Devoción al orgasmo

Tiempo estimado de lectura del relato 7 Número de visitas del relato 5.941 Valoración media del relato 8,67 (3 Val.)
Devoción al orgasmo

RESUMEN

En su cama, Ken, en primera persona, varios orgasmos por su cuenta.

-"Tener un pensamiento único, asiduo, de todas las horas, de todos los momentos; no concebir otra felicidad que esa, sobrehumana, exhalada por tu presencia en el ser mío; vivir todo el día en el concreto inquieto, furioso y terrible momento en el que te volveré a ver; alimentar la imagen de tus caricias, cuando te fuiste, y de nuevo poseerte en una sombra casi creada; sentirte, cuando yo duermo, sentirte en mi corazón, viva, real, palpable, mezclada con mi sangre, mezclada con mi vida; y creer en ti solamente, jurar en ti solamente, poner en ti solamente mi fe, mi fuerza, mi orgullo, todo mi mundo, todo lo que sueño, y todo lo que espero.

Ahora... Mi piel está erizada... Mi humedad desbordada... Mi respiración agitada... Mmmm... Mi pelo despeinado...

Desvistiéndome apresurado, con hambre, con deseo de sentirme, de sentirme poseido con la imaginación, deseo ser devorado por la pasión que desprendo...

Sed, caricias, susurros, gemidos, jadeos, gritos desgarrados... Calma... Un abrazo rodeandome a mi mismo... Sabanas blancas... Silencio...

Acabo de terminar el orgasmo que me prometí para mi mismo, hoy es uno de esos días en los que mi cuerpo necesita ser mimado, otros prefieren atiborrarse de alcohol, otras personas prefieren las drogas y yo... Yo solo quiero sentir en mi cuerpo el dulce placer del orgasmo a traves de mis manos y de mi imaginación

Pasé una hora tumbado sobre mi estómago, las piernas esparcidas, permanecí completamente inmóvil, el único estímulo que tenía era mi cerebro. Me imaginé a mi amor, a mi chico travieso, tocándome, burlándose de mí, de forma traviesa susurrando en mi oído lo bueno y obediente que soy para él, la dominacion de Daisuke es estupenda cuando yo se lo permito, sentí sus manos deslizándose por todo mi cuerpo sensibilizando mi piel. Frotando su polla por todos los labios de mi rajita y poco a poco empujando hacia dentro de mi, llenandome de él, comencé a apretar hacia abajo recorriendo con mis manos su columna vertebral mientras siento como su aliento impacta con mi cara, como sus preciosos testiculos impactando con los míos.

Todo este proceso una y otra vez hasta que yo estaba completamente quieto mientras él me hacía suyo, me hace vibrar de felicidad cuando no le doy permiso que me toque durante días y luego que me folle con tanta impaciencia... Como... Como si el mundo se acabase, mi chico travieso... Mi hombre.

MMM... Mientras lo pienso, mis dedos se... Se burlan de mi rajita, tocando alrededor, entonces me recuerdo a mi mismo cuánto tiempo ha pasado desde que no lo toco por bastantes días, cuán increíblemente sensible e irascible he estado los últimos meses que no hice con nadie y lo maravilloso que sería poder satisfacer el deseo que llevo sintiendo, siento el dulce olor de mi sexo diciendome que me meta un dedo dentro. Han pasado 37 días desde que lo he tocado y ahora mi ano está palpitante e hinchado, deseando de ser usado, y yo no puedo resistir más.

Mientras permanezco inmóvil, puedo sentir mi excitación aumentando como un dolor profundo en mi vientre, Estoy desesperado por la liberación, la única liberación que había sentido en tanto tiempo era la agonía de los orgasmos arruinados. Quiero gritar, gemir mi desesperación, pero ahora mi cebrebro va por libre y está empezando a imaginar a mis dos amantes, puedos sentir la polla de mi chico burlándose de mi culo y mi amante follando mi boca mientras sus manos corren por mi espalda y su voz susurra en mi oído que es un placer ser el sumiso del trío. Takeru me recuerda que esta era mi única oportunidad de correrme hasta la próxima vez yo consiga tener un momento de paz para correrme sin tener ninguna negacion al orgasmo, estoy obsesionado con el NO orgasmo, me hace vibrar la sensacion de retener el orgasmo en mi entrepierna, de tenerlo en la punta del iceberg y que no salga de ahí, en cambio que yo mismo me regale momentos de expresiones sensuales, me amo por hacer eso.

Mi proximo orgasmo no será hecho por una negación, si no porque lo siento de verdad, quiero ver mi recompensa entre mis manos.

Finalmente comienzo una cuenta atrás de 5 minutos mientras meto un dedo en mi culo y mi otra mano está sobre la cabeza sensible de mi miembro, previamente ya con una fuerte erección, a cada minuto me masturbo y me meto el dedo, sintiendo como mis paredes internas se contraen, sintiendo mis propios gemidos, llevando la cuenta atrás mentalmente y cuando llego al final de la cuenta regresesiva con toda la presión acumulada y tensión en cada músculo... Me corró enteramente, me voy relajando mientras mi vientre está brilloso, y mi mano en mi culo está caliente, el sudor corre por mi frente, tengo mucho calor, las sabanas las noto pegadas a mi espalda, siento que estoy en un hervidero pero lo compensa el placer que yo mismo me he ofrecido. Mi cuerpo llegó en un largo orgasmo que seguía yendo y viniendo.

Y mientras mi cuerpo siente el placer y todo el dolor acumulado y la tensión en mi sexo liberado, mi mente iba a por más, mi mente no paraba quieta, todavía sigo desesperado, queriendo más sexo, necesito sentir océanos de placer, aún siento el semen caliente en mi vientre,en mi mano... Todavia estoy ansioso, todavía quiero más, a a pesar de que mi cuerpo ya estaba en liberación, mi mente todavía estaba encadenada por sentir y probablemente inventaria algo para seguir con este placer tan morboso en el ser humano

No puedo más y me provoco otro orgasmo, con una cuenta regresiva con los mismos 10 minutos, necesito aprovechar que hoy estoy solo en casa y nadie puede perturbar mi hora íntima de rendirle culto a mis necesidades mas íntimas.

Mi cuerpo eyaculando, hasta que finalmente decidí para terminar con todo, para que no me quedara atrapado en este estado durante horas, mi cuerpo en éxtasis con mi mente tratando en vano de seguir, siento mi cuerpo encendido mi cuerpo se siente bien ahora, mi semen goteando por mis muslos, pero aún siento como si mi negación continuara ininterrumpida, mi excitación tan alta como antes de empezar. Quiero chupar... Una polla… No... Dos pollas... Quiero un trío, no me importa. Solo quiero dar a alguien el lanzamiento del placer si no puedo tenerlo yo mismo

El teléfono está demasiado lejos de mi alcance y la necesidad es más fuerte no me da tiempo, no quiero perder tiempo, usaré la imaginacion, los usaré a ellos, mis dominantes y yo él sumiso, en mi estado natural, de esa manera volveré a proyectar todo lo que tengo dentro

3... 2... 1... Ya siento como el calor llega a mi entrepierna, empiezo a tocarme, no puedo esperar a que mi mente y yo nos volvamos uno y no queda nada para hacerlo.

Estaba muy tranquilo, hasta que esa persona especial se pasea desnudo por mi mente, su desnudez me inquieta todo, no entiendo lo que dice, no... No se de que habla, me pregunto porqué te siento tan lejos cuando se que puedo llamarte en cualquier momento... Esa... Sonrisa tuya que incita a todo sin decir nada, aún me pongo nervioso como si fueses por primera vez mío, me encanta eso... Tu juego de hacer pedazos mi lucidez mi hermoso hombre, como disfruto la manera que me llamas a tu piel mi dulce amado… Yo soy muy tranquilo, tu eres quien desordena todo, mi vida... Y mi cama... Ah...

Y ahora... Estoy aquí, mojando mis sábanas... Con mi humedad, llegué... A mi orgasmo deseado, por pensar en esa boca, en ese cuerpo que está lejos de mi, cubreme... El aire es tan frío aquí... Es tan difícil respirar amor, quiero tu abrazo, abracemonos… lan estas sabanas de terciopelo, acariciando mi vientre, tu mano, mi mano, nuestras manos en aquel deseo que se partió en pedazos, ese secreto, te necesito... YA

Ojalá... Tu cuerpo no esté siendo servido por otra persona, cubreme... Te quiero aquí, ahora... Mi cuerpo se siente preparado para amar-."

Por desgracia mientras Ken suspiraba por su amado, Daisuke yacia con Takeru una y otra y otra vez y no tardaría enterarse.

Comparte este relato

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar