INICIO » Sexo Anal

Principio y fin

  • 5
  • 47.804
  • 8,17 (12 Val.)
  • 0

Los brazos de Daisuke se extienden hasta el momento en su alfombra de lana para sentir los tendones tensándose y el músculo ardiendo. Él hunde sus dedos, se sostiene mientras su cuerpo se agita y se sumerge. Sus codos están desgastados y el dolor se vuelve a encender con cada empujón implacable de la polla de Ken en su trasero.

La suciedad de las palabras de Ken en su oído, sus vientres pegados junto semen, mucho lubricante y sudor, sus bocas conectadas y sudando más que de costumbre.

-Estoy tan apretado en ti como antes, como la primera vez, Dai. ¿Te acuerdas de la primera vez? -Los dientes de Ken le raspan la oreja y bajan por la mandíbula. Daisuke gime su respuesta.

Ken se ahoga en su orgasmo, muerde la barbilla de Daisuke, le gusta morderle, apoyarse en él mientras bombea su liberación de semen, Daisuke llega también con un grito agudo y la mano experta de su novio alrededor de su polla.

Daisuke se ha perdido en este intenso orgasmo y se ha encontrado a la vez, se siente como si fuera virgen de nuevo, tan ansioso por la liberaración sexual y salvaje que Ken le da, aún mantienen el tacto de permanecer siempre el uno para el otro.

Amigos, mejores amigos, amigos cercanos, unidos en todos los sentidos y muchas formas que no deberían pero ellos están ahí, amandose en la mas salvaje manera prohibida.

La presión de los cuerpos, el calor, los gemidos y el sudor mantienen a Daisuke en el borde de su segundo orgasmo tanto tiempo que se pregunta si todavía está respirando. Puede oír el latido de su corazón, un ritmo interminable e incontable martillando en las entrañas de su pecho, pero el sonido de su aliento se ahoga en la con la lengua de Ken trabajando en su culo ahora , sus propios gemidos y casi quejas sería más vergonzoso para él si dejara de hacerlas.

Las manos de Ken tiran de su culo más lejos y su espalda se sumerge para compensar, para mantener la lengua de Ken allí y chasqueando con toda su resistencia a la tracción. Él está agarrando su polla como si la hubiera de perder hoy, maldita sea, si él hace esto será el mejor orgasmo de su vida

Hay mucha perfección húmeda, quiere conducirlo lentamente al Nirvana y luego un empuje firme inconfundible de un dedo que lo estira más ancho, otro que se une para agregar a la pulsación que conecta su culo a su corazón y de nuevo lo mismo, Ken simplemente quiere enviarlo a la locura, hoy siente muchas ganas de hacerle el amor, quiere oirle gemir.

La lengua de Ken está en su culo y su sudor está en su piel y su olor está en la almohada en donde Daisuke grita cuando su visión se vuelve gris y blanca.

Respira de nuevo con suaves labios en la espalda, besos, besos, besos ...

Están muy mojados de tanto semen y saliva por todas partes. Daisuke se siente muy sucio, pero lo que mas siente es el dolor hinchado en su culo, donde está Ken, donde ha estado por largas horas, están goteando los dos, lleno de todo lo que los convierte en quienes son.

Ken frota sus inflamados labios contra los de Daisuke. Los labios entumecidos de los besos, tratan de hacerlo de todos modos, una y otra vez, sintiendo sólo la presión. Daisuke puede saborear a Ken en su boca y su cruda garganta estremece otro gemido ante la idea de que Ken le bese de nuevo.

Los brazos de su novio son pesados en su espalda, manteniendo a Daisuke abajo para que pueda empujar a su tiempo libre. Ken mira lentamente a Daisuke mientras adentra su polla con una intensidad que a Daisuke pica el estómago y le hace sentir como si fueran las únicas dos personas en el mundo.

Una ola de calor le arrastra, el orgasmo de Daisuke es sacado de él como una espada, agonizando pero al final aliviando. Cuando ha terminado, la cabeza cayendo hacia delante para descansar en el hombro de Ken, deja que su novio lo use, escucha las diferencias diminutas de los gemidos de Ken desde su cuarto orgasmo en contraposición a su primera o incluso segunda.

Los dedos de Ken se deslizan por su espalda como si estuviera pintando con un dedo en la piel de Daisuke.

Pasan los minutos y ahora su boca está llena de la polla de Ken,Daisuke mantiene los ojos cerrados y trata de probar donde termina Ken y comienza. Están ambos mezclados el uno en el otro, sexualmente juntos apestosos, lánguidos hasta el punto de casi caerse. Daisuke intenta relajarse, deja abrir su garganta de par en par, como le enseñó Ken, traga todo el semen de Ken y se detiene.

Sus fuertes muslos se estremecen bajo sus manos y Daisuke bebe todo el semen que Ken le ofrece

-Suficiente -Contesta Ken, tratando de levantar la cabeza de Daisuke después de treinta segundos, pasa un minuto, y todavía lo tiene tapándose la garganta.

Daisuke se resiste, los ojos, la boca y el alma se llenan de Ken, acariciando la piel cruda de su polla hasta que su cuerpo tensa y se ahoga, secándose en su puño mojado.

-Suficiente -Ken sigue diciendo lo mismo, tampoco quiere un ahogamiento por parte de su novio

-Nunca -Responde Daisuke jadeando para respirar con sus piernas entumecidas y la voz dolorida

Presionados juntos, Daisuke puede oír sus corazones palpitar en ritmo sincopado, él puede oler su sudor por todas partes y él puede sentir a Ken en su garganta, en sus dientes.

Ken sabe igual como a Daisuke, a principio y a fin.

(8,17)