La casa de mi suegro

Tiempo estimado de lectura del relato 9 Número de visitas del relato 31.807 Valoración media del relato 9,23 (39 Val.)
La casa de mi suegro

RESUMEN

Un buen trío abuelo, hija y nieta.

Hola soy Oswaldo lo que voy a relatar sucedió aproximadamente hace año y medio que me di cuenta.

Todo sucedió en la casa de mi suegro hasta ese momento mi esposa no iba muy seguido a su casa o yo no me percataba de eso.

Mi esposa se llama Patricia y tiene 35 años es de piel blanca, cabello rojizo, tiene unos pechos grandes y un culo de lujo grande, unas caderas anchas que hacen que todos los hombres se volteen a ver, la otra protagonista es mi hija Daniela de 20 años ella es la viva imagen de su madre unos pechos grandes para su edad unas caderas anchas y un culo grande ella tiene una cabellera negra azabache y por ultimo mi suegro Alfonso un hombre de 60 años de buena madera hombre de campo recio que a pesar de la edad se encontraba en buen estado.

Mi esposa tenía ya tiempo de ir cada quince días a la casa de mi suegro a mi no se me hacía raro pero después ya no nada más iba si no que se quedaba desde el viernes hasta el lunes en la casa de mi suegro, yo como tengo un negocio y trabajo todo el día y hasta los domingos no se me hacía extraño.

Pero cuando regresaba de la casa tenía otro semblante y casi ni quería que la tocara ya casi no teníamos sexo y mi hija estaba más desinhibida se vestía más provocativa, se ponía shortsitos y tops para andar en casa y utilizaba tangas.

En unas vacaciones yo no quise ir porque tenía compromisos de trabajo y no los podía desatender así que yo me quede pero mi hija y mi esposa fueron a Cuernavaca a pasar todo un fin de semana, pero esta yo lo aproveche con ayuda de un amigo que le casca muy bien a lo de la tecnología me ayudo a poner cámaras en la casa de mi suegro y para que las web Cam de las computadoras de la casa transmitieran sin ellas se dieran cuenta también prendimos las web cam de las tabletas que llevaban se las dimos a mi amigo días antes para que supuestamente les diera mantenimiento y no fallaran.

Al ir en carretera todo fue normal grabaron el recorrido y no pasó nada pero al llegar todo empezó al entrar en la casa.

Mi hija fue a su cuarto a dejar las maletas, mi mujer se fue a otro hacer lo mismo y mi suegro se fue a último cuarto, Daniela coloco la tableta en el buro frente a la cama así se veía toda la recamara en eso vi como Daniela se empezaba a desnudar y eso me excito muchísimo ver a Daniela desnuda, ver sus pechos y su panocha peluda salió así del cuarto desnuda pase a la cámara del celular de Patricia e igual se desnudó y también salió pero al salir vi a mi suegro ya desnudo en la sala junto con Daniela pero al acercarse estaba dándole una mamada la tenía sujeta de la nuca con una mano y la otra la tenía en la entre pierna de Danny, ella echaba la cabeza para atrás del placer que recibía, Paty se acercó se puso en la espalda de Poncho, el hizo su cabeza hacia atrás y Paty se inclinó y le puso sus tetas sobre su cara y el empezó a mamarle las tetas

Yo estaba a mil viendo esto saque mi verga del pantalón y empecé a masturbarme en eso oí como gritaba Danny del orgasmo que tubo después de la dedeada de Poncho, saco sus dedos de Danny y los llevo hasta la boca de Paty los chupo como si fueran un caramelo En ese momento, Paty se sentó encima de la verga de Poncho, haciendo que entrara completamente en su panochita y dándole una buena cabalgada mientras él y Danny se daban un beso de lengua como si no fuera la primera vez. Sin perder tiempo beso esas tetas ella se movía como una perra, decía

P- "Comete mis tetas, mama duro, más, más!

Danny se masturbaba frenéticamente mientras los veía coger, llego a un orgasmo con un grito.

D- aaahhh

Sacó su verga de Paty y se acercó a Danny la puso en el suelo a cuatro patas y se la cogió por el culo. Danny gemía como una loca y yo estaba cada vez más cachondo solo viendo la escena. No tardó mucho en levantarse, obligándolas a que juntaran las caras y que le chuparán la verga hasta correrse en sus rostros Incluso una vez que se hubo corrido, quiso que las dos siguieran mamando su verga un rato más.

Los tres se fueron a la habitación de Paty, ya recostados, labor no terminaba aun mi esposa lo tomo de la verga aun erecta le dio una mamada digna de los dioses, Poncho empezó a mamar las tetas de Danny con una desesperación que nunca antes vi. Al buen rato Danny se levantó puso su cuquita para que él se la chupara, Paty continúo mamándole la verga por unos minutos más al querer sentarse encima de él mi hija la detuvo. Danny se le monto encima metiéndosela de una.

Nunca la había visto así y eso fue algo genial me encanto verla como cogía de rico y gozaba con una buena verga dentro de ella,

D - ¡a que rica verga me encanta como me hace me enloquece, a no sabes cuanta falta me hiciste ABUELITO divino!

Su verga se le perdía entre mi hija. Escuchaba sus gemidos de placer Y así duraron casi una hora cogiendo como locos Paty y Danny lo montaban hasta hacerlas venir uno tras otro orgasmos de mi hija y de mi esposa, Poncho se vino se sacó la verga y Danny bajo a chupársela tragándose lo que pudo de la derramada la vi tan feliz y contenta, mi hermosa hija le gustaba una buena verga. Los tres se quedaron dormidos en el cuarto.

El tiempo pasó y era tarde al despertarse Paty bajo a la cocina a preparar algo de comer.

Patricia lo llamo para comer los tres, Danny y poncho salieron desnudos hacia el comedor y sentarse a comer al terminar salieron a la patio donde él tiene una pequeña piscina y los tres se metieron a disfrutar de un refrescante baño. Danny comenzó a meterse la verga a la boca que todavía estaba flácida y se la sostenía con la lengua, pero pronto esta estuvo bien parada y mi niña se la chupaba de lo rico.

P- ¡¡ Hummmm…! déjame también a mi chuparle la verga no seas golosa que tu mamá también quiere disfrutar de tu abuelo.

Danny se hace un lado Poncho se sale del agua y Paty lo sigue y no tardo en ponerse en cuatro diciéndole.

P -Vamos papi clávame por el trasero quiero tu rica verga rompiéndome el trasero. -hooooo que rico papasote, Hummmm así me gusta métemela toda

Al rato de estar cogiendo ella se vino en un mar de gritos Poncho no paraba de cogérsela y ella de gritar.

P --¡Ha qué buena cogida papacito!

El la desmonto se acostó en el camastro Danny se le monto encima y dirigió su verga a su panochita y con movimientos suaves de su cintura se la metió todita. Ella no dijo nada solo cerró los ojos y se movía más y más.

D - ayy mm ayy, si m si mm ayy ayy ayy

Después la levanto y la puso en cuatro sobre mi mujer y mi mujer besaba los pechos de Danny y Poncho se la metía de lleno tomándola de la cadera, los tres sudando rico y Danny solo gemía delicioso.

D -ayy mm ayyyyyy mmmm

P -Que rico te la coges papito dale más verga amor.

Termino echando su leche en su panochita con un gran grito.

A- aaaaaah.

Los tres se quedaron quietos Poncho se levantó y se dirigió a dentro de la casa comenzaron a fajar Paty y Danny.

A - quieren estar solas pues no hay problema.

Siguieron fajando, besándose Danny levantó su pierna y le acaricio su vagina, estaba empapada, se acomodaron en un 69 empezaron a mamarse la puchita, pasaban su lengua a lo largo de sus labios vaginales en eso mi mujer acaricio el anito a Danny, lo frotaba con la yema del dedo, le introdujo un poco el dedo, se lo metió más y se movía cada vez más rápido, comenzaban a gemir más profundo síntoma de que terminarían pronto, le saco el dedo.

D - Síguele MAMI dame más, síguele!

Siguió penetrándola cuando dejó escapar un grito de satisfacción llego un orgasmo más intenso que los otros, hasta sus senos les temblaban quedaron acostadas juntas besándose, se acariciaban los senos y se los chupaban, con sus dedos empezó a tocar a su madre y a tocarle la panocha, gemían y se tocaban cada una la panocha, juntaban sus pechos y se besaban era totalmente una relación filial la que tenían madre e hija y eso me ponía cachondo, más aún.

Paty comenzó a gritar como una perra en celo y acabó corriéndose con un escalofrío que recorrió su cuerpo y la dejó muerta de placer.

D - Te ha gustado, mami.

P -siiii siiii, me ha encanto.

Luego de eso salieron por unas horas a comer y a caminar por el pueblo. Cuando regresaron como a las 8 de la noche Paty se metió a tomar una ducha acto seguido Danny se metió con ella, se empezó a desnudar entro a la regadera la abrazo por la espalda, y le empezó a besar el cuello, Paty se volteó, y luego ella se agacho y empezó a comerle la panocha a su hija, después salieron de la ducha y siguieron en la habitación, dejando toda la cama mojada, de agua y de jugos. Luego se abrazaron y se quedaron dormidas.

Al otro día, que por cierto era sábado, me levante tarde, cuando desperté, Ya como a las 3, regresaba a casa con la comida, llegue encendí la computadora vi el cuerpo tendido de Poncho en una toalla y las dos mujeres acariciándolo.

La más lanzada por supuesto era Danny que directamente agarró su pene, que por cierto estaba erecto y duro como una piedra y empezó a hacerle una mamada mientras que Paty besaba sus huevos fue corrida abundante que las dos se bebieron su leche.

Paty aprovechó que estaba ahí abajo y antes de que se bajara la erección paso su lengua por toda su verga para limpiarla, la cara de Danny me dio más morbo toda llena semen de su abuelo.

Danny colocó su panochita a la altura de la boca de Poncho y no tuvo que decir más nada. Comenzó a mover su lengua entre su clítoris Consiguió que se corriera en su boca. Madre mía como se retorcía antes de llegar al clímax. Cuando dio el grito final, casi era como un vaso de agua sobre la cara de Poncho.

Fue un rato muy excitante.

Continuará.

Comparte este relato

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar