Toda mi familia (I)

Tiempo estimado de lectura del relato 8 Número de visitas del relato 34.162 Valoración media del relato 9,56 (36 Val.)
Toda mi familia (I)

RESUMEN

Vi que la luz estaba prendida, me asomé lentamente y lo vi sentado en una silla y a mi tía hincada entre sus piernas chupándole el pene, otra sorpresa no lo podía creer.

Les voy a contar lo que aconteció, en mi lecho familiar espero que les guste mucho. Somos una familia normal, que se compone por mi padre, mi mamá, mi hermano y yo, pero también vive con nosotros la hermana de mi papá que por supuesto es mi tía, además de ser todos muy cordiales, somos súper amigueros, así que seguido hay fiestas y reuniones en casa, pero les contaré cómo empezó todo. Al descubrir mi sexualidad, yo me masturbaba y tenía ciertos pensamientos mientras me masajeaba mi clítoris, a veces pensaba en escenas cargadas de sexo, y otras veces sólo pensaba en hombres haciéndomelo, pero así seguí, durante algún tiempo, antes de perder la virginidad con un novio que tenía, y después de quitarme la virginidad di más rienda suelta a mi imaginación.

Pero cierto día, hubo una cena en casa, la cena era de mis padres, entonces era de pura gente mayor, así que estuve un rato y me retiré a dormir, yo oía a lo lejos los ruidos, risas de la fiesta, hasta que al fin me quedé dormida, como a eso de la una de la mañana desperté, con una sed tremenda, y como ya no se oían ruidos imaginé que la fiesta había terminado, así que decidí bajar a la cocina y tomar un poco de agua, nada pasaba todo se oía en silencio, de repente al terminar el agua oí ciertos ruidos que salían de la habitación de las visitas que se encontraba en la parte más baja de la casa, con gran sigilo me dirigí ahí, había que cruzar un pequeño jardín ya que dicha habitación era una cabaña fuera de la casa, al asomarme por la puerta entreabierta con gran sorpresa que creo que se me salieron los ojos vi algo que me dejó sorprendida, era mi mamá, ella estaba en el centro de la cama en cuatro patas, mientras por atrás un amigo de mi papá le metía su tremenda tranca, y a otro le chupaba el pene, yo no lo podía creer, que mi mamá traicionara a mi papá de esa manera, me indigné, pero a la vez al ver a mi mamá recibiendo esa tranca y que dentro de su boca desapareciera la otra tranca, me empecé a humedecer y decidí seguir viendo pero desde un lado que pudiera observar bien todo lo que sucedía, dicho cuarto por la parte de arriba tiene unos pequeños tragaluces, entonces despacio subí por un costado y lentamente me acerqué, quedando acostada sobre mi estómago.

Al acercarme me percaté que había más luz de lo que normalmente había ahí, entonces nuevamente me quedé sorprendida al ver a mi papá con todo su equipo de video filmando a mi mama y dirigiéndola qué hacer como una película porno, le decía acercándose a su rostro: cómete esa tranca, hasta el fondo de tu garganta y después pasaba a la parte de atrás y le decía ábrete más para que te entre toda; después de un rato les dijo cambien de posiciones entonces mi mamá al tío que le estaba chupando el pene se le subió y de un certero golpe se incrustó en la tranca, ella disfrutaba todo, a mi papá sólo se le veía que le crecía un bulto a través de su pantalón, entonces le dijo al otro chico, pasándole un frasco de lubricante: lubrícatelo bien y ábrele las nalgas y él lo hizo así, entonces se encimó y le dijo mi papá que lo hiciera con cuidado para no lastimarla, entonces el tío tomó puntería poniendo su tranca en el ano de mi mamá, y después de rozarlo con la punta de su pene poco a poco se le fue metiendo, desapareciendo su tranca dentro del ano de mi mama, al principio no se movía, pero después de un rato se movía como toda una zorra, yo bajé mi mano y me empecé a acariciar mi clítoris, viendo todo lo que sucedía, entonces mi papá les dijo que se vinieran en la boca de ella, todos dijeron que sí, entonces después de un rato sacaron sus trancas de mi mamá y se pusieron a masturbarse cerca de la boca de mi mamá, mientras que mi papá no perdía detalle alguno, y después de un rato uno de ellos dijo me vengo en ese momento mi mamá abrió lo que más podía su boca y recibió todo el semen que a chorros le daba aquel pene, entonces el otro hizo lo mismo, llenando de semen toda la cara de mi mamá, cayeron de lado en la cama ambos entonces mi papá se quitó la cámara la puso en una silla, se bajó los pantalones y le puso el pene en la boca de mi mamá, donde después de un rato eyaculó de una manera tremenda.

Yo al ver que terminaba todo, me recosté de espaldas, me abrí de piernas y me masturbé, recordando detalle a detalle lo sucedido hasta que tuve un gran orgasmo como nunca. A la mañana siguiente me encontraba en el comedor y en eso llegó mi papá, yo le pregunté por mi mamá y me dijo que estaba muy cansada y seguía durmiendo nos pidió que no hiciéramos ruido para que ella descansara, así pasó toda la mañana y parte de la tarde, mis papás en ese preciso instante decidieron irse a un pueblo cercano y dijeron que regresarían al día siguiente.

Yo salí con unas amigas pero no se me olvidaba lo ocurrido la noche anterior, y cuando lo recordaba me excitaba, después de bailar, tomar unos tragos, me despedí de todos y me fui a mi casa, ya que no había podido dormir bien la noche anterior, al llegar a casa todo estaba apagado, y me dirigí silenciosamente a mi recámara, pero al pasar por la habitación de mi hermano, vi que la luz estaba prendida, me asomé lentamente y lo vi sentado en una silla y a mi tía hincada entre sus piernas chupándole el pene, otra sorpresa no lo podía creer, mi tía hermana de mi mamá haciéndolo con mi hermano, ella le empezaba a chupar el glande y después de un bocado se la comía toda, yo no creí que mi hermano la tuviera tan grande, pero así era, entonces mi tía de vez en cuando se comía los testículos de mi hermano ambos se los metía en la boca y se los sacaba, y de vez en cuando le pasaba la lengua en el ano de mi hermano, después de un rato, se subieron a la cama y mi hermano empezó a chuparle el clítoris a mi tía, ella le pedía más y le decía ahora chúpame así, o de este lado, y así siguieron por largo rato, después de eso hicieron un 69 tremendo, era espectacular ver eso, y de momento mi tía se subió y se metió con gran habilidad el pene de mi hermano en su vagina, ella lo montaba como una loca, y él disfrutaba mucho de lo que hacía, yo pensé que ahí iba a terminar todo pero no fue así, mi tía se sacó el pene de su vagina y le dijo que se lo hiciera por el ano, entonces ella se puso en cuatro, y abrió lo que más pudo sus nalgas y de un solo golpe mi hermano se la metió hasta el fondo, ella no hizo ningún gesto de dolor, pareciera que estaba súper acostumbrada a que se lo hicieran, era tremendo ver aquel hermoso pene desaparecer hasta topar con sus testículos en el ano de mi tía, mi hermano dijo que ya no podía más, entonces mi tía se zafó de él, y dándose la vuelta de manera súper rápida y abriendo la boca se empezó a comer todo el semen que salía por la tranca de mi hermano, los dos quedaron rendidos y se acostaron, para que en unos instantes se quedaran dormidos.

Tenía sed, bajé a la cocina y abrí el refrigerador, al abrirlo mi vista fue directa a un pepino que se encontraba dentro, entonces lo tomé y lo acaricié, al bajar mi mano sentí como toda mi braga estaba mojada, entonces tomé el pepino y subí al cuarto, ya en el cuarto, puse una lamparita para tener poca luz, y me desnudé, me recosté, tomé el pepino con una de mis manos y lo llevé hasta mi rajita, al sentirlo sentí que mis senos se endurecían, pero era demasiado grueso, así seguí sintiendo como la punta de aquel enorme pepino aplastaba mi clítoris y yo con la otra mano empecé a pellizcarme los senos y creo que fue en un momento de excitación máxima, que me introduje el pepino dentro de mi vagina, no creía lo que estaba sucediendo me enderecé un poco y vi cómo lo tenía adentro, entonces empujé y poco a poco fue entrando más y más, todo esto acompañado por un dolor que era agradable, entonces me giré y me puse en cuatro y con una de mis manos me empujaba el pepino dentro de mí y con un dedo de la otra mano, me lo metí en el ano, era brutal sentía que iba a estallar, entonces sucedió tuve un gran orgasmo como nunca en mi vida lo había sentido, terminé súper cansada y me quedé dormida.

Espero que les haya gustado.

Les mando un beso.

Comparte este relato

5185
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar