Coqueta, gustosa y ganosa

  • 5
  • 3.917
  • 8,73 (11 Val.)
Nos encontramos con una bella mujer, era de tez blanca, tenía unos labios sensuales que hacían juego con su redondo rostro, vestía de un sensual vestido, que la brisa marina hacía pegar a su cuerpo resaltando su bien balanceado cuerpo, un cuerpo maduro de alrededor de 40 años

Al atardecer de un día de verano, con mi amigo y nos íbamos caminando por la playa en busca de aventura, llegando a un centro recreacional, que esta rodeados de palmera, arena blanca y un bar al aire libre, nos encontramos con una bella mujer, era de tez blanca, pelo crespo color castaño, tenía unos los labios sensuales que hacia juego con su redondo rostro, vestía de un sensual vestido, que la brisa marina hacia pegar a su cuerpo resaltando su bien balanceado cuerpo, un cuerpo maduro de alrededor de 40 años.

Al admirarla, se veía coqueta, gustosa, ganosa, jugaba sensualmente y coquetamente con la pajilla de su trago, mordiendo y haciendo muecas sutiles y elegantes de seducción, mi amigo hizo conexión visual primeramente con ella, por lo tanto. Y como está acordado el entre amigos el iniciaría la seducción...

Nos acercamos hacia ella y mi amigo le dijo: “hola te puedo preguntar tu nombre, con mi amigo queremos conocerte, eres la mujer más linda de la fiesta, estas estupenda y esta puesta de sol aumenta aún más tu belleza.” Ella dueña de una personalidad exquisita, le sonrió coquetamente y con una voz sensual, le dijo gracias tu igual eres muy guapo y tu amigo también...

Ella se acercó a mi amigo y le susurró al oído algo que no escuche, pero que él me dijo rápidamente. Esta preciosa en una scort, una puta vip y nos ofrece sus servicios... guau dije yo... yapo, demos le!..., pero como estudiantes el dinero escasea y 50 mil era la tarifa para solo uno, juntando todas nuestras chauchas la alzamos a reunir. Ella viéndonos un poco complicados, nos dijo “tienen suerte hoy día tengo una promo, para darme mi propia fantasía y deseo estar con dos amigos uno poseyéndome salvajemente y el otro mirándome, grabándome lo puta y caliente que soy...”. Nos miramos admirados y aceptamos!

Nos fuimos a su cabaña en la playa, ya en el living, nos puso una música suave, una baladas rockeras, de scorpions, still loving you, empezó a soñar y nos sentó a cada uno en el sillón.

Alejandra me llamo, y seré su puta ardiente, sobre a ti estaré le dijo a mi amigo y tu campeón, me dijo a mi hoy miraras pero mañana tienes freepass. Luego se dispuso bailar esa balada y se contoneaba lentamente y elegantemente y empezó a mostramos su exquisito cuerpo.

Moviendo su cuerpo armoniosamente, ya enfocándose en mi amigo... procedió a bailarle suave, sin prisa, tenía un mix de canciones de scorpions que acompañaba el juego erótico, yo atine a salir de escena y prender la cámara y sentarme a ver este shows candente.

Su cuerpo era blanco levemente tostado por el sol, un culo duro y firme y unos pechos suaves y turgentes era en realidad una hermosa mujer.

Soy Alejandra le dijo tu puta caliente, ahora tranquilo voy ir a tu pantalón y buscare tu pene, mientras tú me dices, puta, eso me gusta que me digan puta!... mi amigo le dijo: vamos Alejandra mi puta rica, toma mi tronco es todo tuyo.

Ella bajo su pantalón y procedió a lamerlo suavemente, lo lamió desde los testículos al glande y procedió a tragárselo por completo, de lento a rápido y después rápido con frenesí, vaya que mamada, vaya que rica puta eres Alejandra él dijo, se lo tragaba profundamente que llevaba a quedar sin aliento... mi amigo la coge por el pelo y empieza a penetrar en la boca con fuerza y vigor. Te gusta puta le dice mi amigo... ella responde bañada en saliva, si campeón dale, dale que me gusta.

Mi tronco estaba duro así que atine a agarrarlo un poco y fue en ese momento que Alejandra me miro y dijo dale vamos pajeate, dale con confianza y se acercó a mí y me mamo también, vaya que rico... te lo dejo mojado para que te masturbes bien corazón!

Volvió donde mi amigo y le ofreció su apretadita y rosada vagina, se la mostro y suavemente la masajeaba y humedecía con su saliva, sus labios se veían ardiente rojos ardiente, listos para el placer.

Rica concha tienes Alejandra le dijo mi amigo, vamos tráela para acá la tomo de sus piernas y se la culeo patitas al hombro penetrándola bien duro, ella gemía de gozo y gritaba alaridos de satisfacción... dale!, gritaba dale! no te detengas, son tu puta mi concha esta húmeda y bien abierta para ti y quiero que me des fuerte, le indicaba y mi amigo la penetro duro bien duro, haciéndola acabar desprendido de su rosada vagina fluidos orgásmicos de esa bella mujer.

Bien campeón me hiciste mojarme una enormidad, vamos! ahora quiero por mi culo, le dijo Alejandra... mostrando su blanco culo que entre tanta excitación y humedad está iniciando su dilatación... se puso en forma de perrito y mi amigo procedió con besar y lamer su rosado ano, y darle unas palmadas firmes en su blanco culo, el cual quedo rosado por ese castigo entregado… cada palmada pedía más y se contorneaba, mordía sus labios esta gozosa de placer, Dale! Dale! pégame! soy puta! decía lo tengo merecido!

Luego dijo que rico! mi culo está listo penétrame, él se montó sobre ella y lentamente introdujo su pene hasta introducirlo por completo, eso le dijo ella, profundo dale! inicia penetración ahora un poco más rápido, así! dale, dale, si fuerte, que rico dale, dale!, la penetración fue frentica y salvaje y en un momento grita voy a cavar! no pares! dale! que rico! Si dale! con fuerza! Asiéndola acabar nuevamente, el habiendo cumplido su tarea, lleno de leche y sus fluido corrían por ese duro y blanco culo.

Uffff dijo gracias te pasaste, y mientras se recuperaba me miro y me dijo, tú no has acabado aun, ven tomare tu leche y de rodilla, mirándome a los ojos fue dando una exquisita mamada, mi pene duro, rojo y caliente penetro su boca y sentía la garganta de esta puta y que gloriosamente me hizo acabar en su garganta, lengua, boca, y mmm rico gracias me falta este néctar para completar esta exquisita sesión.

Esa es mi historia con la puta Alejandra, mañana me toca a mí montarla, esa historia se la contare después.

  • (11)
  • Compartir en redes