Lucy, mi cuñada de 21 años me sedujo

Tiempo estimado de lectura del relato 11 Número de visitas del relato 8.362 Valoración media del relato 9,45 (22 Val.)
Lucy, mi cuñada de 21 años me sedujo

RESUMEN

Lucy, la hermana de mi novia me pide que la coja después de una sesión de fotos eróticas.

Hola amigos lo que voy a relatar a continuación me sucedió hace unos 4 meses…

Me llamo Diego y tengo una novia con la que ya llevo casi 7 años y apenas hace 2 decidimos vivir juntos, ella tiene una hermana que se llama Lucy.

Lucy tiene actualmente 21 años pero yo la conocí cuando ella apenas tenía 13 años,

Yo siempre la vi como una niña tierna y por el cariño la veía casi como mi hermana…

Pero todo cambio cuando hace unos 4 meses Lucy nos invitó a mi novia y a mí a una fiesta con sus amigos de la escuela, yo tengo 31 años pero a pesar de eso he convivido con sus amigos en varias reuniones. Esa vez yo saliendo del trabajo quede de verme con Lucy y mi novia en una estación del metro para de ahí irnos a la fiesta, pero cuando llegue al punto donde nos veríamos, solo estaba Lucy, y me comento que su hermana (o sea mi novia) no iba a poder acompañarnos porque de última hora se sintió un poco mal… a los pocos minutos me llamo mi novia para decirme lo mismo de porque no podría ir y para pedirme que yo acompañara a Lucy.

Esta situación me desanimo un poco pero aun así nos dirigimos a la fiesta, la cual estaba un poco aburrida al inicio, después de algunas cervezas comenzamos a ponernos en ambiente y de repente comencé a platicar con Lucy acerca de los chicos de su edad que estaban en la fiesta pero que para ella la mayoría se le hacían muy tontos, y ella me dijo: ”Diego, si tu fueras de mi edad o si no fueras el novio de mi hermana yo la verdad tendría algo contigo”, eso me dio gracia y así comenzamos a platicar entre risas y comentarios divertidos porque siempre nos hemos llevado muy bien; ella me pregunto si me parecía bonita, y yo le conteste que sí, y continuando con el juego le comente que si yo tuviera su edad sin pensarlo la ligaría, a lo que ella de inmediato me contesto que ella se dejaría ligar por mí porque siempre le he parecido guapo y que le encanta mi forma de ser divertida y relajada, imaginando de una manera divertida un panorama en el que ella y yo fuéramos novios coincidimos que nos llevaríamos bien porque congeniaríamos en varios gustos que ambos compartimos y de repente ella dijo: “incluso el sexo sería estupendo”, yo reí porque lo tome como un juego y no me pareció más que un comentario simple al que no le di importancia…

Una semana después me mandó un mensaje por whatsapp para preguntarme si estaba su hermana conmigo porque le llamaba a su celular para consultarle unas cosas y no le contestaba, le dije que yo estaba solo en casa porque su hermana había salido con unas compañeras de trabajo a festejar un cumpleaños de alguna de ellas y que tal vez no escuchaba su celular o se quedaría sin batería; continuamos con la plática por whatsapp y ella me comento: “¿te acuerdas de la plática que tuvimos en la fiesta la semana pasada?” a lo que yo le conteste que sí, y continuamos con esa platica, de repente me dijo: te voy a mandar una foto para que me digas que te parece porque estoy haciendo un trabajo de fotografía para la escuela; (ella estudia fotografía artística ), le dije ok… cuando me llego la imagen era de ella en blanco y negro, semidesnuda y recostada en un sillón con una sábana que le cubría apenas hasta la cintura y su brazo tapaba sus pechos, le dije que se veía muy bien (la fotografía parecía ideal para algún anuncio de revista de un perfume) porque anteriormente ya nos había mostrado fotos artísticas que ella tomaba, pero nunca había visto una donde saliera ella misma… le comente sin morbo que se veía muy bien la fotografía y que ella se veía muy sensual y atrevida y que nunca me había imaginado verla así… a lo que ella me contesto:

Lucy: “tengo fotos más atrevidas” acompañando su mensaje de caritas sonrientes de whatsapp…

Entre broma y broma yo le conteste:

Yo: “que envidiosa Lucy, nunca me las enseñas”

Lucy: “si gustas te mando algunas?”

En este momento yo seguía creyendo que estábamos jugando, como solíamos hacerlo, por lo que le conteste que si me mandara algunas fotos (aunque yo estaba seguro que no lo haría)

Y ella me respondió:

Lucy: “espera un momento”

Pasaron unos 10 minutos y mi celular comenzó a sonar con el clásico sonido de notificación de whatsapp, sonó como 15 veces de todas las imágenes que me mando seguidas; al ver las imágenes no lo podía creer, era Lucy, en fotos muy atrevidas y eróticas, salía en diferentes poses en el sillón o en la cama de su habitación con nada más que tanga, en algunas otras con panty tipo bikini, en algunas mostraba sus pechos, en otras salía completamente desnuda recostada en la cama en poses muy sensuales… yo quede pasmado al ver las fotos, no sé si por las imágenes que estaba mirando o por el hecho de que nunca pensé que si se animara a mandarme las fotos…

Pasaron unos minutos y ella me pregunto:

Lucy: “Qué opinas de las fotos?”

En ese momento yo estaba excitado de ver las fotos y mi verga comenzó a ponerse dura debajo de mi pantalón… no sabía que responderle…

Después de algunos minutos le respondí:

Yo: “Lucy te ves increíblemente guapa y sensual”

Lucy: “Si quieres un día podrías ayudarme a tomarme las fotos, porque yo me las tomo con un tri-pie pero la mayoría de las veces no salen como quisiera”

A leer esto no sabía si era un juego o su invitación era de verdad… yo solo respondí:

Yo: “Si Lucy, cuando tú quieras te puedo ayudar”

Lucy: “De verdad? qué te parece mañana sábado, porque mi trabajo es para el lunes?”

“y mis papas saldrán a Pachuca a una reunión familiar”

Yo: “Si, mañana está bien, al fin creo que tu hermana va a su clase de la maestría”

Lucy: Ok mañana te espero a medio día en mi casa…

Toda esa noche casi no dormí por pensar en lo que tal vez podría pasar, no sabía si estaba bien engañar a mi novia con su propia hermana, pensé muchas cosas pero al final la curiosidad y la emoción de lo que podía pasar me gano, así que al día siguiente llegue a casa de Lucy no sin antes pasar a comprar un paquete de condones por lo que pudiera pasar o lo que yo quería que pasara después de ver sus fotos una noche antes.

Cuando toque la puerta Lucy apareció con su bata de baño y el cabello un poco húmedo señal de que recién había salido de bañarse; me dijo que me sentara en la sala y me invito una cerveza en lo que terminaba de secar su cabello.

Después de unos minutos me llamo desde su habitación y ella ya estaba preparando su cámara y comenzó dándome algunas indicaciones de cómo tomar las fotos, yo ya sabía un poco porque estudie Diseño Gráfico y lleve algunas clases de fotografía, también por eso imagine que me había pedido ayuda.

Ella se acomodó en un sillón que tiene en su habitación y se quitó la bata de baño dejando su cuerpo casi al desnudo porque solo llevaba puesto un bralette y una panty en forma de bikini, ella me dijo que se sentía en confianza conmigo y que por eso me había pedido ayuda. Su cuerpo era como el de una diosa, su piel morena clara, cabello largo, un trasero firme y bien formado, y unos pechos de un tamaño adecuado para su figura delgada.

Nos dispusimos a iniciar la sesión de fotos, ella probo diferentes poses y yo tomaba de las fotos de acuerdo a como ella me indicaba, mientras estuvimos así bebimos algunas cervezas para estar más relajados, la pasamos bien en la sesión y platicando como siempre… de repente ella se quitó el bralette y dejo sus pechos al descubierto, eran perfectos, de muy buen tamaño y con la forma de una gota de agua, con unos pezones color marrón claro que contrastaban con su piel morena clara, y me pidió que le tomara otras fotos, al ver que ella estaba tranquila y confiada yo también me sentí tranquilo, de repente la cámara comenzó a indicar la falta de batería y la puse a cargar, mientras me dijo que me sentara con ella en la cama y saco el tema de que si fuéramos de la misma edad podríamos tener algo más y sin pensarlo dos veces se acercó más a mí y me beso, no podía creer lo que estaba pasando, yo creo por las cervezas y porque ya estaba excitado por ver su cuerpo semidesnudo le correspondí el beso, fue un beso apasionado, a pesar de su edad besaba muy bien, de repente paro y me dijo:

Lucy: Disculpa Diego, sé que eres el novio de mi hermana y me has visto crecer pero ya no aguanto más las ganas, deseaba besarte desde hace mucho.

Ahora yo tome la iniciativa y comencé a besarla a lo que ella no puso resistencia y nos fundimos en un beso apasionado, y deje que mis manos comenzaran a acariciar su cuerpo sintiendo como la piel se le ponía chinita, ella se dejó tocar porque era lo que deseaba, después de ese acercamiento me dijo que estaba un poco nerviosa porque solo había tenido sexo dos veces en su vida y que no tenía mucha experiencia y que eso le daba pena y que la única experiencia que tenía eran los videos eróticos que buscaba en internet cuando se masturbaba, yo le dije que no se preocupara y que le iba a enseñar lo poco o mucho que yo sabía. Le dije que se relajara y seguimos besándonos, en este momento sabía que no había vuelta atrás, mi deseo por poseer su cuerpo era inevitable, continué besándola y mis manos se dirigieron a sus pechos, era una sensación increíble tenerlos en mis manos, sentí como de inmediato sus pezones se pusieron erectos y duros, después baje mis labios besando su cuello hasta llegar a esos pezones para empezar a chuparlos y dar pequeñas mordidas que la hacían suspirar, continué bajando por su vientre y le retire el bikini que traía puesto dejando ante mí su pucha depilada con apenas un pequeño triangulo que apuntaba a su entrada, eso me excito demasiado y comencé a lamer su cuevita que para entonces ya estaba escurriendo, me dispuse a lamerle la pucha de una manera que nunca la olvidara, la lamia en círculos, de arriba abajo, jugaba con su clítoris y así estuve por un rato saboreándola hasta que sentí que sus fluidos aumentaron y ella grito de placer…

Lucy: Aaahhhh!!! Eso fue increíble Diegooo… por favor métemela ya no aguanto más, estoy desesperada por sentirte dentro de mi…

Yo me incorpore, me quite la playera y el pantalón, mi verga estaba endurecida a más no poder, busque los condones que traía y cuando ella vio eso me dijo:

Lucy: “No te preocupes, estoy tomando pastillas, no necesitas condón”

Eso me prendió aún más y sin perder tiempo me coloque entre sus piernas que ya para ese entonces estaban escurriendo por su orgasmo anterior y coloque mi verga en la entrada de su puchita para introducirla lentamente, quería disfrutar ese momento para siempre, esa sensación de sentir su cueva apretadita y caliente y sintiendo como sus fluidos me permitían penetrarla tan fácilmente, cuando por fin mi verga estaba totalmente dentro de ella comencé a moverme de una manera que ella empezó a disfrutar por su cara y por los ruidos que ella hacía, estuvimos en la posición de misionero por un buen rato besándonos al mismo tiempo, le mordisqueaba sus labios carnosos mientras la estaba follando, esos besos parecieron prenderla aún más porque sentía como respiraba…

Lucy: “me encanta como me besas mientras me llenas mi pucha con tu verga”

Después decidí variar un poco la posición y puse sus piernas en mis hombros para que sus talones quedaran a la altura de mis oídos y levante sus caderas para que sintiera toda mi verga en un ángulo más profundo, era increíble como la estaba follando, a cada embestida sentía como su pucha sacaba más fluidos, ella empezó a gemir de placer de una manera tan excitante que empecé a follarla más y más duro hasta que no aguante más y exploté dentro de ella llenándole la pucha con mi leche, fue un orgasmo increíble el que sentí, me quede recostado encima de ella besándola aun con mi verga dentro de ella sintiendo como su cueva palpitaba.

Ya recostados en la cama y después de tremendo orgasmo ella me dijo:

Lucy: “disfrute mucho como me follaste, había fantaseado contigo muchas veces y por fin pude hacerlo realidad, tenía nervios porque soy inexperta y tal vez por eso me rechazarías”

Yo: “me alegra haber hecho realidad tu fantasía, yo también lo disfrute bastante y si tú quieres te puedo enseñar más cosas.

Lucy: “me encantaría que me folles cuando tú quieras, será nuestro secreto…”

Lo que pasaría en días posteriores lo contaré en otro relato…

Comparte este relato

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar