Extrañaba a mi ex

Tiempo estimado de lectura del relato 4 Número de visitas del relato 15.625 Valoración media del relato 8,96 (23 Val.)
Extrañaba a mi ex

RESUMEN

Me encontré con mi ex y no recordaba lo bien que lo hacíamos

Soy un chico joven con novia ella es una chica muy buena divertida pero a pasar de todo no he podido olvidar a mi ex novia con la que estuve un largo tiempo.

Un día en diciembre caminaba por la plaza cuando vi a una chica de espaldas de cabello largo y chino con un vestido y mallas viendo un aparador, no podía crees que fuera ella después de tanto tiempo me encontré con mi ex Jenny no sabía que hacer me quedé helado, ella volteo.

-Hey!! Hola que no pensabas hablarme

-Perdón Jenny Hola!!

Me abrazo por un instante y mi corazón empezó a palpitar como nunca en mucho tiempo la invité a comer y platicamos por un largo tiempo de nuestras vidas, después me oficina a llevarla a su casa y así fue llegamos y me invitó a pasar para conocer nuevo apartamento era algo pequeño pero bastante cómodo.

-Quieres algo de beber -me dijo mientras servía tequila

-Si uno igual

Tomamos mientras seguíamos platicando ella siempre fue muy divertida y sensual no lo había notado hasta que dijo que se cambiaría la ropa se puso una blusa blanca de tirantes y un pantalón muy delgado como una pijama, no podía dejar de verla no sé qué me pasaba pero era como si el tiempo no hubiera pasado se hizo un chongo con el cabello y de repente la bese no se en que pensaba ella me detuvo me recordó que tenía novia y que ella no era así.

-Perdona es que no sabía que aún sentía algo por ti y sé que tengo novia pero cuando estoy contigo olvidó todo y estoy dispuesto a dejar todo para que vuelvas a estar conmigo.

-Estas dispuesto a dejar a tu novia.

Me dijo y me beso estaba sorprendido pero era lo que quería, fui muy cuidadoso pues no sabía hasta donde quería llegar así que sólo la besa y acariciaba su espalda hasta que me acarició el pene en ese momento me volví loco le agarre las marcas y la cargue al sillón en donde le quite la blusa y vi esas bubis tan grandes que me enloquecían eran hipnotizantes quite el sostén y empecé a chupar y morder sus pezones eso la excitaba mucho. Me quito el pantalón y sacó mi pene erecto.

-Estas muy excitada quieres que te lo chupe?

-Comérselo todo

Ella lo veía como un dulce lo lamia todo veía como se lo metía entero a esa rica boca y con sus manos lo movía de arriba abajo, junto sus bubis apretando mi pene y se movía para hacerme una rusa yo sentía que me iba a venir así que la detuve.

-Ven te toca a ti

Le quite el pantalón y su nalguero lo más sexy que había visto le abrí las piernas y con mi lengua lamia su clítoris estaba súper mojada y me pedía que ya la penetrara pero quería excitarla aún más antes.

-Mi amor ya méteme tu pene lo extraño mucho.

Me levanté.

-Lo quieres dentro?

-Si metelo hasta dentro.

Le empecé a meter sólo la puntita jugando con ella pero con su piernas me jalo y sentí todo mi miembro dentro.

-Así amor eso es más rico ahora muévete hazme tuya como antes.

Me movía con rapidez moviendo y sacando mi pene de su vagina tan caliente a ella le gusta algo brusco así que la puse de perrito en el suelo.

-Aún te acuerdas de lo que me gusta hee.

-Es que no sólo a ti te gusta.

Le dije cuando ya le estaba metiendo hasta el fondo mi pene con una erección tremenda.

-Que rico cógeme como loco.

Así fue escuchaba como sonaban las golpes de sus nalgas contra mi le nada de nalgadas y ella se excitaba más sentí que ya iba a terminar así que agarre sus pechos para tener mejor impulso y meterle todo mi pene con más rapidez la envestía y ella gritaba como loca.

- Haaaa así sigue no pares.

Estuve así por un tiempo más hasta que me venía le clave mi pene hasta el fondo mientras mi leche salía dentro de ella. Nos acostamos en su cama abrazados. Se levantó a verme y agarró mi pene.

-Estas listo para otro o te la chupo.

Otra vez chupo mi pene y cuando estaba bien erecto se montó en el parecía todo una jinete galopando sus bubis se movían de arriba a abajo después vi que tenía en un espejo en la pared y la puse contra él y le pedí mi pene agarrándola de los brazos la envestía y sus bubis se aplastaban contra el vidrio en cada metida se alejó del espejo sin sacar mi pene, puso mis manos es sus senos.

-Sigue así no te detengas cógeme.

Metía y sacaba de una manera rítmica me vine dentro de ella por segunda ocasión. Me despedí de ella y dijo:

-Si quieres más cogidas como ésta deja a tu novia y las tendrás.

Comparte este relato

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar