de esas mujeres que realmente no aparenta esa edad. Buen cuerpo y 1.70 de altura y con un buen par de tetas, operadas, pero impresionantes. Elena es separada y lo primero que hizo después de separarse fue esa operación que os comentaba de sus pechos.

Bien, no quiero entretenerme con el lío que tuve con ella ya que lo que os quiero contar es lo que me paso con su hija, aunque para poder explicarlo bien, debo introducir ese tema con lo de Elena, su madre.

De vacaciones en Huesca, coincidimos en un hotel de montaña y en alguna que otra excursión organizada desde el mismo hotel por esos senderos tan lindos del pirineo catalán-aragonés.

Nos conocimos en una caminata y charlamos. Coincidimos en una segunda e intimamos y en esa segunda fue cuando me contó lo de su separación… etc.

Un día en una sesión de jazz por la noche, coincidimos, nos sentamos en la misma mesa, bebimos unas copas de buen vino y… pasó lo que pasó. Acabamos en mi habitación follando como posesos y echando un buen polvo. Hubo una segunda y una tercera vez, todas ellas muy buenas.

El caso es que su hija venía también a esas excursiones. Estaba con nosotros en una de esas sesiones de jazz y se retiró a su habitación sabiendo que su madre y yo íbamos a la mía… Ella sabía lo que estaba pasando y siempre tenía una sonrisa de complicidad conmigo y su madre… Y sí, vamos a hablar ya de Olga…

Olga tenía 18 años cumplidos en junio. Era una belleza de ojos azules y un cuerpazo de niña de 18. Unas caderas impactantes, un trasero para perder la cabeza y un par de poderíos que se olvidaban de la ley de la gravedad de lo duros y levantados que los tenía siempre. ¿Cómo sabía yo eso?... En esas excursiones, ella siempre vestía de forma provocativa como cualquier niña de esa edad, pero con mirada de lascivia impresionante. Camisetas cortas de algodón y ajustadas, sin sujetador por el calor que hacía y claro, al refrescarse con agua la camiseta se mojaba y se veía más de lo que se debería permitir. Al mismo tiempo esos pantalones cortos que parecían más una braguita tejana que un short ya que dejaban ver más culo que otra cosa.

El caso es que Olga, con esa complicidad que tenía por saber lo de su madre y lo mío siempre iba lanzando comentarios subiditos de tono y con una pizca de provocación, y de reto hacia mí con incredulidad de que lo que decía pudiera ser capaz de hacerlo. Yo había hablado con Elena y me dijo que era una mocosa y con cierto punto de malcriada… Que merecía algún escarmiento para centrarse y dejar de pensar que era el centro del mundo, pero que tenía ganas de pasarlo bien y que ella, como madre lo deseaba, que al fin y al cabo eran vacaciones… Me dio cierta carta de libertad para hacer o deshacer con ella lo que quisiera, siempre que se lo contara, jajaja... Morbosa que era la madre.

Olga por ejemplo me decía cosas como: "¿Tendrás algún día compasión de mí?... Yo también he venido a pasarlo bien de vacaciones y no encuentro a nadie dispuesto como tú" o "Con la cara de felicidad que se le queda a mi madre debes ser una bomba en la cama" ó "¿Serias capaz de abusar de mí algún día que esté solita y aburrida en mi habitación?"

La vez que me preguntó esa última pregunta que os he escrito, me puse a mil y mi conversación con ella fue como sigue:

Olga: "¿Serias capaz de abusar de mí algún día que esté solita y aburrida en mi habitación?"

YO: De eso y más ya que tengo el permiso de tu madre.

Olga: No serías capaz... Me apuesto a mi madre, jajaja

YO: No juegues con fuego que puedes quemarte

Olga: ¿Ah sí?... ¿Qué vas a hacer conmigo? ¿Castigarme? Jajajaja

YO: Un día lo verás y espero que no te quejes luego como una niñita malcriada

Olga: Vine a divertirme... Atrévete y verás lo que soy capaz de soportar

Le propuse un plan a su madre que era sorprenderla en su habitación y pasarlo bien con ella… Asustarle un poco y darle lo que quisiera respetándola y haciendo que siempre recordara ese día con PeterPan.

Bien… Llegó ese día.

Volvimos de excursión, cenamos y fuimos a tomar unas copas al bar del hotel. Elena, Olga y yo.

Olga se disculpó diciendo que se aburría y que iba a dormir ya que era lo mejor que se le ocurría sabiendo que nosotros acabaríamos juntos y sin pensar de nuevo en ella.

Yo le dije… "Igual hoy suceden cosas que no esperas… Debes tener fe y estar preparada para sufrir, niña"... Y Olga se fue riendo como siempre que terminaba una de sus frases…"jajajaja".

Al pasar media hora, Elena y yo fuimos a recepción y pedimos la llave maestra de Olga para entrar en su habitación sin despertarla, (la pidió su madre y no hubo ningún problema para que nos la dieran).

Subimos, me abrió la puerta y dándome un buen beso me dijo…"pasarlo bien y escarmienta a mi niñita malcriada… luego me vienes a ver y me lo cuentas".

Entré silenciosamente y oí el agua de la ducha en marcha y la luz del baño encendida.

Me preparé y me quité toda mi ropa excepto mis sleeps… Y entré en el baño.

Aparté la cortina y la vi allí, desnuda llena de jabón y exaltándose y pegando un grito de susto que se debió oír en alguna que otra habitación.

YO: Ya estoy aquí, niñita deseosa de macho

Olga: ¿Qué haces en mi habitación? Lárgate…. ¿Quién te has pensado que eres?

YO: Vengo a hacer lo que hace días me pides... Pasarlo bien y darte tu merecido plus de vacaciones

Olga: ¡Serás estúpido!!! ¿Cómo puedes pensar que voy a hacer algo con un tipo como tú???

Aquí ya se me acabó la paciencia y le dije: "Señorita… He venido a darte tu merecido. Voy a follarte y vas a saber lo que es un hombre de verdad y vas a recordar esto durante toda tu vida… Y no quiero oírte más que gemir y gritar de placer... ¿Te has enterado?

Cerré el grifo del agua, le di una toalla y la agarré de una de sus muñecas haciéndola salir de esa bañera… Gritó, me insultó pero yo ya no pude detenerme…

La llevé a la cama, la tumbé mirando hacia arriba y me senté en su barriga para aminorar su resistencia… Le pegué un bofetón y le dije "pórtate bien muñeca o no te va a gustar lo que te haga tu papito"… Siguió resistiéndose pero conseguí atar sus dos muñecas con unas esposas que había traído y sujetarlas con la cabecera de la cama.

Movía sus piernas dando patadas y volví a conseguir sujetarlas con las sabanas de la cama para fijárselas y que no pudiera moverse... Lo conseguí...

OLGA: Déjame... Se lo diré a mama… Voy a denunciarte cabrón... quien te has pensado que eres… PLAFF... Otro bofetón cayó en su mejilla y le dije: "Tu madre lo sabe. Sabe que estoy aquí y no va a creer lo que le cuentes, me creerá a mi cuando te deje y vaya a follármela a su habitación... Me está esperando, ¿sabes?

Y empecé a besarle sus pechos... Diossss que par de tetas que tenía la niña… Le di lengüetazos en sus dos pechos, seguidos de mordiscos suaves y manoseos en esos dos manjares de 18 años… Los pechos más lindos y tersos que nunca he besado.

Me tiré unos 10 minutos mientras mis manos recorrían su cuerpo y sus piernas hasta que fui bajando lentamente hacia su barriga y hacia su depiladito coño.

Ella gritaba y me decía de todo y eso me excitaba sobremanera… Bufff… ¡Tenía la polla a punto de estallar!!!

Bajé y lamí sus piernas y su clítoris y cuando metí un dedo en su agujerito, la muy cerda estaba mojadísima… Ya me dijo su madre que le iba la marcha, jajaja.

Subí y le dije: "De que gritas y te quejas niñata si estás más mojada que una perra en celo… Si lo que realmente deseas es que te haga una mujer y que te folle por todos los agujeros que tienes... Siempre pensé que tenías una cara de zorrita que no dejaba lugar a dudas… Voy a hacer de ti lo que me apetezca, quieras o no quieras, aunque visto lo visto... te mueres de ganas, ¿o me equivoco?

Olga se calló y ya no gritaba. Tenía los ojos brillantes de rabia pero tenía más ganas que yo de que le hiciera de todo, aunque su orgullo no le permitía afirmarlo… Me quité mis sleeps y dejé todo el esplendor de mi polla a su vista…

"No voy a arriesgarme a que me des un mordisco de rabia en la polla… Ya me la chuparás después cuando me supliques más y más. Ahora voy a hacerte mía y voy a clavarte mi miembro en tu mojado coñito hasta que te corras como una loca… Te voy a follar como ni imaginas y voy a darte el placer que mereces en tus vacaciones, zorrita… quiero ver cómo me pides más y más y…"

Me tumbé encima de ella y situé mi polla en la entrada de su cueva húmeda. De un solo empujón entró la mitad y a medida que me iba moviendo, iba entrando cada vez más hasta que toqué fondo y empecé un meneo de entrada y salida que empezó a dar sus frutos.

OLGA: "Dejame cabrón... No me hagas esto... Saca tu mierda de polla de ahí... Eres un cerdooo… déjame estupidooo... Diosss… Quieres salirte de ahí… uhhhh…ummm, ahhhhggggg... Déjame uuuahhhh Diossss… que ricoo… mmmm... sigue cerdo que me gusta… ahhhh, ahhhh... ahhhhhhhhh… bufffff... como haces esto tioooohhhh ohhhhh aggghhhhhh aaaaahhhhhhhh.

Y se corrió. Dios como se corrió con solo dos minutos de bombeo la muy zorra…. Saqué mi polla y le pregunté "¿Cómo quieres seguir atada o te suelto?

Olga: Déjame comerte tu polla tío

No me atreví… Era una niñata con un poco de rabia y preferí seguir calentándola… Le di la vuelta como pude y me dediqué a comerle el culo y a meterle un dedito en ese trasero de locura… Mientras metía mi dedo me situé encima suyo y volví a clavarle la polla en su cueva sin sacar ese dedo de su trasero… Y empecé un nuevo bombeo está vez por detrás

Olga: Ohhh, ahhhh... ahora entiendo a mi madre... Por Dios no pares tio... como me gusta esto... que rico es esto… ahhhhhh ahhhhhhh, como me gusta y que bien follas tio… ahhhh, ahhh… sueltame que quiero follarte sentada encima de esa polla tan grande que tienes... ohhhh ohhhhh ahhhhh, vamos hazlo…

Yo seguia bombeando con un dedo totalmente metido en su culo y metiendo otro dedo en su boca para que lo chupara… que bien lo estaba pasando…

Le solté las manos y los pies. Era el momento y la provoqué diciéndole: "a ver de lo que es capaz esta niñita... a ver si cabalgándome me haces correr como un loco…

Se sentó encima mío y empezó a moverse gritando como una loca… Me pellizcaba mis pezones y se atrevió hasta a darme un bofetón, la muy niñata… Se volvió a correr encima de mi tranca como una loca… "Ahhh, Ahhhh, Ahhhh... como me gusta follar tio... como me gusta ahhhhhhh que rico oooohhhhhhh oooooohhhhhhhhhh…

Le dije... Ahora te toca a ti… Le enseñé mi polla y le dije "cométela toda hasta que me corra"... OK me dijo "pero avísame que me da asco el semen"

Empezó a comérmela con algo de inexperiencia pero la fui guiando hasta que… "ahhh, ahhh, cómetela así zorrita... lo haces mejor que tu madre ahhh aggghhhh aghhhh"... y sin avisarla me corrí en su boca provocándole una arcada que casi la hace vomitar…

Nos duchamos, nos despedimos y me dio las gracias por darle esa velada tan especial. Me dijo que no me denunciaría y que quería repetirlo a lo que yo le dije…

"podemos repetir una sesión pero ya nunca será igual que esta" y dijo que claro pero que le daba igual, que lo podíamos simular... la muy zorra, jajaja

Me fui de su habitación y entré en la habitación de su madre para explicarle mi aventura con Olga y follármela a ella para acabar la noche…

Espero que os haya gustado, excitado y que me escribáis comentarios para saber vuestra opinión.

Gracias y un saludo amigos… Hasta prontoooooo.

Comparte este relato

3451
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar