INICIO » Intercambios

Los vecinos (Parte I)

  • 11
  • 18.419
  • 9,16 (32 Val.)
  • 0

Después de la aventura que tuvimos en nuestra luna de miel ("Luna de miel") mi esposa y yo nos quedamos con ganas de repetirlo pero difícilmente podíamos hallar con quién hacerlo, obviamente está vez queríamos que fuera con consentimiento y con protección porque mi esposa había quedado preñada y tuvimos que abortar (no me siento orgulloso de eso). Afortunadamente como caídos del cielo conocimos a nuestros vecinos.

Después de la luna de miel mi esposa y yo nos empezamos a mudar a la casa que habíamos comprado, estaba en la zona centro de la ciudad por lo cual tardamos en llevar todo (hay mucho tráfico en esa zona) tardamos aproximadamente una semana y media en tener todo en la casa, no en orden pero al fin de cuentas en la casa.

Yo no soy muy sociable así que lo que menos quería era conocer a los vecinos, por el otro lado mi esposa fue lo primero que hizo, presentarse con los vecinos, invitarlos a cenar, etc. No me molestaba pero tampoco era mucho de mi agrado, ninguno me parecía interesante unos eran parejas de viejitos y otros muchachos de nuestra edad pero con ninguno me llevaba especialmente bien.

Un día llegando a la casa del trabajo encontré a mi esposa sentada en la mesa platicando con una pareja, la primera pareja de nuestra edad, me presenté y me senté con ellos. No tenían nada de especial el muchacho era más alto que yo aprox. 1.80, de piel blanca pero con el pelo castaño nunca supe si era su color natural o no y más corpulento que yo. Y la chica era delgada, más o menos 1.70 de altura (media más o menos lo mismo que yo) y de piel morena pero no muy oscura y de pelo castaño. Pasaron las horas y la plática era agradable, nos contaron cómo se conocieron y que llevaban 1 año de casados, la plática se cortó cuando nos dijeron que se les había hecho tarde para un compromiso y que se tenían que ir, los llevamos a la puerta y se marcharon. Yo estaba cansado y quería relajarme un poco así que quería coger con Jocelyn, (no entiendo a los que dicen que no pueden coger si están cansado o estresados) ella sin vacilar me dijo que si, fuimos al cuarto y estrenamos la cama. La desnude rápidamente mientras la besaba, jugábamos con nuestras lenguas y podía sentir sus gemidos cada que pasaba mi lengua por el ancho de la suya. Cuando la acabe de desnudar la tire a la cama ye desnude yo, no tarde más de 2 minutos y me aventé encima de ella. Primero jugué con sus pechos besando sus pezones y lamiendo sus senos completos, sus pezones se pusieron duros muy rápido y podía sentir como movía sus muslos porque estaba mojada. Me detuve para poder penetrarla con más fuerza y de un solo golpe se la clave toda y ella grito -AAAAAH no taaahn duro amooor- yo sabía que le había gustado por cómo alargaba las sílabas y porque entrecortada las palabras, yo no dije nada y me empecé a mover lo más brusco y fuerte que pude y ella no paraba de decirme -aaah más aaaah aaah maaaahs despacito oooh aaahaaah- me encantaba sentir como escurrían sus líquidos cuando lo hacía más brusco y escuchando sus gemidos le dije -cuando te cogían en el hotel no decías nada mi putita- no estaba pensando bien mis palabras ni acciones y le levanté sus piernas para ponerlas en mis hombros y así darle más duro entonces ella me respondió - aaah no me digaaaah aaah aah más por favor maaahs- ni podia responderme bien por lo caliente que estaba y se lo dije -vez putita ni puedes hablar, te encanta que te la meta así verdad?- ella no quería contestar y solo se tapaba la boca entonces me detuve y ella me dijo - que pasa? No pares por favor- y le respondí -ok pero dime cómo te gusta que te coja- ella no quería responder pero en cuanto se la clave otra vez me dijo gritando -cógeme duro amor, cómo me cogieron los del hotel- y yo sin pestañear le obedecí. Pasaron unos cuantos minutos y empezamos a oír gemidos de la casa de al lado y eso me puso más caliente - escuchas a la vecina gemir, me encantaría cogérmela y que viniera con mi verga adentro- mi esposa estaba tan caliente que me dijo - aaay amor cogetela si quieeeehres pero cógeme aaaah mi tambiennnn, clavamela todaaaaah aaah aaah- cuando escuché eso se la clave frenético hasta que nos vinimos juntos -me vengo putita- le dije -aaaah aaaaah aaay aaah- ella gimió tan fuerte que de seguro nos escucharon también y entonces nos acostamos uno al lado del otro. Había sido el mejor sexo desde que nos conocimos, bueno no era como la luna de miel pero eso había sido un caso especial.

Al día siguiente me encontré en la madrugada a mi vecino, saliendo de su casa y le dije - buenos días, ya va a trabajar?- y él me dijo- si voy a chambear, oye te puedo preguntar algo?- yo confundido le dije con la cabeza que si y se me acercó para susurrarme -su esposa era la de anoche?- no sabía a qué se refería y lo mire confundido -no entiendo cómo que la de anoche?- y el me respondió -ya pues cómo va, su esposa era la que gemía anoche?- yo me quedé congelado por unos momentos y le dije- bueno si ayer estábamos tratando de tener un hijo- cosa que era mentira , pero el al parecer me creyó -no pues que bien, oiga no se ofenda pero la verdad se escuchaba buena gimiendo- yo no sabía si golpearlo o reírme porque sentía como mi pene se ponía duro y entonces recordé- oiga su esposa estaba gimiendo anoche también verdad?- y lo que me dijo me dejó pasmado - ah si? No sé yo estaba afuera, a veces trae hombres a la casa pero somos muy liberales con eso- entonces vi mi oportunidad para repetir lo de mi luna de miel y le dije -la verdad me puso caliente oírla me la presta? Nomás hoy- y me dijo -Simón, pero con una condición...tu préstame a tu esposa, ya que estamos en confianza cuando nos llevó a tu casa yo iba con la intención de cogérmela pero llegaste- yo la estaba duro como roca y le dije -mejor ya sé que hacer iré a tu casa con mi esposa nos tomamos unas copas y hacemos un intercambio- y respondió- sale nos vemos en la casa, ya me voy que es tarde- y se fue hacia su trabajo y yo al mío no sin antes decirle a mi esposa que se fuera a casa de los vecinos que ahí la vería.

Pasaban las horas y yo ya estaba que goteaba de lo caliente que estaba. Por fin se hizo la hora y fui corriendo a casa del vecino, al llegar toque y la vecina abrió, estaba hermosa, con un short corto para correr, una blusa de tirantes blanca y un brasier rojo, la tome de la mano y la saludé de beso muy cerca del labio y le dije -hola vecina que guapa estas- y me dijo coqueta -ay qué lindo pero ni me arregle acabo de salir de bañarme tu esposa está en la sala pasale- pasé lento y detrás de ella para ver sus nalgas que se asomaban por el short. Me senté al lado de mi esposa y le pedí a mi vecina que trajera unas copas para ir entrando en ambiente o sea prepararlas para lo que venía. Pasó una hora más o menos y mi esposa ya estaba entrada pero mi vecina nada. Por fin llegó su esposo y se nos unió, duramos media hora más así y mi esposa ya estaba borracha de verdad y fue cuando mi vecino dijo - bueno creo que ya es hora de ponerle emoción a la noche- y saco una baraja, le dije -la neta no traigo dinero como para jugar baraja- y me dijo a entonces ya sé que sea de prendas pero que también estén de acuerdo las mujeres- mi esposa sin dudar dijo - si de prendas, quiero ver a la vecinita encuerada para ver qué hace su esposo- ya no carburada mucho lo que decía y mi vecina no parecía molestarle solo dijo - ok de prendas está bien- y comenzamos la primera perdió el vecino y se quitó la corbata, luego perdió la vecina y se quitó los zapatos, luego el vecino de nuevo y se quitó los zapatos y así sucesivamente hasta que mi vecino estaba en calzones, yo con solo la camisa y los calzones, mi esposa ya se había quitado el vestido que traía y estaba en brasieres y bragas y mi vecina que era la que menos perdió apenas y se había quitado los calcetines entonces solté la bomba -miren la verdad es que las apostamos a ustedes y el que gane la siguiente se las queda a las dos- mi esposa ya estaba muy ebria para reaccionar de forma correcta y solo dijo que si con la cabeza, pero mi vecina se me acercó y me dijo -y que pasa si nosotras ganamos?- yo no supe que contestar pero mi vecino si -pues ustedes deciden con quién quedarse- entonces mi vecina le susurro algo a mi esposa y aceptaron.

El juego paso y casi terminando mi esposa me susurró -déjate ganar por favor- sentí que la sangre se me baja a los pies y le dije -ok si tú quieres- y así fue pero para mi sorpresa la que ganó fue mi vecina, yo estaba nervioso y sentía que se me salía el corazón. Mi vecina se puso de pie y nos dijo -entonces yo escojo aaa... Tú esposa- y como un animal se abalanzó contra ella y la comenzó a besar apasionadamente y mi esposa jadeaba y le tocaba los pechos como si para ella fuera algo de todos los días. No tardaron mucho para desnudarse frente a nosotros y podía ver a mi esposa gozar de la vecina que tenía aún su brasier pero no sus bragas. De un momento a otro mi vecino se puso de pie con la verga de fuera y pensé -se la va a clavar a su esposa- pero para mi sorpresa tomo a su esposa del pelo y la alejó de mi esposa para que la dejara de besar y de un solo golpe se la metió toda en la boca a Jocelyn, y su esposa le empezó a hacer oral a mi putita, por fin se me quitó el miedo y me saque la verga y cómo mi vecino de un tajo se la clave a la vecina que soltó un gemido espectacular -aaaah que rica verga vecino- y yo tomé eso como un "hazme lo que quieras" y comencé el mete y saca cómo mi vecino hacía con la boca de mi esposa -que rica putita tienes vecino me la mama como si fueras tu- podía escuchar como gemían mi esposa y la puta de la vecina -sssaaaah qué rico aaahhh aay más vecino aaahhh más más maaaahaayaah- no pude aguantar más y me vine dentro de la vecina -perdón vecina no aguante- entonces vi como mi esposa escupía la leche de mi vecino -ay vecino su esposa la chupa mejor que mi esposa a ver cómo se siente su pucha- y empujó a su esposa para que se alejara de la vagina de mi esposa y de repente volteo y dijo -ay amor estás bien sucia deja te limpio- y luego de eso empezó a lamer mi semen que salía de la vagina de su esposa y ella gemía mientras lo hacía, término en un momento y veía como tragaba mi semen, me dio algo de asco pero me puso duro a la vez y volví al rodeo y se la clave a mi vecina -aaah aay vecino me va a embarazar aaah- yo me ponía más duro con sus gemidos y entonces escuché a mi esposa gritar -aaah dama duro aaah aadh préñame vecino aaah- me vine más rápido y mi vecina se paró y con el dedo me indico que fuera. Entramos al cuarto y cogimos en la cama -aah vecino ayy embarazarme aah- besaba sus pechos y mordía sus pezones que estaban parados y duros -aaaah aáh aaaah amor aaah qué rico coges- mi vecina me decía amor a mi estaba seguro porque me veía y en eso nos corrimos juntos. Ella se quedó dormida y yo no podía con los gritos de mi esposa. Horas después escuché que abrieron y cerraron la puerta y fui a ver, mi esposa estaba llena de semen en el cuerpo, pelo, manos, cara, boca, vagina y culo y yo le di su última llenada pajeandome y llenándola en la cara, luego fui con la vecina e hice lo mismo hasta llenarla cómo a mi esposa. Un rato después me fui a mi casa y mi esposa llegó mucho después. Me pidió permiso para repetirlo y yo se lo di.

(9,16)