Transexuales

Relato erótico

Georgina… 34

Tiempo estimado de lectura del relato 14 Número de visitas del relato 14.092 Valoración media del relato 8,21 (19 Val.)

RESUMEN

Realmente yo estaba completamente, totalmente, absolutamente... ¡enamorada de mis adorables nalgotas! Era una sensación maravillosa salir a la calle y recibir piropos de muchos hombres, sentía sus miradas lujuriosas…

Georgina…  toda una vida de travestismo.

CAPÍTULO 33. FOTOGRAFIANDO MIS NALGÓTAS.

Realmente yo estaba completamente, totalmente, absolutamente... ¡enamorada de mis adorables nalgótas! Era una sensación maravillosa salir a la calle y recibir piropos de muchos hombres, sentía sus miradas lujuriosas recorriendo mi abultado y redondo par de nalgótas.

Es una sensación muy gratificante sentirse deseada, me encantaba escuchar los piropos de los hombres... me sentía bella, cuando algunos decían cosas como: !adiós nalgona!, !mamacita que preciosas nalgótas tienes!, o !chaparrita quiero mamarte ésas ricas nalgótas!... hubo uno en particular que me hizo cagar de risa, pasé frente a un edificio en construcción y un grupo de "macuarros" (albañiles) se encontraba en la acera desayunando cuando pasé frente a ellos comenzaron a decir: !chaparrita preciosa te lo mamo! !cosita linda que buena estas!... yo seguí mi camino meneando las nalgótas como si nada y entonces uno gritó: !mamacita échame un pedito en la cara... porque quiero morir hediondo!, al escuchar aquello sus compañeros comenzaron a reír como locos yo no pude contener la risa mientras me alejaba de ahí meneando mis nalgótas cagada de la risa.

Hice instalar dos espejos de cuerpo entero en el baño en paredes opuestas para poder admirar mi cuerpo de espaldas, me pasaba horas admirando mis nalgótas sobando ese par de balones de tersa carne me aplicaba cremas y lociones hidratantes para mantener firme y suave mi frondoso trasero estaba tan entusiasmada con mis flamantes nalgótas que me ocurrió hacer una locura... decidí fotografiar mis nalgótas, pero en aquellos tiempos sólo existían cámaras fotográficas de rollo y se debía llevar el rollo a algún estudio fotográfico para que lo rebelaran y poder obtener las fotografías... por razones obvias los estudios no aceptaban rollos conteniendo imágenes obscenas o pornográficas. Además como iba a fotografiar mis nalgótas yo misma.

Cerca de mi departamento había un estudio fotográfico frente al cual pasaba yo a diario cuando iba rumbo a la escuela y de regreso del hospital, de vez en cuando vi en la puerta del estudio a un tipo joven y bien parecido, que era el empleado encargado del negocio... cuando Raúl y yo nos mudamos al departamento el chico casi nunca se fijaba en mi cuando pasaba delante de él, pero tras mi operación facial comenzó a mostrar un moderado interés en mi al verme pasar, pero en cuanto me vio pasar luciendo mis lindas nalgótas... ahora me comía con la vista al verme pasar... decidí aprovechar su reciente interés en mi.

Un día me presenté en el estudio y de inmediato me atendió el tipo, un poco nerviosa le dije que quería unas fotografías "especiales"... mirándome con malicia me preguntó: que tan especiales? bajando la voz le dije que quería unas fotografías de mis nalgótas... sonrió y también en voz baja me dijo que yo regresara una hora más tarde cuando su patrón saliera del negocio, así podríamos hablar con libertad, así lo hice y una hora después me atendió y le dije que deseaba unas fotografías de mis nalgótas... sonriendo me preguntó si las fotos serían con ropa o desnuda, le dije que quería ambas... bueno me dijo, pero tendrá que ser después de las ocho de la noche cuando su patrón se retirase, acepté y le dije que a las nueve de la noche estaría lista.

Llegué puntual y José Luis me hizo pasar mientras cerraba la puerta, pasamos al fondo del local donde se encontraba el estudio ya tenía lista la cámara prendió los reflectores y en la pared del fondo había un telón con una imagen de una playa... me preguntó si me gustaría posar con ese paisaje o prefería otros le dije que ese estaba bien, me dijo que me colocara en frente para enfocar la cámara así lo hice... la primera foto sería estando yo vestida, ésa noche me había puesto un vestido rojo muy ajustado que se me pegaba al cuerpo como una segunda piel, con la falda hasta las rodillas y con la espalda descubierta.

La primer foto fue estando yo de pie dando la espalda a la cámara y mi rostro mirando hacia atrás sobre mi hombro derecho, me había peinado dejando mi cara descubierta con mi cabellera suelta a mi espalda, había recortado mis cabellos hasta la parte baja de mi espalda en el borde de mis nalgótas para resaltarlas.

En esta pose José Luis (Pepe) me tomó varias fotos, cuando terminó me dijo que ahora me tomaría algunas en lencería, me quité el vestido mostrando mi liguero rojo con medias negras, llevaba puesto un brassier rojo y sobre mi tanga roja yo usaba mi acostumbrada pantaleta... Cuando Pepe vio mis pantaletas me dijo: Georgina... esa pantaleta no tiene nada de sexy...

Respondí: no te preocupes Pepe... vengo preparada, dándole la espalda me despojé de mi pantaleta "mata pasiones", ocultando lo mejor que pude mis huevos y verga dentro de mi tanga... cuando me giré quedando frente a él noté en su cara una mueca de asombro y le dije: Pepe disculpa... pensé que estabas enterado de mi condición, te molesta?

Carraspeando respondió: no... no me molesta... es que yo creí que eras mujer...

Respondí: bueno en realmente soy mujer, una mujer especial... soy una mujer con pene, si te sientes incómodo podemos cancelar todo.

No... respondió: en verdad necesito el dinero que me ofreciste... es solo que me sorprendió saber que eres hombre... bueno... una mujer especial... pero no importa sigamos con las fotografías.

La siguiente serie fue estando yo de pie luciendo mis nalgótas con el hilo de la tanga perdido entre mis balones de tersa piel, después de varias fotos en diferentes poses le pedí a Pepe otra serie ahora empinada con la tanga puesta... me senté en cuclillas de espaldas a la cámara mostrando mis nalgótas, después de una serie de 5 fotografías en diferentes poses empinada, en cuatro patas o en cuclillas le dije que quería unas fotografías sin tanga Pepe aceptó y me quité la tanga... quedando solo con mi brassier, liguero, medias y mis zapatillas rojas, ahora con mi verga y huevos totalmente al aire pude notar que José Luis estaba muy nervioso... le pregunté si estaba incómodo y respondió: estoy un poco nervioso... por la sorpresa, pero no hay problema Gina... sigamos.

Puso una alfombra y un sillón frente a la cámara y me dijo: empínate sobre el sillón y voltea discretamente hacia la cámara, así lo hice ahora mis huevos asomaban entre mis nalgótas, después me pidió que me pusiera en cuatro patas sobre la alfombra mostrando totalmente mi ano, me pidió que abriera mis nalgótas con mis manos para mostrar mi culito... y que pusiera mi mejor cara de puta en celo.

Después de 6 o 7 fotografías me dijo que ya tenía fotografías suficientes, ahora había que revelar y escoger las que más me gustaran para hacer la impresión definitiva, le pregunté si podía verlas y me dijo que necesitaba revelar los negativos... que tendría que esperar hasta la noche siguiente,  me puse mi tanga acomodando mi verga y huevos mientras me explicaba me acerqué a él y noté que tenía una tremenda erección, inmediatamente comencé a sobarle la verga sobre el pantalón... retiró mi mano y me dijo que él no era maricón, que no pudo evitar excitarse con la imagen de mis nalgótas... pero que en realidad no quería tener sexo conmigo porque en realidad yo era hombre y no mujer.

Hago la aclaración de que siempre he respetado los gustos de cada quien, para mí un "no" es no... no me gusta insistir cuando alguien rechaza tener sexo conmigo, me parece de muy mal gusto acosar a otras personas.

Le dije a Pepe que no se preocupara, que siguiéramos como cliente - fotógrafo, y que mi interés eran mis fotografías... estaba terminando de ponerme la tanga cuando vi que discretamente se sobaba los huevos, le pregunté si tenía alguna molestia y me dijo que le dolían... le contesté que era porque se había excitado y que el único remedio era que se masturbara, mirándome fijamente contestó: no te molesta si lo hago?

Por mi parte no hay problema respondí, te dije que no insistiría y así será, se tumbó en el sillón sacando su vergóta del pantalón y comenzó a sobarla, al ver que yo estaba semidesnuda lo pensó unos minutos y por fin me dijo: Gina te puedo pedir un favor?

Contesté: si Pepe puedes pedirme lo que quieras.

Dijo: me podrías masturbar?

Respondí: estás seguro Pepe? no quiero que después te vayas a arrepentir.

Asintió: no... te prometo que no habrá reclamo... total... solo me vas a masturbar ok?

Me puse de rodillas ante él tomé su vergóta en mis manos y comencé a masturbarlo lentamente mientras le preguntaba: así Pepe... te gusta cómo te sobo la verga?

Asesando respondió: si... Gina sigue así siento muy rico, echó su cabeza hacia atrás cerrando los ojos y aproveche el momento para besar y mamar su vergóta... cuando sintió mi húmeda y cálida boca alrededor de su vergóta abrió los ojos y me dijo: Gina !que rico... sigue... que rico siento!... nunca me han mamado la pija... mi novia nunca me lo ha querido chupar... sigue así.

Me esmere mamando su vergóta, sabiendo que si lo ponía muy caliente no se negaría a meterme la verga por el culo... lamí sabrosamente sus huevos y su tronco de arriba a abajo poniendo especial atención en su glande lo besaba y lo metía en mi boca chupando, saboreando, !me encanta mamar vergas limpias y sanas! !el sabor de la verga es delicioso! me gusta oír a mi macho jadeando de placer mientras mamo con gran placer... cuando supe que José Luis estaba muy cachondo saqué su vergóta de mi boca y le dije: Pepe te animas a cogerme?

Jadeando contestó: la verdad no... no se me antoja cogerme a un hombre me da asco el olor a mierda... pues la verdad nunca me he cogido a un hombre... yo no soy homosexual, no me gusta meter mi verga en un culo lleno de mierda... me da asco.

sonriendo le dije: pero Pepe yo traigo la cola limpia... siempre me lavo por dentro, metí un dedo en mi ano cuando lo saqué le dije: mira... mi dedo está limpio... puedes olerlo para que te convenzas, con algo de recelo lo hizo y sorprendido me dijo: oye... de verdad tu culo huele a perfume, Gina... te perfumas la cola?, si te meto la verga no se ensucia de caca?

Mientras hablábamos yo seguí sobando su vergóta suavemente para mantenerlo cachondo.

Respondí: si Pepe me gusta traer mi colita limpia y perfumada, además para que estés tranquilo te puedo poner un condón... entonces qué dices te animas a cogerme?

!Orales! contestó ahora más animado, ponte empinada en el sillón mientras me pongo un condón mamacita... de inmediato me empiné haciendo a un lado el hilo de mi tanga para dejarle libre el camino a mi culito cuando se colocó detrás de mi yo solo separé mis nalgótas con ambas manos y elevé mi trasero lista para recibir esa deliciosa vergóta, la sensación de seducir a Pepe me causaba mucha excitación... ahora estaba realmente cachonda.

Cuando Pepe puso la punta de su vergóta entre mis nalgótas y apoyo la cabeza en mi ano de inmediato lancé mis nalgas hacia atrás ansiando comerme esa deliciosa vergóta con mi voraz fundillo... Pepe apoyo sus manos en mis caderas y jalando mi cuerpo hacia él me clavó la verga despacio pero sin pausa... hasta que sentí los vellos de su panza rozar mis deliciosas nalgótas, me tenía completamente empalada cuando me tuvo bien ensartada comenzó a cogerme despacio, sin prisas pasó un brazo por mi pecho acariciando mis chichitas por debajo del brassier pellizcando mis pezones... poniéndome más cachonda, yo gemía: !cógeme papi, cógeme rico! !dame verga chiquito, cógeme más papi! solo se escuchaba el "plaf, plaf" de mis nalgótas pegando contra su abdomen... mientras sentía sus huevos chocando contra los míos, mi verga completamente parada salió de la tanga y brincaba de arriba hacia abajo segregando habita brillosa... yo apretaba mi esfínter anal para sentir la dureza y longitud de esa rica vergóta que me estaba perforando el culo de manera tan rica. Me tenia bien ensartada yo solo me dejaba coger a gusto… disfrutando de esa rica vergóta taladrando mi culo sabrosamente, mi verga estaba completamente tiesa y el roce de la tela del sillón me hizo venir copiosamente, mientras José Luis se venia deliciosamente llenando el condón de rica leche.

Nos vestimos y José Luis arregló todo para que su patrón no sospeche de su “trabajo extra”, quedamos en que yo iría la noche siguiente para terminar nuestro negocio.

Al otro día en la noche fui al estudio y Pepe ya me esperaba con las fotografías reveladas en formato de 20 x 30 cm. Escogí las que me gustaron mas y le pregunté si podía ampliarlas a tamaño poster y me dijo que si pero… que era muy caro imprimir en ese tamaño, le dije que no importaba yo estaba dispuesta a pagar por ver mis hermosas nalgótas en poster, nos pusimos de acuerdo y una semana después JoséLuis me hizo entrega de mis preciados posters… realmente mis nalgótas se ven impresionantes, en el primero aparezco vestida de rojo mostrando mis voluminosas nalgas enfundadas en un ceñido vestido, la segunda también de pie pero ahora con semidesnuda con el hilo de la tanga perdido entre mis nalgótas, la tercera estoy en cuclillas sin tanga mostrando mi rosado culito y mis huevos colgando bajo mis nalgótas, y la ultima estoy empinada jalando los cachetes de mis nalgas con mis manos y exhibiendo totalmente mi culo a la cámara y mi verga y huevos colgando libremente.

José Luis realmente había hecho un trabajo estupendo, no me dolió pagar lo que me pidió, además el había enmarcado mis posters, jubilosa le pagué y me lleve a casa mis hermosos posters, debo aclarar que nunca volví a coger con Pepe, respetando siempre nuestra nueva amistad, que perdura hasta la fecha.

Llamé a Joselinho para que me ayudara a colocar mis posters en las paredes cuando subió a mi departamento y vio las fotografías se puso a reír como loco, felicitándome por mi decisión siempre cagándose de risa taladró las paredes, puso tornillos y finalmente colocó los posters las dos en las que aparezco de pie en la sala-comedor y las otras dos en la recámara, sobra decir que Joselinho se excitó con las cachondas imágenes de mis nalgotas y sin más me tumbó en la cama,levantó mi vestido e hizo a un lado mi tanga y de un solo empellón me clavó tooooda su impresionante vergota !hasta los huevos! yo solo puje y afloje el culo recibiendo con placer la criminal estocada, fue la única vez que Joselinho me cogió completamente vestida.

Mientras me clavaba su portentosa vergota yo no podía apartar la vista de mis nalgotas impresas en las fotografías colgadas en las paredes, me ponía muy cachonda sentía mi ano completamente abierto recibiendo ésa deliciosa vergota, mi potente picador me estaba perforando el culo con mucha energía sentía sus huevos rebotando sobre mis nalgotas... mis piernas alrededor de su cintura aprisionando a mi macho como no queriendo dejarlo ir, sus manos recorrían mis chichitas sobre la tela del vestido yo solo suplicaba: !cogeme papi cogeme más fuerte! !dame toda tu vergota, abreme el culo a vergazos! ¡Dame verga, atáscame el culo de leche papi¡

Realmente yo estaba flotando en un mar de deliciosas sensaciones que se iniciaban en mi culo y recorrían todo mi cuerpo, me excitaba la sensación de ser cogida totalmente vestida sumado a las imágenes de mis nuevas nalgótas me tenían loca de calentura le rogaba a Joselinho que me culeara mas y mas duro le pedía que enterrase su poderosa vergóta hasta el fondo de mi hambriento culo, yo exploté en un tremendo orgasmo bañando mi fondo y mi vestido con abundante leche que salía a chorros por mi erecta verga, Joselinho siguió por unos minutos más destrozando deliciosamente mi culo hasta que se vino llenando mi culo de tibia leche, cuando retiró su verga de mi culo su leche goteando fuera de mi culo mezclándose con la mía y dejando realmente empapada mi ropa.

Días después me visito mi comadre Berta acompañada de dos “chicas” más y en cuanto entraron a mi depto. estallaron en carcajadas al ver mis nuevos posters, mi comadre no paraba de reír diciéndome: pinche Gina estás bien loca cabrona.

Yo con mucho orgullo le respondí: pues ya ves pinche comadre al fin puedo presumir de mis hermosas nalgótas.

Continuará…

Comparte este relato

4692
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar