INICIO » Categoría » Empieza mi vida en el sexo

Empieza mi vida en el sexo

  • 6
  • 10.231
  • 9,35 (31 Val.)
De repente mi tía se puso de pie y lucía un pantalón de mezclilla ajustado y si tenía atractivas nalgas, se dio vuelta lentamente

Hola a todos y gracias por leer me, disculpen mis faltas de ortografía ya que no soy muy bueno en esto, mi nombre creo que no importa…

Tengo en la actualidad 25 años y estoy terminado mi carrera, vivo solo y salgo con una chica ya hace tiempo.

Decidí empezar a escribir ya que me parece interesante como ha sido mi vida y puede ser que a alguien le agrade leerla, soy un chico que siempre le ha atraído lo sexual y he tratado de no parar y ver hasta dónde puedo llegar, intentaré escribir sin aburrir y tal vez pueda subir una que otra foto.

Mi primer contacto sexual fue con una tía la cual me enseñó a ocupar la computadora que me había regalado, ella era soltera ya que en la actualidad está casada, casi siempre que podíamos hablamos, puedo recordar muchas cosas a detalle pues tenía 18 años en ese entonces, siempre fueron platicas de cómo me iba a la clásica pregunta de que si ya tienes novia o que deseaba de regalo, siempre me gustó el futbol y le gustaba llevarme a jugar ya que mi madre tenía una papelería que atender y mi padre trabajaba todo el día y no tengo hermanos y ella no tiene hijos, nunca le pareció molesto y siempre me callo súper y nunca la vi con otros ojos hasta que pasaron esos días…

Empezamos a ocupar la webcam y esto fue un inicio de muchas cosas que actualmente llaman mi atención, eran video llamadas simples o a veces con ayuda a mi tarea y eran despedidas normales de gracias y nos vemos pronto o el fin de semana cuando me llevaba a jugar… siempre había un eres muy guapo y cosas así que nos dicen las tías y ya empezaron preguntas más abiertas como no te parezco una mujer bonita o ya me veo vieja verdad o no creo que te gusten gordas como yo, siempre le respondí bien y empecé a verla detalladamente y le gustaba ocupar ropa un poco más llamativa o escotada en las video llamadas lo cual me llamaba…

Un día sin más me dijo que le gustaban mis nalgas y yo me quedé rojo y no supe que responder y le dije que no sabía que me veía y me dijo que era normal que si yo nunca había visto las suyas y yo sin más le dije que no o tal vez por accidente y me dijo…

-te las voy a enseñar…

De repente se puso de pie y lucía un pantalón de mezclilla ajustado y si tenía atractivas nalgas… se dio vuelta lentamente y se sentó diciéndome…

-que te parecen?

Yo le dije:

-Sin duda… están muy bien… -siendo sincero si sentí excitación pues esto era nuevo para mí.

Ella inmediatamente me dijo…

-muéstrame tu qué te parece?

Sentí pena pero me dio ánimo y no lo pensé más y me puse de pie mientras me decía…

-con ese pants no se notan, podrías bajártelo y enseñármelas en bóxer?

Me sentí con pena, nervioso y excitado y le dije que me esperara…

Cerré la ventana, mi puerta y regrese solo le dije…

-listo... a ver si así se ven -me baje mi pants y solo estaba en mi bóxer negro

Solo escuche decir

-el bóxer no me deja ver por el color… que te parece si te lo quitas?

No podía creer lo que escuchaba, yo a esa edad veía a las chicas y había besos, tal vez un faje, pero nunca me desnude así y le dije la verdad… que me daba pena y solo me dijo.

-Vamos hacer esto… yo me quedo también el calzones pero traigo uno chico eh mira.

Me senté y empecé a ver como bajaba su pantalón mientras se empinaba y dejaba ver su calzón blanco que parecía una tanga y me quede en serio muy excitado.

Me dijo…

-qué te parece? -Yo recuerdo perfectamente que me animo a abrirme más y decirle que si me gustaban y estaban bastante bien… y me dijo- gracias pero qué opinas si me dejas ver a mí?

Ya con confianza me puse de pie me puse de espaldas a la cámara y escuche como dijo… “bájalo lento…” eso sonó tan excitante y lo hice y solo escuchaba…. “Me gustan más así desnudas…” decía cosas que me excitaban tanto y hacían que mi pene se pusiera erecto.

Rápido me senté y no deje que me viera mientras ella me dijo que no estaba mal vernos así y que podía confiar en ella y le dije que lo sabía.

Directamente dijo…

-entonces te gusta?

-Si me gusta…

-Qué opinas si te dejo ver algo y tú me dejas ver a mí… -eso sonó a una gran oportunidad para mí ya que si tenía lindas nalgas pero me gustaban más sus senos... solo pude decirle

-Vale pero quiero ver tus senos desnudos…

Sin pensarlo solo se desabrocho su camisa… dejo ver su brasier blanco y se lo quito y las dejo caer…

Eran unos senos tan excitantes y me dieron tantas ganas de masturbarme y mientras tocaba sus pezones grandes y su aureola café oscura me hablaba más seductora diciéndome…

-te gustan? … te excitan?...

-Si mucho -y se me salió decirle tía, ella se notaba excitada y me dijo…

-es excitante que sea tu tía no?

-Sí, me excita mucho…

-Entonces muéstrame como te excito… -sin pena me levanté y le mostré mi pene excitando…

-Mmmmm se ve rico tu pene, tócalo para mi mientras ves mis senos si?

Ya excitado y animado lo empecé hacer y se sentía tan delicioso… vi porno antes pero esto era mucho mejor… después me dieron muchas ganas de jalarlo más rápido y me dijo que no que esperara… yo le hice caso…

-Qué te parece si esto lo hacemos cuando yo no esté en mis días y yo te muestro también -eso me pareció tan genial.

-Si me gusta mucho la idea…

Todo cambio desde ahí ya que cuando iba a jugar fútbol se ponía más sexy y me tocaba y acariciaba mi pierna, cuando me iba a cambiar me decía que porque no en el carro y me excitaba… le gustaba mucho verme ya que cuando me cambiaban no me tocaba solo me decía… “sácatelo para mi rápido…” y lo hacía y le gustaba como botaba de mi bóxer…

Nunca quiso tocarme en la calle, solo en el auto tocaba mi pierna y cada vez que hacíamos ideó llamadas nos masturbamos y desde ahí me llamo la atención el cibersexo y las mujeres maduras.

Nunca se pudo tener un sexo real después de que conoció a su actual pareja pero gracias a lo que me enseñó pude conocer lo que me llamaría en lo sexual y experimente mucho más, aun nos llegamos a ver y cuando estamos en su casa me roza con su mano mis nalgas cuando no se dan.

  • Valorar relato
  • (31)
  • Compartir en redes