Both Ways (Temporada 3: capítulo 4)

Tiempo estimado de lectura del relato 36 Número de visitas del relato 7.182 Valoración media del relato 9,61 (18 Val.)
Both Ways (Temporada 3: capítulo 4)

RESUMEN

Después de tantos problemas, peleas, discusiones y traiciones, uno pensaría que ya estarían acostumbrados, pero la vida siempre encuentra nuevas maneras de sorprendernos. Vuelve la historia, mas cargada de drama, sexo, drogas, alcohol y con nuevos personajes.

Capítulo 4: A la luz de la luna

El suave sonido de las risas del público de fondo me ayudaron a despertarme mientras me estiraba sobre la cama, las suaves sabanas mantenían mi calor, mientras el olor de la comida parecía terminar de devolverme a la realidad de la conciencia, abriendo finalmente los ojos, me di la vuelta solo para encontrar a Patrick sentado en el sillón viendo la tv

-¿Qué demonios?- pregunte somnoliento

-lo siento, ¿te desperté con el volumen?- pregunto el tomando el mando del televisor y bajando el volumen

-descuida- dije restregando mis parpados -¿Qué hora es?- pregunte

-no lo sé, mis relojes están con la hora equivocada- dijo Patrick

-muero de hambre- dije sintiendo como mi estómago rugía -¿Qué es ese olor?- pregunte

-supongo que esto te lo habrá traído Aiden- dijo Patrick tomando la caja que había sobre la peinadora y acercándola a la cama

-huele bien- dije abriendo la caja y tomando un bocado -¿Dónde están los demás?- pregunte

-no tengo idea- dijo Patrick –cuando desperté los chicos no estaban-

-¿y que hacías aquí?- pregunte

-no quería estar solo- dijo Patrick mirando a la mesa de noche sobre la cual estaba el folleto de la fiesta

-ya lo sabes ¿no?- dije más como una afirmación que como una pregunta

-sí, lamentablemente- dijo Patrick con un suspiro

-¿Qué opinas?- pregunte mientras comía

-no se ni que pensar- dijo Patrick suspirando nuevamente – ¿sabes?, cuando vine acá, pensé que este viaje seria como un nuevo comienzo-

-¿y…?- dije a la espera de que continuara –podrías pasarme una soda del refri- dije señalando en pequeño refrigerador bajo el mueble del tv

-Leo, toda mi vida he salido con gente de la escena de ambiente- dijo Patrick tomando la soda y abriéndola para darle un sorbo y luego pasármela

-¿y?- dije otra vez –Patrick, pensé que estarías feliz de que el tío fuera Román, joder! Es Román- dije tomando un largo trago para pasar la comida

-sí, pero quería en este viaje conocer a un chico bien, un médico, un abogado, alguien a quien pudiera presentarle a mi abuela, y que ella estuviera orgullosa de mi, no un bar tender, un Dj, y definitivamente, no un actor porno- dijo Patrick

-oh venga Patrick, ¿de verdad crees que así funcionan las cosas?- pregunte poniendo la caja en la mesa de noche y poniéndome de pie camino al baño -¿dime algo te gusta el chico?-

-joder sí, es Román!- dijo Patrick

-antes de eso- dije de pie frente al retrete mientras orinaba –antes de saber que era un actor porno, ¿te gustaba?-

-si leo, pero todo eso era una mentira, digo, él es Román- dijo Patrick

-Patrick, él es un actor- dije asomando mi cabeza por la puerta del baño –Román es solo un personaje, debajo del macho alfa que es en sus películas, debe haber una persona-

-pues, no lo había pensado de esa manera- dijo Patrick

-y que importa si no es un abogado o un médico cirujano, el amor no funciona de esa manera, si te vas a enamorar de alguien lo harás, sea lo que sea esa persona- dije volviendo a la habitación y saliendo al balcón –hace un bonito día, ¿quieres bajar a la piscina?-

-por favor, tengo un bañador que necesito estrenar pero ya!- dijo Patrick poniéndose de pie

-en mi opinión, creo que deberías hablar con el chico, además, si mal no recuerdo, Román se retiró hace un par de años, ahora solo trabaja como DJ, o al menos eso es lo que dice el folleto- dije buscando mi toalla y mis sandalias

-sí, sobre eso, no creo que él quiera hablar conmigo- dijo Patrick abriendo la puerta para salir

-¿Qué hiciste ahora Patrick?- pregunte mientras salía con él al pasillo

-déjame y te cuento- dijo Patrick mientras cerraba la puerta y caminábamos al ascensor

++++++++++

Jean:

El agua era tan cristalina, que podía jurar que el yate estaba flotando en el aire, podía ver con claridad mi cuerpo sumergido e incluso abrir mis ojos bajo el agua como si fuera una piscina normal; claro, la sal era una molestia, pero aun asi, no pensé que hubiera una parte del mar más hermosa, que donde me encontraba en ese instante

Un par de minutos más tarde lo vi acercarse al borde de la cubierta. Pierre era perfecto, de cabello castaño y tez clara, con una barba muy bien cuidada y sus brazos completamente cubiertos de tatuajes, al quitarse la franelilla pude ver que su pecho también tenía un par de tatuajes, y sus pezones estaban perforados, joder, el tío era demasiado sexy y lo sabía. Pero nada me preparo para lo paso a continuación, el tío bajo sus bermudas, dejando al aire unos speedos azules, de esos que usan los atletas olímpicos, en los que casi nada queda a la imaginación y sin más, con un elegante clavado, se lanzó al agua, nado un par de metros, y poco a poco fue acercándose a mí.

-eres un buen nadador- me dijo una vez había llegado a donde me encontraba

-¿Qué?- dije sorprendido – ¿hablas español?-

-un poco, tengo familia en Barcelona, Guillermo es mi ¿Cómo se dice? ¿Primo?- dijo con un marcado acento francés

-oh!- dije –que bien, gracias, tú también nadas muy bien- dije sonriendo

-¿primera vez que vienes a Mykonos?- pregunto luego de unos segundos de silencio

-si- dije sin saber que más decir, joder no podía creer que estuviera hablando con el tío más sexy de todo el grupo

-¿qué piensas?- pregunto

-¿sobre la isla?- pregunte a lo que el asintió con la cabeza –hasta ahora, todo me ha parecido hermoso- dije –el mar, la gente, la isla, incluso ahora mismo, esto me parece un lugar muy bello-

-si- dijo el sonriendo –todo lo que está a la vista es muy bello- dijo sin dejar de mirarme, o eso creo porque tenía sus lentes de sol

Joder, ¿me estaba ligando o solo eran ideas mías?, y ese acento, por dios, ese acento me mataba, Pierre era de verdad el tío más sexy que había visto nunca, y parecía que Aiden tenía la razón, estaba interesado en mi…

++++++++++

Hannah:

Guillermo no paraba de hablar, al principio no me molestaba socializar con el, pero llegados a un punto, el tío estaba comenzando a ser fastidioso, digo, no sé si el tío no se había dado cuenta, pero parecía querer ligar conmigo, y no paraba de hablar de sí mismo, los heterosexuales a veces llegaban a ser tan básicos.

-mira eso- dijo Aiden acercándose a mí, señalando al agua, donde Jean conversaba con Pierre

-¡¿Qué?!-Dijo sorprendida –¡no lo puedo creer!- dije sonriendo

–a Pierre le gusta mucho Jean- dijo Aiden divertido

-y a Jean no parece molestarle- dije sonriendo

-descuida, Pierre es un buen chico- dijo Guillermo –es mi primo, aquel que ven allá, es mi hermano- dijo Señalando a un tio que saltaba al agua junto con otros chicos –y esta- dijo mientras una chica castaña se acercaba a él y lo abrazaba cariñosamente –es la menor, mi hermana Stephanie-

-un placer- dijo la chica ofreciéndome su mano

-el gusto es mío- dije sin poder apartar mi mirada de sus ojos azules, joder que tía más sexy, con ese aire adorable y esos ojos delineados, no esperaba que me fuera a gustar alguien tan rápido aquí, pero esta chica, despertaba mis más bajas pasiones.

-Aiden, mucho gusto- dijo Aiden presentándose

-el gusto es mío- dijo la chica con una sonrisa coqueta, mientras mordía su labio inferior

-¿todo bien Steph?- pregunto Guillermo

-aja- dijo la chica asintiendo con la cabeza, mientras su cabello castaño rebotaba sutilmente con sus movimiento -algunas chicas y yo tomaremos el sol en la cubierta, ¿quieres venir?- pregunto mirándome amablemente

-oh, claro- dije, a lo que ella tomo mi mano y me llevo hasta la parte delantera del yate con pequeño brinquitos

-ven, déjame ponerte bronceador- dijo tomando la crema y esparciéndola por mis hombros

-gracias- dije sonriendo coqueta, si ella quería coquetear, yo sería le respondería de la misma manera, es más, sería la más resbaladiza del lugar

-no hay problema, mi hermano a veces puede ser un pesado, no entiende cuando una chica no camina por su acera- dijo Stephanie esparciendo el bronceador por mi espalda

-oh, ¿y tú si?- pregunte sorprendida

-claro, tu y yo caminamos en la misma acera nena- dijo masajeando mi cuerpo sensualmente

“bingo” pensé

++++++++++

-¿son unas bellezas no?- dijo Guillermo viendo a las chica en la cubierta –tal vez deberías advertirle a tu amiga, a Steph le gustan las tías-

-¿a Hannah?- pregunto Aiden divertido –oh no, tranquilo, creo que Hannah se divertirá entonces- dijo Aiden

-¿es en serio?- pregunto Guillermo entre sorprendido y decepcionado

-sí, ¿no te diste cuenta en todo lo que hablo contigo?- pregunto Aiden

-la verdad es que no, es sorprendente la cantidad de tías que me ha robado Steph- dijo Guillermo divertido –a veces no sé si es mi hermanita, o mi rival- dijo sonriendo

-lo manejas muy bien de hecho, eso de tener familia gay- dijo Aiden

-oh, al principio fue difícil, cuando Samuel salió del closet- dijo señalando a su hermano -pero finalmente logramos aceptarlo, luego Pierre salió más tarde, y ya nos estábamos acostumbrando a tener gays en la familia, pero la salida de Steph fue la más dura, a mi madre le afecto mucho- dijo Guillermo –por nada es la menor y la consentida de la familia-

-sí, se lo difícil que puede ser salir del closet- dijo Aiden

-¿también eres uno de ellos?- pregunto Guillermo

-sí, ¿Fabricio no te lo dijo?- pregunto Aiden

-Fabricio solo dijo que invitaría a unos cuantos amigos, aunque si son amigos de Fabricio y por ende amigos de Pierre, debí deducirlo- dijo Guillermo

-espero no te moleste- dijo Aiden

-nah, tranquilo, vine a mykonos con tres homosexuales, si me importara no hubiera venido- dijo Guillermo –además, una persona es mas que solo su sexualidad ¿no es así?-

-bien dicho- dijo Aiden

++++++++++

Patrick:

Tenia años, sobre años que no tomaba el sol junto a la piscina, creo que desde que era un niño que tomaba el sol en la piscina en casa de mis padres, en aquel entonces mi madre solía cubrirme entero en bloqueador, ya que mi pálida piel se ponía roja después de un día en el sol.

Pero desde que Salí del closet, no había tenido tiempo, ni dinero para ir a una piscina o a la playa, pero ahora, todo estaba bien, y en este viaje pensaba pasar la mayor cantidad posible al sol, siempre y cuando no estuviera de piernas abiertas con un tío claro está.

-hola bebe- dijo Leonardo acostado sobre una tumbona junto a la piscina mientras hablaba por teléfono –bien, desperté hace rato, estoy con Patrick en la piscina, ¿Dónde andas?- pregunto

-pregúntale si esta con Hannah y Jean- dije sentado junto a el

-ya veo- dijo Leonardo –descuida, no hay problema, ¿Patrick?, lo tomo relativamente bien, ya hablaremos con más calma cuando regreses, estaba pensando ¿almorzamos todos juntos?- pregunto Leonardo -¿en serio, con Pierre?, no te lo creo, quien lo diría- dijo sonriendo diabólicamente –nos veremos entonces en un rato, bye- dijo colgando finalmente

-¿Qué ocurrió?- pregunte con curiosidad al ver su cara sonriente

-Aiden y los chicos estaban con Fabricio y los demás en una fiesta en un yate- dijo Leonardo –pero ya vienen de regreso-

-¡¿Qué?!- dije indignado –y no me invitaron- dije

-te recuerdo que tú estabas entregándote como una perra a Román- dijo Leonardo irónicamente

-te odio- dije al recordar la escena de esta mañana –y más los odio a ellos, una fiesta en el yate con tus amigos buenotes es justo lo que necesito para olvidarme de Román- dije

-Joey- dijo Leonardo

-¡ese mismo!- dije –es en serio macho, preséntame a uno de ellos-

-¿Qué hay de lo de comenzar de cero?- dijo Leonardo divertido

-¿Quién quita que sea uno de ellos el próximo amor de mi vida?- pregunte

-lo dudo- dijo Leonardo

-¿Por qué lo dices?-

-a ver, Pierre es activo, así que por ahí no tendrías problemas- dijo Leonardo

-¿entonces?-

-si bien eres bajo de estatura, dudo que seas su tipo, estas muy musculado para su gusto, Pierre los prefiere delgados, con aspecto de niños- dijo Leonardo –por algo le puso el ojo a Jean-

-¡¿Qué?!- dije sorprendido –

-oh, si- dijo Leonardo –en cuanto a Donato y Fabricio, pues ¿Cómo te lo explico?-

-¿Qué?-

-¿sabes cuándo vez a dos tíos y de una vez notas que están enamorados el uno del otro, pero ni ellos mismo se han dado cuenta?- dijo Leonardo

-como tú y Aiden al comienzo- dije

-algo así- dijo Leonardo –son los mejores amigos, se follan a los tíos juntos y toda la parafernalia, pero cuando los vez interactuando entre ellos, te das cuenta de que hay mucho más que una simple amistad, mucho más que un bromance- dijo Leonardo –por lo mismo no te recomendaría que te metieras con ninguno de ellos-

-entiendo- dije –aparentemente moriré entonces solo y seco-

-oh descuida, estamos en Mykonos y es agosto, además, hoy comienza el festival xlsior- dijo Leonardo

-¿Qué es eso?- pregunte con curiosidad

-el festival de verano gay más famoso de Mykonos, rumbas a todas horas, música y tíos guapos por doquier- dijo Leonardo –esta noche arranca, como no con la fiesta en donde estará mezclando Joey-

-y tu pretendes que yo vaya a esa fiesta- dije

-tienes dos opciones Patrick, puedes ir y disculparte con él, o puedes ir y buscarte un tío que te folle toda la noche, de cualquier manera, iras- dijo Leonardo sabiendo que era cierto, iría de cualquier manera

++++++++++

-¿Qué tal el viaje?- pregunto Fabricio mientras descendían del Yate

-excelente, no dudo que se hayan divertido- dijo Aiden señalando a Jean y Hannah

-¿quieren que almorcemos juntos?- pregunto Donato junto a ellos

-creo que los chicos y yo almorzaremos con Leonardo- dijo Aiden –de cualquier manera gracias por la invitación-

-no hay problema- dijo Fabricio –estaremos en “blue sardine” probablemente toda la tarde, si quieren pueden llegarse luego, nos vemos!- dijo mientras Aiden y Hannah se acercaban a Jean que estaba despidiéndose de Pierre, el cual se fue con Fabricio y Donato

-¿Qué te dijo Fabricio?- pregunto Hannah

-ah, quería saber si queríamos almorzar con ellos- dijo Aiden –pero ya Leonardo y yo planeamos un almuerzo todos juntos-

-oh, qué bien- dijo Jean

-¿Dónde comeremos?- pregunto Hannah

-no lo se todavía- dijo Aiden vayamos al hotel a ver qué opina Leonardo

-Pierre me comento de un buen lugar llamado Blue Sardine- dijo Jean

-claro- dijo Aiden sonriendo -¿seguro que no quieres ir porque Pierre estará ahí?-

-¿Qué?, no, claro que no…- dijo Jean –solamente me dijo que la comida era buena-

-claro, claro- dijo Aiden sin dejar de sonreír mientras caminaban hacia el hotel

-el pequeño Jean parece estar enamoradito- dijo Hannah sonriendo también

-claro que no!- dijo Jean sonrosado

-¿y qué hay de ti?- pregunto Aiden –Stephanie probablemente también este ahí-

-tal vez Jean tenga razón, y sea un buen lugar para ir- dijo Hannah sonriendo

-Ustedes son un caso perdido- dijo Aiden sonriendo mientras entraban al lobby del hotel

-¿no subiremos a dejar las cosas?- pregunto Jean al ver que Aiden caminaba hacia la salida que da a la piscina

-Leo y Patrick están en la piscina dijo Aiden –vayamos a buscarlos y subamos todos a arreglarnos para ir a comer-

-está bien- dijo Jean

++++++++++

Leonardo terminaba de dar un par de vueltas en la piscina, cuando vio a acercarse a los chicos y comenzar a conversar con Patrick

-hola bebe- dijo Aiden acercándose a la orilla de la piscina, a lo cual Leonardo solo salió un poco para besarlo

– hola, ¿Qué tal la fiesta?- pregunto Leonardo preparándose para salir del agua

-normal, podría decirse que aburrida para mi- dijo Aiden –aunque Jean y Hannah parece que se divirtieron bastante- dijo mirando a los chicos

-yo no puedo negarlo- dijo Hannah –conocí a una chica hermosísima- dijo arrojándose a la tumbona con un suspiro

-¡no puedo creer que me dejaran!- dijo Patrick

-¡te buscamos toda la mañana, y no te conseguimos!- dijo Jean -pensamos que estarías con Joey-

-¿ya está al tanto de la situación?- pregunto Aiden tomando de la mano a Leonardo y de un tirón lo saco completamente del agua

-sep- dijo Leonardo tomando una toalla y secándose –ya lo sabe todo-

-¿Qué piensas?- pregunto Aiden mirando al rubio chico

-¿Qué puede pensar?- pregunto Hannah –que nunca mas volverá a verlo, que se alejara lo mas posible de ese chico-

-¿podemos discutirlo en el almuerzo?- pregunto Patrick –muero de hambre-

-si, quería que almorzáramos todos juntos- dijo Leonardo

-qué bello un almuerzo en familia- dijo Hannah

-algo así- dijo Leonardo

-¿Dónde tienes pensado ir?- pregunto Aiden

-no lo sé- dijo Leonardo

-en ese caso ¿Qué te parece Blue Sardine?- pregunto Aiden, con lo que Hannah y Jean parecieron muy emocionados

-puede ser, aunque dentro de poco se llenara, deberíamos ir saliendo entonces- dijo Leonardo

++++++++++

Aarón:

Después de casi 3 horas de conversación con Marcus en aquel café, finalmente volvía a casa de mi tía Leona. Marcus era un chico muy pragmático por decirlo de una manera, no quiso que nos conociéramos hablando por mensajes, sino que prefirió hacerlo en persona, cosa que me pareció muy bien de su parte, de resto, el chico supo comportarse como un caballero.

-Conversamos mucho, sobre el, sobre mi, sobre la familia, un poco de todo- dije mientras me desvestía para cambiarme de ropa

-¿no te lo tiraste?- pregunto Anieska divertida

-no iba a eso Anny- dije –solo íbamos a conocernos-

-¿está bueno por lo menos?- pregunto ella aburrida

-mucho- dije pensando en Marcus –es muy sexy, muy varonil, y muy atento-

-aaawww- dijo Anieska –parece que te gusta-

-no lo sé, es el primer chico que conozco en la ciudad- dije –creo que puede ser muy precipitado decir que me gusta, veamos que tal me va la próxima vez-

-¿habrá próxima vez? Pregunto Anieska

-me invito al cine pasado mañana- dije

-al parecer la cosa va en serio- dijo Anieska sonriendo –un día aquí y ya estas saliendo con alguien, estas arrasando, ¿Quién necesita a Leonardo cuando puedes levantarte al tío que quieras?-

Pero al mencionarlo, la tristeza volvió a embargarme, podía levantarme al chico que quisiera, pero lo quería era a él…

++++++++++

-whao, todo se ve muy rico- dijo Hannah hojeando el menú del restaurant

-este lugar es bellísimo- dijo Patrick mirando el elegante y lujoso establecimiento

-espera que veas el área de la piscina- dijo Aiden sonriendo

-¿un restaurante con piscina?- pregunto Jean

-es más que un simple restaurant- dijo Leonardo –tiene varios ambientes, el de afuera es un club con piscina, las fiestas comienzan desde temprano y duran todo el día-

-que genial- dijo Hannah –hablando de eso, ¿Qué planes tienen para hoy?-

-pues, hoy comienza el festival xlsior, con una enorme fiesta en un club cercano, pensaba que podíamos pasar a ver qué tal- dijo Leonardo

-¿no les parece muy rebuscado salir de casa a otro país solo para ir a una disco?- pregunto Hannah

-habla por ti- dijo Patrick –imagina la cantidad de culos nuevos que podremos conocer hoy-

-Hannah no necesita de eso, ya levanto una española que esta buena por donde la mires- dijo Aiden divertido

-tu sí que no pierdes tiempo- dijo Patrick

-fue la tía la que me llego- dijo Hannah –pero si, es bellísima-

-pues hasta donde sé, ella debería ir esta noche al festival- dijo Aiden

-pues está decidido- dijo Hannah – iremos al dichoso festival ese-

-hahahaha sabía que cambiarias de opinión- dijo Aiden -¿Qué ordenaras amor mío?- pregunto tomando por la cintura a Leonardo el cual estaba sentado a su lado

-creo que tomare una ensalada mediterránea- dijo Leonardo

-suena bien, yo tomare una igual- dijo Aiden

-¿Cuál es esa?- pregunto Patrick asomándose a su menú –oh, se ve buena, yo también tomare una de esas-

-yo por mi parte comeré un pescado en salsa de limón- dijo Hannah

-oh eso suena bien, aunque unos espaguetis en salsa marinera también se ven muy bien- dijo Jean

-¿seguro que quieres comer eso?- pregunto Aiden

-sí, ¿Por qué no?- pregunto Jean

-¿no preferirías una ensalada?- pregunto Aiden

-déjalo en paz Aiden, dudo que a Jean le afecte- dijo Leonardo

-cierto, el chiquitín nunca hace nada- dijo Patrick

-solamente digo, deberías comer algo más… ligero- dijo Aiden

-¿Por qué?, digo, estamos de vacaciones, dudo que tengamos que cuidar la dieta- dijo Jean – ustedes deberían comer algo más que una simple ensalada-

-oh no- dijo Patrick –esta noche pretendo divertirme en grande, así que algo ligero para mí-

-¿a qué te refieres?- pregunto Jean

-no le prestes atención a eso- dijo Leonardo tomando un sorbo de su copa de agua

-bueno, supongo que siempre puedes hacerte un lavado- dijo Aiden, lo que hizo que Leonardo se ahogara con el agua y comenzara a toser

-yo comeré una ensalada y aun así, me hare uno- dijo Patrick desviando la mirada y tomando de su agua

-oh que asco, ¿no podrían hablar de eso en otro momento, y no cuando estamos comiendo?- pregunto Hannah

-¿Qué?- dijo Jean sonrojándose –no, digo, ¿Qué tiene eso que ver con esto?-

-mucho- dijo Leonardo -¿Por qué crees que todos estamos comiendo ensaladas?-

-¿piensas tener relaciones esta noche?- pregunto Aiden

-¿eh?, pues, no lo sé- dijo Jean cuyo rostro cambiaba de rosa a rojo en segundos

-bueno, pues solo para estar preparado, creo que deberías de comer algo mas ligero- dijo Aiden –digo, después de todo Pierre ira esta noche al festival

Leonardo, Hannah y Patrick simplemente voltearon a ver a otro lado, tratando de ignorar la conversación –bien, también comeré una de esas ensaladas- dijo Jean

-bien pensado, serán cuatro ensaladas entonces- dijo Aiden

-genial!- dijo Hannah acomodándose en su silla -¿podemos cambiar el tema de conversación?- pregunto incomoda

-ahhhh la suerte de ser mujer- dijo Patrick –poder comer lo que quieras aunque vayas a acostarte con alguien-

-tu podrías comer lo que quisieras… solo que luego…- dijo Leonardo

-iugh- dijo Hannah ya no sigas, harás que pierda el apetito, oh miren, ahí viene el mesonero gracias al cielo-

++++++++++

Jean:

El resto del almuerzo pasó sin mayores contratiempos, pero debía de admitir, que esa pregunta de Aiden me había incomodado algo. Poco a poco, comenzaba a conocer a Aiden y a entender por qué Hannah y los chicos decían que era difícil llevarse con él. Sin embargo, lo que había dicho durante el almuerzo me había dejado pensativo.

Después del almuerzo, Leonardo y Aiden coincidieron en pasar el resto de la tarde en el área de la piscina del local donde estábamos, al parecer era un lugar muy concurrido, ya que a los pocos minutos, sus amigos italianos (Fabricio y Donatello) también llegaron; junto a ellos también llego Pierre, el dueño del yate y un par de chicas.

-es ella- dijo Hannah señalando disimuladamente a la chica con la que había estado conversando toda la mañana

-es bellísima- dijo Patrick

-joder, hasta yo le metería- dijo Leonardo

-tú le metes a cualquier cosa que se mueva- dijo Hannah divertida mientras saludaba desde lejos a la chica con un movimiento de la mano

-pues yo le metería a cualquiera de los amigos de ustedes- dijo Patrick

Al vernos en la piscina, Fabricio y los chicos se acercaron a saludar, más específicamente Pierre se acercó a donde me encontraba y me saludo con un apretón de manos y una hermosa sonrisa

-bueno verte de nuevo- dijo Pierre con su sexy acento

-gracias- dije con una sonrisa de oreja a oreja –digo, igualmente, digo es bueno verte también- dije sin poder contener las palabras en lo que parecía un vomito verbal que lo que hizo fue hacerme sentir avergonzado delante de todos

-nos vemos- dijo al ver que sus amigos se alejaban, para luego alejarse con ellos

-eso fue muy lindo- dijo Hannah

-no, no lo fue- dije muerto de la vergüenza

-no, no lo fue- repitió Leonardo divertido

-no puedo creer que ya hasta Jean tiene un levante aquí- dijo Patrick –y yo seca-

-si claro, te recuerdo que esta mañana tenías la polla de Joey hasta las entrañas- dijo Leonardo

-cierto, el actor porno- dije cayendo en cuenta -¿Qué harás por fin con él?-

-¿Cómo que, que hará?- pregunto Hannah –ya dije que no debería verlo mas, no es buena idea andar con ese tipo de gente-

-esa no es tu decisión Hannah- dijo Leonardo –además, no se a qué te refieres con “ese tipo de gente” –

-¿a qué me refiero?- pregunto Hannah –es una persona a la que le pagan por sexo, es un prostituto cualquiera-

-no precisamente- dijo Aiden

-es un actor Hannah- dijo Leonardo

-los actores no tienen sexo con otras personas por dinero-

-no seas tan mente cerrada Hannah, es un trabajo, como cualquier otro- dijo Aiden –dudo que el tío, se acostara con cualquiera, además, la industria del porno es una de las industrias con mayor cuidado de salud sexual que existe-

-Joey se retiró hace años- dijo Leonardo – y no porque ya no fuera lo suficientemente sexy para seguir haciendo escenas, sino porque quería cambiar su vida, llevar una vida más honesta-

-eso es cierto- dije dándole la razón a Leonardo y Aiden

-es una persona que ha conocido el lado mas oscuro del mundo y lucho y salió, y con mucho trabajo volvió a llevar una vida normal y honrada, no puedo creer que tú lo juzgues por eso- dijo Leonardo

-deja de intentar manipularme- dijo Hannah viendo a través de las maquinaciones de Leonardo, a lo que todos rieron

-no, ya en serio, hay que darle una oportunidad al chico- dijo Leonardo –en todo lo que lo conocieron no les pareció una mala persona, los ayudo a llegar e instalarse, parece que tiene buenas intenciones con Patrick-

-bueno, en eso tienes razón- dijo Hannah –solo ten cuidado amorcito, no quiero verte lastimado-

-a decir verdad- dijo Patrick –dudo mucho que él quiera volver a hablar conmigo-

-bueno, solo hay una forma de saberlo ¿no?- dijo Leonardo acomodándose en una tumbona

-ya te dije que intentare hablar con el- dijo Patrick –y le ruego a todos los dioses que me perdone-

-solo hay un dios Patrick, deja de decir blasfemias- dijo Hannah poniéndose los lentes de sol y acostándose en una tumbona también

Aiden fue a la barra a buscar un trago, mientras Leonardo, Patrick y Hannah seguían la conversación recostados a la orilla de la piscina. Al otro lado, estaba Pierre y sus amigos, cada uno más guapo que el anterior, pero a mi parecer, ningún más que el francés que aunque tenía puestos sus lentes de sol, parecía estar observándome.

¿Realmente le interesaba tanto?, ¿intentaría tener algo conmigo esa noche? De ser así, entonces Aiden tenía razón y lo mejor que pude hacer fue comer una ensalada; no me gustaría que nada arruinara ese momento. Pero ¿y si no era suficiente?

Patrick había dicho que aunque comiera ligero se haría un lavado, ¿debería hacerme uno?, en mi corta edad nunca me había hecho una cosa de esas, pero por lo que leído y escuchado en el templo, eso es algo común en el ambiente

“Si tan solo pudiera preguntarle a alguien” pensé mirando a Leonardo y a Patrick recostados en sus tumbonas hablando amenamente “no podría soportar la burla de esos dos durante el resto de mi vida” pensé

Dudo que Hannah estuviera dispuesta a hablar de eso, y aunque lo hiciera, es una mujer, así que no creo que sepa mucho del tema, mi única opción, era Aiden. “Podría preguntarle, después de todo fue el, el de la idea del lavado” pensé viéndolo regresar de la barra, pero antes que llegara hacia donde estábamos, me adelante y lo detuve a unos metros de los demás

-¿puedo hablar contigo un segundo?- pregunte

-claro pequeñín, dime- dijo el con curiosidad

-no sé cómo preguntarte esto- dije sonrojándome

-dispara de una vez- dijo el sonriendo

-es que…- dije sin saber cómo comenzar

-cuando tienes algo muy difícil de decir, lo mejor que puedes hacer es no pensarlo mucho, así que venga, dilo de una vez- dijo Aiden

-¿Cómo te haces un lavado?- pregunte finalmente en voz baja

-¿disculpa?- dijo el, no si no me había escuchado o no se terminaba de creer lo que había escuchado

-he estado pensando- dije volteando a ver al francés al otro lado de la piscina –si voy a estar con Pierre esta noche, quiero estar preparado-

-okey…- dijo Aiden lentamente como sopesando la situación –así que quieres saber cómo hacerte un lavado- dijo nuevamente

-¿puedes bajar la voz?- pregunte algo apenado volteando a ambos lados

-no tienes por qué estar apenado por algo como eso- dijo Aiden divertido

-preferiría que nadie supiera que me hare un lavado- dije

-pequeñín, somos gays, usamos el culo para obtener placer, creo que se sobre entiende que nos hacemos lavados-

-yo nunca me he hecho un- dije

-alguna vez has hecho de pasivo- pregunto Aiden

-no- admití

-¿Cuántas veces has tenido sexo?- pregunto con curiosidad

-pocas-

-¿eres virgen?- pregunto más divertido aun

-¡no!- dije

-¿Cuántas?-

-dos veces- admití

-whao si que son pocas- dijo el –y asumo que fueron con la misma persona-

-si- dije mirando al suelo

-no tienes nada de qué avergonzarte chiquitín – dijo Aiden – cada quien vive su sexualidad como mejor le parezca-

-sí, pero ahora quiero explorarla más- dije levantando la mirada –si es cierto lo que dices, que Pierre se interesa por mí, quiero hacerlo con él, y quiero estar preparado-

-muy bien, no se diga más- dijo Aiden

-¿entonces podrías explicarme como hacerme un lavado?-

-es sencillo de hecho- dijo Aiden –tienes dos opciones, puedes usar la manguera que esta junto al váter en el baño de las habitaciones, solo debes quitar el cabezal de ducha e introducir la punta de la manguera en tu culo y…- dijo explicando con sus manos, a lo que yo mirando alrededor lo detuve

-basta!- dije – no tienes que ser tan explícito, alguien podría verte-

-ok- dijo levantando las manos y continuo explicando sin moverlas –pero es algo complicado, y si no lo haces bien, podrías o causarte daño o no hacértelo bien, y créeme que no hay nada peor que un lavado que no haya funcionado-

-ok- dije pensativo

-si quieres puedo ayudarte a hacértelo, yo…- dijo Aiden

-¿Qué?- dije indignado –no gracias, ¿estás loco?-

-ah venga, cuando éramos más jóvenes, muchas veces ayude a Patrick a hacerse el suyo- dijo Aiden –claro, solo llegaba hasta la parte de abrir el agua, la evacuación ya queda de parte de ustedes-

-ok- dije cerrando los ojos –gracias por la imagen que no quería-

-siempre a tu orden- dijo Aiden divertido

-¿Cuál es la otra opción?- pregunte

-siempre puedes ir a una farmacia y comprar un enema- dijo Aiden –son más seguros y en la caja vienen las instrucciones-

-oh… eso es mucho mejor- dije

-muy bien, mi trabajo entonces termino- dijo Aiden volteando hacia donde estaban los chicos

-no, Aiden espera- dije tomándolo del brazo -¿podrías acompañarme a comprarlo?- pregunte

-¿Por qué?- pregunto el

-sabes que no hablo el idioma local, y además del griego todo el mundo parece hablar es inglés- dije

-está bien, le diré a Leonardo que vuelvo en instante-

-por favor no le digas a donde vamos-

-está bien, pero me estas pidiendo que le mienta a mi novio, son nuestros amigos Jean, ellos entenderán-

-solo… por favor no les digas nada- dije

Minutos más tarde Aiden me llevo hasta una farmacia cercana al club donde estábamos, al igual que todo en Mykonos, la farmacia parecía incrustada en una pequeña casa, pero dentro el espacio era suficiente para tener uno o dos pasillos con mercancía. Aiden recorrió con la mirada rápidamente y encontró lo que estábamos buscando

-este es- dijo el arrojándome la caja, la cual atrape a mitad de vuelo y voltee a ver a los lados

-¿podrías disimular un poco?- pregunte

-Jean, si quisieras pasar desapercibido, no estarías dentro de un local con lentes de sol- dijo Aiden sonriendo mientras caminábamos hacia la caja, pero había una pequeña fila de gente esperando para pagar -¿en serio te preocupa tanto que te vean comprando un enema?- pregunto mientras esperábamos en la fila –nadie aquí te conoce-

-lo sé, pero esto… no sé, no es algo normal- dije mirando disimuladamente a mi alrededor esperando que nadie me viera

-¿no es normal?- pregunto Aiden sonriendo mirando la fila de gente –mira, hay por lo menos tres tíos comprando uno- dijo a lo que voltee a ver y tenía razón, dos tíos delante en la fila tenían en sus manos la misma caja que yo, y el tío que estaba justo detrás de nosotros también tenía una.

-esto es lo mejor ¿cierto?- pregunto el tío cuando se percató que lo miraba y que ambos teníamos el mismo objeto en las manos –lo probé el otro día y me fue de maravilla, deja el trasero limpio como el amor de madre y con olor a flores por días- dijo a lo que simplemente me encogí de hombros y volví mi vista al frente, mientras Aiden estallaba en carcajadas

-esto es lo más incómodo que me ha tocado vivir- dije

-oh venga, solo es incómodo porque tú lo haces incomodo- dijo Aiden

-no, siempre que estoy contigo hago cosas incomodas- dije –me hiciste entrar al templo en ropa interior, me hiciste comprar un traje de baño que en mi vida usaría, y aquí estoy, comprando un enema para hacer que “mi trasero huela a flores por días”- dije repitiendo el tono del tío que teníamos detrás a lo que Aiden simplemente rio nuevamente

-no me culpes por esto, tú eras el que quería comprar un enema- dijo Aiden –fácilmente pudiste usar la ducha para hacerte el lavado- dijo encogiéndose de hombros –y en cuanto al traje de baño, pues sin el Pierre no te hubiera llegado-

-supongo- dije reconociendo que tenía razón –solo quiero pagar e irme ya- dije impacientándome

Minutos después ya nos encontrábamos en las calles camino de vuelta al hotel, por suerte en la farmacia me dieron una bolsa de papel, y la caja del enema no era visible, porque dudo que hubiera podido caminar por toda la isla con la caja en mis manos

-bueno, ya tienes todo listo para esta noche… ¿Qué piensas usar?- pregunto Aiden

-no lo se, pensaba comprar una camisa nueva para esa noche- dije

-no hace falta, en las fiestas de aquí nadie usa franelas- dijo Aiden –a todos les gusta lucir su cuerpo-

-menos a mi ¿recuerdas?-

-ya te dije que no tienes de que avergonzarte, tienes un buen cuerpo Jean, lúcelo- dijo Aiden

-eso es fácil decirlo cuando tienes un cuerpo como el tuyo- dije

-Jean, no sé qué manía tienes de subestimarte, pero no por nada Pierre esta que bota la baba por ti, aprovéchalo, disfrútalo, vívelo- dijo Aiden

-¿de verdad crees que Pierre intente hacer algo hoy conmigo?-

-conociéndolo si- dijo Aiden –lo más importante es ¿tú quieres tener algo con el hoy?

-no lo sé, supongo- dije pensativo -¿a qué te refieres con conociéndolo?- pregunte cayendo en cuenta lo que Aiden acababa de decir -¿ya has estado con él?-

-¿con Pierre?- pregunto Aiden mientras caminábamos al hotel –no como tal, él es activo, y yo solo hago de pasivo con mi novio, así que, sexo como tal no hemos tenido, pero ya sabes, los tipos de fiestas a los que vamos, usualmente terminan en una habitación con diez o más chicos, todos desnudos, a veces en un todos contra todos-

-whao- dije intentando asimilar la imagen

-normalmente en nuestras “fiestas” siempre estábamos Leonardo y yo, Fabricio y Donatello; y Pierre con el chico de turno- dijo Aiden

-ok- dije aun asimilando la información –no sé si quiero eso- dije

-¿el qué?- pregunto Aiden

-terminar en una habitación con todos incluido Pierre- dije –realmente me gusta el chico, pero dudo que pueda hacerlo con todos en una habitación, soy… tímido, preferiría estar a solas con el-

-entiendo eso de que te guste, pero Jean mucho cuidado con lo que buscas con Pierre- dijo Aiden

-¿a qué te refieres?- pregunte curioso

-si quieres meterle, adelante tíratelo, disfrútalo, etc- dijo Aiden –pero no te encariñes, Pierre vive en Rennes, eso son miles de kilómetros de nuestra casa, no intentes perseguir una relación, la distancia es grande-

-¿lo dice el tío que tenía una relación a distancia con Leonardo?-

-ciertamente, pero no es lo mismo Jean, Pierre no vino a Mykonos buscando el amor de su vida, vino de vacaciones, a tirarse a todo el que se le atraviese, así que vuelvo y repito- dijo Aiden abriendo la puerta del hotel –si vas a tirártelo, hazlo, pero no busques nada más de lo sexual, o podrías terminar decepcionado-

Podía soñar cruel, pero sé que tenía razón, y Aiden de todo corazón intentaba darme un buen consejo. No sé si pasaría algo entre Pierre y yo, y no sé si estaría preparado para tirármelo sin involucrarme sentimentalmente, pero ¿de eso se trataba este viaje no? Descubrirnos y divertirnos, tal vez ya era hora de que yo comience a hacerlo.

++++++++++

Aiden y Jean volvieron al club donde se encontraba Leonardo y los demás tras haber guardado Jean en su habitación el enema. El área de la piscina estaba mucho más animado que horas antes, la música sonaba fuerte y la gente bailaba y disfrutaba del sol y el agua.

Leonardo bailaba alegremente junto a Patrick, mientras Hannah hacia lo mismo un par de metros más allá junto a Stephanie

-hola bebe- dijo Leonardo al ver llegar a Aiden -¿Dónde andabas?- pregunto

-acompañando a Jean a la farmacia- dijo este tomando a su novio en sus brazos -¿Qué tal la tarde?-

-ahora está mucho mejor- dijo Leonardo besándolo y apretándose contra su cuerpo

-mmm ¿caliente?- pregunto Aiden

-por ti, siempre- dijo Leonardo sonriendo

-¿quieres volver al hotel?- pregunto Aiden

-tengo una idea mejor- dijo Leonardo sonriendo con malicia -¿te animas?-

-¿contigo?, siempre- dijo Aiden siguiendo a Leonardo camino a los baños de la piscina

El resto de la tarde paso sin mayores contratiempos, Leonardo y Aiden se desaparecieron por un rato, mientras Jean solo bailaba y Patrick solo disfrutaba del sol.

Cuando el sol comenzó a ocultarse, el área de la piscina se encontraba llena de gente, tanta que ya casi era imposible circular, parecía más una discoteca que cualquier otra cosa

Así que a ninguno le sorprendió cuando Aiden fue a decirles que era hora de irse: -debemos arreglarnos para esta noche-. Un par de minutos después, todos se encontraban camino al hotel para arreglarse

++++++++++

Patrick:

Arreglarse para salir en casa era sencillo, cada quien lo hacía en su habitación y a los pocos minutos, nos encontrábamos todos en la sala, para irnos a la disco. Pero hacerlo tres personas en una sola habitación era la cosa más caótica que se puedan imaginar.

Jean fue el primero en entrar al baño, y duro en él lo que no está escrito. Luego entro Hannah, quien comenzó a secarse el cabello dentro del baño, mientras Jean se vestía en la habitación, así que cuando por fin pude entrar al baño, Aiden y Leonardo habían llegado a buscarnos

-¿aún no están listos?- pregunto Aiden

-Patrick acaba de entrar a bañarse- dijo Jean

-¿comeremos algo antes de ir?-pregunto Hannah

-tal vez deberían comer algo, yo estoy bien- dijo Leonardo

-los llevare al comedor del hotel a que agarren algo antes de que cierren- dijo Aiden

-ok, los esperare aquí- dijo Leonardo –no se tarden, y no coman nada pesado-

Después de un lavado y una ducha rápida, salí a la habitación a arreglarme mientras Leonardo solamente hacia zapping entre canales

-¿todo bien?- pregunte

-excelente ¿Por qué la pregunta?- pregunto Leonardo

-nada- dije – es bueno ver que Jean y Hannah ya se acostumbraron a andar con Aiden- dije

-si- dijo Leonardo -¿Qué hay de ti?- pregunto

-¿Qué hay de mí?- pregunte – ¿sobre qué?-

-Aiden- dijo Leonardo

-normal- dije

-no es normal Patrick- dijo Leonardo –Aiden y tú solían ser los mejores amigos-

-lo sé- dije yo –no me mal entiendas, no estoy molesto con él, ni nada por el estilo, solamente no se-

-¿has hablado con él?- pregunto Leonardo

-sí, pero solo conversaciones breves, nada muy profundo, no lo sé Leonardo, ya no tenemos la misma química de antes ¿sabes?-

-entiendo, tal vez solo sea falta de confianza- dijo Leonardo

-no lo se, pero extraño a mi amigo…- dijo Patrick

++++++++++

Leonardo:

Aiden y los chicos volvieron a los minutos, y al rato ya nos encontrábamos entre las claustrofóbicas calles de Mykonos camino al club.

-espero que Stephanie se encuentre en esa dichosa fiesta- dijo Hannah –muero por verla otra vez-

-yo espero que Pierre este ahí…- dijo Jean

-créeme, lo estará- dijo Aiden

-pues yo solo espero que Joey quiera hablar conmigo…- dijo Patrick

-¿quieres que hable yo con el?-pregunto Hannah

-no!- dijo Patrick –esto no es como en casa, que todo el mundo conoce a todo el mundo-

-cierto- dijo Jean –no había caído en cuenta, por primera vez iremos a una fiesta donde no conocemos a nadie-

-y nadie nos conoce a nosotros, no tenemos nada que temer- dije –así que pueden hacer todos los desastres que quieran, igual no saldrán publicados en las redes sociales al día siguiente-

-excelente- dijo Patrick divertido

-como si te hubiese importado eso antes- dijo Hannah mirando a Patrick

-hey- dije frenando un poco a Aiden dejando que Patrick, Hannah y Jean se adelantaran un poco -¿todo bien?- pregunte

-claro que si bebe, ¿Por qué la pregunta?-

– ¿Qué ocurre con Patrick?- pregunte

-¿Qué ocurre con el?- pregunto Aiden sonriendo

-no lo sé- dije –es extraño verlos en el mismo grupo y que no sean como eran el uno con el otro-

-¿a qué te refieres?- pregunto el

-Aiden tú y Patrick eran los mejores amigos del mundo, inseparables, cómplices y compañeros en crimen- dije –es raro verlos actuar como si fueran dos simples conocidos-

-que te puedo decir Leo, ya no hay la misma confianza- dijo Aiden –no sé cómo llegarle, no sé cómo hablarle, ni que decirle- dijo el al ver que yo iba a decir algo –además, fue mi culpa que Steve casi lo matara

-no Aiden, ya acordamos dejar eso en el pasado, no somos responsables de lo que haya hecho el idiota ese- dije

-lo sé, pero aun así no puedo evitar sentirme culpable cuando lo veo- dijo Aiden –era mi mejor amigo, y casi lo pierdo por culpa de mis malas decisiones-

-sigue siendo tu mejor amigo Aiden- dije –solo tienen que hablarlo, resolverlo, ya se! ¿Por qué no te lo tiras?- dije

-¿Qué?- dijo Aiden

-cógete a Patrick- dije

-leo, ¿de verdad piensas que eso ayudaría en algo?- pregunto Aiden

-¿Por qué no?- pregunte –su amistad sigue ahí Aiden, solo necesitan reconectarse, necesitan intimidad, complicidad, necesitan que le partas el culo a Patrick-

-no se Leonardo, no me parece el mejor momento- dijo Aiden

-yo no tendría ningún problema con que ustedes dos se acostaran- dije

-lo sé, pero Patrick parece estar en una situación delicada con Joey, no quiero complicar más las cosas, además, ¿no eras tú el que no quería más drama?-

-hey!- dijo Hannah un par de pasos más adelante –no se rezaguen, ustedes son los que saben a dónde vamos-

-esta conversación no se ha terminado- dije acelerando el paso

++++++++++

Los chicos llegaron al club, recibidos por una enorme multitud en la entrada, mucha gente estaba simplemente conversando mientras fumaban, otros simplemente esperaban en la entrada por alguien más, la fila de entrada no era tan grande, pero se veía el volumen de gente que entraría ese día a la fiesta

-whao- dijo Patrick –parece que todo Mykonos estuviera aquí- dijo

-nop, a este festival viene gente de todas partes del mundo- dijo Leonardo –por eso hay tanta gente-

-tengan cuidado de no separarse, hay mucha gente que habla español, pero podrían acabar perdidos- dijo Aiden

-¿puede entrar toda esta gente?- pregunto Jean

-claro que sí, el lugar es enorme, hay una parte interna, otra al aire libre, llega hasta la playa- dijo Leonardo – ¡la pasaremos brutal!-

-pareces muy emocionado- dijo Hannah

-Hemos estado esperando este festival desde que llegamos- dio Aiden –miren, ahí están los chicos- dijo Señalando en la fila donde se encontraban Fabricio y los demás

-hey guys!- dijo Leonardo acercándose

-hola- dijo Fabricio en inglés –que bueno que vinieron-

-no nos lo perderíamos por nada- dijo Aiden

-¿vendrán con nosotros? Les guardamos puesto en la fila- dijo Donatello

-estamos por entrar- dijo Fabricio observando que solo tenían 6 personas por delante –entraremos a vip ¿vienen?-

-sí, ten pídeme 5 entradas- dijo Leonardo entregándole unos billetes a Fabricio

++++++++++

Patrick:

Si afuera había mucha gente, adentro había mucha más. En cuanto entramos, Aiden se quitó la franelilla que cargaba y la metió en su bolsillo trasero, mostrando su perfecto abdomen, mientras que Leonardo el cual vestía una franelilla de malla la subió poniéndola detrás de su cabeza, luciendo también su cuerpo. Algo me decía que en esta fiesta la ropa era opcional, ya que todos los hombres en la fiesta parecían lucir sin ningún problema sus cuerpos semi desnudos.

En varias tarimas y colgados del techo habían varios estríper y bailarines, pero no valía de nada ya que los tíos que bailaban dentro del club estaba igual o más buenos que los que bailaban, miraras a donde miraras había un tipo más bueno que el anterior

Por lo menos, si Joey no quería saber nada de mi, podría escoger cualquiera de estos tíos a mi alrededor, joder todos estaban buenísimos.

-Fabricio y yo iremos por unos tragos- dijo Leonardo –quédense aquí-

Igual no tenía a donde ir, Hannah se había encontrado con la chica con la que estuvo chanceando toda la tarde, Jean había comenzado su concurso de miradas incomodas con el badboy de Pierre y Aiden charlaba con Donatello mientras miraban a su alrededor. Quisiera poder haberme unido a la conversación, pero ellos hablaban en inglés, y pues, no entendía ni una palabra de lo que decían.

Un par de tíos enormes y musculosos se acercaron a bailarme, pero algo me decían que eran igual o mas pasivos que yo, así que los despache rápidamente. Miraba a mi alrededor buscando al hombre por el que estaba en esa fiesta, y lo encontré en una de las esquinas de la disco, hablando con varios tíos.

Sin más me acerque a donde él se encontraba, mientras uno de los tíos con los que él hablaba, me señalo a lo que todos voltearon a verme en silencio

-es un conocido, ya vuelvo- dijo Joey caminando hacia mi

-disculpa no quería molestar, yo solo…- dije

-descuida, ellos son los otros djs que mezclaran esa noche- dijo el

-entiendo- dije –quería hablar contigo sobre lo de esta mañana…-

-¿conmigo o con Román?- pregunto Joey irónico

-quería disculparme por eso-

-no hace falta, ya estoy acostumbrado a que la gente siempre me vea como Román, tengo la etiqueta de actor porno en la frente-

-no Joey, yo no debí juzgarte, escucha me gustas, eres un tío genial y sé que eres más que solo Román-

-no parecía eso esta mañana, dime algo Patrick, ¿todo lo de ayer fue una mentira?-

-NO!- dije – no lo fue, fue lo más romántico que me ha pasado en mi vida-

-¿entonces porque?-

-estaba conociéndote y me parecías el tío mas genial del mundo, aun lo eres, solo que cuando me entere que eras Román- dije –pensé que todo había sido mentira, pensé que… que querías jugar conmigo solamente-

-¿sabes lo que más me gustaba de ti?- pregunto el – que salías conmigo, y que te gustaba por mí, no porque sabias que era Román-

-y así es- dije

-no Patrick, no es así, ahora sabes quién soy, y eso te hizo verme de manera diferente-

-fue una idiotez de mi parte, el llegarte como lo hice esta mañana- dije –pensé que todo lo habías fingido, y que Román era el verdadero tu, pero el chico que conocí ayer, ese es el chico con quien quiero estar-

-¿aunque ese chico haya sido un actor porno?- dijo el sonriendo

-el mejor actor porno a mi parecer- dije sonriendo también

-ven acá- dijo el tomándome de la cintura y pegándome a su cuerpo –me gustas mucho- dijo pegando sus labios a los míos

-joder tú también- dije apretando sus musculados brazos

-¿Qué te parece si terminamos lo que comenzamos ahora?- pregunto el sin dejar de besarme

-¿aquí?- pregunte yo

-sí, hay unos camerinos detrás del club- dijo el girándome y pegando su abultada erección a mi trasero

-¿no te molesta que vayamos tan rápido?- pregunte

-nah- dijo el besando mi oreja –además, llevo todo el día pensando en tu culo ¿Qué dices?- pregunto el

Sin decir nada, lo tome de la mano y deje que me guiara…

++++++++++

-¿dónde esta Patrick?- pregunto Hannah

-lo vi alejarse hace rato agarrado de la mano con Joey- dijo Leonardo

-¿piensas dejar que ande solo por ahí?- pregunto Hannah

-Patrick sabe cuidarse solo- dijo Leonardo

-no estamos en casa Leonardo, Patrick no conoce nada de este lugar…- dijo Hannah

-relájate Hannah, no estamos en casa lo sé, pero Mykonos es muy seguro, además, de seguro volverá en un instante, debe estar arreglando las cosas con Joey como solo él sabe hacerlo- dijo Leonardo –de rodillas en un baño público-

-no me parece gracioso- dijo Hannah

-bebe marica bebe- dijo Leonardo entregándole un vaso a Hannah

-¿Qué es esto?- pregunto Hannah arrugando la cara al probar el trago

-lo más dulce y fuerte que pude conseguir, los quiero a todos borrachos hoy- dijo Leonardo

-te creo- dijo Hannah tocándose el cuello –me quemo la garganta al bajar-

-si quieres pudo buscarte otro menos fuerte- dijo Aiden intentando quitarle el vaso

-no, lo tomare poco a poco- dijo Hannah alejando en vaso de Aiden a lo que Leonardo estallo en carcajadas -¿Dónde está Jean?- pregunto arrugando nuevamente la cara después de tomar otro trago –joder, cada vez sabe mejor-

-por allá con su nuevo vicio- dijo Aiden sonriendo volteando a ver a Jean que bailaba lentamente con Pierre

-tranquilízate Hannah- dijo Leonardo –disfruta la noche tranquila, bebe y baila con Stephanie, yo cuidare de los chicos, después de todo, no tengo que hacer desastres, lo que quiero está a mi lado- dijo tomando a Aiden de la cintura

-bien dicho baby- dio Aiden besando a Leonardo

-no me acostumbro a esto de rumbear en otro país- dijo Hannah más alegre mientras daba un largo sorbo a su trago y volvía bailando hacia donde estaba Steph

-wow, despacio catira- dio Aiden

-déjala que se divierta- dijo Leonardo –se lo merecen, todos se lo merecen-

+++++++++

Jean

Pierre finalmente se había acercado a mí, después de pasar varios minutos intercambiando miradas, y me había invitado a bailar. La música del lugar era una electrónica bastante movida, pero aun así, el encontró la manera de bailar con su cuerpo pegado a mí.

Lo primero que note, fue que su forma de bailar era muy diferente a la mía, y él también lo noto, ya que sus manos recorrían con fervor mi cuerpo cuando me meneaba junto a el

-me encanta como bailan los latinos- dijo Pierre en mi oído

-no has visto nada- dije sintiéndome más valiente al escuchar su cumplidos hacia mi

-tienes que enseñarme como bailar reguetón- dijo el tomándome de la cintura

No sé qué me pasaba con Pierre, no sé si eran los tragos de esa noche, o el lugar, pero desde que Aiden me había dicho que aquel tío quería conmigo, me sentía más suelto delante de él, más valiente, mas… atrevido

No sé cuánto tiempo estuvimos bailando, pero cuando el calor y el sudor se hacían ya insoportables, Pierre tomo mi camiseta y la subió, quitándomela y metiéndola en mi bolsillo trasero, mientras el hacía lo mismo con la suya. No puedo negar que me sentí cohibido en ese instante, pero él lo noto y me tranquilizo diciéndome –you’re so sexy- No sabía mucho de inglés, pero sabía exactamente lo que me había dicho

“I just gonna let it go tonight, all I want is you, thousands shades of blue dancing in your eyes”

La música seguía, cambiando de géneros a medida que los djs rotaban, durante el transcurso de la noche Leonardo, Aiden y Fabricio nos pasaban tragos mientras Pierre y yo seguíamos bailando

-Joey está mezclando- dijo Patrick emocionado

Dj Romano como se hacía llamar entre la multitud coloco una mezcla de música latina, que hizo enloquecer a todos los presentes, era gracioso ver lo que para nosotros era música habitual, para muchos era los más exótico y para otros como Pierre, lo más sexy que pudieran bailar.

Así que cuando los ritmos latinos comenzaron a sonar, Pierre no pudo resistir pegarse más a mí, mientras yo bailaba al ritmo de la música, hipnotizado por el ir y venir de mis caderas, hasta que de la nada, se acercó a mí y planto sus labios en los míos.

En ese preciso instante, mi cabeza exploto en mil emociones y miles de colores. El primer beso que recibía de un tío tan hermoso como lo era Pierre. Pero no todo quedo en un simple beso, porque con exigencia, su lengua entro en mi boca, y la mía ni tonta ni perezosa salió a recibirla, comenzando un morreo en toda la regla, mientras el calor y el sudor, hacían brillar nuestros cuerpos mientras bailábamos al ritmo de la música.

Hannah se acercó un momento un momento para pedirnos a Patrick y a mí, si podíamos dejarle la habitación ya que quería pasar la noche con Steph, a lo que Patrick acepto rápidamente

-total, creo que el resto del viaje dormiré en la habitación de Joey- dijo Patrick

-¿Qué hay de ti?- pregunto Leonardo volteando a verme

-no lo sé…- dije a pesar de que internamente no tenía planeado volver a dormir en esa habitación esa noche

-quédate conmigo- dijo Pierre a mi oído

-¿qué?- pregunte sonrojándome

-los chicos y yo alquilamos una casa entera para nosotros, puedes quedarte conmigo- dijo Pierre

-pero…-

-quiero pasar la noche contigo- dijo el besándome –solos tu y yo-

-¿Qué hay de tus amigos?- pregunte

-la casa tiene muchas habitaciones, ya lo veras, pero tengo algo preparado solo para ti y para mi esta noche-

-está bien- dije

-he’s staying with me- dijo Pierre a Leonardo a lo que este simplemente sonrío y fue a despedir a Hannah

-cuídamelos a todos- dijo Hannah en un tono que hacia denotar lo alcohólica que estaba

-descuida, yo los cuidare toda la noche- dijo Aiden –nosotros también nos quedaremos en esa casa-

-no quiero saber nada de sus asquerosidades, yo me voy a hacer las mías- dijo Hannah divertida alejándose

-¿guardaron todas las cosas de valor en la caja fuerte como les dije?- pregunto Aiden

-si, no hay problema- dije –yo me encargue de eso-

-genial- dijo Leonardo

–¿qué hora es?- pregunte

-casi las cuatro de la mañana- dijo Aiden

-¡¿queeee?! Pregunte sorprendido –realmente había pasado toda la noche bailando con Pierre tiempo se me había pasado volando, incluso Joey había terminado su set y había vuelto con Patrick

-we should be goin- dijo Pierre a lo que Fabricio le dio la razón y Leonardo también.

++++++++++

Patrick:

Leonardo se acercó para decirme que ellos se iban, y me pregunto si me quedaba o si me iría con ellos,

-¿A dónde van?- pregunte

-a la casa que tienen alquilada los chicos- dio Leonardo –es hermosa, y las orgias que montamos ahí, no son de juego-

-joder yo quiero, pero…-dije

-¿Joey?- pregunto Leonardo al verlo acercarse

-si- dije

-invítalo- dijo Leonardo volviendo con los chicos

-¿Qué?- pregunto Joey abrazándome nuevamente

-Leonardo y los chicos se van a casa de uno de ellos-

-¿todos?- pregunto Joey sonriendo

-si, dijo algo sobre una orgia- dije divertido

-cool- dijo Joey -¿quieres ir?-

-prefiero quedarme contigo- dije

-puedo ir si quieres- dijo Joey

-¿quieres ir a una orgia con mis amigos?- pregunte dudoso

-¿Por qué no?, no sería mi primera orgia, y definitivamente, no mi primera en Mykonos- dijo el –además, ya termine mi trabajo por esta noche-

-tu estas lleno de sorpresas- dije tomando su mano

-no tienes idea- dijo el –vamos-

++++++++++

Jean

Si bien, sabía que Leonardo, Aiden, Fabricio, Donatello, Patrick y Joey irían a la casa con Pierre y conmigo, la cantidad de tíos que íbamos camino a la casa era abrumadora, aproximadamente 16 chico caminábamos por las calles de Mykonos camino a la casa, muchos de ellos no los conocía, pero Fabricio charlaba alegremente con todos

-ignóralos- dijo Pierre –Fabricio tiene la costumbre que mientras más tíos mejor-

-es un poco abrumador- dije

-descuida- dijo el –si lo deseas podemos unirnos, pero si quieres también podemos estar a solas tu y yo- dijo mientras caminaba conmigo de la mano por la calle

-eso me gustaría- dije a lo que él se acercó y me dio un beso

Joder, me gustaba eso de poder caminar de la mano con un chico por la calle, y Pierre me estaba gustando cada segundo más, quería estar con el, en ese momento agradecí a Aiden que me hiciera comer una ensalada, y el que me hubiera acompañado a la farmacia, esta noche estaría con Pierre, y estaba preparado.

La casa era enorme, bellísima y muy elegante. Al igual que todo en Mykonos, aprecia estar hecha de piedra blanca. Los chicos comenzaron a entrar y todos fueron a lo que parecía ser la habitación principal, mientras Pierre y yo nos quedamos en el enorme recibidor

-esa es la habitación principal- dijo Pierre- ahí es donde se queda todo el mundo, más tarde comenzaran a irse a las otras habitaciones, pero por lo general, ahí es donde comienza todo dijo Pierre mientras Fabricio salía a buscar un par de botellas de alcohol

-mi casa es su casa- dijo Fabricio en un marcado acento mirándome, dijo algo más en italiano que no supe entender

-dice que disfrutes de la estadía- dijo Pierre

-gracias- dije mientras el alto italiano volvía a entrar a la habitación principal

-ven, quiero mostrarte algo- dijo Pierre tomándome de la mano y guiándome por la sala hasta una enorme puerta de vidrio que deslizo hacia un lado, mientras salíamos al patio trasero –quieres dormir aquí- pregunto señalándome la hamaca roja que colgaba de los pilares

-¿fuera?- pregunte un poco apenado -¿y si los demás salen?- pregunte mientras él se recostaba sobre la hamaca

-podemos enrollarnos y nadie nos vera, además nadie saldrá acá- dijo el mientras se cubría con la hamaca

Joder, la idea de hacerlo en una hamaca con Pierre era muy tentadora, no era lo que tenía en mente al principio, pero si era con el, poco me importaría realmente donde lo hiciéramos

-no lo sé- dije

-mira detrás de ti- dijo Pierre mientras me giraba, desde donde estábamos teníamos una vista perfecta del mar y la enorme luna reflejada en el –no hay lugar más bello que este en toda la isla- dijo Pierre –quiero estar contigo aquí-

-yo también quiero estar contigo- dije volteando a verlo. Sin más puse mis piernas a cada lado y me senté sobre su regazo, mientras él me tomaba de la cintura y fundía sus labios con los míos

“Moonshine, take us to the stars tonight, take us to that special place, that place we went the last time, the last time”

Comparte este relato

3723
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar