Invocando al placer

Tiempo estimado de lectura del relato 8 Número de visitas del relato 8.213 Valoración media del relato 9,44 (16 Val.)
Invocando al placer

RESUMEN

Se subió a su coche y comenzó el viaje, pudo sentir su polla latiendo en su pantalon y agarro el volante. Se acercó a su estacionamiento y abandonó el coche, ajustando su pantalon.

Ken se encontraba tan tranquilo en la soledad de su casa cuando un mensaje llegó a su dispositivo móvil

-Oye, que me he enterado que con Daisuke exibes más tu lado mas femenino

Esa pregunta tan directa no podia ser otro que Takeru, Ken respondió pero antes quería saber

-Antes quiero saber porqué Daisuke te cuenta cosas tan íntimas mías

-Ya tu sabes como es este muchacho, le encanta soltar la lengua, bueno, en realidad yo le hice hablar mas de la cuenta

-Tiene razón, con él exibo más mi lado mas sensual, androgino, mas sexy, con el me abro con mas facilidad

-¿Sabes que eso no está bien?

-Creo que hago lo correcto

-Conmigo lo has expandido pocas veces, creo que yo tambien tengo derecho a disfrutar, quiero que me enseñes mas sobre tu cuerpo

Asi es Takeru, en un minuto ya estaba presionando a Ken a hacer algo que muchas veces lo demostraba

-No estoy motivado para enseñarte mi cuerpo, tendrás que ganartelo, no soy tan facil

Con esto último Takeru soltó una buena carcajada porque eso sonaba a sarcasmo de lejos

-¿Qué estás haciendo?

-Desnudo

-¿Como? -. De repente Takeru sintió ganas de tocarse con esa sutil respuesta

-Lo que has leido

-¿Desnudo?

-Piensas de verdad que lo estoy? -. Aquella respuesta hizo volver a la realidad a Takeru

-Ah! Maldito... ahora quiero ver tu cuerpo desnudo, quiero saborear tu androginia

-Hmmmm...

¿Hmmm?

-Me preguntaba si querías venir -. Ken empezaba a jugar y a darle señales, al leer aquella respesta la polla de Takeru se endurecía a cada segundo

-Querido Ken, no es necesario que hagas esa pregunta

-Te veo en unos pocos minutos, si lo deseas -. Y abandonó la conversacion de forma fria pero con unas ganas de repente tremendas de ser travieso.

En pocos segundos Takeru estaba saliendo por la puerta en dirección a casa de Ken dispuesto a pasar un buen rato

Se subió a su coche y comenzó el viaje, pudo sentir su polla latiendo en su pantalon y agarro el volante. Se acercó a su estacionamiento y abandonó el coche, ajustando su pantalon. Subió los escalones y llamo a su puerta. Pudo oír a Ken caminar hacia la puerta principal y le abrió.

Ken estaba parado allí, en nada más que una camisa de manga larga donde apenas le cubria el culo y las piernas. Tenia su hermoso mechon de pelo negro tapandole uno de sus ojos, su expresión era fría como tipicamente solia estar con él pero le miraba entre silencio mientras Takeru iba entrando.

-Hola-. Dijo con una sonrisa seductora.

-Hola, guapo -. dijo con su propia sonrisa mientras le besaba, y con un suave movimiento cerró la puerta y le atacó.

Ken, ante la invasión,hizo el ruido más lindo mientras Takeru le agarraba el culo con sus manos y le besaba profundamente, acto seguido le giró y le empujó contra la pared contra la pared, con las piernas envueltas a su alrededor Taekeru podía sentir lo apretado que era el culo de Ken en esos momentos, y lo húmedo que estaban sus muslos mientras sus dedos avanzaban lentamente hacia la polla erecta de Ken. tambien pudo sentir Takeru que sus labios mojados se separaban y Ken gemía mientras Takeru extendia sus nalgas para que se separasen

-¿Has estado preparandote para mi?

-No

-No mientas, cabrón -. Respondió mientras uno de sus dedos estaba al borde de la rajita del ano

-Me he estado tocando, me la he estado tocando-. Confesó Ken

-No decias que no querias nada conmigo?

-Me enciendes siempre

-¿Te pongo cachondo como una perra? -. Dijo estrechando su cuerpo al de Ken

-Soy una perra, no lo puedo evitar

-Y por eso te vistes asi para mi no?

-Es correcto

-MMM dios la que te espera... veo que estabas teniendo un momento de serenidad en ese sofa donde hay tantos y tantos libros

-Es correcto, esta habitación era testigo hace un momento de la tranquilidad que yo desprendía

-Ahora va a ser testigo de todo lo contrario

Caminaron de regreso albsofá y Takeru le tumbó, haciendo que Ken expusiera su culo para que fuera todo lo accesible que pudiera mientras se inclinaba para besar a este último con mucha avidez.

- Te deseo tanto... no tienes ni puta idea de lo que que me haces falta a mis manos y a mis pensamientos salvajes... bfffffff... -. Sus manos vagaban y sus dedos deslizaron sus boxers a un lado y se deslizaron dentro, sintiendo que el calor y humedad cubren el interior, el ano de Ken está tan apretado y agarra cada dedo con facilidad, al igual que la polla de Takeru que entrará en pocos minutos.

Ken al contacto con el dedo de su novio rascando en su interior, arquea la espalda y Takeru aprovechó y le mordió los omóplatos al igual que manipulaba con maestría su pezón, torturandole en el dolor costante.

Deslizó mas su dedo levantando la camisa y besó y chupó cada vez mas fuerte, los pezones de Ken se elevan con su succión, y las manos le masajea antiernamente y lo suficientemente áspero como para que Ken desease más, mientras tanto Takeru seguia con su erección en su pantalon, ya no podía aguantar más

Le hizo ponerse de nuevo en la posición correcta, a la altura de Takeru y este lo sentó de nuevo el el sofa, lamó su estómago y le separó las piernas llevandolas hacia arriba, ya tenía el ano de Ken abierto para él, el sabor y el olfato eran deliciosos y Takeru no perdió el tiempo en conseguir su lengua en el ano.

Takeru folló la lengua con el ano, su lengua profunda en Ken, ese ano llamaba su atención ahora, girando más y más fuerte. Ken temblaba, enloquecía totalmente, Takeru le desmontaba por completo, le sujetó la cara acercandole más al ano, su polla estaba justo en la frente de Takeru,

-Más... mas maldita sea... Mas... MAS!!! -.Cada vez suplicaba por más Aferrándose a la cabeza, eso eran ordenes para Takeru, aparte de la lengua, el dedo también se deslizó en ano

- Mi... MIERDA, ASI... PROFUNDO, DEJAME SIN ALIENTO... MIERDA... SII...

Takeru miró hacia arriba y su cara, a pesar de aquellas súplicas, permanecía en silencio y se estaba esforzando por respirar.

- !!!!MMMMMM!!!!

Un arqueo y listo, Ken se corrió debido al conctacto del dedo y de aquella lengua peligrosa

Satisfecho y feliz, Takeru se lecantó y se inclinó para besarle y Ken, super hambriento, me besó tambien para probar su boca.

Perdió el control, agarró sus jeans y los arrebató tan rápido que Takeru se quedó aturdido. SU polla estaba siendo agarrada por la mano de Ken y su cálida boca estába en su punta.

-¿A que esperas?-. Takeru ya podía sentir sentir sus bolas apretarse con esa oleada familiar. le agarró la polla, apretó y observó su propina hasta que salío otras primeras gotas de semen... y lo chupó. Rodó la punta grande alrededor de su lengua y Takeru ahora jadeaba de placer para respirar mientras Ken le llevaba mas profundo. Bombeando su polla entre sus labios le llevaba profundo y lento.

-!!Fóllame, te ordeno que me folles el culo ahora mismo! -. Dijo Ken sacandose el pene de su boca y te recostó en aquel sofá de nuevo con las piernas abiertas y mirándome con ojos exigentes.

- ¡Maldito seas cabron! -. Respondió Takeru

Sus jeans se le salieron totalmente de las piernas y ya estaba encima de él, su punta empuja lentamente, se hundió lentamente dentro de Ken mientras le agarraba de la cabeza y le besó profundamente, los gemidos de Ken sonaban en su boca.

Empezó con movimientos profundos y lentos y sintió la humedad de Ken cubriendo su polla. Los dos estaban listos para correrse, se miraron a los ojos con lujuria

Takeru separó sus piernas y fué más rápido.

-Correte que me corro joder

-!Me corro!!

- Ya llegas cabron

-LLegó junto a ti,

Ambos con jadeos llegando al grito de éxtasis se vuelven más fuertes hasta que Takeru se salió de Ken y toda la leche le cubrió en las nalgas haciendo que Ken las moviera con total sensualidad a la misma vez que estaba completamente agotado, habia soportado mucho peso, pero eso no le impedia moverlas mientras respiraba con fuerza, cubierto de semen.

Le limpió el culo y todavía llevaba aquella camisa pero ya sin boxers.

Con la mentalidad de dos hombres primitivos, Se besaron de nuevo mientras andaban, Takeru empujando a Ken en todo momento mientras lo llevaba a la puerta de la sala de estar y se miraron abrazándose con besos y Ken sin dejar de mirarle en todo momento.

Se besaron de nuevo de nuevo y Takeru se presionó contra él y respondió con un pequeño retroceso poniendose de nuevo esta vez en cuatro, listo para que Takeru le violase el culo de nuevo y a su vez le llenase por dentro

Se la metió dentro y empezó a llenarle, las manos de Ken temblaban sujetandose a si mismas en el suelo mientras Takeru le follaba con más fuerza con golpes rápidos y profundos.

- ¡Fóllame, fóllame, fóllame! -. Gritó Ken de nuevo, todavía sensible de lo anterior.

A Takeru no le llevó mucho tiempo conseguir su ritmo y destrozarle el culo a Ken de nuevo. este ultimo temblaba de deseo mientras le miraba con ojos satisfechos cuando se besaban y juntaban sus alientos

Takeru jadeaba mientras sonrería y le besaba aquel trasero super sexy las veces que se inclinaba

Qué rápido fue todo y que placentero y sexy para los dos

Comparte este relato

3026
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar