INICIO » Categoría » Caí junto a mi amigo en una tonta trampa

Caí junto a mi amigo en una tonta trampa

  • 12
  • 14.149
  • 9,32 (38 Val.)
Como cuando terminas hasta el full en una fiesta y te resguardas en un pequeño closet y observas lo que nunca te imaginarías que sucediera. Sin embargo lo sucedido fue demasiado excitante gracias al alcohol

Bueno una vez más aquí al tanto. Esta historia pasó hace unas semanas. En una de tantas fiestas de las que he asistido solo que está pasó la barrera de la diversión y locura. Días anteriores ya compartían por Instagram la dirección de lo que sería la gran fiesta de un compañero mío, era buena onda, siempre nos la pasábamos hablando de cosas sin sentido. Lo consideraría un gran amigo y compañero al igual que el a mí, siempre hablábamos de las compañeras más buenas que estaban en nuestro salón y en el campus. No había día que no viéramos mujeres porque la universidad era extensa y a pesar de mi trabajo, siempre había día que no saliéramos por unas cuantas cervezas. Los días se acercaban para la fiesta y el en el afán de invitar mucha gente comenzó a invitar gente de otros semestres anteriores, hasta que su sueño “casi” se iba a realizar. Invitar a una de nuevo ingreso a su fiesta privada con el fin de cogérsela, yo lo apoye pues la verdad era muy linda en todos los aspectos. Rubia, de piel clara, con buen cuerpo y lo mejor, con una carita angelical. Yo le di ánimos de invitarla y aun así, cada que trataba de invitarla él la desviaba por miedo.

Yo le sugerí que si quería tener ese gran cuerpo en una cama el día de su cumple que se aplicará o si no tendría que conformarse con el de su novia pero sabiendo que ella no podría asistir por motivos familiares (según mi amigo) tendría que invitarla si o si así que dimos rienda en acercarnos a ella. A duras penas mi amigo se acercó y yo a un lado de él le hacía segunda, ella nos conoció porque siempre andábamos juntos así que no hubo tanto problema. Mi amigo comenzaba en decirle o insinuarle sobre su cumpleaños hasta que yo le insinué que sería buen detalle que asistiera pues sería en su casa y aparte de la alberca que tiene mi amigo le podría ofrecer que la llevara sana y salva a su casa. Ella en plan de buena onda dijo que le gustaría asistir pues no era de salir los fines de semana pues sus papás eran estrictos en ese sentido cada que salía sola. Yo le sugerí invitar a una amiga y ella acepto es más, nos “la” presento en ese momento, era un homosexual o bueno un “gay” al parecer su mejor amigo. Nos lo presento y nosotros con buena cara volvimos a reiterar la invitación, él dijo que no había problema y si él iba obviamente Ana (la amiga) igual iría. Así que afinamos detalles, le dimos la dirección y a esperar los dos días que quedaban para la fiesta.

El fin de semana los papás de mi amigo no estarían por eso era el motivo de la fiesta más que su cumpleaños caería el sábado. Casi se arruina el plan porque sus papás habían declinado irse pero terminado yéndose temprano así que la fiesta se adelantó casi en la tarde. A las 2pm vimos cómo comenzaron a llegar las primeras personas, poco a poco el jardín de su casa era toda una euforia y así fueron llegando la típica gente colada. Hombre y mujeres entraban por la parte de su jardín hasta que llegaron compañeros y amigos. La verdad esa vez no tenía ganas de hacer nada más que disfrutar la tarde. Por ahí de las 7pm llego la que sería nuestra anfitriona, la conquista de mi amigo Miguel pero oh sorpresa llegaba con una amiga que todos nos quedamos boquiabiertos. Nos saludó a nosotros y nos pidió que entonáramos juntos los cuatro, yo y mi amigo no sabíamos quién era su amiga así que ahí nos vieran bebiendo muy por afuera de toda la fiesta hasta que Ana nos dijo “¿Si recuerdan a mi amigo de la uní verdad? Pues vino conmigo para tener un poco más de tiempo aquí” “Maldita sea” supongo paso por nuestras mentes. Como era posible que pudimos haber sido engañados por un homosexual aunque a decir verdad ni parecía. Era más mujer que hombre, su vestido ajustado y cabello (o peluca en ese estado) nos habían engañado así que solo lo saludamos y nos reímos de la situación.

En un momento de saludos nos dispersamos y yo continué bebiendo hasta el punto de terminar algo ebrio. Yo solo me quede con un vaso en mano y le comenté a mi amigo que iría a dormir un rato para bajarme el pedo. Él dijo que sin problemas estaba su cuarto así que me dirigí hacia allá. Solo descanse un rato y cuando me levante me asome a la ventana y vi cómo quedaba un poco de gente a lo cual mi amigo les pedía de favor que se retiraran del jardín pues sus papás estaban a punto de llegar pero yo sabía que llegarían hasta el martes así que pensé “buena estrategia” pues solo quedaba Ana y su amigo o amiga, quién sabe qué era eso.

Por la ventana veía cómo la tomaba de la mano a ella y su amigo solo estaba sentado hasta que apago la luz del jardín y se dirigió a su casa supongo a la sala. Solo me limite a bajar para ver qué sucedía. Una vez estando ahí vi como Ana estaba hasta el full. Literal, se caía de borracha y su amigo/amiga la trataba de ayudar en sentarla. Mi amigo estaba en las mismas y díganme quién no, después de ingerir tanta cantidad de alcohol. No me dieron ganas ni de acercarme así que solo me limite a observar. Vi como el amigo de Ana (vestido de mujer) pasaba su brazo por la espalda de mi amigo, el de lo ahogado que estaba solo se limitaba a regalarle otra lata de cerveza y este lo aceptaba. Ana entre su alcoholismo igual pedía alcohol y así estaban esos tres hasta que el ambiente comenzó a ponerse algo caliente, quién viera que el amigo que había llevado Ana se había alzado un poco el vestido para proseguir con un “Que calor hace aquí, no hay problema que me quite el vestido” a lo cual mi amigo dijo que no había problema incluso Ana casi casi entre gritos dijo que no había problema, que era buena idea que se lo quitara.

Ahí vieran al amigo quitándose hacia arriba ese vestido dejando en descubierto su bra y la pequeña tanga blanca que cargaba, les mentiría si les dijera que no me excite a verlo de espaldas pero al pensar que era un hombre mi pene se ponía flácido. Mi amigo ni lo había visto, el con la plática con Ana que apenas y podía pronunciar algunas palabras, hasta que el amigo le dijo “Mira, voltéame a ver, ella ya está dormida” y lo vio y solo quedó pasmado, mencionando que si no fuera hombre si se lo cogería. Esto abrió los ojos de Ana al cien por ciento. Le dijo “Quiero ver si es verdad...” Mi amigo solo le dijo que era una sutil expresión pues sus intenciones eran con ella y no con él a lo cual Ana le dijo que quería ver las ganas que tenía en ese entonces. Solo dijo “Mira, demuéstrame que tantas ganas tienes y veremos qué pasa...” lo decía mientras se desabrochaba sus tacones y se quitaba su blusa para después quitarse todo y quedar igual que su amigo, en una hermosa tanga color rosa y bra color negro. Mi amigo al parecer ya excitado comenzó a quitarse la camisa y pantalón para quedar en bóxer y seguir con un “¿Y qué tengo que hacer...?” Ana solo decía “Excítame que tengo muchas ganas” Al momento de decir solo alzo sus piernas de manera que quedara una postura muy hábil para tocar su parte baja. Yo ya no podía así que decidí bajar y aguarle la pequeña fiesta que tenían. Solo Miguel (mi amigo) me dijo “Wey pensé que te habías ido” y yo le dije que no, solo descansaba un rato pero vi que aquí abajo estaban divertido así que baje” Ana solo sonrío y dijo “Todos quédense en bóxer pero ya” así que yo y Miguel obedecimos, ahí nos tenía con una pequeña erección que casi ni se notaba. Ana solo dijo “Quiero ver los paquetes que se cargan así que bájense el bóxer” obedecimos. Dejamos al aire nuestros miembros y ella al verlo se iluminó su rostro y comenzó a tocarnos con sus manos, yo no sabía ni qué onda y mi amigo tampoco así que solo seguimos en su juego. Ella parecía gustarle, con una mano tocaba el mío y con la otra el de mi amigo. La verdad tenía manos muy buenas. Le pedimos que se quitara algo y solo accedió a quitarse su bra para ver sus lindos pechos algo mediamos pero atractivos.

Así nos tuvo ella un buen rato hasta que mi amigo se animó a tomarla por la cabeza muy sutilmente pero ella dijo: ¡NO! Que ella quería ver qué tan dispuestos estábamos en querer cogerla y quién no, verla así a como estaba cualquiera haría lo que fuera más por su piel toda blanca que la hacía más atractiva. Nos olvidamos de su amigo vestida de mujer y fue ella quien nos lo recordó diciendo “Ya vieron como tienen a mi amigo” y vimos cómo se había quitado la tanga y dejando al aire igual su miembro moreno al aire, nosotros solo sonreímos. El ambiente estaba todo caliente así que ella alejo sus manos de nosotros y le dijo a su amigo “Acércate, quiero ver qué hacen estos con tal de estar conmigo” se acercó y le metió un buen beso en la punta de su pene, nosotros solo estábamos observando boquiabierto. Ella solo le dio dos sorbos a su gran miembro y nos dijo “Si quieren estar conmigo, tienen que hacer lo mismo que yo hice” Nosotros nos quedamos viendo y al momento no sabíamos qué decir así que ella se acercó y nos besó en la punta del pene a cada uno y con un tono de voz dulce nos dijo “Háganlo, se ganaran algo delicioso” nosotros ya estábamos ardiendo así que solo nos agachamos y solo vimos a su amigo dirigir su miembro hacia nosotros. Quizá nuestro alcoholismo no nos enojó pues como sea tendríamos nuestra recompensa. Así que inicio mi amigo tocando todo ese miembro moreno de arriba hacia abajo, yo solo me limitaba en ver a Ana en cómo nos observaba mientras ella se tocaba así que aquí inicié yo, comencé a lamerle la puntita mientras pasaba mi lengua por todo el tronco, mi amigo continuó haciendo lo mismo, todo esto lo hacíamos mientras veíamos a Ana ver cómo se tocaba y veíamos en su pequeña tanga como poco a poco iba mojándose.

Así estuvimos un rato hasta que escuchamos el primer orgasmo de Ana. “AHHHH...” nos detuvimos y queríamos ver qué proseguía. Ana nos dijo “Continúen, quiero seguir viendo...” Su amigo nos decía “Sigan en lo suyo si al caso quieren que Ana coja con ustedes...” Yo de chupar no soy así que solo ahí estuve jalándosela al tipo y mi amigo hacía lo mismo hasta que vimos cómo comenzó a salir líquido por la punta, ya sabíamos que estaba a punto de venirse así que nos apartamos pero Ana lo noto y dijo “Y así me quieren tener, hagan que al menos se los tire en el pecho de los dos...” No teníamos opción así que reanudamos nuestra posición hasta que al fin disparo su semen y nos tocó un poco de chorro a cada uno, más que enojarnos nos reímos pues ya habíamos terminado con él y ahora tocaba Ana. Ella ya sabía pero la muy inteligente nos dijo “Y así creen que van a cocer conmigo, si no hacen venir a mi amigo de nuevo olvídense de mí que yo ocupada estoy conmigo misma” Nos medio molesto pero teníamos que ser inteligentes así que ahí estuvimos con él, mientras mi amigo lo tocaba por la espalda yo ahí estaba tratando de tocársela poco a poco para generar una erección. Nos estábamos cansando hasta que Ana lo noto, dejo de hacer lo que estaba haciendo y juntó nuestros penes para tocarlos uno a uno. Volvía la delicia de ella pero no por mucho tiempo, solo aguanto hasta que la erección de su amigo estuviera a tope para luego volver a lo suyo. Nos dejó que con nuestros penes nos tocáramos a nosotros mismos, ella mismos nos acomodó de forma que mi amigo quedara detrás de él y yo delante, mi amigo solo lo restregaba entre sus nalgas y yo entre su mismo pene. Para ella era todo un espectáculo pues nos veía y mordía sus labios mientras ahora se masturbaba. Eso nos ponía demasiado caliente así que ahí seguíamos con su amigo, disfrutándolo a él y no a ella. Mi amigo en su calentura bajo a hacerle un oral y yo ocupé su lugar, solo lo tomaba de la cintura y pasaba todo mi pene pensando que era Ana en ese momento. Todo era una lujuria desenfrenada hasta que yo igual decidí agacharme y proseguir hacerle un oral junto a mi amigo. Ana lo había notado y ya súper húmeda bajo donde estábamos y nos acomodó para proseguir ella con nosotros, ahí estaba con mi amigo chupándosela mientras a mí me masturbaba con sus manos. Su amigo no se quedó atrás y se complementaba con nosotros. Así estuvimos unos veinte minutos hasta que mi amigo decidió pararse para vaciar su semen en el cuerpo de Ana a lo cual dijo “En la cara looser, tíralos en la cara” y así fue, la roció con ese líquido blanco por toda su cara hasta le dio tiempo de dejar limpio su pene para después su amigo limpiarla de semen con la lengua. Yo al ver esto no pude aguantar y terminé de igual manera rociándola de semen y bañando de por medio a su amigo. Ella solo sonrió y su amigo la limpiaba, hasta que nos dijo “Que rico chicos pero ya me voy” Puta madre pensamos, no que te íbamos a coger? Dijimos, ella solo mencionó que sería en otro momento pues ya era tarde. Solo nos dejó su tanga y su amigo se despidió no sin antes decir que todo esto quedaría entre los cuatro en forma de promesa.

Yo y mi amigo no habíamos tenido este tipo de cosas pero después que se fueron captamos que todo era forma de un plan macabro elaborado de Ana de forma que ella disfrutara y nosotros igual pero a su manera. Maldita sea solo pensamos pues ya habíamos caído en sus redes. En fin, son cosas que pasan en días de fiestas y más teniendo a una mujer hermosa como Ana.

  • Valorar relato
  • (38)
  • Compartir en redes