Gays - Fantasías Eróticas

Relato erótico

Idinah Gayman, nacida para ser puta...

Tiempo estimado de lectura del relato 2 Número de visitas del relato 12.233 Valoración media del relato 8,18 (11 Val.)

RESUMEN

Soñaba como me hincaba frente a ellos y me hacían tragarme sus penes hasta sentir arcadas porque no me cabían y llegaba hasta mi garganta, como me cacheteaban las nalgas para apretarlos con mi ano.

Lo correcto es presentarme... Desde que tengo memoria mi lado femenino ha tenido protagonismo en mi vida, ver a una mujer arreglada para salir o para hacer ejercicio me causa una sensación especial, de niño tan pronto tenía espacio a solas buscaba la ropa de mi madre para enfundarme en sus faldas cortas ponerme tacones usar un top y verme a espejo...

Conforme fui creciendo podía notar como mi cuerpo me iba hablando y diciendo que era un hombre muy hembra mientras en el gimnasio del colegio podía ver como mis compañeros mostraban espaldas anchas y su cuerpo se cubría por el vello, el mío cada vez era mas suave y mi cintura se hacia mas estrecha.

A la hora de la ducha me sabía distinto pero no excluido, al contrario mis amigos del equipo de baloncesto buscaban bañarse cerca y objetando cualquier cosa rozaban mi cuerpo con  sus penes, yo lo veía norma y claro que lo disfrutaba!

Algunos con circuncisión y otros sin ella, todos me parecían maravillosos, verlos acomodárselos al subirse lo calzoncillos era una delicia...

Los años pasaron y salí con mujeres, buscaba siempre su placer y al coger con ellas imaginaba que yo era ellas y les hacia lo que yo deseaba me hicieran...

El deseo por los hombres crecía, soñaba por ser invadido por una buena verga, por sentir como un macho me tomaba por las caderas y me bajaba todo para colocar su ariete en mi culo y de una estocada metermelo!

Soñaba como me hincaba frente a ellos y me hacían tragarme sus penes hasta sentir arcadas porque no me cabían y llegaba hasta mi garganta, como me cacheteaban las nalgas para apretarlos con mi ano, como para evitar me corriera golpeaban mi verga... Mi vida había cambiado y ahora era el momento de salir y buscar al hombre que me estrenaría y me haría disfrutar de una buena verga, quería empezar y mamar todas las vergas a mi paso, ser una golfa, una ramera, una puta!

Así decidí guardar mi yo hombre en el armario y finalmente salir al mundo a buscar placer vestida como siempre debí hacerlo en medias tacones y faldas...

Hoy soy una ella que se sabe deseada y que tiene historias que contar, amores rotos y amantes ocasionales, casados, solteros y curiosos, todos son mi historia y yo soy su puta...

Hoy inicio este viaje donde contaré lo vivido y gozado, porque cuando se nace para puta de la esquina so se sale...

Espero me manden invitación a mi facebook para que seamos amigos y tambien en mi twitter, me encanta me hablen compa una ramera y claro provocarles una erección...

Soy Idinah Gayman y así. Me encontrarán en las redes sociales.

Les deseo y espero sus vergas estén listas para ser tocadas por mi o al menos por mi culpa...

Comparte este relato

5678
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar