Fetichismo

Con una de mis amantes (mecos de su esposo)

Tiempo estimado de lectura del relato 4 Número de visitas del relato 11.197 Valoración media del relato 8,15 (13 Val.)

RESUMEN

Me los llevo dentro de su vaina una mañana. Delicioso de verdad

Tuve una amante con la que les diré que pase buenos momentos y que en ocasiones extraño; cogía delicioso y se dejaba hacer lo que yo quisiera. Además de tener unas tetas riquísimas y una pucha muy caliente.

Una vez se me ocurrió pedirle que se cogiera a su marido por la mañana y me avisara para vernos en el motel, esto ya se nos venía metiendo en la cabeza en sesiones de sexo y platicas al teléfono, así que un día antes quedamos y ya habíamos pedido ambos permiso para faltar al trabajo y pues bueno resulto que si le dio verga y le dejo la pucha bien llena de mecos, por lo que me llamo y me dijo que ya la llevaba con los mecos suficientes para que me los comiera en cuanto llegara yo al motel donde ella ya me esperaba y me los daría pero quería ahogarme con ellos montándose en mi boca, al decirme esto me puse mucho más caliente de lo que ya estaba.

Bueno pues yo iba con la verga muy parada a punto de escupir mecos de lo caliente que me ponía el saber que si se la había cogido y que la tenía bien llena de mecos, aunque tenía mis dudas pues quería verlo y sentirlo. Bien llegando al motel pedí me dejaran entrar a la habitación que ya ella había pedido y al estacionar el auto mi corazón palpitaba muy rápido, entro y ella estaba ya esperando con un baby doll negro con morado, sus respectivos ligueros y medias, rica que se veía, me desnude lo más rápido que pude y le pregunte; si era verdad que si la tenía llena de mecos y me confeso que sí, que se le hizo raro a su marido le haya pedido le diera verga en la mañana y que se puso bien abierta de piernas y más que en cuanto le dio los mecos bien adentro se levantó para darse un baño rápido, obvio cuidando no se salieran mucho los mecos, pues bien le dije que necesitaba comprobarlo y me dijo pues papi mete tu lengua para que lo compruebes, al decirme esto mi cuerpo se estremeció y metí toda mi lengua en su rica pucha llena de mecos y siiiiiii tenía mecos de su esposo y eran muchos y eso que se le debieron de salir algunos en el baño o en el trayecto al motel y bueno muy buenos diría yo, mi boca estaba mojada, mojada de sus mecos y de sus jugos que le empezaron a salir con cada mamada que le daba en la pucha, fue entonces que me puse boca arriba y me monto su pucha en mi boca, me estaba ahogando con sus jugos y sus mecos, delicioso extraño eso aunque fue la única vez que lo hicimos así, de locura, estábamos ardiendo de calientes, ella gritaba, me decía, así papi así querías mi pucha, toda llena de mecos de mi esposo, yo no podía hablar tenía la boca llena de pucha con mecos y con jugos, hasta que se corrió en mi boca y sentí como corrían sus jugos mezclados con mecos por mi garganta así que tenía que darme prisa en tragar si no de verdad que me ahogaba.

La quite de mi boca por la muy cabrona no se quitaba quería más, quería seguir viniéndose en mi boca, la puse boca arriba y comencé a darle de mi verga, nos besábamos como locos por el sabor que tenía mi boca no me quería dejar respirar se vino un par de veces más y yo explote llenándole la pucha con mis mecos los cuales salían por el contorno de su rica pucha, la saque e hicimos un 69, de nuevo me sentí ahogar con mecos de otro, sus jugos y ahora mis mecos, rico de verdad muy rico, quisiera se repitiera, lástima que hemos dejado de vernos y a mi esposa pues no le agradan estas ondas, en fin, ya descansados más tranquilos platicamos de cómo le hizo para que se la cogiera su marido pues ya le negaba mucho darle su puchita y al poco rato nos pusimos de nuevo calientes y a coger otra vez, hasta que nos quedáramos sin gota de mecos o jugos, para rematar le mame por último la pucha antes de meternos a bañar y claro que se vino en mi boca.

Ya les contare otras cosas que hicimos y que hice con más de mis amantes.

Que rico es coger.

GRJ

Comparte este relato

3519
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar