Iniciación

Tiempo estimado de lectura del relato 4 Número de visitas del relato 8.280 Valoración media del relato 9,00 (9 Val.)
Iniciación

RESUMEN

Las circunstancias nos dejan a cada uno en caminos insospechados, ella rebajada por su novio, él en un nuevo amo.

Mi incorporación real al bdsm fue espontánea. Nunca imaginé que pasaría de la fantasía a la realidad; mucho menos de una forma tan sorprendente y natural como ha sido.

Desde mucho tiempo atrás he sido aficionado al porno y literatura erótica. Poco a poco subiendo de tono y explorando de manera personal cada una de las experiencias.

Llegue a participar en juegos de rol como sumiso y dominante a través de Internet y mensaje. Incluso con mi pareja formal llegue a utilizar discretos utensilios. Algún fuste muy suave y lencería a juego.

Pero la realidad aún estaba lejos de mis fantasías.

Hasta esa noche.

Cerca de las 11:00 pm pase a una estación de servicio a cargar gasolina. A fuera de la tienda vi a cuatro jóvenes; ninguno de ellos pasaría de los 20 años.

Todos vestían con atuendo de moda. Zapatillas deportivas y mezclilla con camisetas de estampados. Ella vestía con un ajustado jeans blanco a la cadera y un top negro de licra pegado a su cuerpo; completando con unos tacones negros y un maquillaje de fiesta.

Se encontraban fumando y riendo. Esperando algo. Uno de los jóvenes abrazaba con especial confianza a la chica. Dejaban claro que eran pareja.

Al terminar de cargar combustible, más por el morbo de ver de cerca a la chica que por querer comprar algo me dirigí a la tienda.

Al acercarme me percate de la belleza de la chica. Una cara como de muñeca y un cuerpo espectacular. Su rostro desprendía de una inocencia perversa. Dulce tímida, pero inquieta.

Al cruzar frente a ellos logre escucharles decir: a él a él!

Compre una botella de Wiskey y algo de comer. Al salir los chicos me abordaron.

-Disculpe. Estamos festejando el cumpleaños de Baby, bueno Barbara. Cumple 18 saben -decía uno de ellos.

- Pero ninguno de nosotros trajo su identificación y no nos venden cerveza. Además que lo que tenemos de efectivo no es suficiente. Nos podrías ayudar. Nosotros te pagaríamos como tu quieras. Por favor. Término diciendo el novio de la chica.

Me quede pensando un poco y solo atiné a decir.

- Están seguros de ello.

Todos respondieron que sí. Incluso ella.

Fue así como lea dije que estaría bien. Que para no jugar chueco le diría a Barby como oí le dijeron a la del cumpleaños el pago y que ellos decidirían.

Tome a la chica y aparte de los chicos un poco. Y le dije:

-mira no tengo intención de hacerte ningún daño pero me parece un poco tonto la solicitud de tus amigos. El juego lo controlas tú y tú tienes la última palabra. Ella respondió ok. Entiendo.

Regresamos donde estaba ellos y les dije:

-ok. Les comprare unas cervezas y además les prestare 500 pesos para que compren todo lo que necesiten para su fiesta.

Ellos brincaron de gusto. Repetían escandalosos con varios si! Si!!

-Bien, están listos para oír el pago. Les dije. A lo que respondieron si claro tu di!

-Bien el costo para ustedes será de una mamada ahora mismo. Me vuelvo hacia la chica guiñando el ojo y le digo en voz alta como te dije ok.

Ella respondió con un tajante ok.

Los chicos solo decían:

-uh! Amigo sí que estas pasado!

-Bueno ustedes deciden.

Así los tres se quedaron viendo en silencio un segundo y de manera rápida le preguntaron a ella que dices.

Antes que ella dijera algo intervine diciendo:

-La decisión es de ustedes no de ella.

Entonces el silencio se hizo mayor. Juntaron sus cabezas. Y luego de un minuto dijeron al mismo tiempo Si!

-Ok, conteste ahora a ella le toca decir quien pagara la apuesta.

- uh amigo así no se juega. Ninguno de nosotros es gay. Tú tampoco lo pareces. Como crees. Eso es jugar chueco! Renegaron todos juntos.

-Bueno -les dije- yo les puse el precio ustedes aceptaron la oferta es justo que Barby decida. O es que ustedes pensaron que solo ella puede hacer lo que pido. Increpándolos a una respuesta.

-Bueno es que estando ella tan buena y con una cara tan linda creímos que te referías a ella.

De pronto interrumpió. Ella se había mantenido en silencio todo el tiempo observando como sus amigos y novio.

-Ya decidí chicos. No se apuren. Yo pagare las cervezas. Hoy es mi cumpleaños y no me quedare sin fiesta.

-Wow -atino a decir uno de ellos.

Ella me tomo de la mano y acercó su cuerpo al mío. Casi a punto de darme un beso me dijo sí que nadie más oyera.

-A que te has llevado una sorpresa; bueno yo también.

Ya en voz alta al darme la espalda dijo en voz alta:

-te daré la mejor mamada de tu vida. Pensaras que soy una profesional. Conduciéndome al callejón atrás de la tienda. Su caminar era seductor pausado y firme haciendo sonar sus tacones y moviendo su glúteo de manera impactante.

Sus compañeros se quedaron atrás. Dejándola sola. Por eso ella se volteó y les dijo.

-Que pasó chicos no quieren ver cómo me gano unas cervezas y unos cuantos pesos.

-Si ya vamos. Respondieron.

Esos fueron los primeros pasos como puta.

Comparte este relato

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar