Sintiendo de más en el metro

Tiempo estimado de lectura del relato 1 Número de visitas del relato 6.623 Valoración media del relato 8,81 (21 Val.)
Sintiendo de más en el metro

RESUMEN

Pego su pene a mí y me encantó. Se sentía genial su verga entre mis nalgas.

Tengo 28 años y soy una mujer de complexión media, tengo algunos kilos de más pero tengo pechos grandes y mis nalgas son más grandes yo creo que es más grasita que otra cosa jaja.

Una tarde saliendo del trabajo aborde el metro en la estación Polanco, esta estación se caracteriza por siempre tener mucha gente al subir y bajar y ese día no fue la excepción. Estaba esperando el metro y detrás de mí se paró un hombre, recuerdo que era alto y de cabello rubio básicamente era un güero de rancho. La verdad me dio igual y yo seguí parada delante de él como si nada. Llego el metro a la estación y entramos a empujones y jalones, el justo se paró atrás de mí y empezó a acomodarse creí yo para no estar tan apachurrado pero comencé a sentir algo duro pegado a mí y honestamente sentí súper rico porque no era pequeño al contrario era grande. Así pasamos Polanco y San Joaquín pegados... Se sentía genial su verga entre mis nalgas y poco a poco las iba tocando con sus manos. Al llegar a Tacuba la gente lo bajo y pude ver como se le marcaba la verga en su pantalón y debo decir que se le veía enorme se me antojaba sacársela y mamársela ahí, se logró subir nuevamente y pegadito a mí. Disfrute mis últimos minutos de su rica verga y me baje en refinería.

Debo decir que la sensación de su verga entre mis nalgas me volvió loca, baje mojadisima del metro y lo único que pude hacer fue llegar a mi casa a masturbarme pensando en esa verga enorme.

Comparte este relato

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar