Grandes Series - Hetero: General

Relato erótico

Dos jovencitas por el culo (1)

Tiempo estimado de lectura del relato 4 Número de visitas del relato 7.683 Valoración media del relato 9,40 (10 Val.)
Dos jovencitas por el culo (1)

RESUMEN

Dos putitas en sus primeros trabajos... La morenita, que se llama Diana, me contó que era su "primer cliente"

Les quiero contar algo que me paso ayer, recibí un mensaje de una chica muy jovencita que ofrecía mamarla y masturbarme sin follar por unos pocos euros pensé para mí, estoy aquí aburrido y sin mucho que hacer... Que venga la niña y me haga pasar un buen rato. Cuando arreglamos todo (cerramos trato por 25 euros) y le di mi dirección, me pregunto si no me molestaba que viniera con una amiga pues así se sentiría más segura, pero que la amiga no haría nada. Acepte sin ningún problema y quedamos para las 20.30. A las 21 llegaron ambas chicas, quien habló conmigo una morenita muy bonita con unas tetas redonditas y un culo hermoso, la amiga flaquita como un fideo, casi sin tetas y un culito chato y chiquito no les pregunte la edad pero ellas solas dijeron tener 18 años.

Tomamos unas cervezas y charlamos un rato, la morenita que se llama Diana me conto que era su "primer cliente" y que lo hacía pues quería juntar dinero para comprar un nuevo ordenador y de esta forma en un corto tiempo lo tendría, que era virgen y que de esta manera guardaría su virginidad y haría el dinero necesario. Su amiga se llama Ester, casi no decía nada y solo comento que ella también era virgen. Pasado un rato le tome la mano a Diana y se la refregué por mi polla que se ponía dura... Pese que no lo habíamos hablado la fui desnudando y ella no opuso resistencia, cuando estuvo totalmente desnuda me desnude yo también y fuimos a mi cama. Me tendí y ella comenzó a mamarme muy bien, me chupaba los huevos y hasta me lamia un poco el culo, su amiga estaba parada mirando pero me di cuenta que tenía su mano en su coño y se masturbaba.

Le ofrecí a Diana si quería hacerlo en 69 y acepto así que mientras me lamia y me chupaba le comí el coño y le metí dedos en el culo hasta que ella tuvo un fuerte orgasmo acabando antes que yo, nos reímos de esto y le pregunte cuanto me pagaría por esto, Ester se la veía agitada y no paraba de masturbarse y le ofrecí mi ayuda se acercó a la cama y fue Diana quien le saco la ropa y la desnudo, la recosté y comencé a masturbarla muy fuerte hasta que se retorció con espasmos y tuvo el orgasmo lleno de jugos que brotaban de su coño juvenil. Les recordé a las chicas que aun yo no había acabado y que para eso habían venido, les ofrecí duplicar el pago si podía acabar frotándome en el culo de ellas y aceptaron. Ester estaba muy excitada y dijo que había imaginado muchas veces que le metían una polla en el culo... Le pregunte si quería hacer realidad su fantasía y ahí Diana salto y pidió 50 euros a cada una por dejarse meter la polla en el culo, saque dos billetes de 50 euros y los puse sobre la cama, ahí tienen niñas ahora manos a la obra!

Fui al baño y traje gel lubricante, empecé con Ester que culito tan pequeño y blanquito con un agujerito muy pequeñito que aun embadurnado mis dedos con gel me costaba meter un dedo en su culo lentamente le fu agrandando el orificio mientras ella se tocaba y se masturbaba cuando su culito estaba ya listo la puse en 4 patas al borde de la cama y yo parado en el piso le metí la punta... Pego un grito de dolor/sorpresa/calentura pero no se escapó lentamente se la fui metiendo hasta que toda estuvo dentro, Ester se movía en forma espasmódica y yo ni me movía, luego comencé a moverme adentro y afuera follando ese culito minúsculo, Diana le acariciaba las tetas y le daba besitos ya no pude aguantar más y acabe dentro de ella una cantidad enorme de semen que al sacarla se chorreaba dentro de su culo por sus piernas le pregunte si le gusto. Me dijo que mucho.

Le di un beso y se acostó en la cama media dolorida pero contenta ahora era el turno de Diana, le pedí me la mamara para volver a ponerla dura lo cual hice en forma excelente pues en un par de minutos estaba dura otra vez repetí el tratamiento previo de agrandar el agujerito del culo de Diana pero esta era un culo de verdad redondito y carnoso que valía la pena ser follado. Para no hacerlo igual pare a Diana medio doblada con las manos en la pared y las piernas separadas, le pedí a Ester que le abra los cachetes del culo y así de parados le folle el culo en forma espectacular en medio de grititos y suspiros Ester la masturbaba mientras yo le daba a ese culo hermoso. Cuando estuve a punto de acabar nuevamente la saque del culo y la senté en una silla y metiéndole mi polla en la boca acabe en su garganta otro chorro de semen caliente. Nos besamos todos y nos fuimos a duchar, nos enjabonamos uno al otro y nos reímos bastante, nos vestimos y fuimos a la cocina donde devoramos unos bocadillos de jamón con cervezas.

Ya eran la 23.30 y las niñas se fueron prometiendo volver para repetir esta fiestita la verdad fue algo inesperado y la pase rebien follando esos culitos jóvenes y calientes.

Comparte este relato

6035
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar