INICIO » Dominación

Chantaje o placer III

  • 17
  • 34.540
  • 8,36 (11 Val.)
  • 0

Yo les dije “ahora de rodillas perras, quiero que saboreéis los flujos de vuestro Amo, y allí mismo en el salón de mi pija, empecé a mearlas, apuntando a su cara y a su boca, cuando termine les ordene limpiarme la polla y limpiarse la una a la otra, y en eso estaban cuando tocaron al portero.

Así termino el segundo capitulo que os recomiendo leer para mejor compresión del relato

La verdad es que nos asustamos los tres, porque aun era pronto para que estuviese el cornudo, Ana se dirigió al portero y pregunto quien era, y resulto que era su cuñada Yolanda, la hermana del cornudo, que vive y trabaja en Inglaterra, y viene a España en fechas señaladas, Ana se puso de todos los colores, y no sabia que hacer, pero yo con toda la tranquilidad les dije que abriesen, y que fuesen a ponerse algo de ropa, pero que no se les ocurriera lavarse.

Lorena cogio y subió las escaleras hacia la habitación de Ana y a esta no le quedo más remedio que seguirla, pero iba muy asustada, tanto que no cayo en que el suelo aun estaba mojado de mi meada, y yo no hice nada por recordárselo, y yo me dispuse a abrir la puerta y recibirla.

Yolanda como he dicho anteriormente es la hermana del cornudo, es poca cosa, castaña, 1.65 poco pecho y no muy agraciada, pero si que es muy viciosa, ya que yo la conocía de mucho antes y era una puta de cuidado, ella y su amiga Inma, no había fin de semana que no terminasen en la cama de cualquiera que le pagase unas copas.

Yo de eso me aproveche en la boda de Ana y el cornudo, ya que como nadie sabe como soy realmente, pues a todos los actos sociales voy solo, no me gusta mezclar unas cosas con otras, aunque a veces lo haga pero con mucha discreción, y en la boda la verdad es que ella estaba guapa, con su vestido largo y sus zapatos de tacón alto, y sola, ya que acababa de cortar con su novio ingles.

Así que al cabo de las horas, cuando ya nos pusimos en la barra libre, nos pusimos a hablar una pequeña reunión, bueno eran todo mujeres y yo, pues me gusta escucharlas y sus parejas en mi nunca han visto un peligro, pues como ya he dicho, en mi circulo nadie sabe como soy, y en un momento determinado ella y yo quedamos juntos, pues con la música era difícil entenderse y tenias que hablar muy pegado, y como yo ya tenia un par de copas y estaba digamos un poco lanzado, le dije de salir fuera, porque allí hacia calor y no podíamos ni oírnos, cosa que ella acepto y nos salimos a los jardines los dos solos, una vez fuera le dije que sabia que había cortado con el novio, pero que ya vendría otro, y que ella con su forma de ser no tardaría en rehacerse. Ella al principio me miro como agradecida, porque aun no sabia a que forma de ser me refería claro, mientras tanto seguíamos andando y alejándonos de todos, hasta que considere que ya estábamos lo suficientemente retirados para que nadie nos viese, y hay ya empecé a ser más directo y con mala leche.

- Yo.- Antes no te pasaba esto, con lo puta que eras, el que te dejara el novio no te afectaba, o es que no te acuerdas en Pinos, como mientras uno distraían al capullo de tu novio de entonces y al de tu amiga Inma, los demás os follabamos?

- Yolanda.- Que dices, eso ya paso, fue una época de mi vida que no volverá a suceder?

- Yo.- Tu eras una puta, y hoy lo vas a ser otra vez, porque si no como tengo dos copas de más me voy a ir para dentro y voy a contar como nos conocimos, y como te follabamos en el chalet de mi primo, así que lo que tu quieras.

Y me di la vuelta y eche a andar hacia la fiesta, pero ella se dio la vuelta y me dijo que quería de ella, yo solo le dije que solo quería usarla hoy a mi antojo y luego la dejaría tranquila.

Así que me volví la cogi del pelo y le comí la boca a la vez que le metí la mano en el escote para estrujarle los pezones, ya que no llevaba sujetador, ella intento separarse diciéndome que le hacia daño, pero yo ya estaba muy caliente y empalmado, por lo que le solté un bofetón, le escupí en la cara y le dije que ahora haría lo que yo quisiese, que era mi puta en ese momento y que me la iba a follar hay mismo.

Le levante el vestido y para mi disgusto llevaba pantys, así que la voltee, la tumbe encima de un coche y le metí los dedos hasta que se las rompí, y como pude me saque la polla y se la metí de golpe en un coño ya húmedo, me acerque a su oído y le dije; ves la que es puta lo es siempre, ya estas chorreando. Ella ya no decía nada solo lloraba y jadeaba y cada vez más, yo a cada sacudida le iba tirando del pelo, y debido al alcohol me la estuve follando un buen rato hasta que me dijo que se corría y empezó a tener espasmos de una corrida muy fuerte, en ese momento se la saque y cogiendola del pelo la puse de rodillas y se la metí en la boca, advirtiéndole que me iba a correr y que si no quería mancharse se lo tenia que tragar todo, como una buena puta, cosa que hizo y muy bien por cierto.

Yo me levante me recompuse el traje y la deje allí de rodillas en el suelo, y me volví a la fiesta, la verdad es que nadie se había percatado de nuestra ausencia, porque nadie me pregunto por ella.

Al rato apareció, venia maquillada y arreglada, y acompañada de la novia, ambas venían del servicio y venían directas hacia donde yo estaba, y acercándose a mi me dice Ana que se había encontrado a Yolanda en el servicio y que estaba llorando, yo hay me temí lo peor, y que estaba mal porque se había acordado de su ex, yo la verdad en ese momento no entendí nada de nada, pero preferí callar y esperar a ver por donde salía, así que Ana siguió diciéndome que como nosotros nos conocíamos de antes que si le podía hacer compañía y llevarla a su casa.

Ana se fue y nos dejo a solas, yo un poco mas repuesto y con menos alcohol, pues había dejado de beber me acerque a ella y le dije que coño era eso, a lo que ella me contesto que Ana la pillo en el baño recomponiéndose y le dijo lo primero que se le ocurrió, y que solo fue idea de Ana el que tu me acompañases.

Yo como aun tenia mis dudas me pegue a ella y como si le estuviese diciendo algo en el oído, le pellizque el pezón, a lo que ella me contesto con un discreto beso en mi oído, así que la cogi del brazo y le dije vamonos te llevo a tu casa, ella solo me dijo que un momento que iba a despedirse de sus padres y que volvía, pero yo no estaba dispuesto a esperar y la cogi del brazo y tire de ella para fuera, comentándole que ya se enterarían a través de su cuñada.

La verdad es que esa noche y parte del otro día me la pase follandomela a mi antojo por donde quise y como quise, era una muñeca sin voluntad, y al irse le dije que a mi una puta así no me gustaba y que no volvería a follar con ella, por lo menos eso era lo que yo pensaba en ese momento.

Se marcho de mi casa muy ofendida y casi llorando, porque además se fue solo con el vestido y los zapatos y le di veinte euros para un taxi, diciéndole que era lo que valía como puta.

Después nos hemos visto varias veces, aunque es cierto que a mi no me gusta y siempre he pasado de ella.

Todo esto que he narrado es pura realidad y creo que era necesario para poder seguir con este relato.

Así que yo me fui y la espere en la puerta, ella al verme puso cara rara, pues ya sabia que llevaba tiempo peleado con el cornudo y Ana, pero venia un poco pasada de copas, y nada más entrar pregunto por su cuñada, así que yo le dije que habían ido a comprar una pizzas y que ahora vendrían, una vez dentro se sentó en el sofá y puso la tele, y yo le dije que iba arriba al servicio que ahora bajaba, subí y me dirigí al cuarto donde sabia que estarían Ana y Lorena, esta ultima estaba muy tranquila, pero Ana estaba muy nerviosa y casi llorando, yo le dije que se tranquilizara y que bajasen en media hora, pero mientras quería que se follasen las dos pero si correrse y en media hora las dos abajo, Lorena solo dijo, lo que Ud., diga Amo, pero Ana no entendía nada, así que le dije que si quería salir de esta que confiase en mi, yo nunca le fallaría.

Yo me baje y allí estaba Yolanda, Botines, falda, camiseta y unos leguis, con el mando de la tele en la mano, me acerque a ella y le pregunte que como que había venido por aquí, que Ana no me había dicho nada. Ella me miro y me dijo que había hablado con su hermano y que como Ana ya estaba aquí se iba a quedar a dormir, pero mirándome y desafiándome, me dijo que coño hacia yo allí si no me hablaba con ellos.

Sin cortarme un pelo le dije que estaba allí follandome a la puta de su cuñada y que esta estaba ahora arriba follandose a su amiga Lorena y que ahora yo iría a terminar la faena.

A ella se le quito el colocon de golpe se puso en pie e hizo intención de subir, pero yo la cogi de las muñecas y le pregunte que a donde coño iba, y solo me dijo que a ver si era verdad y llamar a su hermano, sin más le solté un bofetón que se le saltaron las lagrimas, y cogiendola de la camiseta se la arranque de un tiron diciéndole que ella era tan puta como su cuñada y que la iba a usar como a su cuñada o más por que ella ya tenia experiencia como tal.

Tal y como estaba con la camiseta rota, y con sus pequeñas tetas tiesas y los pezones duros como una piedra, la cogi del pelo y la arrastre hasta la mitad del salón, donde aun quedaban restos de mi meada. Allí me saque la polla y le dije que me la chupara y limpiara, que antes me había cortado el rollo con su cuñada y Lorena.

Ella me miro y decía que era un chulo y un cabron, que esta vez no iba a consentir que la tratase como en la boda, pero se metió la polla en la boca y empezó a chupar la muy zorra, yo solo le decía que era mi puta, que no sabia que hacia en Londres, pero que aquí a partir de ahora iba a ser mi puta y se iba a follar a quien yo quisiera, ella solo asentía con la cabeza y no paraba de chupar, yo la levante y la puse contra la mesa, busque unas tijeras y le rompí los leguis en contra de sus protestas, la muy puta no llevaba bragas, así que le dije que hoy había salido a follar pero que no le habían salido los planes como ella esperaba, y ella me contesto que si que la zorra de su amiga se había ido con el que ella se quería tirar.

Yo empecé a follarmela con los dedos mientras la miraba a la cara y veía la cara de vicio que se le estaba poniendo, y sin más le saque los dedos y cambiando los planes, la cogi del pelo y la arrastre hacia arriba, le dije que guardara silencio, al llegar arriba Ana tenia a Lorena cogida del pelo y con la cabeza metida en su coño, y con los ojos cerrados y la cabeza echada hacia atrás, por lo que no se dio cuenta de que nosotros estábamos también en la habitación, sin más cogi a Yolanda y le arranque los leguis de un tiron, rompiéndoselos y todo, y le dije que se subiera en la cama y le pusiera el coño a su cuñada en la boca, me miro como diciendo que no, pero una bofetada le hizo cambiar de opinión y subirse en la cama y ponerle en coño a su cuñada tal y como yo le había ordenado, yo sabia que a ella le iban las mujeres por que mas de una vez mientras no la follabamos en casa de mi primo, se comía la boca y las tetas con su amiga Inma.

Ana al sentir el coño en su boca abrió los ojos, pero tenia que estar a punto de correrse, porque no dijo nada, solo saco la lengua y se puso a chapárselo. Yo me puse detrás de Lorena y se la metí en el coño, un coño aun estrecho y muy suave, aunque muy mojado, mientras me la follaba empecé a azotarle el culo con fuerza, pero ella solo gemía y seguía comiéndole el coño a Ana, en ese momento Ana me dijo que se iba a correr que no aguantaba más, a lo que yo le dije que se corriera en la boca de Lorena, pero que no se le ocurriese dejar de comerle el coño a la puta de su cuñada, y Lorena en ese momento también me pidió permiso para correrse, a lo que le conteste que si que se corriera que tenia mi permiso, yo mientras tanto seguía follandomela y cuando empezó a correrse y a gritar, aproveche el momento y se la metí en el culo de golpe y sin miramientos, tanto que hasta yo me hice daño en la polla y ella grito aun más, pero no dijo nada, solo que su culo y todo su ser me pertenecían.

A todo esto y sin decir nada Yolanda empezó a correrse aunque parecía que se estaba meando, yo le dije a Ana que no se le ocurriese apartarse y que le limpiase el coño a su cuñada.

Yo viendo que me iba a correr saque la polla del culo de Lorena y cogiendo a Yolanda y a Ana de los pelos las tire al suelo y empecé a correrme en ellas, y cuando termine les dije que se limpiaran la una a la otra y que se comiesen la boca, que lo mismo la hermana la comía mejor que el cornudo, y que no parasen hasta que yo lo dijese, y mientras lo hacían saque mi móvil del pantalón y les tire una foto, solo para asegurarme de que Yolanda no dijese nada de nada.

Cuando terminaron me miraban con cara de “ahora que” y un poco asustadas las dos, sin embargo Lorena aun se estaba recuperando de la corrida que tuvo y seguía tumbada en la cama.

Cogi a Lorena del pelo y de un empujón la tire al suelo diciéndole que quien coño era ella para quedarse en la cama, que ella era mi esclava y como tal nunca estaría en la cama conmigo a no ser que yo se lo ordenase. Ella solo dijo “lo que Ud., desee mi Señor”. Iba a ser bueno es una buena esclava 24/7.

Yo me senté en la cama y mire a las tres en el suelo, Yolanda desnuda del todo y con su ropa destrozada, Ana y Lorena solo con las medias y el liguero puesto, y yo aun medio vestir.

Como ya eran cerca de las dos de la mañana y el cornudo estaría al llegar, y aunque se me había pasado por la cabeza en convertirlo en un cornudo de verdad, no era el momento, así que le dije a Ana que nos íbamos, que ella limpiase y que por supuesto no se le ocurriera follar sin mi consentimiento, además mañana iras a trabajar son ropa interior, solo las medias zorra, y harás lo mismo que el otro día cuando llegue la hora de cerrar me esperaras a mi o a quien yo envié, entendido zorra. Solo contesto, “si Señor lo que Ud., desee”. Y eso me gusto al final le estaba cogiendo el gustillo, aunque yo en ella veía una vena mas de Dominante que se sumisa, pero bueno eso lo exploraríamos más adelante.

Y a Lorena y a Yolanda les dije que se vistieran con ropa de Ana y que nos íbamos a mi casa. Lorena se levanto y abriendo el armario junto a Ana escogió una minifalda, la muy zorra aprendía rápido, las medias le quedaban por debajo de la falda, así que tenía una pinta de puta que entraban ganas de volver a follarsela.

Yolanda me miro con cara extraña, pero una bofetada la puso en su sitio, se levanto también y cogio otra falda y una blusa y se la puso, yo me acerque a Ana y le comí la boca y le pellizque los pezones, diciéndole que no podía correrse sin mi permiso.

Salimos los tres y llamamos un taxi, que aunque tardo en llegar nos sirvió para despejarnos un poco. Al llegar el taxi mande a Lorena a sentarse delante, prohibiéndole cerrar la piernas, cosa que hizo sin rechistar, al taxista se le iban los ojos a las piernas de Lorena y esta muy obediente no las cerro ni cruzo en ningún momento, yo me subí atrás con Yolanda y le di al taxista la dirección de una esclava que siempre esta dispuesta para su Amo, y echándole morro le dije al taxista, un viejo con una barriga y una pinta de guarro que tiraba para atrás que si no nos cobraba la zorra que iba delante se la chuparia cuando llegásemos, durante diez minutos ni un minuto más ni un minuto menos, a lo que el taxista asintió y dijo que si mientras la podía tocar y yo le di mi permiso, y el viejo verde le metió la mano a Lorena en el coño y cuando vio que no llevaba bragas casi nos estrella contra un bordillo. Mientras yo me la saque y lleve a Yolanda chupandome la polla todo el rato pero sin correrme y no porque no lo hiciese bien, porque es lo que mejor se le da.

Llegamos en quince minutos cerca de donde vive mi esclava, y nos bajamos del taxi y le dije al taxista que ahora empezaban los diez minutos, el viejo cogio a Lorena del pelo y se la llevo a la polla, pero estaba el cabron tan excitado que no tardo ni dos minutos. Lorena salio del taxi, con la boca llena de semen así que le dije que se lo pasase a Yolanda también, esta ya no protestaba se limito a darse un morreo con Lorena y dejarse ambas las bocas limpias, eche andar hacia un par de calles mas abajo, pues después del espectáculo no quería que el taxista supiese donde iba, mientras nos dirigíamos al piso de Toñi, que es como se llama mi esclava, la llame y le dije que tenia dos minutos para recibirme, y que no iba solo.

Cuando llegamos al piso no hizo falta que llamásemos pues la puerta estaba abierta, como tiene orden, al entrar las dos se quedaron un poco paradas al ver a una mujer de 55 años muy bien cuidados, desnuda de rodillas y con los brazos en cruz, yo entre directo al salón sin hacerle ni caso. Me senté en el sofá y le dije a Lorena que se quedara totalmente desnuda, y una vez que lo hizo llame a Toñi, esta entro gateando hasta donde yo estaba y se sentó sobre su culo esperando indicaciones.

Solo le dije que le iba a dejar a Lorena para que la instruyera, que seria su Domina hasta que yo volviese, que para mañana le tenia que buscar ropa para que fuese a trabajar, y que luego tenia que volver y que como ya no trabajaba hasta el lunes se quedaría allí instruyéndose para mi.

Me levante y sin más cogi a Yolanda y le dije ahora tu y yo nos vamos puta, que necesito alguien para dormir esta noche, Yolanda me miraba como que no entendía nada de nada, pero ya no preguntaba, nos bajamos a la calle y nos fuimos dando un paseo hasta mi casa, que no estaba lejos.

Mientras llegábamos le pregunte que como estaba, que sentía, a lo que me contesto que estaba alucinada, descolocada, pero a la vez muy excitada, que llevaba tiempo sin encontrar a alguien que supiese tratarla como yo lo había hecho, pero que aun no sabia como actuar respecto a su cuñada, a lo que yo le dije que ella iba a estar callada y se iba a comportar como una puta que es lo que a ti te gusta.

Al llegar a la casa, me fui directo a la cama, y me la lleve conmigo, solo le dije que quería que me la chupase hasta que me corriese y que luego hiciese lo que ella quisiera o quedarse o irse, pero que mañana a las dos tenia que estar en la tienda de Ana y nada de pantalones y zapatos planos, que la quería como puta hasta que se fuese a Londres.

Ella se puso a chuparmela con empeño hasta que me corrí, y me la limpio muy bien, y una vez que termino de acurruco a mi lado y me dijo que se quería quedar a dormir conmigo, yo ni le conteste, me di la vuelta y me eche a dormir.

Lo que paso el Miércoles santo lo contare en otro capitulo

Soy Amo, y me encanta la dominación, sobretodo me gusta tener y someter a parejas, y a quien se quiera iniciar, o conocer este estilo de vida.

Mi skype es ra_ul1967 y mi correo [email protected] hablo y respondo a todo el mundo, siempre que lo haga con respeto.

(8,36)