INICIO » Categoría » Nunca esperas que te pase a tí

Nunca esperas que te pase a tí

  • 5
  • 17.391
  • 9,56 (25 Val.)
Después de cuánto tiempo me entero que mi jefe se ha estado cogiendo a mi mujer antes de que yo le diera permiso

Después de cuánto tiempo me entero que mi jefe se ha estado cogiendo a mi mujer antes de que yo le diera permiso.

Me gusta el placer de escuchar a mi mujer revelarme sus secretos mientras estamos cogiendo, sé que nuestro ex jefe ahora; solo mi jefe le había dado sus cogidas en dos o tres ocasiones de las cuales yo estaba enterado pero ella guardaba algo más, esa sensación ese placer de sentir la infidelidad y mostrarse urgida de placer no sé cómo empezó todo pero de lo que si estoy seguro que es parte de lo que nos ha ayudado en nuestro matrimonio.

Una ocasión me mando el jefe a conseguir un producto ya a la hora de salida cosa de 40 a 50 minutos y mientras mi mujer en ese entonces trabajaba también para él le pidió que le buscara una muestra de un producto mientras yo regresaba, resulta ser que a mi regreso ella estaba según buscando la muestra y nuestro jefe estaba ya arriba en su oficina y todo cerrado; conociendo a mi jefe sabía que habría aprovechado la oportunidad de cogérsela; yo la abrace porque fui a dejarle el producto a mi jefe y según estaba llamando por teléfono se oía hasta abajo su voz; mientras aproveche para fajármela un poco y ella estaba muy caliente, seguí manoseándola y metí mi mano por detrás tocándole sus nalgas y su culito la sentí mojada y le dije estas muy excitada ella asintió con la cabeza y seguí manoseándola pero sentí pegajosa mi mano y le dije esto no es tu flujo esto es semen háblame con la verdad te cogió el jefe; no tuvo oportunidad ella dijo que si yo seguí cachondeándola pero le dije que nos fuéramos y que iba a renunciar por lo sucedido, comencé a preguntarle que paso y muy inocentemente simplemente se dejó llevar; mientras me la cogía me decía como la puso pero que lo primero que le pidió fue que le mamase la verga según ella de muy buen tamaño yo me excite al mismo tiempo que me la cogía ella me contaba todo y que se los hecho en las nalgas y en el culo fue rico recordar esos momentos durante varias semanas después de varios años yo regrese a trabajar ahí; de los cuales ella ya no trabaja más, ella después de 10 años me confiesa que seguido le daba sus cogidas en la oficina y que 2 o 3 veces más le pidió que pidiera permiso a la jefa que era su esposa, para salir y se la llevaba al hotel el cabrón de mi patrón, me excita demasiado pensar esas cogidas que aprovechaban cuando yo salía de la ciudad y regresaba ya tarde y que en ocasiones solo abría la puerta de su oficina y el la llamaba cuando se salía su esposa que rico le dije yo mientras me contaba, que ella dejaba de hacer lo que estaba haciendo y que se encerraban para que el la disfrutara, que siempre ella comenzaba con una buena mamada y después la volteaba en posición de misionero hasta que el satisfacía sus ganas le sacaba la verga y comenzaba a salpicarle el culo y las nalgas o en el piso o pared según sus ganas a lo cual ella dice que le excitaba demasiado, cuándo me estaba contando yo le decía que era una puta pero que sentía rico lo que me contaba y hacia a escondidas me vine con ganas esa noche llenándole la panocha de semen y ella gimiendo de placer que tardo en terminar; ahora ya no lo hace porque tiene mi permiso incluso sus dos últimas salidas con su ex patrón mi patrón y con otros amigos, ella se va muy tranquila porque sabe que yo la consiento para hacerlo y que nos gusta deleitarnos con lo que experimenta con cada uno de ellos.

Pero un día que no se la esperaba mi patrón le dije que quería platicar con el de varios puntos a lo cual el accedió y me dijo pues de una vez para empezar comencé pidiéndole varias cosas que me faltaban como su empleado en algunas accedió en otras negocio pero yo estaba seguro de dar el paso que quería solo era para poder relajarnos era plática y le dije lo siguiente no lo tiene que escuchar absolutamente nadie y me dijo a cabron que pasa si es algo muy delicado y me dijo pues subámonos al carro nos cerramos en el carro pinche calorón que hacia dentro pero nadie más tenía que escuchar lo que sigue:

Comencé directo y ya al grano, mire mi mujer quiere acostarse con usted él se puso de mil colores; sé que tal vez nadie más le allá echo una propuesta así pero es algo que queremos experimentar lo que paso aquella primera vez cuando renuncie ya quedo en el pasado no se preocupe, sé que lo han hecho en varias ocasiones e incluso las dos últimas salidas que han tenido yo le di permiso lo hubiesen visto se puso súper nervioso colorado y sudando yo también pero ya no sabía si era por la pena o por el pinche calorón que estaba dentro del automóvil; también le aclare que yo no era del otro bando si no que era un estilo de vida muy abierto comparado con el tradicional y que en lo más mínimo me interesaba tener contacto de ese tipo con él; caray no sé qué decir la verdad que me sorprende la gran comunicación que tienes con tu mujer y la verdad es otro nivel te agradezco la confianza y créeme que de amigos por los años que llevamos de conocernos es algo que me sorprende a gran escala porque en pareja muy pocas logran pasar a ese nivel te agradezco la confianza y el comentario; no dijo que si pero tampoco que no, pero sé que en algún momento él le hará la llamada que nos haga llegar a mi esposa y a mí a disfrutar de algo y con alguien que nos ha ayudado en secreto a nuestra intimidad.

  • Valorar relato
  • (25)
  • Compartir en redes