La infiel Diana y sus cornudos (parte 12): Steven

Tiempo estimado de lectura del relato 21 Número de visitas del relato 19.219 Valoración media del relato 9,72 (29 Val.)
La infiel Diana y sus cornudos (parte 12): Steven

RESUMEN

Tras el marco de la puerta pude ver a mi madre y a Diana totalmente denudas y con ellas estaba Don Javier, mi vecino de 75 años totalmente desnudo.

Al día siguiente fuimos con el padre para el curso prematrimonial en la mañana después a realizar los preparativos para la boda recoger las invitaciones para empezarlas a enviar buscar sitios para la recepción y así se pasó el día al siguiente día tocaba la mismas rutina el curso y más preparativos para la boda mientras estábamos en el curso sonó el teléfono de Diana se disculpó un momento con el padre y contesto: “Hola buen día… Doña Lucia hola como ha estado… Si yo bien mi novio y mi niño bien jejeje… Si, si estoy ocupada es que estoy en el curso prematrimonial….No tranquila no se preocupe… Pero en la tarde podría sacar tiempo e ir hacerle la visita como dijo la otra vez una tarde de chicas jejeje… Si yo voy yo me acuerdo donde es… Por ahí a eso de las 2:30… Si, si ahí estaré y aprovecho para entregarle la invitación a la boda… A para que vea que si me acuerdo de usted bueno la dejo besos nos vemos pronto”. Al escuchar me di cuenta que era doña Lucia su ex suegra eso me puso alerta y Diana acepto ir así que lo mejor era no dejarla ir sola con lo que ocurrió hace 2 días era mejor no arriesgar así que me agregue a la visita…

-Amor vamos a ir a ver a la señora Lucia…

-Aaa no amor yo voy sola hay mucho que hacer tu aprovecha y sigues con los preparativos yo solo voy a ir un momento y vuelvo.

Algo en ella no me dio total confianza y con las cosas que han pasado me daba motivos para dudar pero no quería levantarles sospechas.

-Ok amor yo continuo con las diligencias -le respondí.

Debía asegurarme de que mi futura esposa no fuera hacer algo malo así que pensé en Adrián él podría ayudarme así que cuando tuve un momento a solas que fui al baño lo llame…

-Hola Adrián.

-Hola Steven como estas como van las cosas.

-Eee pues ahí.

-Como así que ahí.

-No mira lo que pasa es que tengo un problemita resulta que tu mamá llamo a Diana para invitarla a su casa hace unos días no la encontramos en un centro comercial y le hizo la invitación.

-Qué raro mamá no me dijo nada de haberlos visto.

-Si y pues prácticamente la invito a ella sola dijo que para tener una tarde de chicas.

-Aaa claro ya empiezo a entender pero no te preocupes lo que paso con ellas fue hace años y ya ahora todo es diferentes confía en Diana.

-Este si lo que pasa es que Diana no se ha portado muy bien últimamente.

-A que te refieres te engaño de nuevo.

-Este sí y pues esa reunión con tu mamá no me está gustando.

-Como así y como te engaño con quien.

-No ahora no te puedo contar pero necesito que me ayudes.

-Y como.

-Simple solo está presente mientras están ellas juntas así las podrías controlar.

-Y a qué horas es que quedaron de verse.

-A las 2:30 pm.

-Uff Steven lo veo difícil tengo una reunión de negocios acá en la empresa de mi padre y es a las 2 no se si pueda llegar.

-No como así.

-No pero tranquilo la reunión es a las 2 tal vez no demore mucho apenas termine salgo para la casa de mis padres y me presento de improviso.

-Te lo agradecería mucho solo espero que no pase nada.

-Tranquilo yo te entiendo vas a ver que no pasa nada.

-Ok gracias.

-Yo te llamo apenas termine la visita en la casa de mi mamá y te cuento como estuvo… ok gracias Adrián me tengo que ir hablamos más rato.

-Chao.

Terminamos el curso salimos a casa de los suegros estuvimos un rato allá almorzamos Diana dejo unos teteros para él bebe y las cosas de él listas ya a las 2:15 pm me dio un beso y se despidió de mí y el niño para ir a casa de Lucia diciéndome que trataría de no demorarse que le haría una visita corta, yo continúe en casa haciendo los preparativos para el matrimonio a eso de las 2:45 recibí un mensaje de Adrián diciendo que acababa de terminar su reunión que, qué pena no pudo terminarla antes pero que no me preocupara que ya iba para la casa de sus padres que me iba a mantener informado mandándome mensajes para que estuviera tranquilo me preocupo el hecho de que no estuviera allá pero me tranquilizo un poco saber que Adrián ya iba para allá y que me iba a estar informando así que continúe con mi tarea concentrándome en ella para no llenarme la cabeza de ideas que no me iban hacer bien y así paso el tiempo cuando me di cuenta ya habían pasado 2 hora con 30 minutos ya eran las 5pm y Adrián no me había mandado ningún mensaje ni nada así que le escribí preguntándole que había pasado dieron las 5:20pm cuando recibí un mensaje de Adrián diciéndome Steven perdón mejor nos vemos y te cuento, ahí me preocupe, me escribió que lo esperara en la tienda de la esquina de la casa de mis suegros que iba para allá que en 15 minutos llegaba espere ese tiempo y me dirigí a ese sitio cuando llegue él también lo hacía en su carro me dijo que subiera, cuando lo hice me miro preocupado diciéndome lo siento.

-No puede ser Adrián dime que no paso.

-Si lo que creías que iba pasar sucedió.

-Lo viste y no hiciste nada.

-No pude solo me quede paralizado me trajo recuerdos y solo me quede mirando.

-Y que viste cuéntamelo todo.

-Te lo contare rápido Diana no debe demorar en llegar a casa de tus suegros.

-ok.

Adrián: Al terminar la reunión me dirigí lo más rápido que pude a casa de mis padres llegue a eso de 3:30 pm tengo copia de las llaves así que entre a la unidad luego a la casa, cuando entre a ella mire la sala y no vi a nadie pero lo que si vi tirados en medio de la sala esparcidos en el suelo y el sofá fue unos jeans, una tanga blanca otra negra, una blusa blanca, un sostén junto a unos tenis además de un vestido y unos tacones que distinguí eran de mi madre todos.

Steven: no puede ser.

Adrián: y no solo eso también encontré ropa de hombre.

Steven: que quieres decir.

Adrián: si déjame te termino de contar, al ver esto sin hacer ruido subí al segundo nivel ahí empecé a escuchar ruidos que provenían de la habitación de mis padres al acercarme con cuidado escondiéndome tras el marco de la puerta pude ver a mi madre y a Diana totalmente denudas y con ellas estaba Don Javier mi vecino de 75 años totalmente desnudo la imagen era impresionante este hombre con la piel arrugada con manchas, delgado que dejaba ver sus costillas y a pesar de ello con barriga, su rostro ya más demacrado por el tiempo tenía a tu mujer con esas torneadas y provocativas piernas totalmente abiertas sosteniéndola de los tobillos, clavándole su enorme y gorda verga de 23 cm que se conservaba tal y como la recuerdo penetrándole cada centímetro a buen ritmo haciendo que las enormes y paradas tetas de tu novia se movieran violentamente, gimiendo mordiéndose el labio inferior con cara de placer en medio de la cama matrimonial de mis padres y al lado de ellos sobre la cama mi madre se encontraba arrodillada apretándose una teta con una mano y metiéndose los dedos en la concha con la otra dándose placer observando como él sudado, sensual y voluptuoso cuerpo de su ex nuera se mecía a cada pollazo que le metía ese anciano haciéndola venirse a chorros gritando por el orgasmo.

Diana le decía: “Aaahhh siiii Javier como me la metes aaahhh que buenos recuerdos ummm y que rica verga aaahhh igual que antes aaahh fue buena idea veniiiiirrrrr…”. “Que rica estas puta y ahora que eres mamá tienes el cuerpo más exuberante de verdadero punto”, le decía Javier. “Siii que bueno que viniste Dianita mira cómo te extrañaba como estas de rica mami” le decía mi madre. Para después acostarse casi encima de ella mientras Javier la seguía clavando y empezarla a besar jugando con sus lenguas apasionadamente y apretándole una teta.

Luego cambiaron de posición mi madre se acostó abriendo sus piernas tu mujer se puso encima de ella quedando en cuatro dejando pegadas sus conchitas mojadas y babeantes el viejo se puso detrás de Diana y la empezó a clavar se la enterró toda de una abriéndole su cuquita sacándole un gemido de placer al verse sorprendida la empezó a bombear con fuerza para después de un rato sacársela y clavarla por la vagina mojada de mi madre que empezó a gemir mientras eran penetradas las mujeres seguían besándose rozándose sus pezones duros en puntas estimulándose tetas con tetas y de esas masas gordas y paradas que tiene tu mujer empezaron a chorrearse y a soltar unas gotas de leche que rodaban por el cuerpo de mi madre y terminaban en la cama el viejo las iba alternando un rato le daba a tu prometida y el otro a mi madre era cómo ver la mejor película porno la habitación olía a puro sexo… “Aahhh si Javier seguírnosla metiendo asiiii aaaahhh” decía mi madre para después decirle a Diana, “poneme ese par de tetotas que te gastas en la boca que te las quiero chupar a ver cómo esta esa lechita…”. “Aaaahhhh siii doña Lucia tomeeee chupelaaass bieeen que aaaahhh uuummm están aaahh mmnnn bien jugosas aaahhhyyy”, le decía tu mujer. Así las tuvo Javier clavándolas disfrutando de mi madre y tu mujer como por 30 minutos mientras ellas seguían comiéndose sus bocas jugando con sus lenguas y chupándose las tetas pasado ese tiempo el viejo de crepito empezó a anunciarles que se venía le saco el pollon a mi madre y se la clavo entera a tu mujer empezándola a bombear duro y rápido… “Aaaahhh si putas me vengo, Dianita te voy a llenar esa concha tragona que tenés como regalo de bienvenida aaahhh aaahhh me vengo me vengoooo… Aaahhh siiii siento tu leche, siento tu leche como me llena me estas llenando todaaaa aaahhhh”. Pude ver como los enormes huevos del viejo se contraían mientras le surtía leche a tu prometida conté 8 lechazos y fueron abundantes porque le escurrían por la vagina a Diana mientras Javier la seguía bombeando ella tuvo un orgasmo intenso sus ojos quedaron en blanco y cayo sin fuerzas sobre mi madre la cual aprovecho para manosearla y empezarla a besar.

El viejo le saco la verga y se quedó mirando a las mujeres, mi madre aprovecho que Diana estaba semi inconsciente la voltio tirándola sobre la cama y quedando encima de ella la siguió besando, agarrándole sus enormes y parados senos cuando tu mujer reacciono correspondió a sus besos y caricias, mi madre levanto una sus piernas y se metió entre ellas quedando de tijeras pegando su vagina a la babeante, carnosa y chorreante de semen vagina de tu mujer empezándose a mover y rozarse entre ellas empezaron a gemir… “Aaahhh siiii hubiera sido divertido ser tu nuera Lucia como me das placer aaahhh… Siii mi amor no sabes cómo te deseooo la hubiéramos pasado muy bien en familiaaa mmmnn ooohh mi hijo es un estupidooo aahhhh”. El viejo solo las miraba sonriendo y con su polla toda morcilluda mostrando señales de vidas.

Las mujeres siguieron así sacándose orgasmos besándose después Diana le chupaba las tetas a mi madre un rato para después bajar y abrir sus piernas y empezar a pasarle la lengua por su vagina chupándola jugando con su clítoris haciendo gemir a mi madre y sacándole orgasmos después hicieron un 69 quedando tu mujer encima de mi madre ambas mujeres se comían las conchas que tenían al frente con verdadera gula de repente mi madre empezó a pasarle la lengua por el rosado ano de tu mujer aferrándose a cada nalgota carnuda de tu prometida abriéndolas y enterrándole la lengua metiéndola y sacándola esto la sorprendió haciéndola gemir… “Aaahhh lucia por Dios que atrevida mmmnnn ooohh aaahh”. Sacando la lengua de su culo mi madre le respondió… “Lo siento mi amor es que tienes un culo tan apetecible que no me aguante pero si quieres me detengo…”. “Noooo por favor no pares dame lengua por el culito te lo suplico”. Mi madre no la hizo esperar y le empezó a comer el culo a tu mujer ella solo gemía y como agradecimiento se empeñó en comerle bien la concha a mi madre dándole placer mi madre alternaba entre la vagina y el culo de Diana empezándole a meter los dedos por ese culote que se gasta tu mujer primero uno después dos mientras le seguía chupando la vagina metiéndole su lengua succionado su clítoris tratándolo de arrancar así estuvieron alrededor de 30 minutos hasta que al fin las dos llegaron al orgasmo quedando una encima de la otra en eso el viejo Javier se puso de rodillas en frente de Diana quien levanto su cabeza y vio la enorme polla del viejo totalmente parada desafiante y este le dijo…” miren par de putas como me pusieron…”. “Huy que grande y dura la tenés vos no podes dejarme ir sin que me la metas por el culo” respondió Diana. “En serio bebe quieres que te encule…”. “Si métemela por el culo Javier”, le pidió tu prometida.

El viejo fue detrás de Diana la tomo de la cadera levanto esas redondas perfectas y voluminoso par de nalgas poniendo ese culazo que tiene tu mujer en pompa con mi madre aun debajo de ella, Diana solo arqueo su espalda dejándole ese culo expuesto para el tremendo garrote que le iba a meter el viejo verde de Javier que dijo “Qué bueno que me lo dejaste preparado lucia mi verga le va a entrar como cuchillo caliente en mantequilla…”. “Qué envidia como vas a disfrutar de ese culo” respondió mi madre. “Que golosa eres lucia ya te comiste ese culo y aun así quieres más jajajaja”. “Es que mira esta hembra es mucha mujer lo único que provoca es sexo”, “Jajaja si es cierto es mucha hembra para un solo hombre o mujer jejeje pero mejor se buena y chúpame la verga que ahora me toca hacerle el culo a mí”. Cuando termino de decir eso le metió ese pollon a mi madre que se lo chupo con gran maestría dejándoselo lleno de babas para después apuntar al culo de tu prometida y empezarlo a meter lentamente y sin detenerse hasta que su pelvis choco contra ese par de nalgas haciéndolas vibrar por el choque, el culo de Diana solo se abrió recibiendo a su venoso invitado que al sentirla toda adentro solo gimió ronroneando como una gatica en celo el viejo solo empezó a bombear lentamente disfrutando de cada centímetro del culo de tu prometida y ella solo paraba bien su culo disfrutando de cada centímetro de verga que le metía el viejo gimiendo pidiéndole al viejo que no parara que le gustaba como le hacia el culo, Javier mientras sodomizaba a tu mujer le pidió a mi madre que le chupara sus enormes pelotas y le comiera la concha a Diana me madre muy obediente siguió sus órdenes, Diana aprovechaba y le metía los dedos en la vagina a mi madre y así todos disfrutaban del trio que se habían montado.

A pesar de la edad el viejo Javier tenía mucha resistencia le estuvo perforando el culo a tu mujer como por media hora cambiando el ritmo unas veces rápido otras veces se la enterraba duro otras lentamente se puede decir que se gozó a tu mujer como le dio la gana ya al final le empezó a dar sin piedad duro yo solo veía como le entraba la verga del viejo a gran velocidad chocando su pelvis contra su culo haciendo que ese hermoso par de nalgas vibraran y se escuchara fuertemente un plas, plas, plas como si la estuvieran nalgueando Diana solo gemía y pedía que le diera más fuerte que le destrozara el culo Javier le anuncio que iba a acabar. “Puton ya me vengo te voy a llenar ese culazo de leche”. “Siii aahhh papi lléname de leche aaahhh que me quiero ir con el culo lleno de leche para la casa aaaahhh por favooorrrr”. El viejo le dio 4 empujones mientras se venía llenándole el culo a tu mujer ella mientras tanto tuvo un enorme orgasmo sus ojos se blanquearon su cuerpo empezó a convulsionar quedando tirada sobre la concha de mi madre la cual aprovecho para chupar los jugos que salían de la vagina de Diana, el viejo aprovecho y le pidió a mi madre que le limpiara la polla se la metió en su boca y ella con gran habilidad se la dejo bien limpia. Diana quedo prácticamente desmayada cuando por fin se recuperó miro el reloj y dijo ¡hay por Dios ya es tarde le dije a Steven que no me demoraba necesito ducharme lucia lavarme el cuerpo me prestas tu baño”. “Claro mi amor límpiate bien para que tu novio no se entere que es un cornudito jejejeje”. “Hay que mala Lucia no se burle de mi amorcito jejejeje bueno me voy a la ducha que me tengo que ir”.

Adrián: yo salí lo más rápido que pude de la casa y te llame no debe tardar en llegar y pues eso fue todo lo que paso y lo siento Steven pero no lo pude evitar.

Steven: yo me sentía confundido por el engaño de mi mujer estaba triste, temeroso pero también sentía una erección que me iba a romper el pantalón.

Adrián: también debo decirte que alcance a grabar algunos videos con el celular.

Steven: que en serio déjame verlos.

Adrián: no te preocupes yo te los envió por whatsapp mejor ve a casa antes de que llegue.

Steven: ok pero no te olvides de mandarlos por favor.

Volví a casa de mis suegros y 5 minutos después llego Diana que me abrazo y me dio un beso apasionado su mirada era diferente estaba llena de lujuria tenía una sonrisa pícara con una expresión de niña traviesa se me quedo mirando y me dijo

-Amor estas bien.

-Si si.

-Porque me miras así.

-Así como.

-Como raro.

-Aaa es que me hacías falta mi amor y es mirada de asombro por lo bella que eres.

-Hay amor tu tan lindo te mereces muchos besitos.

Diciendo eso me empezó a besar apasionadamente. Un rato después escuche los sonidos de mensajes de mi celular cuando lo mire vi que eran mensajes de Adrián lo guarde para mirarlos más tarde cuando estuviera solo. Después comimos en familia me pregunto cómo seguían los preparativo y todo eso yo le pregunte como le había ido con doña Lucia me dijo que bien que recordaron viejos tiempos y que por eso se le paso el tiempo.

Diana me dijo que después del curso prematrimonial del día de mañana quería ir a comprar algo de ropa yo le dije que si ya tarde en la noche mientras todos dormían me levante mire que mi amorcito estuviera durmiendo y con la sesión de sexo que tuvo se durmió profunda tome mi celular y me fui al baño ahí pude ver los videos veía como un viejo decrepito con un pollon se cogía a mi mujer como le llenaba la vagina de semen, como mi prometida tenía una relación lesbiana y disfrutaba de ella, y como el viejo cogía a mi mujer y la enculaba yo no aguante y me saque la polla y me empecé a hacer una paja desesperado viendo los videos que mi mujer y soltando choros y chorros de leche que caían sobre el piso del baño, limpie y luego me fui a dormir con mi infiel prometida madre de mi hijo.

Al día siguiente nos levantamos para ir al curso me vestí con una camisa de algodón roja un jean negro y unos tenis Diana por su parte uso un blue jean que le marcaba muy bien las piernas y ese culo redondo de infarto que tiene con una camisetica de algodón blanca que le llegaba casi al ombligo la más pequeña que tenía y le quedaba apretada habiendo que se le marcara ese voluminoso par de tetas paradas, firmes casi transparentándose pudiéndose ver a través de ellas el sostén blanco que las mantenía juntas, unos tenis con su cabello recogido en un moña y unas gafas medicadas que la daban un toque de intelectual pero que debajo de ellas conservaba la mirada picara y coqueta de lujuria con la que llego a casa la noche anterior. Antes de salir a la reja que protege la casa de mis suegros se acercó un indigente una persona de la calle con la ropa toda rota y sucia en sandalias con el cabello alborotado delgado pero a través de su camisa rota se podía ver que tenía sus músculos tonificados su pantalón todo harapiento tenía un roto a medio muslo izquierdo casi cerca de su ingle que al agacharse lograba verse casi la punta de su pene que se notaba algo grande, mire a Diana y me di cuenta que ella noto ese detalle con una sonrisa pícara, el hombre llevaba un costal donde metía las cosas que encontraba para reciclar que le daba la gente, el hombre se dirigió a nosotros y nos pidió si tenía algunas cosas para desechar sea ropa vieja, cartón, plástico o algo que le sirviera para su reciclaje, Diana con una sonrisa y casi mordiéndose el labio mirando entre su rostro y entrepierna con disimulo le respondió:

-Lo siento pero por el momento no tenemos nada pero si puedo yo después le doy alguito.

-Bueno muchas gracias princesa.

El hombre tomo su costal y siguió su camino Diana como si nada me miro y me dijo:

-vamos que se nos hace tarde, tomamos un taxi y nos dirigimos al curso.

Ya en el curso el padre Manuel se veía algo incómodo gracias al abultado busto de mi prometida y como casi se trasparentaba por lo ajustada que le quedaba la pequeña camiseta Diana se dio cuenta y se movía sugestivamente para incomodarlo a propósito y cuando salimos del curso me dijo muy divertida…

-Jajaja viste al padrecito amor no dejaba de mirarme casi se le salían los ojos jajaja…

-Si pero la culpa la tienes tu recuerda que él es un hombre de Dios y no me gusto que lo provocaras debiste ponerte una camisa que te quedara bien así casi se te ven los pechos.

-Hay amor tan aburrido hay que disfrutar de la vida y ponerle un poquito de picante para divertirnos, más bien vamos al centro comercial a comprar algo de ropita ya que esta camisetica me queda algo apretada jejeje.

Me tomo de la mano y nos dirigimos a realizar las compras, ya en el centro comercial no pasó desapercibida gracias a su exuberante figura, su forma de caminar contoneando sus caderas moviendo ese gran culo yo me sentía algo incómodo ante la miradas que le daban los hombres a mi mujer así que me quede callado para no formar un mal ambiente ella solo me sonreía y me llevaba de su mano me daba algún que otro besito y eso para mí era suficiente me hacía sentir totalmente enamorado. Fuimos a diferentes tiendas lo diferente esta vez fue que Diana escogió ropa muy provocativa vestidos cortos ceñidos al cuerpo, shorcitos que no dejaban nada a la imaginación, bikinis muy pequeños, blusitas de tiritas que les dejaba casi afuera ese par de tetas camiseticas deportivas que le quedaban pegadas al cuerpo en fin algo totalmente a los gustos tradicionales y recatados que tenía mi mujer en su forma de vestir.

Al llegar a casa Diana se veía muy contenta con su nueva ropita organizándola y guardándola en el closet ya en la noche comimos en familia y más tarde llamo José el amigo de Diana para ver cómo estaba para invitarnos a bailar a una discoteca al día siguiente a Diana le pareció una buena idea y le dijo que por que no invitábamos a los demás que le dijera a Leandro que él sabe bailar y moverse muy bien dijo que iba a llamar a los demás para ver quienes iban que al día siguiente nos avisaría. Yo solo pensaba no puede ser volver a ver al negro de mierda que se la cogió y al otro que también se había acostado con ella algo me decía que de esa salida nada bueno iba a salir para mí.

Al día siguiente nos alistamos para ir al curso me puse un jean y una camiseta Diana se estrenó su nueva ropita se puso unas sandalias, un shorcito blanco sin bolsillos atrás que apenas lograba taparle ese precioso culote y una blusita azul de tiritas con un escote profundo que dejaba ver sus casi todas su enormes tetas afuera junto con su sostén blanco de encajé que las sostenía, con el cabello suelto y en sus labios se divisaba el brillo labial que provocaba comerle la boca al verla así le dije:

-Amor te vas a ir así.

-Si porque, que tiene de malo.

-Es que se te ve casi todo como si se te fueran a salir los senos.

-Hay no amor creo que me veo bien y así estoy cómoda y de malas si no te gusto porque no me voy a cambiar.

-Tranquila mi amor yo solo decía.

-Yo creo que me veo linda o acaso no?

-si amor te vez hermosa.

-A bueno vamos rápido que mi mamá me dijo que mi primo David nos iba a llevar en su carro y nos esperaba mientras hacíamos el curso para llevarnos donde quisiéramos así que tenemos chofer jejeje.

Cuando salimos a la sala de la casa todos se quedaron con la boca abierta tanto su madre como su padrastro, hermanas y primo al ver a Diana con su shorcito que dejaba ver sus piernotas suaves y provocativas junto con ese enorme par de nalgas redondas y firmes por las cuales se le metía la fina tela de su short y al frente ese par de tetas grandes y carnosas bien paradas que casi se le salían de su blusita, su madre le dijo:

-Mija vaya alístese rápido que se le hace tarde.

-Si ya estoy lista mamá.

-Aaa bue no este entonces vaya que su primo la va a llevar.

-Si mami, venga saludo a mi primito. Se acercó a él le dio un beso en la mejilla y un abrazo muy efusivo que le hizo sentir ese par de tetas que se gasta.

-Humm primito, primote este muchacho ya se creció ya es todo un machote.

-Jajaja prima si tan solo te llevo un año pero si crecí bastante no te imaginas jajajaja.

-Bueno vamos primito llévanos al curso que se nos hace tarde.

Nos despedimos de la familia y de nuestro bebe dejándolo al cuidado de mis suegros subimos a una camioneta plateada bastante grande con los vidrios con un polarizado o en tintado de vidrios totalmente negros Diana subió en el asiento del copiloto y yo me hice en el asiento de atrás durante todo el viaje a la iglesia que queda a las afueras de la ciudad mi amorcito estuvo hablando con su primo recordando los viejos tiempos con una sonrisa pícara exhibiendo su escote coqueteándole disimuladamente mientras el primo no perdía oportunidad para comerle las tetas con la mirada, yo me hacía como que no me daba cuenta o el distraído mirando el paisaje.

Cuando llegamos ya que era temprano la pequeña iglesia se encontraba en una zona campestre rodeada por grandes árboles estaba vacía en las mañanas ya que la comunidad cerca de ella era muy pequeña, David parqueo en paralelo justo al frente de las escaleras que dan a la entrada principal de la iglesia nos dijo que nos esperaba en el vehículo mientras hacíamos el curso.

Al entrar a la iglesia al pobre padre Manuel casi se le salen los ojos al ver a mi futura esposa como iba vestida sus ojos fueron directo a sus tetas solo cuando lo saludamos volvió en sí y tratando de disimular nos invitó a sentarnos en un banco nos habló sobre el matrimonio y todas esas cosas después me pidió dejarlo solo con Diana él quería hablar con cada uno de nosotros para aconsejarnos y saber más sobre nuestras vidas y formación así que mientras tanto salí de iglesia me reuní con David en el auto estuvimos hablando de cosas sin importancia como a los 30 minutos mi novia salía junto con el padre venían contentos y riendo, el padre Manuel me llamo justo al pasar al lado de Diana para entrar a la iglesia note que su sostén estaba algo corrido y debajo de su pequeña blusa súper escotada se le notaban la forma de sus pezones en punta totalmente parados seguí junto a Manuel quien me dijo que lo acompañara a la oficina que mientras hablábamos él podía organizar unos papeles entramos por una puerta que había al fondo al costado derecho de la iglesia que daba a una estancia esta tenía una salida que daba al costado derecho de la iglesia y una puerta que daba a una oficina mientras se sentó en el escritorio y organizaba uno papeles me pregunto sobre mi vida mi educación, mi familia, me dio consejos, sobre el matrimonio y lo afortunado de haber encontrado una mujer tan hermosa como pareja de vida pero todo esa charla la hizo de manera rápida y casi sin prestar atención de lo que me decía así que solo duramos como 15 minutos y me dijo que ya me podía retirar y que nos veíamos la próxima semana que me despidiera de Diana que él iba a seguir con su papeleo, me despedí y aproveche para salir por la salida que da al costado de la iglesia.

Al doblar a la esquina que da a la entrada principal cual fue mi sorpresa que hacia el lado que da al conductor fuera de esa enorme camioneta que se encontraba en paralelo a la entrada principal de la iglesia se encontraba Diana mi prometida y su primo, ella con su shorcito debajo de su enorme y redondo culo parándolo en pompa empinada ofreciéndolo a su primo con sus manos apoyadas en el marco de la ventana del conductor que se encontraba abierta, David detrás de ella con el pantalón y su ropa interior en las rodillas enterrándole una verga gorda llena de venas se veía grande como 23 cm con fuerza y a toda velocidad por la chorreante y mojada vagina de mi mujer que con cada movimiento hacia que sus enormes y voluminosas tetas con los pezones parados totalmente brotados señal inequívoca de lo caliente que estaba, se salieran de su diminuta blusa moviéndose descontroladamente y haciendo vibrar ese enorme par de nalgas redondas sin nada de celulitis perfectas haciendo que sonaran con el característico plas, plas, plas, plas, cada vez que su pelvis chocaba contra el maravilloso culo de mi mujer enterrándole ese enorme y grueso pedazo de carne aferrándose de sus caderas para tenerla firme, el amor de mi vida solo gemía suavemente intentando no gritar por el placer que le daba su relación incestuosa la expresión de su rostro era de completa lujuria, disfrute, placer estaba desconectada del mundo solo paraba su cola para que su primo se la siguiera cogiendo apenas lograba escuchar lo que suavemente le decía:

-Si primito siii seguimela metiendo uummm.

-Claro que si mi rica y putota primita te voy a coger todo lo que pueda.

-ooohh si primito cógeme todo lo que queras.

-Sentís mi verga, la sentís putita sentís como creció.

-Aahhh siii mmnnn como has crecido la tenés más grande ooohh te la siento toda.

-Así me gusta primita.

-Ahhh asiii me gusta primito ooohhh.

Yo solo veía detrás de la esquina de la iglesia a ese par de primos que se escondían detrás de la camioneta que daba de frente a la puerta principal de la iglesia observándola esperando a que saliera de ella mientras ellos seguían cogiendo con extrema lujuria, la imagen era irreal un par de primos manteniendo una relación incestuosa frente a una iglesia y yo con unos cuernos enormes con una erección descomunal no pude aguantarme y me saque la verga empezándome hacer una paja viendo como mi prometida me era infiel me engañaba con su primo así la tuvo 10 minutos perforándola hasta que David no aguanto más y le anunció que se venía…

-Me vengo primita te voy a llenar la concha de leche tengo lo huevos cargados aaahhhh toma puta tómala toda aahhh.

-Aaaahhh siii me vengo lléname la siento toda siento como me llenas aaahh.

Vi como David le enterraba la verga profundamente a mi novia con cada lechazo que le metía descargándose en sus entrañas y mi pobre amada solo se convulsiono tuvo un orgasmo que le hizo perder la fuerza de sus piernas haciéndola casi caer pero por fortuna David la agarro de sus enormes par de tetas apretándoselas y aun con la polla adentro evitando que se callera, yo simplemente al ver esto me vine en un orgasmo intenso votando chorros y chorros de semen casi me caigo al suelo quede apoyado en la pared.

Mire de nuevo y si como David sujetaba desde atrás a mi prometida agarrándola de sus enormes tetas acariciando los rosados, hinchados y parados pezones restregándole su enorme y morcilluda verga untada de semen por las voluminosas y redondas nalgas de mi mujer quien volteaba su rostro para agradecerle con un beso apasionado con lengua veía como se comían sus bocas con pasión mientras mi corazón se astillaba y mi verga empezaba a tener una nueva erección.

Terminado el beso se empezaron a arreglar sus ropas David se subió su ropa interior y su pantalón abrochándoselo, mi prometida con sus pezones totalmente brotados se los acomodo dentro de su sostén se acomodó su diminuta blusita súper escotada, se acomodó su diminuta tanga blanca con hilito que se metía entre sus potentes nalgas con su conchita carnosa toda babosa llena de semen, para después acomodarse su pequeño short blanco que cubrió su delicioso trasero untado por semen y fluidos que le dejo su primo durante su morreo, debajo de ese shorcito mi prometía iba cargada de leche de macho, ella después de organizada simplemente le dio un besito en la boca a David y se sentó en el asiento del copiloto, yo me guarde la verga y me devolví por el camino que había llegado logrando evitar que el padre Manuel me viera Salí por la entrada principal mi novia me miraba desde el asiento del copiloto con una sonrisa de oreja a oreja algo burlona y una mirada de pervertida que no podía esconder me acerque a la puerta y le pregunte que pasaba ella solo me dijo:

-Hay amor es que no puedo creer lo afortunada que soy me voy a casar con un hombre maravilloso por eso te sonrió así es que me haces muy feliz.

Se acercó a mí y me dio un beso apasionado.

-Vamos amor sube vamos a comer algo que tengo hambre.

Subí al vehículo yo no podía creer que como mi amada mujer era tan sínica y capas de mentirme de esta forma, David subió también lo encendió y fuimos a un restaurante en el trayecto mientras el conducía muy disimuladamente cada que metía un cambio o cada que creía que estaba distraído aprovechaba para toquetear a mi prometida manoseándole su deliciosa, suave, provocativa y torneada pierna izquierda apretando su delicioso muslo, Diana solo disimulaba y hablaba como si no estuviera pasando nada, yo atrás me hacia el tonto con una erección que me iba a romper el pantalón y así paso toda la tarde en el restaurante Diana aprovechaba para manosearle la polla a su primo debajo del mantel de la mesa, después fuimos a un centro comercial a mirar vitrinas y cosas y cada vez que podían disimuladamente Diana le para el culo y David aprovechaba para tallarle la polla en medio de las nalgas apoyándosela con fuerza o cuando podía sin que nadie la viera le agarraba la polla encima del pantalón y se la apretaba y así paso el resto de la tarde metiéndose mano mientras podían.

Ya a eso de las 5 de la tarde volvimos a casa David se despidió no sin antes darle un abrazo a Diana sintiendo todo su cuerpo y susurrándole algo al oído.

Comimos con la familia de mis suegros y después Diana me recordó que íbamos a salir a bailar más tarde con sus amigos.

Comparte este relato

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar