Encontrándote (Parte 2)

Tiempo estimado de lectura del relato 3 Número de visitas del relato 8.409 Valoración media del relato 8,79 (14 Val.)
Encontrándote (Parte 2)

RESUMEN

Mel entró a cursar y no podía creer que el nuevo profe era su amo.

Pasaron dos días desde que conocí a mi amo y él se convirtió en todos mis anhelos su pene grueso, sus labios, su mirada dominante me llevaba a querer tocarme pensándolo pero debía obedecer a su mandato. Mi novio notaba que yo estaba rara pero no podía decirle nada.

El jueves tenía que ir a cursar como siempre salí de trabajar y fui a la facultad vestida con un chupin azul y una remera rosa. Llegué tarde, había tenido una mañana fatal y mis ojeras demostraban que estaba a punto de colapsar. Subí al aula y cuando abrí la puerta no pude evitar sonreír, MI AMO ERA EL PROFESOR SUPLENTE, me hice la tonta y me senté al lado de Taiel uno de mis compañeros, el me vio y me miro enojado, dos horas después por fin terminó la clase y yo no veía la hora de irme a casa, pero el profe me pidió que me quedara que había ciertos asuntos que discutir en cuanto a la puntualidad y las expectativas de logro de la carrera. Así que me acerqué a él a ver qué era lo que él tenía para decirme, solo se limitó a cerrar la puerta con llave y me pegó un sopapo, me preguntó quién me creía para llegar así tarde, le expliqué mi situación y me dijo que estaba perdonada pero que de ahora en más no me sentara con hombres, y por cierto agregó ya viene siendo hora que tengamos otro encuentro, en media hora en el súper. Yo salí primero preguntando me ¿cómo podía ser que el mundo fuese tan pequeño?

Llegué al súper y ahí estaba el esperándome subimos al auto y lo besé el metió su lengua en mi boca y me abrazaba me decía puta necesito de vos. En ese momento sonó mi teléfono era mi novio, preguntándome por que no había llegado, cuando mi amo vio eso no le gustó aceleró y fuimos a el hotel que habíamos ido la otra vez, esta vez No me besó solo me preguntó por qué le había ocultado que estaba en pareja. Empecé a llorar le dije que estaba muy frustrada con mi relación, el solo me miro y me dijo que cada vez que estuviese con él debía pensar en él. Nuestros ojos se cruzaron y el sacó unas cuerdas de su mochila y me ato las manos comenzó a levantarme la remera y tocarme los pechos los pellizcaba y besaba cuando se cansó me dijo ahora vos vas a hacer lo que desees, así que lo abracé y bese su boca y fui bajando por su pecho marcado de abdominales hasta que llegué a su pene y lo empecé a chupar el me ayudaba con sus manos me sentó en la cama y me acostó después me tocaba la vagina tocaba mi clítoris y yo sentía que iba a explotar. Cuando llegué al orgasmo mi amo me pegó en la concha porque no le había pedido permiso para acabar. Me subió las piernas a su hombro y me penetró muy lento hasta que notó que yo quería que fuese más rápido me ordenó que le pidiera la intensidad. Le pedí por favor que me cogiera como quisiera y en ese momento empezó a aumentar la velocidad, sentía que iba a romperme pero no dije nada solo gemí hasta que el acabo.

Nos quedamos un rato acostados hasta que él me ordenó que me arrodillase me puso un collar de perra y me puso una correa me dijo que quería que le chupase la verga pero el con el collar controlaba mi cabeza. Aparecieron las primeras lágrimas su miembro era muy grande y mi boca muy pequeña después de un rato acabó y me obligó a tragármelo cosa que hice y el me dio un beso, y me dijo puta vas a aprobar esta materia si seguís así.

Comparte este relato

4624
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar