Fantasías Eróticas - Infidelidad

Relato erótico

Mi marido, sus amigos y yo

Tiempo estimado de lectura del relato 3 Número de visitas del relato 9.303 Valoración media del relato 8,36 (25 Val.)

RESUMEN

Él me captura, él me envía y ellos vienen a capturarme y enviarse y él no sé si sabe. Mi marido y sus fantasías... Yo y mis dudas... Y sus amigos con sus fantasías, dudas y problemas bien parados... Y yo con una gran solución para ellos.

Hola, comenzaré a explicarles, soy una mujer de 27 años viviendo mi vida al máximo con mi marido, soy muy feliz por todos los aspectos, soy morena, chaparrita, nalgona, tetoncita, pelo negro.

Y bueno mi marido actuaba raro hace unos días y comencé a notar que siempre me sacaba fotos y yo hacía como que no sabía para satisfacerlo, paso el tiempo y las visitas en la casa comenzaron a variar, sus amigos venían un poco más seguido de lo normal, a veces no avisaban y venían en horarios que sabían que mi marido Alex estaba trabajando, comencé a notar de alguno de ellos comportamientos extraños, por ejemplo: me hablaban diferente, hasta el que no me saludaba casi de beso me besaba y me abrazada de una forma extraña, bueno hasta me miraban diferente o con una mirada extraña la verdad, luego me di cuenta que esa mirada era porque yo les gustaba, pero yo me preguntaba porque si su amigo es mi marido.

Pasaron los días y yo no le dije nada a mi marido de esas visitas a horas extrañas en casa; un día llegue del supermercado y él estaba en el cuarto no hice mucho ruido y él estaba hablando por Skype con alguien, el reproducía notas de voz y eran cosas como: “se ve muy rica”, “manda más”, “tu mujer está buenísima”; me llamo la atención todo y no hice ruido para escuchar más y averiguar más, logre colocarme en un lugar donde no me viera y yo pudiera seguir escuchando y tal vez observar, logre hacerlo y me percaté que tenía un grupo de chat con varias personas y él enviaba fotos, pero eran fotos mías!… yo no dije nada pues me supera calenté en ese momento después de escuchar demasiados audios de tanta morbosidad de muchos hombres y al darme cuenta que eran audios hablando de mi me calentó demasiado que preferí callarme y no decirle nada.

Al paso de los días las visitas seguían, solo que esta ves yo les invitaba a pasar y les invitaba un vaso de agua, las primeras veces eran un poco “normales” pues yo siempre en casa me gusta andar arreglada, al paso de los días decidí cambiar un poco el ambiente y yo vestía ropa diferente, falditas muy cortitas, a veces vestidos muy pegaditos y obvio abajo tangas para que se resaltará más la ropa, a veces shortcitos con nada abajo, inclusive varias veces en ropa interior, ellos no decían nada solo se quedaban helados…

Un día todo fue muy raro, porque venía uno desde temprano, parecía que se turnaban porque se iba uno y venía otro y así, como que se avisaban entre ellos, para esto solo son 3, todos casados y sus esposas son amigas mías, inclusive en las reuniones siempre son ellos el círculo social de mi marido y yo.

Un día uno de ellos vino, me agarro cambiándome y andaba en ropa interior y la verdad yo creí que era mi marido solo fui y abrí la puerta y camine, note que no dijo nada y entro alguien y cuando voltee era uno de ellos y con su celular en la mano apuntándome, le pregunté que hacía y me dijo con voz baja: “sé que te gusta que te tomen fotos y te graben”, mi silencio dijo todo y solo camine al refri le ofreció un vaso de agua y yo hacía como si su celular no lo tuviera en su mano, no pasó nada más ese día él se fue y todo normal como siempre, solo que yo me quedaba con la duda de que iba hacer con esas fotos, temía que mi marido me sacará fotos y las haya compartido pero no sabía si le iba a gustar que yo dejaba pasar a sus amigos, que me sacaran fotos y así… sabía que iba a pensar muchas cosas y en todo lo malo.

Hoy ya después de aproximadamente 20 días desde la primera vez que me deje tomar fotos por sus amigos me deje otra vez, esta vez yo estaba vestida con zapatillas y ropa interior de lencería, esta vez hasta pose.

No sé qué hacer, si seguir así o decirle a mi marido o definitivamente ya no ser partícipe de esto.

Saludos.

Comparte este relato

5083
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar