INICIO » Categoría » Con una chica que conocí en una App

Con una chica que conocí en una App

  • 6
  • 7.663
  • 9,32 (19 Val.)
  • Apagó la luz y le ordeno que se desnude para mí, ella se iba bajando la pollera poco a poco, sacándose su escote pero no entendía si esperaba que yo le sacara el corpiño y esa tanga que se perdía en sus grandes nalgas

    Mi nombre es Franco tengo 19 años, soy flaco, ojos color miel, moreno, buenas piernas, un poco nalgón y dotado

    El nombre de la chica que conocí es Romina tiene 22 años, es gordita, blanca, tetas grandes, un culito grande y bien firme, una boca hermosa, pelo negro y unos ojos marrones

    Como la conocí:

    Bueno resulta que me descargue una App para conocer chicas en esos momentos de sequías sexuales y cuando lo instalo veo el nombre "Romina 22 años a 1km de ti" entonces le hable...

    Yo: Hola Romi un placer que buscabas?

    Ro: Hola Fran el placer es mío, conocer chicos y ver si desean alguien como yo y tú?

    Yo: conocer chicas y bueno lo que se pueda dar, tu eres linda no sé que te refieres con alguien como tú

    Ro: gracias, vos también sos lindo... Vos sabes a qué me refiero alguien que quiera hacerlo conmigo

    Yo: vaya que sinceridad, yo podría ser voluntario y que te gusta en el sexo?

    Ro: me gusta que el hombre tenga el control y siempre tuve una fantasía que no pude cumplir con mis novios porque tenían miedo pero siempre quise alguien que me domine vos lo hiciste o sabes hacer Fran?

    Yo: si lo eh echo y lo haría si lo deseas pero tendrías que ser mi sumisa dispuesta a obedecerme...

    Ro: con gusto si cumples mi fantasía amo

    Yo: bien ven a x.x.x 11pm y empezaremos

    Ro: bien a esa hora estaré ahí

    Momento del encuentro:

    Eran las 11pm y yo esperando hasta que tocan el timbre, miro y era Romi con sus labios pintados de rojo carmín en ellos una sonrisa blanca, su pelo atado, llevaba puesta una pollera negra ajustada, una remera con un escote que se dejaba ver esas grandes tetas y unos zapatos negros, abro la puerta y la invitó a pasar.

    -Bien Romi querés tomar asiento?

    -Si Franco muchas gracias, de nada Ro.

    -Bien decime es cierto todo lo que me dijiste en el chat?

    -Si no lo fuera, estaría acá ahora Amo?

    Eso me había puesto tan caliente y duro...

    -Bien Romi tienes algún problema con algo?

    -Solo una cosa, con la luz apagada es mi única petición...

    -Bien acepto tu pedido

    Comienza todo:

    Apagó la luz y le ordeno que se desnude para mí, ella se iba bajando la pollera poco a poco, sacándose su escote pero no entendía si esperaba que yo le sacara el corpiño y esa tanga que se perdía en sus grandes nalgas. Ella se quedó parada con esas 2 simples prendas, le digo "que haces? Te dije desnuda" y luego de terminar esa frase le di una nalgada tan fuerte que sonó en toda la casa, ella salto y se empezó a desnudar rápidamente diciendo "Si mi amo, perdóname es que es mi primera vez así".

    No me interesa si es tu primera vez, yo te di una orden y le doy otra nalgada, en ese momento noto que larga un gemido y le pregunto "te gusta eso?" Lo cual ella asiente con la cabeza diciéndome que si. Yo le digo tu primera orden es chuparme la pija mientras me sentaba en la cama. Ella se colocó en 4 patas como una perrita sumisa acercándose hasta la cama, cuando llegó me agarró la pija con sus manos y le empezó a pasar la lengua sobre la cabeza, me empezó a dar besos por toda mi pija hasta llegar a los huevos y volver a subir, cuando subió se la metió hasta la mitad mientras subía y bajaba pasando su lengua en ese momento le agarro los pelos sacándola de mi pija y le digo "no puedes meterte más? No puedes toda?" Y ella me miraba diciéndome "lo siento amo, no puedo es muy gorda y larga". Yo solo reía mientras le ordenaba abrir la boca, le agarre la cabeza y la fui metiendo hasta que llegara a entrar toda se veía su carita y hacia arcadas pero no me decía "suéltame" sino que se esforzaba por lograrlo, hasta que la solté y ella sola lo intentaba hasta lograrlo, una vez que lo logro después de tanto tiempo le digo bien toma un premio y le acabe mientas hacia garganta profunda la única orden que le di en ese momento fue que no derramará una sola gota, ella se esforzó trago todo ahogándose y tomo un respiro mientras limpiaba mi pija con su lengua.

    La subo a la cama veía sus pezones duros como piedra, bajo con mis manos y ella se retorcía tocó con mis dedos su vagina y estaba mojada, me dijo “perdóname Amo acabe dos veces sin avisarle”, le dije “cuando acabaste?”. Y ella me contó que la primera fue en las nalgadas y la segunda vez fue chupándome la pija. Mientras me miraba esperando su castigo, empiezo a besos sus labios con leves mordidas bajo hacia su cuello, sigo bajando hasta sus pezones haciendo círculos en el, succionando y mordiendo suavemente cada pezón, sigo bajando hasta llevar a vagina con mi lengua empiezo a lamer como si fuera un helado desde abajo hasta arriba toda su vagina mojada, ella solo se estremecía de placer, abro sus labios con mis dedos y mis labios tocan su clítoris empiezo a succionar ese clítoris, dándole mordidas suaves y fuertes, pasándole mi lengua de arriba haciendo abajo, de costado hacia otro costado mientras 2 de mis dedos perforaban su vagina entrando y saliendo lentamente, ella me dijo "amo permítame acabar, no aguanto más" yo le dije "acaba, tienes mi permiso" y ella acabo tanto, como jamás vi a una mujer acabar tanto en mi boca.

    Cuando terminó de hacerlo subí hasta sus labios y la bese, preguntándole si le había gustado y ella se reía con la respiración entre cortada y aun retorciéndose diciendo siiiii, lo único que le dije es "esto recién comienza".

    Le ordeno ponerse en 4 sobre la cama y le empiezo a dar muchas nalgadas, escuchaba sus gemidos pero trataba de aguantarlo como una sumisa obediente, me acerco por atrás rozando con mi pene su vagina mojada y ella al sentirla solo temblaba, pongo la punta solamente de mi cabeza entrando y saliendo mientras le daba nalgadas y ella gemía como loca hasta pedirme por favor acabar, la dejo acabar y empiezo a apretarle los pezones y estirarlos bien fuerte ella solo me decía "gracias amo por sus castigos" la agarre del pelo y metí todo mi pene dentro de ella, ver su cara cuando entró todo de gozar, doler un poco, pero disfrutar ser tratada como sumisa me encantó y empecé a darle duro cada vez más solo frenaba para nalguearla duro, en un momento frene y me separé de ella le di la orden de que se monte sobre mí, ella como perra en celo se subió arriba mío dándome la espalda dejando su culito a mi viste, sabía que quería nalgadas por eso me lo dejo así y empezó a dar sentones aprovechaba y le daba nalgadas tan fuertes que iba cada vez más rápido hasta gritar "QUIERO ACABAR AMOOO" yo le ordené que lo haga y ella gemía y gritando "GRACIAS GRACIAS AAA MO MOOO" y se desmayó de acabar.

    Cuando se levantó le digo

    -y que te pareció todo esto sumisa?

    -Bien me encantó amo a partir de ahora seré su sumisa cuando lo desee y haré lo que usted quiera conmigo tiene mi cuerpo a su disposición.

    • Valorar relato
    • (19)
    • Compartir en redes