INICIO » Categoría » (2) Club Venus

(2) Club Venus

  • 4
  • 5.534
  • 9,21 (14 Val.)
Cuando odias con sadismo la testosterona y ves la polla como una aberración, entonces, solo entonces, eres ya miembro del club Venus.

4

¡Las nueve y media!

-¡Mierda!

Otra vez se apagó al despertador. ¡Putas pilas!

El ligue de anoche seguía acostada en su cama, desnuda y reliada entre las sábanas. Seguro que se despertará, pedirá el desayuno servido y el polvo de la mañana, así que Martin Karlsson se bajó de la cama y luego tendría tiempo de mandarla por culo. Meó en el baño y desnudo se preparó un café bien cargado de cafeína.

En ese momento sonó su móvil. Siempre llevaba dos cosas encima. Su nueve milímetros de 15 balas y el móvil Galaxy S6.

-Ya lo sé. Llego tarde –se puso Karlsson de este modo.

-¿Qué clase de buenos día son esas? Soy tu amigo pero también tu jefe.

-Lo siento, pasé mala noche.

-¿Otro mal polvo?

-Muy malo.

-Pues quítate el condón y sal cagando leches al campus de Teatinos.

-¿Ha pasado algo?

-¿Qué te he dicho? Que salgas cagando leches, que cuelgues de una puta vez.

-Vale, ¿en qué facultad nos vemos?

-Donde veas un follón de prensa y gente, ahí nos vemos. ¡Mueve el culo ya! –Y colgó.

-Joder… Un día de puta madre –se lo imaginó el inspector de homicidios Martin Karlsson.

5

Efectivamente. Nada más llegar al campus universitario, empezó el barullo de gente de aquí allá, prensa de todo tipo y coches malamente aparcados. A Martin le costó llegar hasta la facultad de medicina, primero en coche y luego andando. Cruzó varios controles de seguridad enseñando su placa hasta poder acceder al interior.

Una vez dentro, el movimiento de agentes de policía era constante.

-Joder…

Martin alucinaba. “Menuda movida”, pensaba.

Por suerte, su ayudante Cholo lo localizó a lo lejos y salió a su encuentro.

-Hola, Martin, joder, ¿dónde estabas?

-Imagínatelo. Raja y carne alrededor.

-No hace falta que me lo imagine. Me lo creo.

-¿Qué es todo este lío?

-La cosa se va a poner fea.

-No sé por qué pregunto.

-Ven, sígueme. Es por allí. En la residencia universitaria.

-¿Se puede saber qué sucede o me lo dices por señas?

-Anoche hallaron un cadáver.

-¿Asesinato?

-Según el forense era dantesco. Carne desgarrada a dentelladas. Quemaduras de cigarros en el ano y el glande. Quien fuese se ensañó con él.

-¿Es un chico?

-Más que eso. Es sobrino del alcalde. Rubén Maroto.

-Joder…

-¿Ahora lo entiendes? Esto pinta mal y, sobre todo, porque en un mes son las elecciones provinciales y te imaginas ya el plan.

-Necesito un porro.

-Martin, por favor, esto es gordo. Tú ahora no hables, solo escucha y deja que expliquen la situación.

-¿Es que no vamos a ver el escenario del crimen?

-No, ahí no entra ni Dios. Hay sangre incluso en el techo y en la alcaldía no quiere que la prensa haga un circo de esto. Vamos a una reunión improvisada y tendrás que ser un chico bueno. Estará el fiscal Mazo y la cúpula de la policía local, así que no la cagues y cierra la boca.

-Yo solo cago en el váter.

-Eso sí que no quiero imaginármelo.

-Pues estoy muy sexi. Ya te enseñaré algún vídeo.

-¿Te grabas cagando? Y será verdad.

-Es mejor que no indagues. ¿Por dónde es?

-Por esa puerta. Una vez dentro, solo habla el fiscal Mazo. El alcalde ha convocado un gabinete de crisis y no está el horno para bollos, ¿me has entendido?

-Entiendo el idioma.

-Eso espero. Bien, ¿preparado?

-Abre la puta puerta ya. Esto parece un velatorio.

-Me da la impresión que yo hablo y tú no me escuchas.

-Por fin lo entiendes.

-Bien, vamos allá.

Y Cholo giró el pomo de la puerta.

6

NOMBRE: Isaac.

APELLIDOS: García Barrientos.

EDAD: 20 años.

PROFESIÓN: Estudiante de medicina.

DELITOS: 13 violaciones. 8 demostradas. Esperando juicio.

 

Todas las chicas reían desnudas y burlonas, mientras Isaac yacía atado a la silla y con la polla mamada y erecta.

-¡Corta! ¡Corta! ¡Corta! –coreaba el grupo femenino.

Isaac sollozaba y más cuando Ana Etxeberría se acercó empuñando un cuchillo jamonero. Regodeándose, colocó la punta del cuchillo en su delicado glande dispuesta a clavárselo hasta la empuñadura.

-La la la cortaré el pito despacito despacito la la la –canturreaba Ana. Miró a la cámara de vídeo, puso la señal de la victoria con los dedos y hendió el cuchillo de modo escalofriante.

7

NOMBRE: Salvador.

APELLIDOS: Montesinos Vázquez.

EDAD: 21 años.

PROFESIÓN: Estudiante de medicina.

DELITOS: 18 violaciones. 12 demostradas. Esperando juicio.

 

La polla cortada de Salvador fue pasando de boca en boca, y cada una dando un bocado. Al horno y aliñada era deliciosa.

Cuando llegó a la boca de Ana solo quedaba un jirón sanguinolento. Ella se lo comió, lo degustó y se lo tragó.

-Mmmmmm, sabe a pollo –rió.

8

Grupo de whatsapp CLUB VENUS.

 

Olaaa depravadas. Os paso los contactos y los videos pornos del fiscal Sergio Mazo, del juez Rodrigo Merino, su secretario y del sargento de policía José Luis Quevedo. Al final todos se mueven por lo mismo, la polla y nada más. A ver si tienen cojones peludos de meterse con nosotras. En cuanto de el aviso empezamos el chantaje y la extorsión a estos cacho mierdas. PUSSY POWERS !!

  • Valorar relato
  • (14)
  • Compartir en redes