Mi segundo trío

Tiempo estimado de lectura del relato 1 Número de visitas del relato 6.267 Valoración media del relato 9,05 (20 Val.)
Mi segundo trío

RESUMEN

Nuevamente nos sumergimos en el éxtasis de un trío, lo esperábamos y por fin encontramos la chica con quien todo esto era posible

En mis anteriores relatos he dado luces al lector de mi apariencia física y de la persona que me ha logrado satisfacer sexualmente hasta el tope.

Nuevamente nos sumergimos en el éxtasis de un trío, lo esperábamos y por fin encontramos la chica con quien todo esto era posible, una mujer mediana, delgada, trigueña, y bonita cola, sobre todo, dispuesta a muchas cosas excitantes. Todo empezó de una manera supuestamente inesperada, hasta que de repente tenía la lengua de él dentro de mi boca, sus manos en las tetas de la chica y mis manos repartiéndose entre el considerable miembro de él y la ya húmeda vagina de ella, todo fue muy rápido, en un pocos instantes estábamos los 3 completamente desnudos, primero, y como buen anfitrión la penetró a ella antes que a mí, así que ahí los tenía a los dos, el sentado y ella siendo penetrada, cabalgando su delicioso pene, en base a algunos videos decidí sentarme en medio de ambos, buscando que el clítoris ya grande de mi compañera rozara mi cola, y sí que lo conseguí, mientras él mordía mis pequeñas tetas, como tanto lo disfruta, y yo, esperando ansiosa mi turno de ser penetrada, cogida, completamente cogida.

Casi cuando ella tenía su primer orgasmo siguió mi turno, esta vez, dándole la espalda a él mientras ella lamia mi clítoris, y tocaba con su lengua mis labios vaginales y su pene, yo agarraba sus senos y le pedí que se pusiera de espaldas para poder lamer su sexo, mientras yo sentía ya contracciones vaginales por la incesante penetración, ella chorreaba su vagina por el sexo oral que le hice.

Finalmente, arrodilladas frente a él lamimos su pene, lo chupamos de a turnos, nos besábamos compartiendo ese pene que nos daba tanto placer, hasta que él se dejó derramar en nuestra cara.

Comparte este relato

2992
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar