Hetero: General - Erotismo y Amor

Relato erótico

Fernanda y la primera vez

Tiempo estimado de lectura del relato 6 Número de visitas del relato 19.668 Valoración media del relato 9,46 (41 Val.)

RESUMEN

Salimos de la sala hacia el patio trasero de la casa, cuando llegamos ahí estábamos de pie en un rincón, nos besábamos con pasión, ella me abrazaba por el cuello y yo tenía las manos perdidas en su rico culo, luego subí las manos y le toqué los pechos, grandes y redondos…

Hola, mi nombre es Francis y tengo 30 años y voy a relatar una historia de algo que me sucedió cuando yo tenía 19 años y conocí a Fernanda, quien sería mi novia durante unos meses.

Era viernes por la noche y como casi todos los fines de semana nos juntábamos Alex, Carlos y yo en casa de Pedro, compramos algo para beber y pusimos música y empezamos a conversar, ya pasado un rato llego María, la hermana de Pedro, y venia acompañada de Fernanda, su prima. Fernanda tenía 21 años, morena, de cabello crespo un poco más abajo de los hombros, delgada, con una fina cintura, grandes y hermosos pechos, anchas caderas y un culo grande, redondo y lindo, se sentaron a conversar con nosotros y compartimos unos tragos, yo note que Fernanda no dejaba de mirarme y yo ya le había echado el ojo unos días atrás cundo la había visto solo un momento en la casa de Pedro, me levante de la silla donde estaba para tomar otra cerveza del refrigerador y me senté en el sofá al lado de Fernanda, el reloj ya había avanzado y ya eran más de las 3 de la mañana, María conversaba animadamente con Alex, mientras que Pedro se había ido a su habitación para dormir y yo me acerque a Fernanda para conversar, le pregunte la edad, donde vivía y cosas por el estilo, luego le pregunte si quería tomar otra cerveza, ella me contesto que no, que tenía frio por lo que yo me quite la chaqueta y la tape con ella y le abrase por los hombros, le dije que la encontraba muy bonita, que me había gustado desde el día en que nos habíamos visto y que quería conocerla, ella me miro directo a los ojos, me acerque y la bese, ella me respondió y nos besamos, la tome por la cintura y sentados en el sofá nos besábamos, yo bajaba las manos para tocarle el culo pero ella me tomaba la mano y me la subía hasta su cintura, hasta que en un momento no me la subió y me dejo tocarle el culo mientras nos besábamos -¿vamos al patio para que estemos solos?- le pregunte, ella asintió, le dije que se pusiera mi chaqueta y salimos de la sala hacia el patio trasero de la casa, cuando llegamos ahí estábamos de pie en un rincón, nos besábamos con pasión, ella me abrazaba por el cuello y yo tenía las manos perdidas en su rico culo, luego subí las manos y le toque los pechos, grandes y redondos, realmente ella era una mujer hermosa, ella llevaba puesto un  chaleco rojo cortito y bajo el un polera corta, le levante la solerita y el chaleco para dejar al descubierto sus lindos pechos cubiertos solo por el sostén el que hice hacia arriba con facilidad dejando a mi vista sus pechos desnudos, sus grandes y erectos pezones, ella me abrazaba por la cintura y gemía de la calentura mientras yo le chupaba y lamia los pechos, baje mi mano derecha y la metí en su entrepierna por encima de los ajustados jeans que ella tenía puestos, seguía besándola en la boca para luego seguir en sus pechos.

Fernanda era muy tímida y no se atrevía a tocarme así que le tome la mano y se la puse en mi pene por encima de la ropa para que sintiera lo duro que estaba, ella no quito su mano de mi  verga y la apretaba por encima del pantalón, yo le desabotone el pantalón y se lo baje un poco y luego metí mi mano en su vagina por encima del calzón, estaba toda mojada, metí mi mano bajo el calzón para tocar su vagina desnuda y me sorprendió y me calentó mucho más descubrir que la tenia suave y completamente depilada, jugué con sus clítoris y luego metía y sacaba y movía  mi dedo medio dentro de su estrecha y deliciosa vagina, con mi otra mano baje la cremallera de mi pantalón  para que ella pudiera meter su mano, lo intento pero mi pene estaba demasiado erecto, lo saque de mi pantalón para que ella pudiera tocarlo, ella lo tomo tímidamente con sus manos y nos besamos apasionadamente, luego yo la tome por la cintura y la apegue a mí, le baje mas los jeans y los calzones hasta la rodilla para poder penetrarla, ya no daba más y quería hacerla mía pero ella me detuvo y me dijo que nunca antes había estado así con un hombre, ella era virgen y solo había tenido un novio antes y solo la tocaba y lo masturbaba pero no habían tenido sexo, yo estaba muy caliente, no te preocupes- le dije y nos besamos, luego ella se acomodó los pantalones y se los subió dejando a la vista solo sus ricos pechos, yo me senté en una banca con mi pene erecto afuera del pantalón, le tocaba los pechos mientras nos besábamos y ella me masturbaba con sus manos, mientras nos besábamos y ella me masturbaba le dije -¿por qué no me lo chupas?, métetelo a la boca y dame sexo oral- y ella me contesto -Nunca he hecho esto, nunca he dado sexo oral a nadie, no sé si me gusta- nos seguimos besando, ella no dejaba de tocarme la verga y masturbarme - vamos, métetelo a la boca, si no pruebas nunca sabrás si te gusta o no- le dije, ella me miro a los ojos y luego me dio un largo beso, después se agacho y se metió mi verga a la boca, me lo chupaba suave y despacio, lentamente, como probando si le gustaba, luego empezó a hacerlo mas rápido y a meterse cada vez mas mi verga dentro de la boca, se lo metía casi todo dentro, yo estaba muy caliente y ya no daba más - voy a acabar- le dije y ella siguió chupándomelo, ya no pude mas y eyacule abundante semen en la boca de Fernanda, ella seguía chupándomelo y se tragó hasta la última gota de semen que salió de mi verga y me lo chupo hasta que mi pene empezó a ponerse flácido, luego nos besamos largamente y ella me dijo - Me gustó mucho chupártelo y que acabaras en mi boca- luego nos besamos, yo me arregle la ropa y guarde mi verga dentro del pantalón y entramos nuevamente a la casa, María nos trajo una manta y nos acomodamos en el sofá para dormir abrazados.

Esta sería la primera vez de las muchas veces que Fernanda me dio sexo oral y se tragó mi semen, en otros futuros relatos contare como fue la primera vez que tuvimos sexo vaginal, anal, cuándo me daba sexo oral en la calle y otras cositas que hicimos con Fernanda, aun la extraño, nunca más tuve una mujer como ella.

Obviamente los nombres y los lugares han sido modificados para proteger la identidad de Fernanda y los demás personajes sin alterar en modo alguno los hechos y diálogos de este relato, vivido por mí y que hoy comparto con ustedes.

Cualquier comentario favor enviar a gortia12345@gmail.com

Comparte este relato

4726
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar