INICIO » Sexo Oral

Nunca cae mal una buena madura (2)

  • 5
  • 15.091
  • 9,39 (38 Val.)
  • 0

Había que tener mucho cuidado para no ser descubierto con el regalo que me ponía la vida así que bajé al primer piso sin ser visto y ya algunos invitados se estaban retirando y mis padres bailando animadamente mientras mi tío se había quedado dormida en el sofá y mi tía a su lado entonces subí las escaleras lo más rápido que pude entrando al baño y puse el seguro.

- ¡Señora... señora Marilú despierte!

La moví varias veces y nada sólo decía algunas palabras sin sentido,, su pantalón negro de tela que cuando la vi al llegar al cumpleaños de mi tío que marcaba su espectacular culazo ahora lo tenía debajo de las rodillas, bajé el cierre de mi pantalón y dejé libre la verga que acerco a su cara..

El glande rozó sus labios pintados de carmín rojo y luego recorrió toda su cara y ojos, estaba muy nervioso pero más podía mi excitación y volví a buscar sus labios poniendo algo de presión y logré que los abriera un poco hasta que Marilú al final abrió la boca estaba borracha pero sabía porque había escuchado de mí mamá que era tremenda desde joven y empezó a chuparlo porque de seguro no era la primera vez que una verga invadía su boca y torpemente sus caricias bucales me hicieron temblar.

- ¡Glop Glop Glop!

Lo que tantas veces imagine mientras me masturbaba se hacía realidad la espectacular señora Marilú sentada tragando mi verga aun borracha lo hacía muy bien, está mujer de 48 años tragaba y lambia como era una perra su pinga desesperada llevándome al éxtasis total y haciéndome olvidar que me estaba aprovechando de la situación en la que se encontraba y le dije:

- ¡Así así... chúpalo bien rico! ¿te gusta tu pinga bien dura no?

- Siii... meee... gustaaa...

Me sorprendió que dejará de chuparlo un segundo para que contesté, era toda una milf y ahora su boca me pertenecía y esto recién empieza, no sabía si ya se había dado cuenta a quien le estaba dando sexo oral con esa boquita experimentada y tampoco ya me importaba a cada segundo que pasaba era más rico y sentí como si mi cuerpo recibiera una descarga eléctrica y eyacule gran cantidad de semen que ella trago casi por completo dejando caer un poco por la comisura de los labios.

- ¡Agg… Qué ricooo!

Ella seguía sentada sobre el inodoro y con los ojos cerrados limpié los residuos de semen en sus labios y salí y de nuevo fui a la primer piso ya no había invitados y un silencio total y mis padres dormidos en el sofá y los tíos en su dormitorio eso me dio la seguridad de continuar disfrutando de esta bella mujer de 48 años.

Ahora frente a ella la levanto del inodoro y con mucho cuidado la llevo al dormitorio de mi primo estaba pesada pero valía la pena la pongo en la cama y echó su cuerpo para atrás y le quite el pantalón y tanga roja.

-¡Uyy que rica chucha tienes peladita y de labios grandes!

Estaba depilada sus labios vaginales estaban hinchados y pasó mi lengua de arriba y luego abajo con los dedos abro su sexo y su clítoris era un botón rojo brilloso que chupe con ganas logrando que se estremezca por completo y de su boca salieran gemidos de regular volumen.

- Ahhh... asiii asiii ahhhh

Marilú empezó a disfrutar cuando mi lengua y dedos acariciaba su hinchado clítoris haciendo que sus anchas caderas se movieran como si tuviera epilepsia y no me detuve hasta que soltó un grito ahogado y llenará mi boca de sus jugos vaginales había tenido un orgasmo.

- Aggg... Ohhh... agggg…

Me quité el pantalón y luego toda la ropa e hice lo mismo con ella, nuestros cuerpos desnudos se unieron besé sus pezones estaban duros y erectos luego mi boca recorría todo su cuerpo y ella abrió los ojos y me vio unos segundos y luego me abrazó fuerte nuestras bocas se unieron en un beso apasionado jugando con las dos lenguas.

- Me gustas mucho Marilú... Ahhh siempre soñé tenerte así en mis brazos

- Tú también me gustas... pero que no se enteré nadie ehh... No quiero problemas con tu tía y tus padres... Así así quiero sentirte dentro de mi esa cosa rica y grande mi pequeño tigre Ahhhh

Estaba sobre ella mi verga la sobaba en la entrada de su sexo que estaba ya bien lubricado ella ya no aguantaba más jugaba con ella, quien podría imaginar que con mis 18 años la tenía a mi control total a esta mujer de 48 años modestia aparte tengo mucho aguante, luego Marilú abrió las piernas invitando para ser penetrada y fui entrando muy despacio para gozar más de su cavidad caliente y jugosa.

- Yaaa... métemelo noo aguantooo más quierooo... pingaaa...

Puse sus piernas sobre mis hombros y entierro hasta la base dentro de ella la verga que tanto reclamaba,, sus gemidos se hicieron más fuertes resultó ser gritona Marilú tuve que decirle que baje la voz para no ser oído en el primer piso..

- Ufff... uffff... uffff

Mordió la almohada para callar sus gritos sus senos saltaban a cada embestida que recibía luego la hice que se volteara y ponga su culazo a mi disposición, mi pinga subía y bajaba en medio de sus nalgotas hasta que entró otra vez a su chucha caliente

Cabalgue sobre está madura yegua como tantas veces imagine bien sujeta de sus anchas caderas, ella movía el culo para atrás golpeando mi pelvis a cada mete y saca.

-Afff aggg quéee ricoo... me vengooo

-Siii... Yo también déjame todaaa tu leche calientita dentro de mí.

Caímos sobre la cama todo exhaustos y sudados luego de llegar al orgasmo casi simultáneamente me abrazo otra vez su respiración era rápida descansando un momento vi un reloj colgado ahí eran las 5.40 .am.

-¡Estuviste genial mi joven tigre!

(Continuará)

(9,39)