Sexo con maduras - Sexo Anal

Las mujeres del Gerente (4)

Tiempo estimado de lectura del relato 15 Número de visitas del relato 19.419 Valoración media del relato 8,89 (35 Val.)

RESUMEN

Recibí la llamada de Carlos, el Gerente, para que acompañe a su mujer, Rita, a Europa, a un seminario, y ahí, aprovecho para hacerle de todo a su esposa.

Al comienzo de la semana, después de tener mi affaire con Rita, todo fue diferente para mi, no solo en mi trabajo, sino en mi vida cotidiana, y se reflejó en una cosa, que me sentí intranquilo un poco, debido a que mi compañero Kléber, se enterase que entre Rita, su amante, y yo, tuvimos relaciones, pero mis dudas fueron que Carlos, su marido, se entere que su mujercita, le fuera infiel conmigo, a lo que en esos días, pasé un poco incómodo, inclusive con María José, mi amante, a lo que en uno de mis encuentros que tuve con ella, se dio cuenta que no la tiraba con ganas, a lo que:

MJ: Dani, amor, que tienes, te noto con dudas, dime te pasa algo..

YO: Majo, veras, creo que debo solucionar unas cosas acerca de mi, pero no te voy a dejar de lado, eso quiero que me comprendas Majo. Por eso ando un poco caído de ánimos

MJ: Ok, pero antes, déjame hacerte el amor Dani.

YO: Bueno.

A lo que hicimos el amor de una manera genia, que me devolvió las ganas y ánimos de seguir firme y no sentir persecución de otras personas. Aferrándome en mi amante, que me brinda las mejores de las confianzas para seguir.

En la oficina, resulta que me llama al celular Rita, la mujer de Carlos, el gerente, al lo que ella me dijo:

Rita: Solo le llamo por 2 cosas, 1. Si puede venir a la oficina de Carlos, mi marido, y 2. No me olvido para nada la noche que pasamos en mi casa, fue maravillosa la forma que ud me cogió, con una lujuria que ni siquiera Kléber, mi amante, lo a hecho, así que venga a la oficina para conversar contigo.

YO: Yo también recuerdo mucho la noche con ud, ya que no había cogido en mi vida a una mujer mayor a mi, y en 5 minutos voy Dra Rita.

Rita: OK, te espero.

En eso, se me vinieron miles de sensaciones a mi cabeza, me preguntaba por ejemplo, ¿para qué me llama a la oficina de su marido?, acaso le contaría, y ¿me van a echar por acostarme con su mujer?, etc, a lo que con duda, fui y llegué a su oficina, estaba Rita, sentada en el sillón del gerente, me hizo pasar, y:

Rita: Daniel, lo llamé para decirle que Carlos no estará acá por esta semana, ya que se fue a San Paulo, Brasil, a una capacitación, a lo que estaré a cargo del buffete durante esta semana, así que cualquier duda, quiero que me lo haga saber..

YO: Ok Dra, y una pregunta fuera de acá del trabajo.. ¿Por qué me dijo lo que me dijo por teléfono?

Rita: Lo hice porque talvés tu te hayas olvidado,

A lo que me acerco a ella, y:

YO: Mire, de las cosas lindas no me olvido nunca, así que si quiere, podemos repetirla ehh.

Rita: Daniel, no quiero que pase mas eso que pasó en mi casa, así que déjame sola y vuelva a su oficina..

A lo que me retiré a la mía, pero no me iba a quedar con las ganas de follármela en la oficina de Carlos, así que inventé una excusa, a lo que no me costó nada, y justo llegó un asunto de trabajo, a lo que a las 4 pm (salimos del trabajo a las 6pm), fui, a lo que para mi suerte, no estaba Karina, una de las secretarias de Carlos, la otra secretaria, Catalina, no estaba, seguramente se fue con Carlos, ya me imagino que él se la ha de estar garchando a Catalina en Brasil, toqué la puerta, Rita me pregunto que hago allí, le dije que vino un anuncio de ultima hora y me dejó pasar, lo tratamos, lo debatimos con las ideas necesarias, y se llegó a un buen término, hasta que:

YO: Dra, yo quiero decirle que no me puedo olvidar de ud, que es una linda y hermosa mujer, y que la amo con todo.

Rita: Que está loco ud, ya le dije que no se debe repetir mas lo que pasó entre nosotros, fue algo pasajero, así que no va a volver a pasar..

A lo que me le acerqué, le tomé de las manos y le dije:

YO: Así, entonces, ¿porqué aceptó acostarse conmigo?

Rita: Porque quizá, estaba un poco deprimida, ya que mi amante no me hacía el amor como antes..

Luego de tomarla de las manos, la tomé de la cintura y abracé a Rita, le miré a los ojos, a lo que ella se puso incómoda:

YO: Rita, eso no es problema, solo ud me tiene a mi, para satisfacerla en todo,

Rita: Suélteme Daniel, aqui no, en la oficina de Carlos, si viene Karina, su secre, nos ve infraganti, o si viene mi hija, que pensará de nosotros..

YO: Nadie vendrá, la puerta está con seguro, por eso la tomo de su cintura, para recordar lo que pasamos en su casa,

Me acerco, buscando su boca, a lo que ella me evita, pero no pudo hacerlo más, y:

Rita: Está loco ud Daniel, en la oficina de Carlos, quieres besarme, vaya que si, que estás loco y arriesgado.

YO: Por ud, la besaría en la calle mismito...     

Así que la comencé a besar, me evadía su boca, hasta que, creo que se rindió, y accedió al beso largo, nos besamos con tal intensidad, que nos comíamos la boca, jugábamos con nuestras lenguas, como ella iba vestida con blusa blanca saco, minifalda y pantimedias negras, metí mis manos debajo de su minifalda, agarraba sus nalgas hasta mas no poder, levanté su minifalda, hice un lado su tanga y le comí su vagina, que estaba calentita, ella gemía y lo hacia duro, que parecía gritos, temblaba sus piernas producto del orgasmo que le hice tener, me levanté, sólo me desabroché el pantalón, fuimos hacia la ventana, era el sexto piso, así que no nos veía nadie tan arriba, y comencé a tirar a Rita por detrás, nos movíamos rico, los gemidos y jadeos nos excitaban mas, nos decíamos cosas sucias, como que rico que me coge Daniel, Ud esta riquisima que me la cogería toda la tarde, etc, mas o menos, así fue la tiradera, que fue rápida, que le terminé adentro de ella, toda parada, fueron siquiera 7 minutos la sesión de sexo con Rita, que ambos terminamos exhaustos.

La siguiente semana vino Carlos de Brasil, el gerente, a lo que transcurrió normal, las actividades, en lo que 2 días después, el gerente me llamó a su oficina, también estaba Rita y me dijo:

Gerente: Abg., nuestra empresa va a asistir a un seminario taller que va a ser en Europa, precisamente en París, así que si ni es molestia, le gustaría acompañar a mi esposa, que va a ir en representación de la empresa, mas que nada, no me gusta que vaya sola a una ciudad lejana.

En eso, me quedé pensativo, se me venia la imaginación de estar solo con Rita, cogérmela en París, a lo que le respondí:

YO: Claro Dr, le acompañaré a la Dra a París, así que no se preocupe, y cuando saldríamos..

Gerente: Sabía que podía confiar en ud, saldrán mañana en la mañana (miércoles), y vendrán e lunes, así que hoy saldrá pronto y mañana a las 6am saldrán a Francia..

YO: Esta bien, acompañaré a la Dra a París, le aseguro que va a estar bien, así que quédese tranquilo.

En eso me ve Rita, a lo que ella no me dijo nada, y salí de su oficina, me fui temprano a casa, le conté todo a mi mamá, que me iba a París por trabajo, ella comprendió eso, a lo que por la noche, vino María José, mi amante, le conté que me iba a París con la mamá, a lo que se molestó un poco, pero entendió que era “imposible” que yo tenga un affaire con Rita, a lo que, en mi casa, en ausencia de mi madre, hicimos el amor, como locos, una vez que se fue, ya me imaginé cogerme a Rita en París, sin que nadie nos viera y conociera.

Muy temprano, serían mas o menos las 5:30am, cuando vino Carlos, el gerente, junto con Rita, a llevarnos al aeropuerto, me despedí de mi mamá, fuimos a la terminal, porque el vuelo salía 7:00am, a esa hora, subimos al avión, y despegamos a Francia, al evento que a la empresa la invitaron, durante el vuelo, conversamos con Rita de todo, incluido la noche de pasión que pasamos, de la cogida que tuvimos en la oficina de Carlos, etc, cuando pasaron 11 horas de vuelo, llegamos a París, donde al siguiente día fue el evento, al que acudimos elegantemente, conocí gente de otros países, muy distinguida y respetable, el evento duraría 3 días, y nos reservaron un hotel muy lujoso, que daba una vista a la Torre Eiffel y los Campos Elíseos, era espectacular.

Terminada cada jornada del evento, llegamos a nuestra habitación, grande, con cama separadas, cuando yo pedí una botella del mas rico champagne, a lo que Rita no se negó, y bebimos la botella, vaya que el champagne francés es de lo mejor, cuando la conversación subió de calores, a lo que:

YO: Ni en mi vida, pensé venir acá a París, más aun, con ud Dra Rita.

Rita: Así, pues aqui estamos Daniel, ud conmigo en Francia, y el evento es hermoso, cada vez que pueda vengo con Carlos, pero esta vez, yo mismo quise que viniera ud conmigo..

YO: Así, muchas gracias x tomarme en cuenta, y ¿Por qué quiso que yo viniera Dra.?

En ello, se para, me toma de la mano, me hace levantar del mueble en el que estaba sentado y:

Rita: Porque con ud, me siento bien, ya no con Kléber, mi amante, menos aun con Carlos, desde que se que me engaña con sus secretarias, ya no me he sentido bien, hasta que lo conocí a ud.

En eso, me rodea con sus brazos, mi cuello, me abraza, y:

YO: Dra, se siente bien,

RIta: Si, me siento bien, ud Daniel me calienta, me excita, quiero comerlo acá en París, por eso quise traérmelo, para que ud me haga el amor como a mi me gusta..

En ello, mi pene, ni corto ni perezoso se puso duro, cobró erección, le rodee con mis brazos la cintura y:

YO: Ahora va a saber lo que es de verdad hacerle el amor mi Rita, mi rica hembra MILF..

RIta: Me excitas y me pones mojada cada vez que me dices MILF...

YO: Quiero comerme su boca, porque estoy con deseo de besar sus ricos labios..

Rita; Y que espera, vamos..

En ello, nos pegamos un rico beso, de novela, nuestras lenguas jugaban entre si, nos comíamos la boca, con un deseo y pasión que, como nunca, había besado a una mujer, mas aún a una MILF como ella, besaba toda su boca, cuello, metía mano, debajo de su vestido elegante, hasta que mi mano llegó a su vagina que estaba mojada, durante los besos, masturbaba al mismo tiempo a Rita, que comenzó a gemir como una loca:

Rita: Si Daniel, hazme tuya, bésame rico, pajeame como nunca, siii ahhh ahhhh

Yo seguía en los besos, y pajeando a rita, a lo que ella, acarició mi pene, notó que estaba duro, lo acariciaba como nunca, a lo que:

Rita: Su palo esta rico y duro como me gusta..

YO: Quiere comerlo??

Rita: Si, quiero comérmelo todito..

YO: Que espera, esta duro y listo para ud:

Ella me quitó el saco, la camisa, desabrochó y bajó mi pantalón, se deshizo de mis bóxer, me dejó desnudo se arrodilló y se metió mi pene en su boca, lo chupaba de una manera muy rica, ella es una experta en mamar y chupar penes, primero lo hacía lento, luego, sus chupadas fueron rápidas, con bolas incluidas, de ahi comencé a follar su boca, que rico que se siente follar la boca de una MILF, hasta que:

YO: Cosita, me vengo, ohh, ohh, siii

Rita: Dame tu rica leche mi cosita, quiero tomármela toda, vamos, vente..

En eso, mientras estaba chupando mi miembro, ella me mete mano en las bolas, para que me viniera mas rápido, también tocó mi culito, para darle toda su leche, tanto eran, las chupadas y el manoseo, que ya no aguanté mas, y le di a Rita, unos chorros grandes de semen, que empaparon su boca y su vestido, en la parte del pecho, ella me hizo correr rico, ni su hija, María José me hizo correrme de esa manera:

Rita: Que rico manjar que me has dado, bello, tu leche sabe mejor que la de mis anteriores machos..

YO: Ud me hizo venir rico Rita, ahora le voy a comer su conchita, que esta mojadita y rica.

En ello nos besamos nuevamente, baje el cierre a su vestid elegante, se lo quité y quedó solamente en bragas y con unas pantimedias color negras, la cargué como si fueramos recién casados, y fuimos a nuestra cama, una enorme cama que cabíamos sin duda, Carlos, Rita, Majo y yo,:

Rita: Nadie me había llevado a mi cama, en brazos y desnuda..

YO: Me alegra ser el primer amante que a lleve así, ya verá que la voy a coger rico..

En ello, acuesto a Rita, en a cama, la comienzo a besar los pies, le quito de a uno sus pantimedias, sigo besando sus piernas, hasta llegar a su vagina, que estaba lubricada como perrita en celo, me como por encima de su braga, hasta que, comienzo a sacar la braga, dejándola completamente desnuda, en ello, comencé a comer su rica y jugosa vagina, lo hacía de una manera fogosa, excitante, que comenzó a gemir, gritaba como una desesperada, creo que ya tenía su orgasmo:

Rita: ahhh ahhh que rico. siii cómeme rico mi conchita, hazme llegar al cielo sss aaaaaaaahhhhhhhh aaaaaaaaahhhhhhhhhhh

YO: Claro que si, me gustas todita, nadie te va a comer la concha como yo, disfruta..

Cuando ella gimió fuerte, producto de su orgasmo, un rico orgasmo que, de los gemidos, mi pene recobró fuerzas, para lo que se viene, en París.

Rita: aaaaaaaahhhhh aaaaahhhh siiiiiiiiii que riiiiiiiiiiiicooooo que me lo haces.. aaahhhh ahhhh

Terminado de comerme su vagina, subí a darle un beso a Rita, cansada de tanto gemir, me besó como nunca, como sedienta de placer, si duda que me sentí bien, al satisfacer a Rita, una MILF, que como pocas, son difíciles de complacer.

YO: Ahora viene lo bueno, está lista cosita.

Rita: Si mi cosita, quiero tenerte dentro mio.

Después de terminar de besarnos, en la pose de misionero, coloqué mi pene, ya duro, en la entrada de su vagina, con la cabeza de mi pene, jugué un rato con el clítoris de Rita, hasta que lo metí de lo lindo, Rita gimió al sentir mi pene dentro suyo, comencé de a poco a bombearla, sentí la vagina de Rita muy caliente, producto a que estaba excitada, lo hacía lento, al principio, para luego subir mis embestidas, hasta hacer chocar mis bolas con su entrepierna, Rita rodó y apretó con sus piernas mi cintura, para tener mi pene dentro de ella, en las embestidas, ella se vino:

 

RIta: sssiii aaaaaaahhhhhhh aaaaaaahhhhhhh siiii culeame rico, cogeme rico daniel, ud i es bueno, aghhh ahhhh

YO: claro que si mi rica madurita, te voy a coger toda la noche si es necesario, toma duro, duro sii sii

En eso, nos besamos, mientras estamos a los besos, le dije:

YO: Rita, ud me gusta tanto, así que con su permiso, me daría su culito..

Rita: Por ahí me duele cosita, si lo he hecho, pero creo que no lo han hecho bien..

YO: Tranquila amor, te lo voy a hacer despacito, para que te guste... si te duele, te lo saco ahi mismo..

RIta; Ok, si me duele, no me lo hagas por ahi...

A lo que me le puse en cuatro, me comí su concha, y a la vez, su ano, lo comencé a dilatar, para que mi pene entre sin problema a lo que:

YO: Ahora si cosita, te voy a culear rico..

RIta: Dale mi cosita, culeame rico...

Comencé a meter de a poco mi cabeza del pene en su ano, a lo que Rita se puso incómoda:

Rita: Hay cosita, me duele mucho papito...

En eso, yo le doy un rico y tierno beso, a lo que apaciguó su dolor, y comencé a meterlo despacito en su ano, el mismo me recibió sin problemas, comencé a bombear rico, despacio, como Rita me lo dijo, mis bombeadas al ano de Rita iban creciendo, ya ella mas gemía de placer que de dolor, a lo que:

Rita: aaaaahh aaaaaahhh que rico mi cosita, que rico que me coges por el ano, se nota que lo sabes hacer, aaaaaaaaaahhhhhh aaaaaaaaahhhhhh aaaaahhhh

YO: si mi cosita, rica, nadie te va a coger rico por el culo como yo, asi que toma, toma, durp, duro, de quie es este culo deliciooso que me estoy comiendo, oooh, oh

Rita: tuyo cosita, aaaaaahhhhhh ahaaaaa cogeme rico, aaaaaahhhhhhh asi asi, duuurp, suuur, siii,ahhh ahhha hhhhaaaaaaaa.

A lo que despues de tremendas bombeadas, sentí que iba a eyacular...

YO: me vengo cosita, te voy a llenar tu culo de mi lechesita, para que tengas como recuerdo, ahi te va ohh hooo

Rita: aaaaaaaahhhhhhh cosita, que rico, siii lléna mi culito de tu rica lechesita, caliente, ahhh ahhh ahhhaaaaaa

YO: ahi te va cosita, ooooh ooooooooohhhhhhhhh

Rita: ahhh ahhhhhhhhh que ricoooooo aaaaaaaaaaaa aaaaahhhh.

Si quiera le deposité una gran cantidad de semen, que el mismo se salía de su ano,, con ello, nos acostamos, de cucharita, mi pene se achicó y salió por si solo, llenando de leche el culito de mi amante, la mujer del gerente, con eso cumplí mi fantasía de cogérmela en París, sudados nuestros cuerpos, después de tanta acción, desnudos, nos quedamos dormidos, esa noche, parisina, si quiera con Rita, cogimos 2 veces mas,en ambas veces, llenándole su vagina, y hasta que nos dormimos hasta el otro día.

Cada vez que terminaba el evento del día, llegábamos al hotel, y terminábamos la jornada cogiendo con Rita de lo lindo, cada noche hasta que estuvimos en Francia, lo hicimos en el avión de regreso al país, y cuando llegamos al mismo, Nos recogía Carlos, su esposo, que ni por idea, sabe que su esposa Rita, pasó todas las noches cogiendo con su acompañante.

Este es la penúltima parte de esta serie, pronto les subo la última parte y como siempre... ¡Esto continuará!

Comparte este relato

3825
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar