INICIO » Categoría » La violación de Agustina y Ezequiel (Parte 1)

La violación de Agustina y Ezequiel (Parte 1)

  • 8
  • 11.890
  • 9,14 (7 Val.)
  • Dos hermanos son cruelmente violados por tres depravados

    Habia sido una gran idea que sus padres alquilaran esa casa en el balneario, pensaba Agustina, que disfrutaba sus vacaciones yendo a la playa donde se bañaba y jugaba con sus amigas al volley y luego descansaba en la comodidad de esa casa, un poco retirada del centro comercial, en un barrio bastante solitario.La casa estaba rodeada de pinos que proporcionaban buena sombra y Agustina gozaba de pasar las tardes en el jardin, leyendo o escuchando musica.

    Su hermano Ezequiel, dos años menor que Agustina, que tenia veinte, tambien se alegraba de pasar sus vacaciones lejos de la ciudad en ese lindo balneario y aunque era mas retraido que su hermana, le encantaba bañarse temprano por la mañana en la playa y pasar el resto del dia en el jardin. Despues de un año intenso con los estudios, unas vacaciones en la playa eran muy bienvenidas.

    Los dos hermanos tenian fisicos atractivos, ambos eran rubios, mas notable en el caso de Agustina que se dejaba largo el cabello lo que le daba un aire de adolescente que sus curvas desmentian, sus piernas estan bien formadas por el ejercicio y su juventud. Su hermano tambien tiene un cuerpo armonico aunque no es tan proclive a hacer ejercicio igual se mantiene en forma y se alimenta, como su hermana, de manera muy sana.

    Esa tarde casi noche nefasta para los dos hermanitos, que iban a ser violados salvajemente, sus padres concurren a un asado en casa de amigos en un lugar alejado por lo que antes de irse, su padre les dice "Vamos a llegar tarde, asi que ustedes no nos esperen despiertos acuestense temprano" a lo que Agustina contesta que no se preocupen, que disfruten su reunion que ellos van a estar bien.

    Al irse en su vehiculo los padres de los chicos, ellos no podian saber que estaban siendo acechados, desde una loma cercana por tres mal entrazados individuos. Dos eran morenos corpulentos, uno tenia una cicatriz en su cara que le daba un aspecto mas siniestro y el tercero era el mayor de los tres, un tipo grande, encorvado que parecia ser el jefe.

    Dijo el mas viejo "Bueno esperamos 10 minutos y les caemos a esos pendejos por sorpresa, buscamos todo lo que haya de valor y nos vamos"

    "Bueno pero esos dos pendejos estan muy buenos como para no culearlos, la pendejita me tiene caliente" dijo uno de los morenos y agrego el otro, el de la cicatriz "A mi dejame el pendejo, tiene un culo y unas piernas que me tienen loco"

    El viejo dijo "Bueno, el pendejo es para Rolo y la chica para nosotros" dijo mirando al otro moreno "Pero no podemos estar mucho tiempo, pueden volver los viejos" a lo que los otros asintieron y se pusieron a esperar.

    Transcurrido el tiempo los tres forajidos se desplazaron, al amparo que les proporcionaban la oscuridad de la noche y los arboles circundantes hacia el jardin de la casa, donde se dispusieron a forzar la puerta de entrada trasera para asi ingresar al interior.

    Mientras tanto, Agustina estaba sentada en el living, con los auriculares puestos escuchando musica. Tenia un corto short de jean que le tapaba muy poco y un top que le dejaba el ombligo al aire y estaba descalza, como le gustaba estar dentro de su casa.

    No sintio ningun ruido cuando la puerta que comunicaba con el jardin se abrio dando paso a los delincuentes. A todo esto, en su cuarto Ezequiel tambien tenia sus auriculares puestos y estaba concentrado en su celular. Solo tenia puesto un corto boxer y, como su hermana, le gustaba estar descalzo.

    Los tres malvivientes se asomaron al living viendo lo concentrada que estaba la chica y a la seña del mas viejo irrumpieron y en pocos segundos cayeron sobre Agustina, que no tuvo ni tiempo de aterrorizarse cuando se sintio agarrada por unos fuertes y morenos brazos mientras una mano le tapaba la boca...

    El mas viejo, el que le tapaba la boca, hizo una seña al otro moreno señalando el pasillo y el negro se dirigio a buscar al muchacho.

    En la primera puerta el moreno vio sentado en la cama al muchacho y en dos segundos cayo sobre el, lo zamarreo de los brazos y tapandole la boca con una mano lo empujo hacia el living. Tampoco tuvo el chico ninguna oportunidad de defenderse por la sorpresa del ataque.

    Ahora estaban todos reunidos en el living los negros sujetando a los chicos y el viejo habia dejado de taparle la boca a la pendeja despues de decirle con voz ronca "ni se te ocurra gritar, ademas no te va a escuchar nadie".

    Agustina estaba aterrada y temblaba de miedo y sabia que era cierto: nadie la iba a escuchar.

    Los tres malvivientes se miraban y miraban sus presas con lujuria, a esa altura ya se habian olvidado que iban a robar. El negro Rolo se moria de ganas de cogerse ese rico culo del muchacho y se frotaba contra las nalgas de Ezequiel, que temblaba de miedo como su hermana.

    El viejo miraba con creciente lujuria como temblaban los pechos de la chica y no pudo evitar estirar sus manos tomando cada uno de los pechos por debajo del top de la chica. El contacto con esas suaves carnes enloquecio al viejo y se pego a la joven tratando de besarla en la boca. Agustina se defendio y trato de liberarse de esas inmundas manos que le frotaban los senos pero el negro a su espalda la sujeto tan fuerte que le dolieron los brazos. El viejo logro meterle la lengua en la boca y chupar los labios y lengua de la chica mientras no dejaba de acariciar las tetas de esa hembrita deliciosa.

    A todo esto Ezequiel miraba aterrado como abusaban de su hermana y a su vez sentia que el negro que lo sujetaba paso a apretarle las dos manos con una sola y con la mano libre le tocaba las piernas y las nalgas.

    Se dio claramente cuenta que esos degenerados los iban a violar.

    El viejo paso a lamer las apetecibles tetas de la chica y le arranco de un tiron el top dejando libres sus pechos. Metio un pezon en su boca y lo chupo y beso mientras la chica se debatia sin suerte, al reves los movimientos de esas tetas lo excitaban cada vez mas

    El negro que sujetaba a Ezequiel estaba cada vez mas caliente y le acariciaba entre las nalgas por encima del boxer y le pasaba un dedo tratando de penetrarlo y le lengueteaba el cuello, el chico sentia el horrible aliento del negro, mezcla de alcohol y descomposicion y sentia ganas de vomitar

    El viejo dijo "vamos al cuarto que no me aguanto" y empezaron a arrastrar a la chica pese a que se resistia hasta el primer dormitorio que encontraron. El negro Rolo los seguia mientras seguia sobando al chico y al entrar le dijo "ahora vas a ver como se cogen a tu hermana " y agrego "y como yo te voy a coger a vos".

    El viejo empezo a quitarle el short a Agustina, que se resistia pero sin suerte, el negro que la sostenia era fuertisimo y la levantaba del piso sin dificultad. El abusador viejo despojo a la chica de su prenda dejandola solo con una tanga blanca que enloquecio a todos los presentes, hasta el negro Rolo que estaba caliente con el chico al ver a la chica solo con esa prenda minima abrio los ojos con lujuria.

    Ya no habria compasion, penso Agustina, fue depositada con violencia en la cama y mientras el viejo caia sobre ella para seguir chupandole los pechos el negro se puso encima de ella inmovilzandola por las piernas, le quito de un tiron la tanga y empezo a chuparle la conchita abriendole desmesuradamente y brutalmente las piernas... La joven ya no se resistia, habia comprendido que era inutil, sentia los chupetones del viejo en sus pechos y la colosal chupada de concha que le hacia alla abajo el otro violador, pero no sentia nada.

    De repente, el negro la toma por los muslos levantandola de la cama y apunta su duro miembro hacia la conchita de la chica y de una sola embestida la penetra. Agustina sintio un dolor agudo y sintio que sin ninguna consideracion el violador la embestia con fuerza, mientras sus pechos eran chupados sin pausa por el viejo, que no cesaba de suspirar y gruñir en sus chupeteos.

    A todo esto, la excitacion del otro moreno era inaguantable, tomo con violencia al chico por los hombros y lo obligo a ponerse boca abajo, al lado de su sufrida hermana, Ezequiel veia como su hermana sufria las embestidas del otro negro mientras le chupaban las tetas. Al mismo tiempo sintio el manoseo en sus nalgas y piernas y no podia moverse porque el violador tenia su cuerpo sobre el, con una mano lo levanto y sintio como algo duro se queria meter en su culo. Quiso resistir pero fue inutil, era muy fuerte el negro y siguio embistiendo hasta que parte de su verga lo penetro, quiso gritar y al mismo tiempo el negro lo embistio con mas fuerza y lo penetro completamente. Empezo a cogerlo sin consideracion mientras al lado el otro negro violaba a su hermana y un viejo degenerado le chupaba las tetas.

    Ezequiel queria llorar, realmente le estaban rompiendo el culo y a su hermana la estaban taladrando sin misericordia.

    El negro que empalaba a su hermana, al cabo de una de sus embestidas rugio de placer y le eyaculo en su interior.

    En pocos minutos el negro que lo empalaba a el tambien rugio de placer y le lleno el culo de leche.

    Por unos minutos, solo se sentian los lenguetazos del viejo que seguia sin pausa acostado sobre los pechos de la chica, que ya no reaccionaba a ningun estimulo.

    Despues de un rato, los tres violadores se fueron, dejando a los dos hermanos tirados en la cama, violados y doloridos.

    Cuando sus padres llegaron y vieron lo que habia ocurrido, hicieron la denuncia pero nunca se supo nada de los tres violadores.

    • Valorar relato
    • (7)
    • Compartir en redes