Nunca cae mal una buena madura (3)

  • 3
  • 18.005
  • 9,03 (37 Val.)
Lo que creí que sería una noche aburrida en la casa de mi tía resultó ser hasta ese momento el mejor momento de mi vida, terminé cogiendo a la señora Marilú y esto recién empieza

La señora Marilú empieza a recoger sus ropas que estaban regadas en el dormitorio de mi primo ya quería marcharse para ella ya era suficiente sexo por ese momento, pero para mí aún faltaba más ya sabía lo rico que chupaba la verga su experimentada boca hasta tragarse toda mi leche y también su chucha rica y jugosa y bien caliente cuantas pingas se habría tragado pero ahora había sido mía, había chupado su sexo hasta hacerla gritar y probar sus jugos sus tetas y pezones las había tenido en mi boca, sabiendo que tal vez nunca más se podría repetir de tenerla de nuevo a mi merced no iba permitir que se fuera no antes de gozar también de su culo.

- Déjame que me vaya ya es tarde... alguien puede subir y no vamos a saber que decir... ya me voy...

Me puse delante de ella y no la dejé salir del dormitorio, a mis 18 años estaba de nuevo listo para cumplir ese sueño que tantas veces tuve...

- No puedes irte aún Marilú quiero cogerte por el culo y no tengas miedo que nadie va a subir ya los vi están todos durmiendo bien borrachos.

- Vaya me resultaste bien arrecho jovencito pero ya estuvo bueno por ahora, no olvides que te aprovechaste que me quedé dormida eh...

- Si pero tampoco olvides que luego te gustó y pediste más y más pinga... Vamos no seas mala. Por favor.

Qué cara habré puesto de pena que luego de haberle rogado bastante aceptó y ella misma se acomodó en la cama y puso en posición para mí con sus manos abrió sus nalgotas dejando a la vista su culo...

- Ya ve metiendo despacio no seas bruto si te digo que te detengas lo haces...

Me sorprendió que así de fácil se deje ser penetrada por el culo pero luego de ver su esfínter me di cuenta que ya varias veces había tragado vergas, bien tenía razón cuando decían que era bien traviesa...

Acomodé la cabeza de la verga a la entrada del culo y fui empujando despacio y entró de a poquito hasta tenerlo hasta la mitad, aún apretaba las paredes de su ano me detuve unos segundos y luego de un empujón lo metí todo...

- ¡Agggg... despaciooo... Agggg!

Sentir como grito de dolor me calentó más y bien sujeta de las caderas anchas que tiene empezó a ser cabalgada como la perra que era...

- ¡Ahh... ahhh... despacioo que me dueleee!

Al contrario a su pedido acelere las embestidas más ella resoplaba aguantando el dolor inicial de como su esfínter se iba acostumbrando a mi pinga luego calló unos segundos solo sentía su respiración agitada.

Di dos palmazos a cada nalga que se pusieron rojas y seguía con el mete y saca hubiera querido que durada más pero tenía razón ya había amanecido y cada vez era más peligroso para los dos y empezó a jugar con la mano en su vagina.

- ¡Ayyy qué ricoooo siguee... siguee... me encanta sentir tu pingaaa en mi culooo!

Fueron los mejores 27 minutos dándole por el culo a Marilú hasta que explote cuando llené su intestino de semen y no la deje hasta botar la última gota dentro de ella y perdiera la erección en su culo...

Cayó pesadamente en la cama agitada su ano parecía una boca abierta de donde salía semen fui al baño y moje una toalla que le alcanzó se limpió algo y se puso su ropa y yo también y bajamos sigilosamente hasta llegar a la primer piso donde dormían mis padres en el sofá abrazados, ella caminando despacio hasta la puerta con los tacos en la mano se fue...

Volví a subir ahora si a descansar después de haberla cogido bien a la señora Marilú como siempre lo imagine, olvidé contar que cuando me dio tremenda chupaba de verga en el baño la estaba grabando con el celular y luego en el dormitorio también eso me aseguraba que volvería a tenerla de nuevo para mí.

  • (37)
  • Compartir en redes