INICIO » Categoría » ¡Comprobado! Las más tranquilas son las peores (II)

¡Comprobado! Las más tranquilas son las peores (II)

  • 12
  • 27.753
  • 9,14 (36 Val.)
  • Créanme o no. Esto fue lo que pasó en una fiesta privada cortesía por parte de la empresa donde la lujuria se hace presente gracias al alcohol

    Después de ver de lo que era capaz mi amiga decidí acercarme más a ella. Más que compañeros de universidad éramos buenos amigos, ella no bebía y mucho menos fumaba a lo cual el café siempre era el medio perfecto para salir de la ajetreada rutina y platicar. Pasaron los días hasta que la invité a salir, ella aceptó con gusto y saliendo de la uní nos dirigimos al Starbucks más cerca, nos instalamos y comenzamos una plática no tan importante, al momento que ella hablaba solo me pasaba por la mente lo zorra que era, no lo creía tenerla de frente con esa faceta, le pregunté dónde iba a realizar sus prácticas profesionales a lo cual ella me dijo que en una empresa cerca a la uní, sería auxiliar de las Relaciones Públicas y que no sería difícil pues vería la manera de quedarse a trabajar ahí si se llegara a presentar la oportunidad pues méritos tiene ya que aparte de ser inteligente y del visto bueno de algunos maestros la universidad le otorgaría un papel de excelente grado académico para lo cual ella no debía de preocuparse. Le pregunté si ya había firmado los papeles y si los maestros encargados ya le habían dado el “OK” a lo cual me respondió que sí que no fue la gran cosa la última firma de recomendación (ay ajá, si supieras lo que vi) y que ya estaba todo en orden.

    Cabe mencionar que esa empresa donde iba a realizar sus prácticas es grande y lo mejor, yo trabajo ahí, ella no lo sabía pues nunca le di entrada sobre mi perfil laboral, desde que entré a la universidad ya trabajaba ahí y poco a poco fui escalando hasta llegar a tener ficha y un buen contrato. Supongo que si llegara a entrar estaría en el primer piso y no nos frecuentaríamos ya que yo estoy en el último pero bueno, solo esperaba que los de Relaciones Públicas la trataran bien como la niña decente que es (más bien esa es la imagen que da). Salimos del café, la dejé en su casa y le deseé suerte en su nuevo trayecto profesional para posteriormente irme a seguir con mi rutina.

    Los días pasaban hasta que por fin la logré ver vestida de ejecutiva -Qué suerte que sí pudo entrar, pensé- con ese vestido negro y un pequeño saco oscuro tirando a azul se veía bonita (por no decirle buena, pues en si es guapa) y con el cabello suelto ya se imaginarán de lo atractiva que se veía. Yo tengo conocidos en esa área así que en algún momento sabría quién se la iba a ligar o en el mejor de los casos llevarla al motel. Los días y meses pasaron sin ninguna novedad y para esto se acercaban las posadas decembrinas del cual me agradaba porque todas las áreas se reúnen y hacen una pequeña fiesta en algún salón privado y todos pasamos una velada de ensueño pues aparte de ser una empresa somos como una familia donde todos nos llevamos súper bien pero ahora se rumoraba que habrían dos fiestas una privada de los jefes y otra en general a lo cual me pareció extraño pero no le tome importancia.

    Durante los días se oía decir que los jefes solo le harán llegar invitaciones privadas a aquellos/aquellas que han estado durante mucho tiempo en esa empresa pues ellos pagarían un pequeño salón exclusivo para conmemorar tal hazaña y aparte la repartición de bienes o regalos que les darían. En nuestra área solo una recibió una invitación (una compañera que tiene lo suyo, está muy buena y supongo por eso la invitaron) los del área lo tomamos de mejor manera pues de igual forma tendríamos la nuestra así que no nos preocupamos. Se acercaba el día de la fiesta privada y el jefe de nuestra área me asignó a mí y a un compañero si podríamos ayudarle a arreglar unas pequeñas cosas en el salón a lo cual accedimos sin problemas pues aparte de ayudar nos gratificaría con algo económico. Entramos al salón el cual era extraño pues era algo chico, como para unas 15 personas pero muy lujoso no le dimos más importancia así que ayudamos en los manteles, mesas y sillas. Hubo un momento en que salió nuestro jefe a realizar una llamada al cuál le decía a mi compañero “Esta fiesta se ve que estará muy aburrida apenas y entran las mesas” el solo se reía pues justificaba que la fiesta general podría ser mejor así que no nos perderíamos de nada, pero ese “nada” que mencionó me hizo entrar en curiosidad y le cuestioné “¿y si entramos a escondidas a ver qué se traen?” él dijo que si pero un rato pues tenía que salir con su novia y yo tenía la noche libre así que le dije que me ayudara a buscar un sitio para estar un buen rato ahí y ver qué tipo de fiesta sería. No nos resultó difícil pues entre una pared había como una pequeña bodega cerca de la puerta principal que con toda libertad se abría el detalle era entrar sin ser visto pero al entrar a la bodega vimos otra pequeña puerta que daba a un pasillo oscuro y ese pasillo llevaba a los baños así que me las ingenie “en la noche entraré vestido formal, pasaré por el pasillo que da a la bodega y de la bodega me quedaré a presenciar la fiesta sin ser visto, como no” mi compañero dijo que estaba bien solo que después le platicara que tan aburrida estuvo dicha fiesta privada.

    Me puse unos de mis mejores trajes, me estacioné en una distancia considerable que no vieran mi coche y a seguirle con el plan. Pensé que iba a estar difícil mi osadía pero no, hasta me dio tiempo de entrar al baño y una vez instalado en la bodega me dispuse a ver quienes iban entrando, la mayor parte eran los jefes de las áreas unos 6 -Aquí es donde pensaba “maldita sea para qué vine a perder mi noche”- pues parecía fiesta de ancianos pero poco a poco comenzaron a llegar las acompañantes, las chicas de distintas áreas. Casualmente vi a mi compañera con un vestido blanco y el cabello arreglado si de por si estaba buena ya se imaginarán ahí, vi a otras chicas de otras áreas igual de guapas pero el plato fuerte vendría a lo último quién más si no “Denessy, mi amiga” jamás me pasó por la mente verla ahí y acompañada de una compañera de área llamada Wendy el cual se rumoreaba había tenido acostones con varios de la empresa. No me lo creía y ahí la vi radiando belleza con su vestido azul súper pegado y el cabello lacio que de solo imaginarla sin ese vestido se me párala mi pene pero bueno eso fue un motivo el cual decidí quedarme para ver quién se la llevaba o si se iba con su compañera Wendy, decidí esperar...

    La fiesta siguió de lo más normal hasta la 1:00 am y ya unos pasados de copas decidieron hacer algo que nunca imagine, completamente real: en una mesa un jefe de área vi como besaba a mi compañera de lo más normal y no solo eso le tocaba sus pechos mientras los que bailaban solo reían, en otra distancia no tan lejana vi como otro jefe se bajaba el pantalón mientras besaba a una chica que no tenía mucho había entrado a trabajar mientras él la besaba ella lo masturbaba con una ligera fuerza. Yo quede anonadado de lo que veía pues de ser una fiesta aburrida llegó a pasar a casi una orgía, quizá fue el alcohol llegué a pensar. Los que bailaban no perdieron el tiempo y poco a poco tomaron su rol con las que estaban bailando en total eran 6 hombres (los jefes que manejan esa empresa) y 7 mujeres entre ellas mi amiga Denessy. Tenía una espectacular escena; vi como uno bajo el vestido con maestría a una chica al cual dejó ver su cachetero gris y esta le respondió con un beso. Otro estaba sentado en una silla mientras una chica le estaba dando sexo oral y él se servía una copa, la escena me pasó a otro ángulo donde otro ya le estaba dando a una secretaria de tez morena de recursos humanos el cual solo alzó su vestido, la inclinó y la pegó a una mesa mientras ella solo gemía y sonreía a sus demás compañeras pues estaba con uno de los más viejos de la empresa. Yo no creía lo que estaba viendo, poco a poco la pista de baile se fue haciendo una orgía de personas conocidas; me tocó presenciar a una chica que masturbaba con lujo de detalle a dos de sus jefes mientras ellos sólo reían y le explicaban cómo lo tenía que hacer.

    ¿Y mi amiga? Era tanta escena que veía que no quería perder lujo de detalle que me olvide de ella, la ubique y ahí estaba, parada con su compañera de trabajo viendo cómo algunos se estaban cogiendo a sus compañeras. En eso llegó el jefe del segundo nivel (ni tan joven ni tan viejo) y les preguntó “¿No se quieren unir a la fiesta?” Y ellas solo rieron y comenzaron a besar al tipo, este señor comenzó con quitarse la camisa para después terminar desnudo, mientras Denessy besaba al señor Wendy solo lo masturbaba. El señor sabía que la noche se la llevaba Denessy porque era la más bonita así que comenzó a quitarle su vestido para lo cual le dijo a Wendy “Bésala mientras dejo desnuda a tu amiga” ella sin dudarlo lo hizo y parecía gustarle lo que hacía mientras él poco a poco la dejaba en ropa interior.

    Y así fue, la dejo a la vista de todos su hilo dental color azul rey mientras los que veían esa escena pareció gustarles que dejaron de estar con las chicas que estaban y decidieron pegarse a mi amiga y su compañera. Y ahí vieran a Denessy y a Wendy rodeado de 3 hombres algo viejos, los otros dos comenzaron a desvestir a Wendy y para sorpresa tenía un liguero blanco (supongo sabía de qué trataba la fiesta privada) hicieron que se agacharan y comenzaron a darle sexo oral a esos tres. El más anciano de ahí vio tal escena que no pudo contenerse y dejó todo su semen en parte de la espalda de la chica morena con quien estaba, se disculpó y dijo “Perdonen, es qué tal escena me pareció tan atrevido no pude aguantar” los demás solo rieron y no le tomaron importancia.

    Los otros jefes estaban en lo suyo, a una la tenían encima de la mesa mientras la penetraban con dureza y el otro se la metía en la boca mientras besaba a otra chica. Era todo una fiesta de lujuria extrema así que mejor me quede en solo ver a mi amiga y ya con tal excitación me baje el pantalón y a jalarle. Ella seguía en lo mismo, masturbaba a uno y se metía a la boca otro miembro de los que estaban alrededor suyo. Parecía disfrutarlo, su amiga estaba en las mismas pero solo con uno. Ahí fue cuando decidieron dejar desnudas a las dos, a Denessy la acostaron en la pista mientras otro hizo lo mismo a la altura de que le siguiera haciendo sexo oral y otro se puso detrás de ella y comenzó a penetrarla, ella no emitía sonido alguno pues tenía hasta el fondo el miembro del depravado de uno de sus tantos jefes. A Wendy solo le estaba cogiendo mientras el señor estaba en la silla y ella ya estaba clavada ahí moviéndose de arriba y abajo.

    Parecía gustarle demasiado a Denessy que el que la estaba cogiendo en turno terminó por vaciarle su semen en la espalda para lo cual terminó por darle una pequeña nalgada al cual ella solo respondió con un “auch” ahora le tocaba penetrarla con el que estaba haciéndole sexo oral, tomó su tiempo, la levantó y recostó sobre la mesa de tal manera que sus pechos quedaran pegados. Ahí la tuvo un buen rato hasta que noté que otro jefe estando cerca vio cómo se quejaba de placer Denessy y dejó de coger con su compañera el cual ella se dio cuenta y le preguntó “¿Quieres venirte en ella verdad?” A lo cual se le iluminó su rostro y con un “Si” la acercó a Denessy y ahí lo estuvo masturbando para finalmente vaciar su semen en el rostro de ella, su compañera se acercó para besar a Denessy y limpiarle un poco de ese líquido para luego introducirlo en su boca, parecía una delicia de las mujeres que estaban ahí.

    Otra chica se acercó a Denessy al notar que era el centro de atracción se llevó a su jefe para hacer lo mismo solo que este logró atinarle a su cabello. Ella sin más solo decía que no quería desperdiciar más de ese líquido espeso y que no le molestaba que lo vaciaran en su cuerpo. El que estaba penetrando a Denessy le dijo que estaba a punto de terminar, ella se agachó y se metió el miembro en la boca para finalmente acabar dentro de ella, su compañera que estaba a un lado solo la tomó del rostro y la beso mientras compartían de ese néctar en ambas bocas.

    Terminaron y el jefe de cada área mencionó que los baños estaban a un lado por si querían bañarse y que los autos estaban disponibles para el servicio a domicilio pues ellos se quedarían a dormir en unos pequeños cuartos que tiene el salón. Cuando escuché esto sabía que tenía que irme y así fue, por suerte solo me topé con el valet parking pero no pasó a más. Puede que yo vea a mis compañeras de otro modo y en especial a mi amiga que ya me quedo claro de lo puta que es pero esto siempre pasar en cualquier fiesta puede que no de la misma forma pero si puede llegar a existir infidelidades de muchos tipos.

    • Valorar relato
    • (36)
    • Compartir en redes