INICIO » Categoría » Tentación: Ama de casa infiel

Tentación: Ama de casa infiel

  • 9
  • 23.583
  • 9,04 (46 Val.)
Solo le escucho gemir eso me pone caliente y comienzo a chupar más profundo, siento como su pene crece con cada mamada que doy

Hoy te vengo a confesar la primera vez que le fui infiel a mi marido.

Soy Sole 38 años ojos claros, cabello rojo rizado, de tetas grandes y culo de buena proporción, la mayor parte del tiempo la pasó sola en casa ya que mi marido la pasa en otro estado trabajando.

Caliente por naturaleza y sé que me encanta explorar mi cuerpo, recuerdo que la primera vez que descubrí la masturbación, lo hice mientras dormía soñaba que aquel maestro de física tocaba mis tetas en crecimiento sentía su aroma mi mano sin pensar se deslizó en mi conchita y fue entonces que le agarre el placer a la masturbación.

Tengo un par de juguetes los cuales uso cuando estoy caliente y mi esposo no está en casa, ese día estaba en skype con mi esposo llevaba una pijama negra trasparente para provocarlo, me encanta ver su cara de lujuria cuando ve que tomo el dildo y lo empiezo a mamar suavecito.

El no pierde detalle de mis movimientos... recuerdas cielo como sientes cuando tú polla está en mi boca... le digo mientras meto suavemente el dildo mirándolo en cam me encanta que su mano se desliza a su verga... te gusta cielo

El no pierde detalle saco el dildo de mi boca y lo deslizó por mis tetas frotándolas haciendo que mis pezones claros se pongan muy duritos aprieto el dildo entre mis tetas... cielo eso te gusta cierto?

Recuerdas lo que se siente le digo mientras muevo mis tetas apretando el dildo su cara de placer me indicaba que estaba por sacar su verga y masturbarse mientras me veía pero en breve me dice lo siento mi reina tengo que trabajar solo te hablaba para avisarte que irán los de inspección a revisar la casa así que vístete y jugamos por la noche.

Madres eso me dejo calientísima así que seguí frotando el dildo por mi cuerpo lo pasaba por mis labios mojándolo para poder introducirlo en eso llaman a la puerta me pongo mi panty y mi pijama me dirijo a la puerta y era un chico de algunos 26 o 27 años.

-Hola soy Jesse y vengo a realizar una Inspección tardaré alrededor de 45 minutos a una hora me dice mientras extiende su mano para saludarme le hago pasar mientras me hace preguntas como de cuantas recámaras es la casa, cuantos baños y cosas así.

-Le gustaría que empiece por la recámara principal señora?

-Sole, soy Sole -y le indico hacia donde queda entramos y rayos sobre la cama estaban la lap y los dildos.

El finge no verlos y entra al baño saca de su caja de herramienta algunos aparatos y comienza su trabajo yo le miro unos segundos y salgo a recoger mis juguetes y cerrar la lap salgo de la recámara.

Me dirijo a la cocina tomo la jarra para café y al abrir la llave esta avienta un chorro a presión tremendo grito que suelto Jess se acerca atento a ver qué pasaba yo parada frente a la llave muy mojada y con una toalla intentando para el agua.

Él se acerca presuroso se tira bajo el lavabo y detiene la presión del agua asoma su cabeza y es inevitable que vea por debajo de mi pijama, eso me gusto el sentir como disfrutaba ver mi vagina desnuda cruzo mi pierna de modo de quedar piernas abiertas para él, me reíros un poco para inclinarme a él froto su pantalón preguntándole si está mojado el responde un poco pero no pone resistencia de ser tocado.

Deslizó mi mano hasta su verga frotándola el sigue trabajando comienzo a desabrochar su jeans meto mi mano puedo sentir su verga la acaricio mientras mi otra mano acaricia mi vagina me deslizó y bajo su bóxer dejando salir su verga mi boca se desliza probándolo el solo gime “umm que rica boca”.

Chupo despacio metiéndola poco a poco siento como crece mientras mi mano acaricia sus huevos mi boca saborea su verga.

Comienzo a masturbarle poniéndolo cada vez más duro si verga crece en mi boca volteó a verlo y el disfruta observando como su verga se pierde en mi boca toma mi cabeza y empuja con fuerza haciendo que la trague de golpe estira y empuja.

J-Quiero comerte Sole vamos a tu habitación.

Nos ponemos de pie y mientras camino me toma de la espalda quitándome la pijama y besando mi cuello me volteo y nos estamos besando el sabor de sus labios es delicioso, su forma y textura, su tamaño su lengua paseándose sobre la mía sus manos acariciando mi espalda, su pecho que se aprieta contra el mío me estira rumbo a la recámara mientras nos besamos.

Acaricia mis enormes tetas se prende a chuparlas y acariciar se desliza besando mi cuello se quita su camisa acarició su espalda y beso su cuello el sigue chupando mis tetas el placer que siento aumenta cuando sus dedos recorren mi estómago y mi abdomen para terminar en mi vagina.

Acaricia mi clítoris suavemente deslizando sus dedos por mis labios, la entrada de mi vagina, yo me estoy volviendo loca cuando el empieza a meter más sus dedos me tumba sobre la cama y se pisa en mi vagina acariciando pasa su boca sutil mente besándola jugando su lengua entre mis labios desliza un dedo provocando que mis fluidos broten y siento la imperiosa necesidad de sentirlo dentro de mí, así que tomo el control de la situación.

Me levanto me dirijo al baño tomo un condón y maquillo mis labios de un rojo intenso lo tumbo en la cama y me monto, mirándolo coquetamente le beso el cuello recorriendo su suave pecho marcando mis labios en su piel me encanta ver qué no pierde detalle de me movimientos mis manos acarician.

Mientras le quito los pantalones y la ropa interior. Su pene aparece ante mi hinchado y delicioso me inclino para besar su abdomen y con mi mano acariciar su pene puedo sentir sus latidos y me provoca excitación el sentirlo muy duro dirijo mis labio y beso poco a poco hacia la puntita deslizó suavemente mi lengua disfrutando su sabor “umm estas rico” chupo sus testículos mientras el no pierde detalle de cada movimiento que da mi boca.

Solo le escucho gemir eso me pone caliente y comienzo a chupar más profundo siento como su pene crece con cada mamada que doy el empuja haciéndome llegar a su garganta suelto unas lágrimas y el más gemidos me pide que pare que quiere sentir mi coñito que lo montara.

Enseguida me deslizó pasando mis tetas por su pene rozándolas en él un momento para después poner mis enormes tetas en su cara mientras mi coñito entra despacio en su pene “ummm siii, se siente muy rica”, mis movimientos son suaves entrando lentamente “ooumm sii Jesse que rica verga tienes”.

Mi cuerpo se contonea con más ritmo comienzo a sudar brinquitos en su pene gimiendo en cada embestida.

Sus manos sobre mis tetas y pasándolas por mi culo “ummm que bien se siente o siii”.

El esta excitadísimo muerde mis tetas golpea mi nalga con su mano sus labios disfrutan mis tetas siguió entrando u saliendo de su pene mi clítoris se contrae apretando su verga en ella, si siento como mi orgasmo moja su verga dura, él se limita a gemir y decir lo rico que se siente.

Me pide que me levante él se para me toma de la espalda caminamos juntos y se para frente al espejo comienza a besar mi cuello deslizando sus manos por mis teta acariciándome delicadamente mientras sus labios me recorren.

Sus manos llegan a mi vagina haciéndola palpitar de nuevo recargo mi cabeza en su hombro disfrutando de lo que Jesse hace umm siii se despega un poco y acerca una silla poniéndola frente a mi vuelve a mi espalda y suavemente lleva mi cuerpo hacia la silla el me pide vea al espejo siempre. Dejándome en una posición donde mi culo queda frente a su pene. Él se pone en cuclillas y comienza a pasar su mano en mi vagina.

Sentirlo abrirse paso y acariciar mi interior es indescriptiblemente delicioso posa sus labios en mis nalgas la vista del espejo era perfecta ver cada movimiento cara gesto imagino que esa era su intención desliza sus labios por mis nalgas besándolas mordiendo las haciéndome gemir.

Estimula mi ano despacio lo besa lo lubrica y mete despacio un dedo yo me contraigo el me pide que me relaje introduce despacio para después meter otro yo me quejo pero lo dejo continuar me gusta ver el reflejo en espejo de lo atento que está al masturbar mi culo poniéndome muy caliente mientras sus manos me masturban.

Pronto comienzo a gemir y a mojar mi vagina siii ese hombre me ponía muy caliente y me gustaba lo que sentía Jesse se levanta y me empuja la cabeza a la silla me levanta tus nalgas “Sole ponte lista para recibirme”.

Esas palabras me asustaban pero me gustaban separa un poco.

Las piernas y mira al espejo ahora fueron sus palabras y yo como putita obediente lo hice.

El desliza su pene por encima lo lubrica muy bien y despacio empieza meterlo a mi cubito yo grito que pare pero no lo hace entra un poco más “auuuhhmm aay umm sii” mis gemidos lo excitaron e imagino que ver mi cara aún más me da una nalgada fuerte y me ordena que me quede como me puso.

Mete de golpe su verga haciéndome gritar pero poco a poco se sentía mucho mejor sentía como mi culito apretaba esa verga dura el verle al espejo el oírlo uff me hizo escurrir mis piernas mientras él me daba más y más.

-No pare sigue así Jess cógeme más duro” sentir mi culo abriste fue de las experiencias que Jess dejo en mi siguió metiéndola más y más apretaba mis tetas y sentir como mis bolas rebotaban en mis nalgas “aaa... me corro Sole haa puedo dártelos dentro” pregunto y el escuchar de mi boca el sí hazlo fue lo que hizo que Jess derramara su leche en mi culito... el me ayuda a incorporarme me da un beso y se va al baño a limpiarse y seguir trabajando.

Así fue la primera de varias veces que Jess pasa a casa a darme mantenimiento.

  • Valorar relato
  • (46)
  • Compartir en redes