INICIO » Gays

San Valentín erótico

  • 55
  • 9.462
  • 8,75 (4 Val.)
  • 0

Estaba llegando el día de San Valentin y a 3 dias de uno de los momentos mas bonitos del año, Ken iba de regreso a casa despues de haber pasado una tarde romantica con Daisuke y al pasar por un escaparate le llamó la atención una prenda de ropa, la miraba mientras pensaba en lo que tantas veces le dijo Daisuke

- Algún día debes aprovechar ese cuerpo tan afeminado, me encantaría -. Le decia con un guiño de ojos.

Ken entró a la tienda lo cogió y sin que nadie se diera cuenta se lo llevó al probador para ponerselo. Las medidas se ajustaban a su cuerpo. ¡Era perfecto! Asi que como tenia cantidad suficiente para pagarlo, se lo llevó muy contento a casa, necesitaba probarselo en la intimidad de su cuarto para sentir la emoción de Daisuke al verlo, su padre no estaba en casa, su madre estaba con las labores de la casa y Wormmon vigilaba el mundo digital asi que aprovecho para hacerse unas fotos muy sensuales con aquella prenda de ropa que únicamente las iba a ver Daisuke ya que él mismo se las iba a entregar en mano.

No le gustaba la fecha porque San Valentin es todos los dias del año, pero era una fantasia sexual de Daisuke y por una vez cedería a la necesidad sexual de su chico, y para ello pasó más de una hora entre foto y foto, haciendo cada postura más excitante para que la libido de Daisuke se encendiera a cada momento

El día antes de San Valentin, todos estaban en el mundo digital, Ken tenía en uno de sus bolsillos un paquete con todas las fotos para entregarselas a Daisuke, no perdía detalle de cada movimiento de su chico, le gustaba mirarle y saber que mañana iba a ser el chico mas feliz del mundo, solo debía esperar a que Daisuke se quedase solo para darle el regalo.

Por fin llegó el momento. Todos regresaron al mundo real y una vez allí, todos se fueron yendo a sus casas

- Espera Daisuke, quiero acompañarte a casa.

- No es necesario, puedo ir solo, yo se donde vivo

- Lo sé pero me apetece acompañarte, quiero hablar contigo

- Oh. De acuerdo, nos vemos pronto chicos -. Dijo Daisuke despidiendose de todos

Cada uno regresó a sus casas y Daisuke y Ken fueron directamente a casa de Daisuke

Por el camino este preguntó

- ¿de que quieres hablar?

- Lo verás cuando llegues a casa

- Ya empiezas con tus misterios

- Es un misterio que te gustará bastante

Seguían caminando pero ninguno articuló palabra

- ¿¿No vas a hablar mas?? ¿vas a estar en silencio todo el rato?

- Valdrá la pena Daisuke, ya lo veras

- Argg... ¡Odio eso!

- cuando te enseñe lo que tengo preparado para ti me amarás mucho mas

Anduvieron un poco mas hasta llegar a casa de Daisuke.

- Bien, Daisuke, un placer acompañarte, he de irme a casa ya

- Un momento. ¿de qué es lo que teníamos que hablar?

- ¿Mañana que día es?

- San Valentin, una fecha odiada por ti, no celebraremos nada

- Bueno, eso es lo que tu te crees, toma esto -. Le dió el paquete envuelto y le dijo

- Ábrelo en la intimidad de tu habitación, luego me cuentas que te pareció

Daisuke se quedó mirando el paquete, era blando y un poco grande, mientras adivinaba que podía ser, Ken como despedida le dió un beso en los labios y le dijo acariciando sus manos y al mismo tiempo el paquete de regalo

- Dentro de este emboltorio está mi alma dando lo mejor de mi para ti, solo para tí, mis sentimientos más intimos a flor de piel, disfrútalo, por favor, dejame saber tus impresiones cuando lo hayas descubierto, puedes abrirlo cuando yo te lo pida, nos leemos mas tarde, hasta luego

Dejó de acariciar sus manos y se fué, Daisuke no lo pudo evitar y se quedó petrificado mirandole, Ken se detuvo en seco y miró hacia atrás sabiendo que Daisuke le estaba mirando, le dedicó una mirada muy seductora y este se sonrojó bajando a cabeza y mirando el paquete, finalmente Ken se fué

A Daisuke le estaba comiendo la impaciencia, demasiada espectación por aquel regalo, quería abrirlo pero debía esperar, aunque su mente estaba tratando de averiguar dos cosas, el porqué de esa mirada tan intensa y penetrante de Ken y que es lo que le había regalado Ken pero era imposible, se le ocurrian muchas posibilidades pero ningua acorde con Ken pero... Hasta lo mas imposible puede hacerse realidad.

Llegó la noche, los dos estaban en sus habitaciones a oscuras hablando por el D-Terminal y Ken empezó a decir

- Bien, Daisuke, ¿abriste mi regalo?

- Estoy esperando a que me des la orden de abrirlo

- Me gusta eso. ¿estás impaciente?

- Nunca he estado tan impaciente como ahora

- No quiero hacerte esperar más. Puedes abrirlo, cuentame tus impresiones"

Daisuke no volvió a hablar más, empezó a abrir el regalo, poco a poco, al abrirlo, habia otro paquete dentro con una nota escrita a puño y letra por Ken diciendo

"- Digiere esto lentamente, todo esto lo vas a degustar solo tú, disfruta"

Desenvolvió el paquete y por fín se encontró con lo esperado, dentro había unas cuantas fotos de Ken muy provocativas, eróticas y sensuales.

El corazón de Daisuke latía a mil por hora

- " ¡¡¡OH DIOS MÍO KEN!!! ¡¡DIOS¡¡ ¡¡DIOS!!" -. No se pudo resistir mandarle un mensaje, una pequeña sonrisa de felicidad apareció por el rostro de Ken y le dijo

- " Disfrutalo, es solo para ti, deleitate con cada foto y con la dedicación que puse a cada foto pensando en ti"

Las manos de Daisuke temblaban de emoción a cada foto, todas eran cada vez más provocativas y aumentaban el nivel de deseo que sentía por Ken

- "Joder... Ken... esto... Es ...tan jodidamente excitante... Dios mio de mi vida, te lo juro, estoy temblando"

- "Como aparezco en cada foto" -. Preguntó sarcasticamente, ya sabia la respuesta

- "Estás para que folle el alma unas cuantas veces, estás condenadamente sexy!"

En cada una de las fotos, Ken aparecía con dos prendas de ropa, un tanga negro donde se le marcaba mucho más el pene y sus nalgas.

También en la foto aparecía con unas medias de rejilla negras y rojas que le llegaban hasta los muslos y como un corsette negro con la tela roja donde se le transparentaba muchísimo los pezones y las costillas de a ambos lados de su cuerpo.

Su pelo negro azulado con aquellos mechones cayendole sobre su rostro y con algo más morboso, su cuerpo brillaba, de puso bronceador en las partes donde sabía que Daisuke iba a estallar de placer, omóplatos, clavicula, esternón, muslos, cadera y pelvis, todos sus huesos eran mucho más visibles ahora

La primera foto, era muy sugerente, en un fondo negro, aparecían sus piernas, la foto era desde su cadera hasta la punta de sus pies y la punta de sus manos tocaban los huesos de la cadera mientras posaba como una mujer, tenía puesto el tanga negro

Una misma pero segunda foto de él mostrando el culo con el tanga, sus nalgas era lo que mas destacaba de la foto, muy llamativas y bronceabas que hacian juego con la curvatura de su espalda

Luego, una tercera foto pero él mirando a la camara, sin hacer nada, una pose natural, su expresión de seducción y clavicula bronceada lo hizo todo más morboso, en esa foto había una nota que ponía

- "Donde hubo sexo, siempre quedarán antojos y yo, mi amor, todavia tengo antojo de que domines mi cuerpo como tú quieres. Soy tuyo"

En otra foto, la cuarta aparecía él de rodillas en el suelo de su cuarto, insinuandose, sus medias de rejilla le hacían mas atractivo y aquel corsette transparente le hacía lucir mucho más los huesos de a cada lado de su cuerpo, la expresión de su cara era de seducción, la misma expresión que el día de antes Ken le dedicó, la libido de Daisuke estaba explotando poco a poco,

"- Estoy viendo la cuarta foto, Dios mío, tu de rodillas, me encanta lo sumiso que te ves en esa foto, estoy ardiendo Ken, lo juro"

- " sigue mirando, no despegues la vista de lo que te excita, hablas cuando hayas terminado"

Hubo una quinta foto, en ella se veía a Ken desnudo poniendose las medias de rejilla, muy sensualmente con otra nota que ponía

"Esto también es amor, es momento de complacer tu fantasía sexual, mi cuerpo a tu entera disposición, alma de sumiso, tu felicidad es mi felicidad"

Una sexta foto, echa ahora por el mismo Ken, donde se veía solo desde cuello hacia abajo, en la imagen era notorio el corsette, con sus pezones y su clavicula con otra nota diciendo

"Me entrego a ti, porque tú me haces ser quien quiero ser"

Una septima foto donde Ken estaba tambien desnudo casi con las medias de rejilla abrazándose a si mismo tumbado en el suelo mirando a camara con los ojos cerrados con las piernas abiertas y con otra nota diciendo

"Sintiendo tus besos y caricias. Sintiendo como tu mirada eriza mi piel y me dices " eres "mío". Mi Corazón te pertenece"

Una octava foto, y doble, muy morbosa para Daisuke, Ken estaba desnudo con sus medias de rejilla y su piel blanca, en una parte estaba él mirando a camara con su pene mojado de semen agarrandolo con sus manos y en la otra su sensual trasero extendiendolo y mostrando esa espectacular entrada que Daisuke dilató una vez, de nuevo otra nota diciendo

-"En nuestro caso, Amar es una decisión y un sentimiento. Amar es dedicación y entrega. Amar es un verbo, y el fruto de esa acción es el amor, yo te elegí a tí, decidí amarte y cada día me entrego más a ti, te amo, Daisuke. Mas de lo que mis sentimientos fríos pueden expresar"

Una novena foto, Ken sentado en el suelo, sus piernas abiertas con sus medias de rejilla, sujetandose el pene con una mano y chupando su propio dedo con otra nota mas diciendo

- "Te espero, estoy hambriento de ti, no puedo controlar esto, mi amor por ti es muy intenso y tan penetrante como cuando nuestras pieles colisionan entre ellas"

Y una decima foto, la última, el con el corsette y el tirante del corsette hacia abajo, mostrando sus pezones mojados, él mismo se los había lamido, su expresión era de placer y seducción las medias de rejilla y el tanga, su piel brillaba más, los huesos de su torso casi salían de su cuerpo, Ken con una expresión de sumiso total, enseñaba su trasero flexionando mucho sus piernas, su interior chorreaba y una última nota que decía

"Todo mi cuerpo esta mojado, mis pupilas están dilatadas, hurgar en mi para pensar en ti y todo se vuelva orgásmico, muslos mojados, chupa lo que quieres, muerdeme todo lo que esté a tu alcance, soy de ti, Daisuke."

Daisuke estaba tan excitado que casi se le olvida que Ken estaba esperando una respuesta en el D-Terminal, aún con las manos temblando pudo contestar

- " No tengo palabras, esto es la cosa mas sexual que han hecho en mi vida, estoy alucinando... ¿porqué? ¿como? ¿cuando? ¿porque?... Oh dios... Ken... Ken... Ken... ¡KEEEEEEN ICHIJOJI!!!

Ken se rió desde el D-terminal, le encantaba hacerle perder la razón, muy calmado dijo

-"Dime Daisuke"

- "Me volviste loco, Dios... Tu cuerpo, dios... Un tanga, OH DIOS MIO!!! !!DIOS DIOS DIOS!!"

- "Lo tengo puesto ahora mismo"

- ¿!!!!QUÉ!!!??? El corazón de Daisuke no estaba para muchos infartos en tan pocos minutos, Ken muy calmado siguió diciendo

- " Tengo puesto ese Tanga ahora mismo"

- " Ken, si es una broma, no me gusta , estoy muy alterado, estás tan cerca y a la vez tan lejos…"

- "No es una broma, ese Tanga está puesto ahora mismo en mi cuerpo, en mi cadera, ajustadose a mi cuerpo, es un poco incómodo de llevar pero es bonito"

- "Dios Ken... Te lo quitaría ahora mismo y no con las manos precisamente, ¡Estás muy bueno!!! Si pudieras verme... ¡Estoy revolucionado!"

- "Voy a ver como te revolucionas... Mañana, es mi regalo para ti, mañana eso que estás viendo lo vas a ver en carne, alma, musculo, tejido y hueso, celebraremos San Valentin con ese tanga y el corsette"

- "¿ESTÁS HABLANDO EN SERIO???"

- "Yo siempre soy sincero, Daisuke, no olvides eso, estoy muy necesitado de ti, amor"

- "Y yo tambien... Donde podemos celebrarlo"

- " Quiero un sitio íntimo, quiero hacerlo en tu casa, es posible?"

- " Es un sitio perfecto, Jun va a salir mañana con sus amigas y mis padres están de vacaciones romanticas, mi casa está sola, es un gran momento"

-" Perfecto, entonces mañana seré tuyo"

- " Me vuelves loco, me haces ser tan perverso... Estoy imaginando cantidad de cosas impuras para hacerte"

- " No puedo resistir a saberlas, no quiero mojar mi cama, estoy muy húmedo ahí abajo"

- " y no puedo resistir a decirte que me digas en que posición estás y de que manera estás"

- "¿De verdad quieres saberlo, Motomiya- Kun?"

- "Quiero saberlo Ichijoji- Kun" -. La mano de Daisuke, mientras sujetaba el D- Terminal, fue bajando hasta llegar a los calzoncillos, fué más abajo de ellos y lentamente empezó a frotar su pene, le excitaba la forma de expresarse de Ken

- " Estoy desnudo. Muy caliente, Con las emociones a flor de piel, mi cuerpo te llama, Daisuke, mi cuerpo reclama tus caricias, tu fuerza, quiere una tormenta, tú tormenta... -. Siento calor, estoy debajo de las sabanas, nuestras sábanas donde tu y yo hemos rozado y mojado nuestros cuerpos en una lluvia de fluidos"

- "Ohh... Dioss... sigue asi... Ken... Me pones tan cachondo" -. Al mismo tiempo se estaba masajeando el pene mientras emitía resoplidos a baja frecuencia

- ufff... Ohh… Ken… Ohh… uff - Decía mientras leía y tenía una foto en la misma mano donde sujetaba el D-Terminal, la foto era la última que vieron sus ojos.

- "Mis pezones, Daisuke están muy duros y mojados, están pegados a las sábanas que están cubriendo todo mi cuerpo, estas sábanas estan viendo el tanga, encaja perfectamente con las medidas de mi cadera"

- "Ken... Me estoy masturbando, esto es tan jodidamente insano... Oh... Dios... Dios... "

-"Siento celos de tu cama, ella puede verte excitado, quiero pecar tambien

En cada una de sus habitaciones, Ken y Daisuke estaban masturbandose por separado, Ken se masturbó imaginando como Daisuke estaría en su habitación haciendo estallar una bomba en su cuarto con expresiones de placer, ojos cerrados. Apretandolos, su espalda arqueada y aquel semen expulsando gran cantidad de esperma

- Dai... Dai... Motomiya... Kun… Ah! -. Resopló fuerte mientras frotaba fuerte su propio pene y sus piernas estaban abiertas al máximo

- Ken…  Amor... Ken… Eres mío, gracias por este regalo... Ah! -. Sus piernas tambien estaban abiertas al máxima

Los dos se pensaron mutuamente mientras imaginaban como sus cuerpos se iban a rozar mañana en un dia tan especial

Los dos al mismo tiempo explotaron, los dos al mismo tiempo apretaron sus ojos mientras una oleada de excitación les inundó, los dos al mismo tiempo esparcieron su semen caliente por sus cuerpos pintandolos de blanco cayendo por sus sábanas, los dos respiraban hondo mientras la tensión desaparecía de sus cuerpos

- Va por ti, Ken -. Dijo lamiendo y admirando su propio semen

- Daisuke, este fluido lleva tu nombre, mañana esto será eterno a tu lado, mi amor -. Dijo restregando el semen por el tanga

Cogió su D-Terminal con las manos pegajosas y le dijo

- "Me masturbé, demasiada excitación"

- "Supuse que lo harías, hice lo mismo, quiero que estes aqui Ken para lamer mi cuerpo"

- "Es tan fuerte este deseo... Mi tanga está cubierto de mi propio semen

- "Que olor tan delicioso, quiero seguir masturbandome"

- "Por favor, guarda energias para mañana nos espera un gran día, iré a tu casa por la mañana para estar todo el dia juntos. Te parece bien?"

- "Me parece perfecto, te amo mi perfecto sumiso

- "Te amo, mi perfecto dueño"

Aunque pareciera mentira, cada uno durmió tranquilamente pero con sus cuerpos descargados de tensión sexual uno para el otro. Debían recargar energias para el dia siguiente

Y Justo al día siguiente, Ken terminó de desayunar y dijo a su madre

- Mama, hoy posiblemente no esté aqui en todo el día, me voy a casa de Daisuke a tener un dia romantico de San Valentín

- Muy bien cariño, tomate el tiempo que necesites, pasatelo muy bien

Fué a su habitación, se vistió con una camisa y pantalones comodos y debajo de los pantalones el tanga, debía acomodarse a ellos ya que los iba a usar durante todo el dia.

Cogió la bolsa con el corsette y se despidió

- Hasta luego mamá

- Cuidate querido.

Desde su casa a la estación para coger el tren, Ken intentaba disimular que estaba usando un tanga, era muy incómodo para un chico llevarlo y mas si los hilos finos se introducian en su ano con facilidad.

- Vale la pena sufrir un poco, el placer posterior será mucho mayor -. Se dijo a si mismo tocando el corsette.

Se montó en el tren rumbo a Odaiba y en el trayecto le mandó mensaje a Daisuke diciendo

- "Estoy llegando, estoy preparado para pasar uno de mis mejores dias junto a ti consentiendote en todo y satisfaciendo tu fantasía sexual que tantas veces me has pedido, me muero por estar en tus brazos, será el mejor San Valentin de todos, nervioso pero a la vez emocionado, te quiero"

Daisuke lo recibió muy feliz, estaba solo, Jun se había ido, habia conocido a un chico e iba pasar todo el dia y noche con él, El universo estaba haciendo las cosas bien.

- "Estoy ansioso por tener un encuentro prohibido, gracias por hacer esto por mi, no te arrepentirás, estoy dispuesto a todo"

Estaba tan contento que de la emoción se quitó la camisa que llevaba yendo en pantalones por la casa, en realidad estaba haciendole un favor al cuerpo, seguramente la ropa molestaria en los proximos minutos.

Ken recibió el mensaje y un escalofrio de placer le recorrió la entrepierna, deseaba tanto hacer lo que los dos estaban planeando...

Además, Ken no era el único que iba a dar un regalo, Daisuke tambien tenía algo para él y venía para comer, todo estaba saliendo perfecto.

Fue a la nevera para comprobar que lo que había comprado estaba perfectamente listo para lo ocasión, era San Valentin, todo debía salir perfecto

Se sentó en el sillón del cuarto de estar esperando la llamada del telefonillo esperando la llegada de su amor, estaba impaciente, esperando con mucha ilusión, como un niño pequeño, tenía como mariposas en el estómago, estaba muy muy muy emocionado a pesar de que con Ken había desafiado cada obstaculo y juntos habían sobrepasado cada límite, pero esa ilusión por ver a la persona amada siempre iba a estar ahí

- Que sensación tan única... Estoy tan nervioso por abrazarte, amarte, beberte, olerte, comerte...

Estaba pensando en todo eso cuando por fin el timbre del telefonillo sonó y su corazón se quedó helado, no lo dudó ni un segundo más, abrió la puerta y el tiempo se detuvo en el momento en el que sus ojos se clavaron fijamente en la mirada dulce de Ken

Los dos sintieron un escalofrío recorriendo sus cuerpos, era la magia entre ellos, la fantasía de la sensualidad y la impulsividad en sus pieles

Ken clavó sus ojos en Daisuke y sus piernas le temblaban, estaba desnudo casi y se quedó observando aquel cuerpo tan escultural y perfecto, no lo pudo evitar y sus ojos fueron a la entrepierna, era tan bonita esa sensación de excitación... Tragó saliva mientras le seducía con la mirada

Daisuke miró a Ken de arriba a abajo incluyendo la bolsa que traía con el, ahí dentro estaba su fantasía hecha realidad, estaba tan hermoso con sus cabellos al viento... Una pequeña brisa de aire removia sus mechones dejando ver ese hermoso color de ojos que eran parecidos al universo.

Sus ojos se posaron en su hermosa clavicula, su camisa estaba desabrochada por esa parte y podía ver aquellos huesos tan finos y perfectos que le volvían loco de placer y parte del pecho.

Los dos se miraban de manera muy sensual, en silencio, sin palabras. Seduciendose entre ellos

- Esta espera me estaba matando, por fin estás junto a mi, te extrañaba -. Dijo Daisuke sonriendole

- Un dia perfecto, una excusa para vernos, una razón para estar juntos. -. Contestó Ken devolviendole la sonrisa

Dió varios pasos y Daisuke retrocedió unos pocos mientras la tensión sexual los iba envolviendo, Ken cerró la puerta y le observó más detenidamente, el ambiente que les estaba rodeando estaba un poco oscuro pero podían verse.

Se cercó lentamente hacia él hasta tenerle a escasos milimetros y sus alientos chocaban entre ellos, con uno de sus delicados dedos le acarició brevemente el labio y le dijo

- Llevo puesto el tanga

- ¿En serio? - Contestó muy feliz mientras la punta de uno de sus dedos tocó el hueso que salía de la clavicula

- Puedes comprobarlo tú mismo

Daisuke desvió la mirada de Ken y su mano desabrochó el pantalon de su chico hasta llegar a las nalgas, allí descubrió que efectivamente habia aldo muy delgado sujetando sus nalgas

- Oh Dios mío... esto es una maravilla, quiero quitarte el pantalón

- Hazlo, nos incomoda demasiado.

Antes de hacerlo, Daisuke le dió un abrazo abrazándolo por su cintura al mismo tiempo que Ken hizo lo mismo, se abrazaron, hundiendo Ken su cabeza en el cuello de Daisuke y este con su mano bajó sus pantalones con suavidad dejandolos hasta los tobillos, Ken terminó de quitarselos, ya estaba únicamente con su camisa y el tanga.

Daisuke dejó de abrazarle y bajó hasta abajo poniendose de rodillas Un dedo suyo, tocó la tela del tanga, incluido el bulto del pene y los testiculos, El impulso de Ken fué de acercar sus muslos hasta a ambos lados del rostro de Daisuke, ahora este tenía el pene de Ken a un milimetro de su cara escondido en el tanga y acariciaba los finos hilos del tanga con suavidad y dedicación

- Huele a tus fluidos, amor -. Dijo oliendo la tela

- Pensar en tí más de lo necesario me hace mojar más de la cuenta, como ahora

- ¿Estás humedo? -. Dijo Daisuke mirandole desde abajo

-Siento tu respiración entre mis muslos, desde que desperté estoy ardiendo de excitación por ti

Daisuke sonrió y empezó a lamer y besar los muslos de Ken con mucha ternura, no podía ocultar ese deseo tan fuerte por su chico, mientras lo hacía, una de sus manos agarraba una nalga y con la otra acariciaba ese tanga tan apreciado por los dos.

Besó ambos muslos con besos uno detrás de otro y lentamente fué subiendo, ahora su boca estaba besando la dulce tela del tanga mientras que sus manos hacían una bajada y subida de caricias por el aterciopelado abdomen de Ken suavemente, muy suavemente, tambien masajeaba a ambos lados de sus muslos

Para besar ese abdomen tuvo ayuda de Ken quién desde que Daisuke empezó la danza de besos, se fué desabrochando la camisa hasta quedarse solo con el tanga.

Daisuke fué subiendo más todavia y ya estaban los dos de frente de nuevo, sus frentes chocando como sus respiraciones

Se miraron los pezones y un segundo después a los ojos, uno de los dos tuvo el impulso de tocar el pezón de su chico, fue Daisuke

Se acercó más y tocó la punta del pezón muy suavemente, como si fuera algo frágil, Ken observaba el proceso y se dejaba llevar.

Pero el deseo y el ansia de este cada vez era mayor a medida que Daisuke dejaba de tocar el pezón para tocar el pecho entero con mucha suavidad y al mismo tiempo sus manos rozaban su esternon el lugar donde estaba el corazón, le estaba removiendo hasta las entrañas

Con un poco de impaciencia, le cogió el rostro y sus alientos se rozaron mientras le decía

-Necesito de tus besos. De tu amor entre mi vida, llenando de iilusión mi corazón, necesito

De ti.

Ladeaba su boca de un lado a otro, jugando con el aliento de Daisuke y... Porqué no, con su impaciencia,impaciencia que no tardó en hacerse presente.,

Daisuke agarró el rostro de Ken y sus labios de juntaron durante varios segundos, al separarse, pudo lamer un poco de su labio inferior y decirle

- Te deseo mio, sólo mio, déjame olerte

Le agarró de la cintura y mientras sus manos eran como serpientes en la espada de Ken, su nariz olió el cuello de su chico mientras intentaba alcanzar su boca diciendo

- Lo tenemos todo, quiero perderme en ti...o Contigo, para salir ganando los dos.

Ken quiso tambien acariciar y con la yema de sus manos acarició el hombro de Daisuke provocando un terremoto en su cuerpo, alcanzó los labios de Ken y pudo besarlos, los capturó y su intención era no soltar, quería devorar todo. Ken le pertenecía

Mientras el beso seguía su camino, ahora Daisuke acarició con mas posesión el pecho de Ken, mas posesión, más ansia, dejando ver algunos huesos de su costillar, eso aumentaba el placer a mil. La piel de Ken era el más infinito tesoro.

Poco a poco se estaban perdiendo en la locura y Ken odiaba hacer esto pero no le quedaba mas remedio, se separó de los labios de Daisuke y con mucha pena le dijo

- Hay tiempo para hacer todo lo que nuestros sentimientos más perversos quieren hacer. Vamos a disfrutar de un agradable día perdiendonos en nosotros mismos

- Ahora no me puedes dejar con las ganas -. Se acercó para besarle pero Ken le apartó la cara

- Es mucho mejor pasar de la calma a la tempestad sin que nos demos cuenta, piensalo, confía en mi

Daisuke vió la seguridad que Ken tenía en sus palabras y le dijo

- ¿Está bien, pero... Harás todo lo que yo deseé hacer? -. Metiendole uno de sus dedos en la boca y mojado como estaba dejó un rastro de saliva en su pecho hasta llegar a sus pezones masajeando uno de ellos con una mirada traviesa

- Hasta el límite de nuestros cuerpos -. Le devolvió la mirada

- Incluso... ¿más allá? -. Dijo ahora hundiendo uno de sus dedos en su hombro y haciendole arrodillarse

- Hasta el delirio, hasta el extasis, más alla de un orgasmo y una explosión de fluidos, estoy a tus pies, mi perfecto dulce diablo -. Respondió Ken arrodillado seduciendole con su mirada y una pose muy femenina

- Me gusta. ¿Te importa esperar en mi cuarto? Tú también tienes un regalo

- De acuerdo, para cuando vuelvas el corsette ya estará puesto en mi cuerpo

- Ardo de deseos de vertelo -. Dijo mordiendose el labio -. Ken cogió la bolsa y se dirigió al cuarto de Daisuke mientras este le miraba descaradamente el culo

- Tus nalgas ahora son mas llamativas, cada vez me estoy poniendo más cachondo

- Es solo el principio, Motomiya -. Le guiñó seductoramente un ojo, le estaba sutilmente provocando

A esa provocación Daisuke no lo pudo evitar y se abalanzó sobre el empotrandolo contra la puerta de la habitación apretando sus nalgas y rascando en ellas hasta dejar en ella una suave marca roja. Eran tan blandas que Ken no sentía dolor, al contrario, disfrutaba teniendo a Daisuke detrás de el

- Disfrutas provocandome, ¿verdad Ken?? -. Dijo mordiendole el labio , Ken se separó de el mirandole a la cara y le hizo retroceder varios pasos hacia atrás y le dijo con una juguetona amenaza

- Tengo ganas de desbaratarte los sentidos, Motomiya -. Dijo mordiendose el labio y bajandose un poco el tanga dejando ver su pene y acariciandoselo con una mirada de lujuria

- Mmm ... Dios..... Pero mejor voy a preparar tu sorpresa me estás poniendo enfermo

- Oh... Daisuke...es una lástima... Mira... -. Sus manos tenían una delgada línea de semen

- Dios Ken..... Necesito aire me estoy hiperventilando.

- Hazlo, te espero como un perro en celo

Tenía ganas de pervertir un poco más y cuando Daisuke se estaba yendo a la cocina lo llamó de nuevo

- ! Motomiya - Kun!

Daisuke miró hacia Ken y este dió la espalda a Daisuke enseñando su hermoso culo y su tanga rojo y negro mientras le decía

- Esto es lo que te espera aquí dentro, quiero jugar y que juegues conmigo

El pene de Daisuke reaccionó por él poniendose en posición recta a través del pantalón.

- ........ Me voy, demasiado calor -. Dijo dandose la vuelta y yendo a la cocina, Ken sonrió y fué hacia dentro para ponerse el traje deseado.

Pulso la bolsa en la cama de Daisuke y lo primero que cogió fué el bronceador para echarselo por todo el cuerpo, dedicando cada minuto a cada rincon, manos, brazos, nalgas, abdomen, piernas, muslos, tobillos cara, clavicula, hombros, cara torácica, ombligo y esternon.

Estaba muy concentrado en la misión de endulzar su cuerpo para Daisuke que mientras se estaba poniendo las medias de rejilla y el corsette mirando a la cama de Daisuke no se dió cuenta que este estaba en la puerta de su habitación observando con la boca abierta.

Fue cuando Ken terminó de ponerse el corsette cuando vió a Daisuke muy sorprendido mirando, él con una leve sonrisa dijo

- ¿Desde cuando me estás observando?

- Desde hace unos minutos... Me quedé sin palabras al verte tan hermoso poniendote esto para mi, te ves muy bien -.Dijo dando una vuelta a su alrededor

- Gracias. ¿Mejor que en las fotos? Que por cierto, pude ver que están en tu escritorio, gracias por conservarlas

- Me hacen feliz, y sí, mejor que en las fotos, el color rojo hace juego con tu piel

- Me alegro muchísimo que te guste, amor.

Ambos se cogieron de las manos y se miraron a los ojos con una actitud de enamoramiento total, sobraban las palabras pero Daisuke continuó hablando

- Yo venía a decirte que tengo un regalo para ti en forma de comida, donde qiieres que comamos... ¿aquí o en el comedor?

- Se me ocurre una idea mucho mejor que esa, ven -. Dijo cogiendole una mano, pero Daisuke antes de andar dijo

- Espera, antes quiero hacer algo

Le dió una fuerte nalgada que el culo de Ken se moviese por hondas, parecía que estaba vivo

- !! DIOS como me gusta esto!! -. Dijo muy feliz viendo los resultados

- Cosas como estas serán mas intensas en los proximos minutos

- Mmm ¿me lo prometes?-. Le invadió el espacio de imprevisto

- Te lo juro

- Entonces todo esto estará fuera de tu cuerpo, es mejor verte en una desnudez completa -. Le masajeó una nalga y con la otra mano removió el hijo del tanga y un dedo entro en el ano de Ken, haciendo vueltas circulares en su entrada.

- Todo poco a poco, ahora vamos a disfrutar de tu regalo en un sitio que puede ser muy morboso

Se cogieron de las manos y al salir de la habitación de Daisuke, Ken dijo

- Quiero que tengamos nuestra cita en la cama de tus padres

- ¿Sabes que tienes la misma mente perversa que yo?

- Ambos queremos una cita romantica y buen sexo, es normal que queramos buscar espacios grandes para satisfacer nuestros deseos

- Me encanta como piensas, está bien, será en la cama de mis padres, ahora quiero que cierres los ojos, voy a llevar nuestro regalo a

La habitación

- Perfecto

Ken los cerró y Daisuke aprovechó para preparar la cita, algo muy simple. Lo importante era estar juntos

Al terminar se acercó hasta Ken, lo agarró por la cintura sintiendo la tela del corsette y lo llevó hasta la habitación de sus padres, cerró la puerta y dijo

- Ya puedes abrir los ojos

Ken los abrió y lo que vió le dejó muy impresionado, la habitación estaba totalmente a oscuras y en la cama de los padres de Daisuke habia una tarta con dos velas y una nota, Ken, con la boca abierta se acercó para ver que ponía, cogió la nota con Daisuke agarrandole de la cintura y leyó lo que decía

"Dicen que los amigos necesitan buen sexo para mantener la amistad, para que nuestra amistad con derecho a roce dure para siempre te ofrezco todo el amor pasional y sexo orgásmico que tanto nos gusta, gracias por tu amistad, por tu amor, por cada abertura de piernas que me has dedicado, gracias por sobrepasar cada límite conmigo cada día. Gracias por los intensos orgasmos al unísono, no hay nada más morboso y placentero que verte jadear y sudar conmigo un beso con sabor a mordida, te amo, Feliz San Valentin"

- !!Daisuke!! Me ha encantado, !Gracias! Y la tarta tiene muy buena pinta, me gusta el detalle de las fresas encima del pastel. ¿lo hiciste todo tú? -. Dijo cogiendo la tarta y probando un poco con sus dedos

- Lo compré, intento cocinar pero no soy un experto pero me alegra que te haya gustado la nota, ahora... Quiero estar abrazado a ti

Ken dejó la tarta en el suelo y se dejó amar por Daisuke, sintió el cariño de sus manos en en su vientre y como le besaba en el cuello y soplaba ligeramente en el oido alternando pequeños mordiscos en su mejilla con lengua dejando una pequeña humedad en el rostro de su chico

Ken ya estaba empezando a sentir mucha excitación sexual, echó su cabeza en el hombro de Daisuke abriendo la boca para gemir suavemente, sentía el pene cada vez más recto de Daisuke en su culo, este, Daisuke, hizo prisioneras sus manos con una de las suyas mientras que la otra le bajó un poco el corsette enseñando los pezones y rascó uno de ellos haciendo a Ken retorcerse un poco

- Mmm... -. Cerraba los ojos mientras disfrutaba en el hombro de Daisuke, este mientras tocaba y rasgaba pezón y su mano agarraba las dos manos de Ken, dijo susrrandole

- Hoy estaré dentro del espacio que dejen tus jadeos, estarás humedo y pidiendo más, con seguridad penetraré en tu carne. Aprisionaré tu cuerpo, hoy eres mío, hoy quiero ser uno contigo

- Daisuke...Tu... Tu... Tu pene -.Decia agarrando el pene de Daisuke que estaba dentro de él, Mientras Daisuke hablaba, iba metiendo su pene duro y recto removiendo el tanga y metiendolo dentro del ano de Ken

- Siente la cabeza de mi pene entrando y creciendo en ti, llenándo tus paredes de mi amor. ¿lo sientes?

- Lo siento..Daisuke, lo disfruto... Ah..Ah. -. Los huesos del esternon eran mas visibles porque la excitación le hacia poner el cuerpo casi sin respiración, estaba muy agitado

- Es culpa tuya. Me pones demasiado cachondo, adoro tus pezones. Tus huesos.. Tu actitud tan sumiso, quiero más quiero llegar hasta tu alma, mi pene está mojandose dentro de tí, y yo quiero sexo, Ken, sexo, quiero morder -. Mordió la clavicula de Ken con cuidado mientras este seguía muriendo de placer con cada movimiento que Daisuke hacia con el pene, empujaba cada vez más, la pelvis de Daisuke chocaba con el culo de Ken lentamente sonando a humedad a cada impacto leve y este que estaba ya entrando en la desesperación pudo decir

- Sin mordida no hay beso... Sin ti, no tengo buen sexo. Quiero Daisuke, lo quiero todo ya.. Por favor

- Ponte a cuatro patas en la cama, vamos a celebrar este día san mágico

Ken no lo dudo, se separó del pene de Daisuke mojando un poco el tanga y los muslos de semen, Daisuke se había corrido dentro de Ken.

Ver su propio esperma en el culo de Ken excitó más a Daisuke, se mordió el labio y teeminó de quitarse los pantalones quedandose desnudo delante de Ken quien estaba a cuatro patas enseñando el tanga y el culo.

Le agarró a los lados de los muslos y le atrajo hasta el quien estaba con sus rodillas en el suelo a los pies de la cama, le bajó el tanga hasta donde estaban las rejillas de las medias y acarició los hoyuelos que aparecian entre los muslos y tambien el agujero de su ano, un dedo entró una milésima de segundo en la entrada de Ken quien suspiró un poco mientras apretaba los puños contra las sabanas

- Sé que tú mente da vueltas y vueltas a la misma cosa, haz realidad tu perversión, quiero sentir como me recorres, atame a ti.. Daisuke.. Ahh..-. Gimió dulcemente mientras Daisuke acarició sus testiculos que estaban suspendidos en el aire

- Poco a poco, muy despacio y fuerte

Le agarró posesivamente el culo, escupió en el ano y hundió su rostro en él dejando viva la lengua lamiendo todo lo que podía alcanzar, Ken cerraba los ojos abriendo la boca lanzando suspiros de placer

El interior de Ken ardía en llamas, habia fuego en sus entrañas. Daisuke estaba literalmente absorviendo su alma, le estaba haciendo el mejor oral de toda su vida.

Ken mirando al cabecero de la cama de los padres de Daisuke miró hacia atrás para ver como Daisuke succionaba su interior

- Ohh..Daisuke... Dios.. Ahh... Mio...

- ¿Me deseas? -. Dijo sacando la lengua de su ano y con saliva alrededor del labio y metiendo dos dedos en su entrada anteriormente dilatada

- Te deseo ...Ahh..Ah.. Dios... No pares, no pares, !No pares!

- Eres de mi propiedad ahora mismo, !!!Gime para mi!! -.Le dio dos fuertes nalgadas a las que siguieron dos fuertes mordiscos de diente muy profundo y luego otras dos nalgadas más

- Más Daisuke.. !Más!

- ¿te follo bien?-. Respondió despues de morderle los testiculos y los muslos interiores que estaban temblando, al igual que Ken que se apoyó sobre sus codos debido al placer

- Perfectamente, usa más tu agresividad, quiero una tormenta ahora mismo -.Dijo entre lágrimas de placer

- Dicho y hecho, esto es por nuestra amistad, follar como verdaderos amigos

Con sus dientes y manos, le quitó el tanga con una agresividad extrema, lo rompió dejándolo en dos trozos, lo tiró al suelo y se puso en la cama con Ken empujandolo más hacia el centro, se puso de rodillas y ahora con una de sus manos agarró con mucha agresividad el pene de Ken y le dijo metiendole uno de sus propios dedos en la boca de su chico

- !Chúpalos!

Al mismo tiempo que chupaba, Daisuke apretó el pene con más fuerza, parecia que iba a arrancarlo de su sitio, hundió hacia dentro la cabeza del glande provocando en Ken un grito mientras Daisuke tenía su dedo en su boca.

Eso le dió más motividad para que su pene recto entrara con agresividad en el ano de Ken.

Daisuke hizo movimientos pélvicos circulares y movimientos de sacar y entrar, sacar y entrar de forma pausada.

Los muslos y los brazos de Ken temblaban, no se podía mantener en posicion de cuatro patas más, Daisuke a la cuarta embestida de entrar y sacar su duro pene del ano de Ken le tapó inesperadamente la boca no dejándole respirar mientras acariciaba de forma áspera las medias de rejilla

- Estoy loco de amor por tí y mi obsesion es tu culo, tu culo loco de amor por mi polla,mi polla loca por violar las paredes de tu culo,una locura que todo lo cura, Disfruta de nuestra locura sin límites

Hizo cuatro movimientos rapidos con su pene entrando con fuerza en Ken corriendose dentro de él e inclinandose para morder sus omoplatos que eran visibles a traves de la tela del corsette al mismo tiempo que Ken se corría en la mano de Daisuke y chillaba en su mano, Ken alcanzó el orgasmo mientras que de sus ojos brotaban lagrimas de muchísimo placer,

Su cuerpo empezó a sudar, no tenía respiración la mano de Daisuke impedía cualquier movimiento que fuera respiración, su estómago se contraía y sus latidos fueron oidos por Daisuke que estaba encima de él aprisionando.

Le dejó respirar y Ken cayó en la cama agotado, con su pene mojando las sábanas y su ano y sus testiculos mojados de semen y empapando las medias de rejilla, sus nalgas estaban rojas, estaba la marca de los azotes que Daisuke le dió y la marca de sus dientes que era casi con la forma de un corazón.

Daisuke se sintió satisfecho con el trabajo realizado.

Mientras Ken estaba en la cama recuperando su respiración y sintiendo los efectos de las mordidas y las nalgadas, Daisuke se puso a de rodillas sobre el y le dijo inclinandose y besando sus omoplatos

- El resultado de un buen sexo, el tanga roto en pedazos, me ha encantado

- Quiero más.. Daisuke, no tengo suficiente

- Yo tambien, habrá más, vamos a celebrarlo con este rico pastel que he preparado, tengo ganas de comer sobre tu espalda

- Haz lo que quieras, quiero sentir tu felicidad

Daisuke se agachó y besó los labios de Ken dulcemente, al terminar fué en busca del pastel a coger las fresas que habia encima.

-Esto encima de tu culo debe ser lo más cercano al paraiso, vamos a probar.

En ese momento se creó esa magia entre ellos donde no fueron necesarias las palabras, el silencio dominaba el momento, únicamente se oía el murmullo de las sábanas y el roce de las pieles, Daisuke, con varias fresas en una mano y con la ayuda de la otra mano que estaba libre, tiró hacia arriba el corsette con la ayuda de Ken un poco levantando su cuerpo para que el corsette se deslizara con más facilidad, terminó justo en los hombros, dejando ver su espalda, su columna vertebral y sus omóplatos con una pequeña marca debido a la mordida que sufrió hace unos minutos.

Daisuke acarició dulcemente su espalda, pasando cada dedo por sus omóplatos marcados, Ken poco a poco entraba en una profunda tranquilidad, atrajo hasta su cabeza la almohada y enterró su cabeza en ella cerrado los ojos sintiendo las caricias de Daisuke en su espalda y como ponia cada fresa en sus omoplatos y por su columna vertebral

Los dos estaban disrutando este momento tan íntimo y tan tierno.

Daisuke vió a Ken con los ojos entrecerrados mirando a un lado super cómodo con la situación que se acercó a el y se enamoró de su mirada tan llena de paz

- ¿Eres feliz?

Una sonrisa llena de pureza salió de la boca de Ken, Daisuke le dió un tierno beso en los labios y siguió con el trabajo

Ken volvió a hundir su rostro en la almohada y Daisuke besó sus cabellos y permaneció un largo rato en la parte de atrás de su cuello implantando besos uno detrás de otro mientras que sus manos agarraban el tronco de su cuerpo por ambos lados, de vez en cuando mordía un poco con los labios y Ken se estremecia un poco del placer, sentía mucho cosquilleo y la piel de gallina en su espalda lo dejó mas claro.

Daisuke continuó bajando y cogió dos fresas que las habia dejado en la cama y las puso en los omóplatos, con la boca se las comió y aprovecho para detenerse en cada omóplato que era su vicio mientras sus calidas manos sostenían ambos lados del cuerpo de Ken.

Este sintió las manos y los besos tiernos de su chico y se incorporó sobre sus codos haciendo una curva muy sensual en su columna vertebral, el sabía que esta postura iba a volver loco de excitación a Daisuke.

Aparte de eso. Sus cuerpos estaban pegados, Daisuke encima de Ken totalmente y este sentía el pene en posición medio recta rozar sus muslos

Mientras Ken ahora estaba con la cabeza agachada simplemente sintiendo cada roce o cada movimiento, Daisuke cogió otra fresa y la puso en medio de la curva que había entre la columna vertebral y el culo de Ken.

Comió la fresa y despues besó el hueco que había entre las dos partes del cuerpo acompañado de pequeños mordiscos y agarraba el cuerpo tocando las costillas que eran visibles y mordiendo el hueco vacio que había entre una otras.

Cuando las dejaba mojadas con su saliva, pasaba su mano por ellas y para Daisuke era muy erótico porque casi podia cogerlas, Ken se sentía feliz de hacer feliz a Daisuke

Todo iba transcurriendo en silencio, únicamente se oían el impacto de los besos en la piel de Ken y algún que otro suspiro de comodidad extrema.

Después de haber recorrido despacio y lentamente ese lugar fué al lugar favorito de Daisuke, el culo de Ken, lo tenía para él nada más.

Mientras iba bajado se entretuvo en los huecos que dejaban las costillas dejando su cabeza enterrada casi en el culo de Ken y respiraba el olor de la piel de Ken, era un momento íntimo y romantico, perfecto para un día de San Valentin

Fué bajando al culo arrastrando su lengua mojada hasta el lugar, puso una fresa en una nalga y después de comersela, mientras su mano fué bajando por sus muslos interiores tocando las media de rejilla, besó cada nalga, mordió y olfateó justo en la raja del culo, hundió su nariz justo en medio del culo y respiró hondo, el aroma que Ken desprendía olía a flores,siempre a flores y Daisuke quería llevar ese olor en sus pulmones y por su sangre

Mordió un poco de piel del culo de su novio varias veces, a cada momento aumentaba la intensidad y eso a Ken lo llenaba de placer interno, captó la intensidad y sin hablar, porque no lo necesitaban, hizo un movimiento haciendo ver que quería salir de la prisión que Daisuke le puso.

Se puso a cuatro gatas de nuevo poniendo el culo en frente del pene Daisuke, Ken quería otra vez, Daisuke también, los dos querían asi que volvió a pasar.

Restregó su sensual culo haciendo movimientos circulares con el pene de Daisuke, este esta vez no metió el pene, lo rozó cerca de la entrada de Ken mojandolo un poco con el poco semen que salía de allí, la entrada y el culo de Ken estaban mojados y para rematar el trabajo final, Daisuke chupó parte de su puño y metió dos dedos dentro del culo de Ken, este aguantó aquellos dentro pero sus musculos empezaron a contraerse cuando Daisuke intentó entrar sus dedos mas adentro, Ken debido a la excitacion volvió de nuevo a tumbarse en la cama dejando su cadera expuesta para Daisuke y cuando este metía y sacaba los dedos fué entonces cuando si hubo ruido, inspiracion y expiración tensa de un cuerpo de Ke dominado por Daisuke, cuando este iba más alla y metía tres dedos para intentar dilatar aún más el lugar, los puños de Ken apretaban las sábanas y hundía su rostro en las sábanas tensando cada músculo, todo transcurria en el más absoluto silencio y en la mas oscura intimidad

Daisuke volvió a sacar sus tres dedos y con su saliva mojó sus manos y el ano de Ken y con sus manos expandió las nalgas de Ken para que el agujero del ano fuera mas visible, al hacerlo. Cuatro de sus dedos entraron lentamente en el ano de Ken donde salían y entraban con facilidad, fue ahí donde Ken necesitaba desahogar sus sentimientos

-. Entra, no te detengas, entra, por favor, quiero más placer, más hondo, !Más profundo!

-. Cerraba los ojos, abría la boca cuando no hablaba y Apretaba las sábanas con más ansiedad, incluso con las uñas de sus dedos arañó la cama.

Parecía que la intensidad iba a aumentar en los proximos minutos pero no fué así.

Daisuke sacó sus dedos de la entrada dilatada de Ken y volvió a besar su dulce culo mojado de su propio esperma acariciando sus musculos tensos y sintiendo como el cuerpo de Ken temblaba de placer

Se separó de él y se tumbó en la cama de sus padres, Ken hizo lo mismo y se tumbó junto a él.

Se acariciaron mientras se veían y Daisuke cogió una de las manos de Ken y las besó como un autentico caballero diciendole

- Cada vez me vuelve mas loco tu cuerpo,, tu culo, es tan perfecto..es mi vicio. Mi droga

- Quiero seguir volviendote loco con algo que te llevará al oasis del placer

- ¿Qué es? -.Dijo acariciandole sus cabellos

Ken se acercó a su oído y le dijo con un tono de voz sensual

- Quiero mover mi cuerpo en un baile muy sensual para ti, mis caderas, mi vientre, mi culo, quiero seducirte con mi cuerpo

- Toda una vida queriendo verte de la manera mas sexual posible, vas a romper todavía más lo prohibido entre nosotros, ¿sabes que vas a hacer algo muy deseado por mi?

- Quiero hacerlo, por ti. Por nosotros, por esta pasión infinita que se desborda por mi cuerpo

- ¿No te importa que a partir de hoy seas como una chica para mi?

- en este momento nada importa, sin arrepentimientos, sin fracasar, sólo soy un corazón sintiendo, dos corazones sintiendo

- Esto es muy borboso para nosotros

-con esto te haré subir al cielo y no regresaras a la tierra, te lo aseguro. -. Dijo mirandole de arriba a abajo

- traspasa lo prohibido y hazlo más morboso de lo que mi mente imagina. Hazlo.

- Lo único que te pido es que si tienes un CD de audio para escuchar música, quiero seducirte a traves de sensuales movimientos a través de musica que despierten todos mis sentidos

- Claro, ahí tienes en mi estanteria, puedes usarlo

Se incorporó para salir de la cama y cuando se bajó el corsette para levantarse vió el destrozo que Daisuke había hecho

- Oh mira, Daisuke, no las había visto -.Dijo cogiendo el tanga roto en dos partes

- Es lo que ocurre cuando te conviertes en un sucio provocador

- Esto lo provoqué yo,mi caos, mi desorden -. Dijo acercandose sensualmente a cuatro patas a Daisuke y poniendole un trozo del tanga rodeandole el cuello

- Tienes tanta fuerza Motomiya... Fuerza salvaje, me pregunto que vas a romper después de pervertir tus sentidos una vez más

- Ese corsette terminará en el suelo roto y todo será tu culpa

- ¿es una amenaza? -. Contestó acercando su boca y alejandose al mismo tiempo de Daisuke de forma muy brusca

- ¿Quieres jugar?

- Me encanta jugar a provocarte, sólo observa como mi cuerpo te seduce

Daisuke quiso acercarse de nuevo a su boca y Ken de nuevo le rechazó dejando de rodear el tanga alrededor de su cuello

- Disfruta de la locura que viene a continuación

Salió de la cama, esta vez sin provocar, pero Daisuke vió ese culo tan atractivo para él que no pudo evitar darle una sonora nalgada, Ken miró a Daisuke de nuevo mientras este se reía diciendo y guiñando un ojo

- Estaba pidiendo gritos que yo le golpease

Ken sonrió y fué a por su bolsa para coger un CD para luego después ir a la estanteria y meterlo en un reproductor de música, apeovechó tambien y cogió la silla que estaba en frente del escritorio y se lo llevó ambas cosas al centro.

Dejó la silla en medio, era como un muro que separaba a Ken de Daisuke y el reproductor quedó a los pies de Ken.

Se agachó para poner una de las canciones que aparecian y dejó que sonase

Al escuchar las primeras melodias se levantó quedandose de espaldas a Daisuke, este se sentó a los pies de la cama muy expectante al sensual cuerpo de su novio, tenia su hermoso culo, sus medias de rejilla y su afeminada espalda envuelta en aquel corsette tan femenino, las mariposas en su estómago daban vueltas dentro de él, nervioso y ansioso

Ken, sintiendo la música recorriendo sus sentidos poco a poco de dió la vuelta y sus ojos miraron muy fijamente a Daisuke, esos ojos le hicieron temblar su corazón

- Te podrá parecer una locura esto.. Pero estoy nervioso -.Confesó Daisuke un poco serio

- Yo también, quiero que todo salga perfectamente, como yo lo habia pensado, pero el echo de hacer esto por primera vez me hace ser muy inexperto.

- ¿tambien sientes que es como si fuera nuestra primera vez?

- Sí, nervios, ilusión, quiero hacer esto por ti, por nosotros

Daisuke conocía los gestos de Ken y mientras este hablaba se removió varias veces los mechones del rostro, sintió mucha ternura po él, se levantó de la cama y se acercó a el cogiendoles de las manos y le dijo

- No intentes hacer un papel o hacerte pasar por alguien que no eres tú, se tú mismo, con tu sensualidad, yo me enamoré de tu forma de ser, siendo tu mismo, tranquilo, sé tu mismo y disfrutemos

Ken sintió esas palabras muy profundamente y se sintió mas relajado

- Gracias Daisuke, daré lo mejor de mi mismo siendo yo mismo

Su chico sonrió y volvió hacia atrás para sentarse a los pies de la cama, cuando estaba en su posición, Ken parece que tuvo más confianza en si mismo, le miró a los ojos y le dijo

- Mi piel expuesta para ti. Mi mirada en ti. Mi respiracion iquieta mirando hacia lo que me vuelve loco -. Dijo mirando directamente al pene de Daisuke que estaba en posición baja pero no tardaría en subir de posición, mientras hablaba, la musica muy sensual seguía sonando

- Te gusta demasiado la provocación -. Contestó con una mirada de lujuria

- Quiero apostar, quiero asumir el riesgo y ganar.

- Vas a ganar seguro, esto es algo que nunca imaginé que vería.. ! Empieza!

- Pero..Tal vez mi sensualidad con mis caderas y piernas no sea lo único que te haga caer en la locura, recuerda que tengo el poder de seducir tus oídos con mi voz, puedo hacer que colapsen tus sentidos -. Por un momento, el instinto animal le estaba ganando a Ken, quería acercarse a Daisuke para sentirle pero no podía. No todavía.

- se ha creado un abismo entre nosotros que a veces no son necesarias las caricias, ni besos, ni rozar nuestros cuerpos... Sólo tu voz seductora es capaz de rompernos a pedazos, los dos lo sabemos -. Sin querer, estaban calentando la situación antes de lo esperado, se miraban y se estaban violando con la mirada.

- Me autodestruyo con mi propia voz, quiero urgar en lo más profundo de mi ser, beber de mi por pensar en ti.. Daisuke..empiezo a estar húmedo, quiero tocarte

- Vamos a dejarnos escuchar entre gemidos, Quiero tocarte tambien, follarte con la mirada... Oh...Dios... -. No lo pudo evitar, su mano iba tímidamente bajando hasta su pene hasta tocar la punta de la longitud

- Empieza ya por favor te lo pido -. Contestó Daisuke un poco desesperado mientras tragaba saliva y respirando muy profundamente, necesitaba controlarse

Ken rapidamente se dió la vuelta y volvió a poner la misma canción desde el principio y... Por fin comenzó la danza de un chico enamorado loco de amor por la persona a quien ahora mismo le estaba dando la espalda.

Mientras la melodia lenta y muy pausada estaba sonando Ken rápidamente se acomodó al ritmo que iban los sonidos, juntó sus muslos poniendolos como si fuera una chica y al mismo tiempo con sus manos iba subiendo su corsette poco a poco hasta arriba mientras su cintura lenta y con mucha sensualidad iba dando vueltas muy lentamente como las agujas del reloj

Saber que Daisuke estaba detrás de él mirando su afeminada espalda le hizo entrar más en excitación, un escalofrío le removió todo el cuerpo y la humedad de su entrepierna cada vez era mayor, estaba desnudo de cintura para arriba y su pene cada vez iba subiendo de posición, pero siguió seduciendo al ritmo de la sensual música

Daisuke no lo vió pero Ken agarró el corsette con sus dientes para dejar sus manos libres, ambas manos moldearon la figura de su afeminado cuerpo mientras sus caderas seguían haciendo movimientos simples pero muy determinantes, lo suficiente para que Daisuke dijese muy profundamente

- Ohh Dios...

Todo estaba en penunmbra y en toda la habitación únicamente se veía la espalda de Ken bailando para Daisuke, seduciendo eróticamente

Mientras sus caderas seguían con ese movimiento hipnótico sus piernas se fueron abriendo más y más hasta quedar flexionadas, en el hueco de las piernas eran notorios los testiculos de Ken y el culo de Ken expuesto para Daisuke.

Este quiso levantarse, era el momento justo para penetrar, el deseo de los dos estaba vivo, subliminalmente, Ken estaba pidiendo de que le follara muy fuerte y Daisuke pudo contener sus instintos salvajes llevando su mano a su pene para comenzar a estimularlo llevandolo a la masturbación, estaba desesperado

- Ohhh..Ohhh -. Dejaba escapar el aire con la última letra, haciendo la estimulacion/ masturbación más placentera

Ken escuchó esos jadeos y sus piernas volvieron a su posición normal... Para arrodillarse y luego tumbarse en el frío suelo, con las piernas abiertas y Daisuke en frente de Ken viendo el espéctaculo erótico pornografico.

Ken abrió más sus piernas, escupió saliva en su mano y se la llevo al pene para mojar ls longitud muchísimo más

Mientras lo hacia, cerró los ojos sintiendo como su propia mano masajeaba y mojaba todo el pene diciendo

- Mi humedad..huele a tí

Abrió los ojos viendo a Daisuke desde otra posición pero le veía perfectamente y siguió diciendo mientras su mano abandonaba el pene y seguía por sus muslos cubiertos por las media de rejilla

- Mi deseo huele a ti, a tu cuerpo,a tus caricias tan viciosas, a tus besos tan posesivos,

A tus mordicos tan llenos de plaver, a tu lengua perversa , a tu mirada tan penetrante, a tus vicios inconfesables,a tus manos mojadas por la desesperación de mis fluidos.

Mí deseo huele a ti.. Y a mí locura de querer sentirte, de querer escucharte, de querer follarte, de follarnos entre nosotros, de querer beberte, de querer morderte,

De querer tenerte... Mil veces bebiendo dentro de mi. -. Cerró los ojos y arqueó su espalda sintiendo una petrificacion placentera durante un segundo

Los dos se estaban volviendo locos de placer, el tono de voz con que Ken decía la palabra follar, de manera tan natural y pura de sus labios estaban conduciendo a Daisuke a una masturbación segura, tenía el tono de voz de Ken en su mente imaginando que le decía

- "Follame, Daisuke, por favor"

- Ohhh...Ohhhh....Destrúyeme más Ken, destrúyeme... Ohh Ohh

Ken abrió sus ojos y vió que Daisuke había dejado de masturbarse pero tenía el pene en una buena posición

Se dió la vuelta mirando hacia Daisuke y dijo con una actitud tan seductora y tumbado todavía en el suelo

- Quiero arrastrarme como una maldita serpiente hasta tu duro y mojado pene y succionarlo, Ah... Daisuke..me estoy volviendo loco..me estoy destruyendo a mi mismo, este placer es insano y apetecible, quiero lamer tu longitud, cada pequeña vena hacerla mia..

- Basta..Ken.. Basta..Ahh Ahh -. Daisuke comenzó a masturbarse de nuevo pero a una velocidad más deprisa

- Chupar..Dai...Chupar, Succionar, sentir como ese esperama tan caliente baja por mi cuello y adentra por mi clavicula. La humedad..Daisuke.....Dios..No puedo con esta locura...!Quiero tocarte!

- Quiero que chupes mi culo, está tan mojado como mis sucios pensamientos..Ahh.Ah Ohhh -.,Las mejillas de Daisuke estaban ruborizadas

- Quiero follarte yo a ti, Daisuke, chupar tu ano, ese ano tan mojado, que yo sienta cada gota caliente... Oh..Dios...¿ estás tan mojado como yo?? Mira

Se levantó dejando un pequeño charco entre el pequeño sudor de su cuerpo y el semen que salió de su pene, dejando ver que su corsette estaba mojado por el sudor y sus pezones muy rectos

- Muy mojado y excitado.. Acercate Ken más a mi..esto es un calvario ... Ah-. Se tumbó en la cama debido a una ola de electricidad que sacudió su cuerpo arqueando su espalda y gimiendo por momentos

- Tambien quiero acercarme, quiero que veas mis humedades de cerca, pero antes.. Mira esto

Con una actitud de chica totalmente, llevó una pierna delante y la otra detrás dejando esconder un poco el pene aunque de todas formas era visible, estaba en una magnífica posición vertical, con una mano, se llevó un dedo a su boca y con la otra mano seducturamente bajó el corsette un poco hasta dejar ver un pezón duro, su cuerpo se balanceaba al ritmo de la musica y Daisuke de nuevo masajeó su pene mientras el dedo mojado de Ken bajaba por su mandíbula, cuello, clavicula y tocandose un pezón

Mientras todo eso sucedía ellos se estaban acariciando, besando, desnudandose todavía más, respirando con el olor del sexo, se estaban penetrando con las miradas, se estaban chupando con la humedad que ambos tenían mirándose a los ojos muy pornográficamente

Al final, el pene de Daisuke estaba en la mas alta posición y él lo mantuvo ahí, masajeando la zona mientras veía a Ken entregarse eróticamente

Este quería seguir un poco más, ya estaba muy cerca de Daisuke, así que cogió la silla que la dejó un poco más atras y la puso en frente de Daisuke quien seguí masajeando su perfección entre esas piernas tan fortalecientes

Estaban a muy pocos centímetros y Ken, entre sudores, vió los movimientos circulares de la mano de su novio y le dijo

- Quiero unirme a tu movimiento, tu deseo se plasma en los mios, quiero otra sincronización contigo, déjame hacerlo.

Abrió sus piernas y se sujetó con una de sus manos, uno de sus muslos interiores dejando ver esas medias de rejilla que ya estaban en algunas partes rotas con agujeros debido a la excitación y el roce de la piel con el sudor,

Como el ambiente era íntimo y lo que más se veían eran muchas sombras, los huesos en la cadera, pelvis y la elasticidad de los muslos interiores llegando a su entrepierna eran más visibles. Añadiendo que el lugar del pene y de los testiculos estaba mojado y el pene muy recto y con pequeños signos de expulsar esperma en cualquier momento, también fué añadido un agradable olor a fluido que salía de la entrepierna.

Con todo eso, Ken se veía jodidamente sexual a los ojos de Daisuke quien no podía apartar la mirada de toda aquella zona húmeda. Ken olía a sexo, todo él era una maquina sexual.

Daisuke y Ken se miraron de nuevo y los dos hicieron lo mismo, se mordieron los labios mientras olían el agradable olor que sus cuerpos estaban soltando

Ken se masajeó así mismo el pene, mojando su propia mano de fluidos y empezó a decie mientras su pene y testiculos se llenaban de excitación

- Mi mano, escondida bajo la piel de mi... Antes timidez, ahora ... El arma que me consuela cuando quiero hacerte el amor en mi mente... Ah..Oh. Mm -. Lentamente el semen iba llegando, la excitación de su cuerpo le hizo detenerse

Daisuke siguió masajeando también, se excitaba con aquellas palabras

- No pares, te lo imploro. -. Decia cerrando los ojos echando la cabeza hacia atrás, Ken, con sus mejillas rojas al igual que Daisuke continuó

- mi carne se desangra, dispuesta a sentir

Con el deseo conocido. Mis dedos moldean mi sexo impregnado de pensamientos impuros hacia ti, mis dedos masajea lo que antes yo ocultaba por el pudor y que ahora asoma desmedido para enredarse en tu mente.

Una experiencia nueva, morbosa, diferente, humedece mis manos, que temblando

Reconocen el camino del placer

Mi corazón bombea a un ritmo acelerado, como queriendo saltar del pecho

Y gritar cuanto te desea, y cuanto te desean mis piernas estar abrazadas a tu salvaje cintura

- Ahh..Ahh.. Ya llega Ken..Llega... Está llegando... Oh Dios... Esta caliente, no puedo más -.,Contestó Daisuke apretando los ojos

- Ahh ..quiero que salga ya.. Vamos sal. No puedo más -. El semen de Ken estaba tardando en salir, eso hacía expandir más uno de sus muslos y sus manos pero no importaba. Esa imagen de toda su entrepierna y el olor a sexo maravilloso fué lo mejor del mundo

- Dai..Daisuke...ayudame a expulsarlo.. Masajea mi pene. Tocame. Puedes hacerlo.

- Y yo quiero hacerlo

Se incorporó de la cama y fué hasta donde estaba Ken, este dejo de sujetar su muslo interno y paso sus manos por el cuello de Daisuke

- Un movimiento más Daisuke -. Decia con sus mejillas rojas y con sudor por su cara

- Ya está llegando

La mano de Daisuke era mágica.. Varios movimientos fuertes y el pene de Ken dejó salir gran cantidad de esperma que fue a parar al pecho y cara de Daisuke

- La mejor recompensa.. Ahora es un buen momento para beber de ti y dejarte desnudo, tu corsette está inservible -. Le miró de arriba a abajo de la forma más viciosa posible con todo el semen por su cara. Ken le a acarició el rostro y le dijo con una sonrisa

- me encanta cómo me miras, me encanta como muerdes tus labios -. Masajeó su rojo pene.

- Eres un puto provocador

- Quieres tocar mas y colarte entre mis sedientos humedos que esperan por ti? -. Volvió a abrir sus piernas con toda su cadera llena de semen.

- Es lo que quiero hacer desde que empezaste a provocar -. Se acercó más a él pero Ken puso su mano como separación

- No permito que te acerques, deseo que seas observador de todo lo que has despertado en mi, soy tan perverso como tú.

- Pero ya me he acercado antes..

- Necesitaba una pequeña estimulacion, ahora que lo conseguí. Quiero seducirte más

- ¿Todavia continua el show?

- Mis dedos húmedos están deseosos de gozar una y otra vez en ésta guerra de seducción, quiero despertar tu instinto animal.

Se incorporó de la silla y empujó a Daisuke a la cama tomando de nuevo una posición de chica, Daisuke se quedo sentado y Ken llegó a el moviendose sensualmente en el otro lado de la cama a cuatro gatas

- Desde que tu tormenta de energía llegó a mi vida alterando mi paz interna, me he negado a usar mi cuerpo para lo que quieres realmente ver, pero... En este punto sin retorno donde estamos en lo más alto no puedo dejar escapar la oportunidad de seducirte como lo que muchas personas piensan de mi la primera vez

- ¿ entonces?

- Disfruta de mi lado femenino, ese que muy pocas veces vas a ver en tu vida, quiero explotarlo.

Se sentó en la cama al lado de Daisuke en una pose totalmente de mujer escondiendo entre sus muslos el pene y, con una actitud totalmente femenina, cogió las dos manos de Daisuke y las puso en su propia cadera moviendolas este de manera muy sensual e hipnotizante, Daisuke estaba entrando, lentamente, en parada cardiorespiratoria

- Oh.. Madre mía... Me estoy volviendo loco ... !!Uff!! -.Dijo relamiendose los labios

- Puedo volverte más loco si lo deseas

Dejó de mover sus caderas y se incorporó piniendose de rodillas poniendo sus brazos alrededor del cuello de su amado novio, las manos de Daisuke fueron solas a la cadera de Ken quién de nuevo las movió con sexys movimientos circulares

- Esto es una puta locura. Tú seducción es adictiva

- Como succionar de tus labios

Ken metió su boca unos cuantos segundos en la boca de Daisuke mientras los movimientos seguían y al terminar con uno de los besos se sonrieron de manera muy cómplice

- Quiero más, amor -. Contestó Daisuke quien después mordió los labios de Ken

Este se levantó de la cama volviendo de nuevo a los pies de la cama donde estaba Daisuke sentado y le dijo

- Levantate, por favor

Daisuke obedeció al segundo, ya estaba en la misma altura que Ken, este con su postura sensual de mujer, Digo

- Necesito más de esto -. Con una de sus manos, hizo un círculo y con uno de sus dedos lo metió dentro de ese circulo simulando que quería ser penetrado nuevamente por el duro pene de Daisuke

- ¿En serio lo quieres? ¿quieres llenarte de mis fluidos? -. Contestó bajandole bruscamente el corsette y estrujándole los pezones hacia arriba y hacia abajo

- Quiero llenarme de sudor contigo. Oler a esperma, quiero todo contigo

- Mmmm Me incomoda verte con ese corsette ya es un estorbo, solicito permiso para quitartelo yo.

- Deseo concebido, pero quiero hacerlo yo seduciendote de la mejor manera que puedo.

Se alejó unos pocos centímetros de él, dándose la vuelta y dándole la espalda, y de nuevo a través de un movimiento sexy de cadera, se quitó el corsette dejandolo en el suelo. Ahora ya solo quedaba él y las medias se rejilla

Con movimientos hipnotozantes fué hacia la cadera de Daisuke con su mano, cogió su pene y lo masajeó un poco intentando que de nuevo, con la excitación, apareciese semen en la punta de la longitud

- Siento mi mano caliente, ¿está preparado tu pene, Daisuke?

- Muy preparado.. Ahh... Sí..! Sí! -. Sensación placentera estaba corriendo por el cuerpo de Daisuke

- depositalo aquí -. Se inclinó dejando ver de nuevo su escultural culo a los ojos de Daisuke. Este se acercó a él y una pequeña cantidad de esperma iba cayendo despacio por la raja del culo de Ken

- Mmmm -. Daisuke suspiraba de placer

- Quiero más.. !Mucho más!

Cogió el pene de Daisuke con demasiada fuerza y lo metió en su culo, fue muy excitante la agresividad que Ken hizo que los dos se excitaron al mismo tiempo más todavia. Daisuke lo atrajo hasta él con muchísima ansia pero los dos cayeron a la cama. Ken encima de Daisuke dando su cabeza en el hombro de su chico

- Hagamos otra locura Daisuke estamos empapados en semen, sudor y placer, mira mis pezones, estan rectos, muy rectos, y mi cadera está viva, mira

La cadera de Ken volvió a tener vida propia dando vueltas encima de la cadera de Daisuke, Ken estaba haciendo un gran show erótico

- Oh..Dios.. ¿donde has aprendido a hacer eso? Me sorprendes más cada dia

- lo suficiente para enamorarte más

- Gracias, vamos a hacer otra locura más juntos

Le agarró con posesividad de la cintura sintiendo los dos el roce de sus pieles excitadas.

El corsette yacía a los pies de la cama y los pezones de Ken estaba muy erectos.

Sabiendo Daisuke que esos dos eran una de sus zonas más sensibles, con una mano empezó a acariciarlos, los masajeaba, y apretaba de vez cuando, los arañaba... Amaba la forma en que Ken se retorcia encima suyo, estirazandose sensualmente, retorciendose encima de él .

Con su otra mano, empezó a acariciar su abdomen, y lentamente fue descendiendo hasta llegar a su pelvis, eran caricias suaves, su mano resbalaba por momentos, el vientre de Ken estaba perlado en sudor.

Eran movimientos sólo con la yema de los dedos.

Su instinto bestial gano y metió inesperadamente su mano en el pene de Ken, y de nueva cuenta empezó unas caricias suaves por sus testículos, rozaba con la yema de los dedos cada uno y entre ellos.

Tomaba la longitud de Kencon delicadeza, eso sin duda le hacia suspirar

- Dai....... -.Cerraba los ojos sintiendo cada movimiento

Pero de nuevo, volvió al ritmo bestial de antes, Apretó el miembro de Ken

- !! Ah Ahh Ahhh... -. Gimió extasiado, el ritmo de la mano de Daisuke era rápido, y después volvía a ser lento, Daisuke estaba jugando con su cordura, Ken no quería quedarse atrás y con su cadera y cintura comenzó a hacer movimientos circulares restregando su culo en el pene de su novio.

Cada movimiento era alternado eran circulares, verticales y tan certeros que hacían desfallecer a Daisuke de placer, Ken era demasiado bueno meneando su culo bien formado, junto con sus caderas y pelvis... Dios, estaba en el mismo cielo.

-Aaah Ken... Mmm... Sí, muevete más. Sí -. Decía suspirando de placer, a la vez que besaba, lamia y chupaba el cuello de Ken junto con su hombro, amaba oír los gemidos y suspiros de placer que lanzaba su novio.

Su voz era como un coro de ángeles, amaba sentir su cuerpo perlado en sudor, ver sus ojos cerrados y gimiendo el nombre de su Amo.

Complaciendo a su amo... Complaciendole...

Podía sentir la humedad en la entrepierna de Ken... Todo era muy erótico.

Los dos estaban sumergidos en un mar de placer... Su propio mar de placer.

Entonces Daisuke tomo con su mano libre su propio miembro y dirigió la punta a la entrada de Ken, mientras este seguía moviendo sensualmente su cadera y pelvis... Ken entendió inmediatamente y paro un momento, y delicadamente empezó a restregar la punta del pene de Daisuke sólo con su entrada.

-¿Quieres esto Ken-Chan? ¿Quieres que meta esto en tu culito travieso y caliente, verdad? Te mueres porque te parta por la mitad con esto ¿No?

- Lo deseo Daisuke, sí quiero, Mmm -. Dijo Ken peliazul con los ojos cerrados, sonrrojado y lagrimeando de placer

-Sí ¿Qué? -. Dijo Daisuke apretándole el pene mientras seguía masturbándole fuertemente, Ken, debido a la excitación de su cuerpo, el calor de tener a Daisuke debajo de él y las ansias de gemir, soltó un gemido casi transformado en grito

-¡¡¡AAAAAAAAAAHHHHHHHHHH -. Gimió alzando su pelvis, liberando lágrimas de placer y con el rostro sonrojado mientras se venía en la mano de Daisuke, en su propio abdomen y parte de su pecho

-S-sí... Mi dulce diablo, me rindo ante tí -. Dijo débilmente e hiperventilando por el reciente orgasmo, dejando caer su pelvis violentamente sin darse cuenta sobre el pene de Daisuke, él tampoco pudo evitar lanzar un grito convertido en gemido.

-AAAAAAAAAAHHHHHHHHH!!! -. Gimió de sorpresa y placer arqueando todo lo posible su espalda... El pene de su novio había dado justo en ese punto que le hacía delirar.

- Ken... Mmm... Se nota que estabas desesperado por sentir otra vez a tu amo entro tuyo ¿No es así? Vamos, mueve ese culo de nuevo, quiero saber que tanto me extrañabas aquí dentro -. Dijo en tono lascivo y sensual en el oído de Ken lamiendo su lóbulo

-Mmm Daisuke -. Gimió por la lamida y casi de inmediato empezó a mover su pelvis de arriba a abajo alternando de vez en cuando movimientos circulares

Daisuke estaba en el paraíso del placer, Ken era una ardiente tentación con ese cuerpo y el santo culo que tenía, y su manera de moverlo en la intimidad... ¡Dios! ¡Era lo más delicioso que en su vida había sentido! Por un momento agradeció a los padres de su novio por haber creado a tan perfecto y sensual ser.

Pero Daisuke quería ir más rápido y con su mano libre que en ese momento se encontraba estimulando el pene de Ken, abrió las piernas de Ken dejándolas a los lados de su cadera y empezó a arremeter dentro de su novio como si fuese una bestia poseída

- Dame más Daisuke, por favor, es lo que los dos necesitamos, te amo. -. Estaba loco de placer, las embestidas de Daisuke daban justo en sus testiculos. Pronto iban a alcanzar el climax

-¿Quires más, no es así?- . Dijo aumentando aun más el ritmo de las embestidas y masturbando más rápido y fuerte el pene de su novio

- Dai.. Daisuke M-me vengo... ¡¡¡ME VENGO!!! ¡¡¡AAAAAAHHHHHH~!!!

- Tambien... !Tambien yo! AHHHHHHHH

Gimieron los dos arqueando sus espaldas,

El rostro de Ken estaba sonrojado, sus ojos estaban fuertemente apretados y los lagrimeaban del placer y el cuerpo de Ken estaba perlado en sudor, podía sentir el esperma caliente de su chico invadiéndo todo su cuerpo.

Una traviesa gota se deslizó por el cuello de su chico a lo que Daisuke respondió con una sensual lamida por toda la extensión del mismo.

- Daisuke...-. Suspiró Ken debilmente sintiendo la lengua humeda de su novio en su cuello

Pero el cuerpo de Ken temblaba. Todo él temblaba, a pesar del calor que recorría su cuerpo, al mismo tiempo sentía frío y mucho cansancio, habia ejercitado su cuerpo demasiado, especialmente sus caderas, estaba agotado respirando muy fuerte cerca del oído de Daisuke, este sintió el temblor y de nuevo el gesto de un buen novio le invadió.

Con cuidado, sacó su pene del ano de Ken y lo tumbó en la cama, pudiendo relajarse Ken totalmente poco a poco.

Pero él encontró relajación absoluta cuando Daisuke le invitó a acercarse más a el, Ken obedeció, se acurrucó en su pecho poniendose en posición fetal pero el el temblor todavía existia en su cuerpo

-¿ estás bien? Lo siento si esta vez apreté demasiado -.,Dijo acariciandole el brazo que emitía leves temblores

- Estaré bien Daisuke, no te preocupes, no estoy acostumbrado a usar ls fuerza e ir mas allá de mi cuerpo

- ¿Te arrepientes?

- Nunca, e vuelto a ir mas allá de mi gracias a ti, ha sido muy excitante para mi

- en la intimidad te mueves como una autentica chica

- Seré tu chica únicamente en la intimidad, entre la humedad de nuestras sábanas

- ¿Quieres ir más lejos de nuestras perversiones? -. Dijo con una man deslizandola hacia abajo y tocando sus media de rejilla, la única prenda de ropa que todavía estaba en su cuerpo

- Pecar contigo se ha convertido en algo muy divino. Me gustaria saber -.,La mano de Ken cogió la mano de Daisuke y la puso en su propio culo, Daisuke continuó hablando mientras masajeaba ese lugar

- Quiero seguir adelante con esta fantasía erótica, algún dia me gustaría verte con traje interior de mujer y hacer casi las mismas locuras que hoy

- Me comprometo a hacerte feliz, solo espera por ese día

- Por cierto. Es tarde.. ¿quieres cenar?

- No quiero hacer nada. Solo estar abrazado a ti. Juntos.apretujados -. Dijo aferrandose al cuerpo de su novio

- Entonces dejame cuidarte y llenarte de besos para que tu temblor desaparezca.

Se separó de Ken y este se quedó en la cama tumbado exponiendo su cuerpo todavía con pequeños temblores, Daisuke a acarició, en primer lugar, todo lo que estaba a su alcanze, eso incluía:

Hombros, brazos, cuello, cabeza, rostro, mejillas, abdomen, vientre, cadera y entrepierna, Ken miraba a Daisuke de manera muy, muy tierna, como únicamente una persona muy enamorada puede hacer.

Al terminar Daisuke de acariciar, era el turno de los besos.

Besó el brazo que más cerca estaba de él, besos con mucha lentitud, para hacer que Ken se sintiera cómodo después de haber pasado momentos de auténtica locura.

Besó hombros cuello cabeza rostro y mejillas, con besos uno detrás de otro, sin detener la marcha en ningún momento, al llegar al rostro de Ken para besar las mejillas, Ken entrecerró los ojos, le encantaba tener a Daisuke tan cerca, a tan pocos milimetros.. No dijo nada. Estaba muy comodo. Gracias a eso su temblor desapareció

Luego, Daisuke fué bajando hasta llegar al vientre de Ken, una zona muy cálida donde su estómago se contrajo varias veces, Los besos de Daisuke eran muy intensos y hacian estremecer a Ken

Por utimo era el turno de la entrepierna, pero aprovechando el lugar, terminó besando el pene de Ken, desde donde terminaba el pene, incluyendo los testículos, hasta la punta, ahí en ese lugar, Ken acarició el cabello de Daisuke, era como un masaje muy reconfortante

Al terminar con la ronda de besos, Daisuke quería su recompensa. Besar los dulces labios de Ken y eso hizo.

Llegó hasta él y poniendo parte de su cuerpo en el desnudo torso de su chico empezó a besar sus labios de manera romántica pero masajeando zonas con gran intensidad, sus manos no podían estar quietas teniendo a Ken desnudo en su totalidad. Solo sus muslos seguían cubiertos por las medias de rejilla pero se veía más la piel.

Ken también quería besar y corresponder al beso, de modo que se puso de costado mirando hacia Daisuke y poniendo una pierna alrededor de la cintura de Daisuke, para acercarse aún más y hacer más ardiente el momento.

Las manos de Daisuke fueron por el abdomen de Ken y lentamemte bajando por la cadera, agarrando carne con mucha ansiedad y luego bajar más a los muslos, acarició y dejó ahí su mano mientras Ken hacía casi lo mismo con sus manos agarrando y acariciando uno de los brazos de Daisuke

Este siguió más abajo y llegó al pene donde acarició la punta y permaneció masajeando.

Ken dejó de besarle y únicamente se limitó a mirarle, se miraron y de vez en cuando compartían pequeñas sonrisas y pequeños besos

Cuando los besos terminaron,Daisuke admirando la belleza desnuda de Ken, dijo

- Lo mejor de ti es que no tienes ni idea de la sensualidad que desprendes en cada movimiento inocente o con cada expresión -.,Dijo volviendole a besar más tiernamente.

- ¿Te gusta verme entre sudores y lleno de nuestros espermas?

- De todas las formas posibles. Eres único en mi vida, me perteneces -. Ahora Daisuke acarició su cabello un poco estropeado con un tono de posesión en su voz

- Te pertenezco más allá de lo que el mundo dice que está prohibido

- Te amo.

- Te amo, gracias por otro magnifico día de nuestras vidas. Y ahora Daisuke... ¿podemos dormir muy apretujados? Me gustaria dormir estando sujetado a tu cuerpo

- Maravillosa idea

Ken, a pesar del agotamiento que tenía su cuerpo, fué capaz de posicionarse sobre Daisuke y abrazarle estrujando su cuerpo con el de su novio, los dos se abrazaron muy fuerte y quedaron abrazados de costado, uno en frente del otro.

- Amor, buenas noches -. Contestó Ken besando los cabellos de Daisuke

- Descansa, duerme bien, mañana espero verte recuperado. Sigue haciendome feliz con tu sensualidad infinita

Ken, en un acto de amor infinito, enroscó sus piernas en el tronco del cuerpo de Daisuke de posicion fetal, Daisuke tenía su rostro enterrado en el pecho de Ken escuchando su corazon, y así, permanecieron los dos toda la noche en la cama de los padres de Daisuke, dos cuerpos unidos, dos almas entregadadas.

A la mañana siguiente. El cuerpo de Ken seguía doliendo un poco por el amor especial de Daisuke. No le importó, mientras todo transcurria los dos eran felices.

Mientras se ponía su ropa para volver a casa, vió el tanga roto en dos partes y se le ocurrió una idea

- Quiero llevarme esto a casa, para hacerme recordar lo intenso que tú eres cuando despierto la fuerza sexual que hay en tí -. Dijo con un trozo del tanga en sus manos.

- Buena idea, yo me llevaré este, tiene el olor de tu esperma y tu sudor. -. Dijo oliendo el trozo que era donde Ken escondía el pene. Este se le quedó mirando unos segundos y dijo

- Daisuke

-¿Sí?

- Lo de ayer me dejó con más ganas de ti -. Dijo acercandose seductoramente y acariciando el bulto que salía del pantalón

- Yo también..Quiero una noche especial para nosotros solos.

- Encontraremos un lugar donde nadie nos moleste, quiero sentirte debajo de mi, gimiendo en tu boca.

- O tú debajo de mi.. Oyendo tus gemidos. Romper más las barreras.

- Piensa en mi mientras esa noche llega

- Cada fluido es por pensar en ti. En tu hermosura -. Ahora Daisuke acarició el bulto que salía del pantalon de Ken

- No quiero irme, pero...el no verte muy seguido me hace desearte más

- Pronto volverás a tener mi dulce pene en tu hermoso ano. Espera el momento

- Estoy ansioso -. Ken se mordió el labio

- Mientras podremos tener sexo de muchas maneras

- La masturbación me salva la vida -. Ken se metió su propia mano debajo del pantalon y al segundo la sacó...

- Mira como huele, Daisuke

Los dos olieron el delicioso olor a semen, y los dos pensaron lo mismo

- Quiero sentirte otra vez, Ken

- La carne es debil... Quiero hacerlo, el mundo puede esperar

Ken se tiró a los brazos de Daisuke enroscado de nuevo a sus piernas y de nuevo cayeron en la cama de sus padres dispuestos a que el amor les envolviera de nuevo

Atracción infinita de dos almas infinitamente conectadas.

Gracias por haber leido.

(8,75)