Mi tío paterno

Tiempo estimado de lectura del relato 4 Número de visitas del relato 9.979 Valoración media del relato 9,67 (15 Val.)
Mi tío paterno

RESUMEN

A mi tío lo conocí cuando tenía unos 30 años y me llamó la atención los pechos que tenía para ser tan delgado.

Por medio de una hermana llegue a contactarme con mi tío, quien me invito a su casa a pasar unas vacaciones a unos 900km de mi hogar, cuando llegue a su casa al abrirme la puerta nos saludamos era un día caluroso pero corría algo de viento, al ingresar a la casa nos pusimos a charlar, rato después se sacó una camperita que tenía puesta y debajo tenía una remera blanca pegada a su cuerpo, mis ojos se fueron a sus pechos los cuales eran muy grandes para un hombre encima delgado a pesar de medir 1,90 cm de estatura .pasamos la tarde charlando y conociendo la casa, me tenía preparado un departamentito que había al fondo separado de la casa, luego de comer me fui a dormir, estaba tratando de dormir cuando recibo un mensaje de mi tío preguntándome si tenía frío, ya que es una zona montañosa y a la noche generalmente esta frío.

Le dije que sí que estaba frío y me dijo que fuera a la casa grande, me levante y fui pensando que me daría una estufa pero al entrar desde su habitación me llamo y al llegar a su pieza me dijo que me acercara y tomándome de la mano me dijo:

-¡querés acostarte acá que esta mas calentito? Me quede mirándolo y finalmente me acosté a su lado, el apoyo su cabeza en mi pecho y comenzamos una larga charla, mientras sus pechos comenzaban a excitarme y mi pene formo una carpita en las frazadas la cual el no dejaba de mirar, en un momento me dijo:

-¡no puedo creer que estés aquí lástima que somos parientes!

Lo mire y pensé que me estaba pidiendo la iniciativa, su mano estaba en mi abdomen, la tome y la lleve hasta mi bulto, rápidamente la saco y me dijo:

-¡no que va a de ir nuestra familia si se enteran? A lo que respondí:

-¡yo no diré nada a nadie sino me comprometo yo también! El insistió en su negativa entonces coloque mi mano sobre su pene y comencé a acariciarlo sobre la frazada y dejo de negarse, luego me arrodille a un nado de él y me saque la remera y le saque la remera a él dejando sus lindos pechos descubiertos y comencé a pasar mi lengua por su abdomen y subir a sus pechos hasta llegar a darnos un beso en la boca, extendió su mano y manoteo mi pantalón para sacar mi pene y comenzar a masturbarme, mientras mi lengua comenzaba a descender hasta llegar a su calzoncillo y comencé a besar su pija por encima de su calzoncillo, y poco a poco lo fui bajando con los dientes para liberar completamente a que fino y largo pene, terminamos de desnudarnos y nos acomodamos en un 69 yo arriba de él, mi chupada de pija lo sorprendió y comenzó a decirme:

-¡qué bien la chupas, que lindo, como te la tragas! Me enloquecí con aquella fina y larga pija que me llegaba hasta los huevos en un momento me la dejo de chupar mientras no dejaba de gemir y alabar mi chupada, me fui acomodando entre sus piernas y seguí mamándosela hasta que dio un fuerte alarido y largo toda su leche en mi boca, me tome hasta la última gota.

Luego me acosté a su lado ya que él estaba cansado en ese momento tenía unos 70 años, luego de un descanso le pedí que me la chupara y me dijo que no tenía ganas que quería dormir, su respuesta me enfureció y le dije que no podía dejarme así y me dijo:

-¡es que somos parientes y no está bien! A lo que le respondí:

-¡como para que yo te la chupara no tenías problemas y ahora sí?

No dijo nada y dándome la espalda se acomodó para dormir yo también me acomode y finalmente me dormí, al despertar él estaba preparando el desayuno y me fui con el pensando en cómo cogérmelo sí que se negara, estando en el comedor le dije que me gustaría que me cogiera, él puso una sonrisa y rato después regresamos a su habitación. Aun estando de pie le baje el piyama y comencé a chupársela calentándolo cada vez más cuando apretó sus manos contra mi cabeza supe que el momento había llegado y le dije que se acostara, me coloque entre sus piernas y seguí chupándosela un poco más hasta que de golpe levante sus piernas y le mande la pija hasta los huevos a pesar de que se resistía y se quejaba lo tome con fuerza mientras gritaba pero no de dolor sino de oposición a que yo su sobrino lo cogiera luego de unas cuantas embestidas y viendo que no podía vencerme dejo de resistirse y en un momento me dijo que lo estaba violando y le respondí que me denunciara así se enteraba toda la familia .cuando aflojo completamente su cuerpo me prendí a chupar sus tetas hasta que estuve a punto de eyacular en ese momento saque mi pene de su culo y masturbándose rápidamente tire toda mi leche sobre su pechos y su cara.

Luego continúe lamiéndole los pechos y bebiendo mi propia leche.

(Continuará)

Comparte este relato

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar