INICIO » Dominación

Mi hermana, mi Ama III

  • 8
  • 31.262
  • 9,25 (4 Val.)
  • 0

«Conforme iba andando se quitó la falda, quedándose con las botas y las medias, y tirándose en el sofá abrió las piernas

-Fany.-Chupa perra, quiero correrme, estoy chorreando solo de ver lo CERDA, que eres, aggggg.

Marisa se acercó a ella y empezó a comerle el coño…»

Este es el final de la segunda parte de esta serie.

****************************

-Marisa.-Uhmmm, Ama que rico y mojado esta, aggggg, como me gusta, ufffffffff, sabroso y chorreando.

-Fany.-Aggggg, calla VIEJA, calla y come, ufff, me gusta, como me tenéis, aggggg.

Mientras yo aún me encontraba paralizada, y mojada, las palabras de mi Ama dando a entender que ya tenía pensado someterme, me dejaron en trance, y así hubiese seguido si mi Ama no me hubiese sacado de él.

-Fany.-PUTA, PUTA!!!, que coño haces ahí parada, acércate y cómeme las tetas, ufff, necesito sentiros a las dos, a MI PUTA HERMANA y a MI VIEJA PUTA, jajajajaja.

Saliendo del trance en el que estaba sumida, me dirigí hacia mi Ama, y poniéndome de rodillas junto a Marisa, metí sus preciosas en mi boca, y empecé a lamer y chupar con delicadeza, con amor, con la pleitesía que se merecía mi Ama, mi Diosa.

-Fany.-Aggggg, seguid Putas, seguid así, ufff, así hermanita, así me gusta, ufff, que bien lames, parece que lo hayas hecho toda tu perra vida, aggggg, igual que la PUTA VIEJA esta, aggggg, vais a hacer que me corraaaaa, aggggg, ufffffffff, seguiddd, PUTASSS, no paréis aggggg, me corrooooo, aggggg.

-Marisa.-Aggggg, Ama me puedo correr?, uffff, estoy también a punto, ufffffffff, y sin tocarme, aggggg, puedo Ama?

-Fany.-Si VIEJA, puedes correrte, ufff, lo habéis hecho muy bien, ufff, y tú (por mí), para que me las vas a dejar escocidas. Ufff, que corrida PERRAS PUTAS.

-Marisa.-Graciassss, Amaaaaa, me corroooo.

Y empezó a convulsionar y a correrse, sin tocarse, sin ni siquiera rozarse, solo con verse allí humillada comiéndole el coño a mi Ama, os juro que en ese momento sentí celos de ella, por no ser yo la que saboreara el coño de nuestra DIOSA.

Esta pareció entender mi mirada, porque levantando su mirada hacia mí…

-Fany.-Que “hermanita putita”, celos?, deseos?, envidia?, te hubiese gustado ser tú, eh?

-Si mi Ama, no sé lo que es, pero si sé que me hubiese gustado ser yo la que besara, lamiera, chupara, y adorara su coño, pero a la vez estoy agradecida, por hacerlo con sus hermosos pechos.

-Fany.-Eso me gusta, termina de quitarme el sujetador, y el jersey, y pon la comida que tengo hambre PUTA.

-Si mi Ama.

Mientras Marisa seguía sentada en el suelo, pero la muy Perra, la muy Perra, estaba a pesar de los años, y sobre todo a pesar de haber estado de rodillas y con la cabeza metida entre la piernas de “nuestra” Ama, estaba guapísima y elegantemente vestida aun.

-Fany.-Y tú VIEJA PUTA, levántate y desnúdate, quiero verte, que aún no he tenido el placer de verte desnuda.

Marisa levanto la cabeza, como indecisa, con dudas de hacerlo, pero al cruzar su mirada con la de mi Ama, se le fue todo atisbo de dudas, se incorporó, y como si hiciese un pequeño striptease, empezó a desabrocharse la chaqueta del traje, dejándola caer al suelo, siguiendo luego con la blusa, que era más o menos del mismo color que el traje, quedándose con un sujetador precioso de encaje seda verde, supongo que a juego con las bragas que se había quitado en el bar, y que no se si las dejaron en el bar o se las guardaron, porque ni mi hermana, perdón, Mi Ama, ni ella, hicieron referencia a eso. Sin quitarse el sujetador, se desabrocho la falda, dejándola caer por su propio peso al suelo, saco un pie, y con el otro le dio un pequeño puntapié a la falda, quedándose de pie junta a nuestra Ama, solo con el sujetador, las medias, y sus bonitos zapatos de tacón.

-Marisa.-Así mi Ama?, o sin nada.

-Fany.-Quítate el sujetador PUTA VIEJA

-Marisa.-Es que mis pechos no están como antes Ama, y los tengo caídos.

No le dio tiempo a más, pues nuevamente a mi Ama, le salió la vena sádica, y levantándose del sillón, dio dos pasos y le soltó dos bofetones muy fuertes, tanto que la tiro al suelo.

-Fany.-Eres tonta? PUTA VIEJA, de mierda.

Se acercó a unos de los muebles del salón y rebusco en los cajones hasta que dio con las tijeras, y acercándose a Marisa, metió las tijeras entre sus pechos y el sujetador, y sin miramientos lo corto, y digo sin miramientos, porque al meter las tijeras le pincho con una de las puntas haciéndole un poco de sangre.

Mi Ama sin inmutarse por eso, al revés, hasta le gusto, pues con la yema de uno de sus dedos recogió una gota de su sangre y se lo llevo a la boca, relamiéndose.

-Fany.-Uhmmm, que rica esta la sangre de esta PUTA VIEJA, jajájajá, así aprenderás a no intentar interpretar mis deseos, solo a cumplirlos, Puta de mierda.

-Marisa.-Perdón Ama, lo siento no volverá a ocurrir.

A todo esto yo seguía poniendo la mesa, pero sin perder detalle de lo que estaba sucediendo entre nuestra Ama y Marisa.

-Ama cuantos platos pongo?

-Fany.-Eres tonta o qué?, es que no sabes contar?, cuantas personas estamos en este comedor?

Me pare un poco a pensar, porque sabía o creía saber la respuesta que esperaba MI Ama.

-Solo una Ama, solo Ud., y sus dos Putas Perras.

-Fany.-Uhmmm Puta, veo que has aprendido bien la lección. Pon la fuente en la mesa, y dos platos en el suelo, uno a cada lado de mi silla.

-Si mi Ama como Ud., desee.

-Marisa.-Yo no como en el suelo…

Os juro que no lo vi, que no me di ni cuenta, con la rapidez que nuestra Ama actuó.

Pero le dio una patada en el coño, que hizo a Marisa hincar las rodillas en el suelo, y luego como si de una película de acción se tratase, le soltó un puñetazo en la cara que la término de tirar del todo al suelo.

Sin decir palabra Mi Ama, cogió la fuente de macarrones y metiendo la mano en ella, cogió un puñado de estos y se los tiro al suelo.

-Fany.-Cómetelos todos PUTA VIEJA, quiero el suelo limpio antes de que yo acabe o aun lo lamentaras más.

-Marisa.-(entre lágrimas), Si Mi Ama.

Yo estaba alucinada a la vez que excitada y casi a punto de correrme, y temblando por si la ira de Mi Ama, me alcanzaba a mí también.

-Fany.-Por culpa de una pagareis las dos, y así será a partir de ahora PUTAS DE MIERDA, así que…

Terminando de decir esto, cogió otro puñado de macarrones y lo tiro, pero esta vez encima de Marisa.

-Fany.-Este e tu plato de comida hoy “hermanita”, jajájajá.

Pero no termino la cosa así, se acercó a Marisa y poniéndole la mano llena de tomate y restos de macarrones, se la puso a la altura de la boca.

-Fany.-Chupa PUTA VIEJA, déjame la mano reluciente.

-Marisa.-Si Ama.

Esto lo dijo con los ojos llorosos.

Pero ahí no iba a terminas las sorpresas del día, porque mientras lamía a Mi Ama y yo empezaba a comer encima de Marisa, esta empezó a convulsionar.

-Marisa.-Aggggg, Amaaaaa, me voy a correrrrrr, ufffff, no puedo contenerme, perdón Ama, perdón, aggggggg, me corroooo.

Yo creo que hasta mi hermana, perdón Mi Ama, se sorprendió de la corrida que tuvo, después de los palos que le había dado y de la humillación a la que la había sometido.

Yo estaba alucinada y como he escrito antes, a punto de correrme yo también, y más cuando vi que una vez que dejo de convulsionar por la corrida, y de quedarse un poco relajada, la muy cerda se meo.

Como pudo, sin moverse mucho, para que no se le cayera la comida que nuestra Ama le había puesto encima de ella, para que yo comiera, ella empezó a comerse los macarrones que nuestra Ama le había tirado al suelo.

Sin ni tan siquiera mirarnos, nuestra Ama se sentó en la mesa, y con hambre y apetito, se comió el resto de macarrones que quedaban en la fuente, que a decir verdad, ya tenían que estar fríos.

Conforme termino se fue al sofá y se tumbó.

-Fany.-Putas se acabó la comida, así que hayáis o no terminado, recogerlo todo y dejarlo todo limpio, yo voy a descansar. Tú PUTA VIEJA, haz lo que quieras con la PUTA de mi Hermana, pero hazlo arriba, no quiero sentiros.

Al sentir a mi hermana decir eso, casi me caigo de espaldas, y además me di cuenta, que si Marisa no era nada para Mi Ama, yo aún lo era menos.

-Marisa.-Uhmmm, gracias por su regalo Ama, vamos PUTA, a cuatro patas hasta tu habitación.

Se me saltaron las lágrimas, pero a la vez mi cuerpo empezó a reaccionar, y mi coño a lubricar, me puse a cuatro patas y como pude, no sin dolor, subí las escaleras hasta mi habitación, seguida de Marisa.

Una vez en la habitación y sin esperar esa dureza, me dio una patada en el estómago, que hizo que me retorciera de dolor y diese un grito de lamento, pero lo que me hizo más daño fue que esa patada hizo que me corriera como una cerda, sin poderme contener, algo que no pasó desapercibido para Marisa.

-Marisa.-Jajájajá, eres una buena PUTA, uffffff, como voy a disfrutar contigo.

Yo me quede hecha un ovillo, llorando, y convulsionando de placer, que extrañamente era superior a la vergüenza que sentía y al dolor.

Se acercó a mí riéndose a carcajadas y cogiéndome del pelo…

CONTINUARA

Soy Amo, y me encanta la dominación, sobre todo me gusta tener y someter a parejas, y a quien se quiera iniciar, o conocer este estilo de vida.

Mi skype es ra_ul1967 y mi correo [email protected], hablo y respondo a todo el mundo, siempre que lo haga con respeto.

(9,25)