INICIO » Categoría » La señora Dora se enfrenta con Juana

La señora Dora se enfrenta con Juana

  • 5
  • 16.842
  • 8,70 (37 Val.)
  • Luego de calmar a Juana de la ira hacia Dora porque la había despedido y saber el motivo que detonó fue sus celos me sentí culpable porque la había dejado de lado sólo mantenía sexo con Liz y su madre, así que había que recuperar el tiempo perdido y evitar el desenlace que no era bueno para nadie

    Cuando su frágil cuerpo de Juanita aún no se había recuperado del orgasmo que había experimentado y aún estaba temblorosa la abracé fuerte y busqué sus labios y nos besamos nuestras lenguas se unieron, me subí sobre ella que abrió las piernas por instinto su sexo ya estaba bien lubricado para ser penetrada.

    -Por favor joven métamelo todo...

    Dirigí mi durísima verga a la entrada de su joven caliente y jugosa chucha y cumplí su deseo muy lentamente fui entrando en su cuerpo, las paredes de la vagina apretaban el falo se sentía muy bien apretadito y caliente su sexo

    -Ahhh... Joven qué ricoo... ahhh...

    Le dije que no me diga joven sino por mi nombre cuando estábamos así tan bien haciendo el amor pero me dijo que era para no confundirse cuando estaba en la casa y así no tener problemas con Liz, nunca me dejaba de sorprender por su manera de actuar siempre todo planificado que gracias a ella se cumplió un deseo tan inaccesible y terminé cogiendo a Dora.

    -Ahhh... ahhh... así así no te detengas... ahhh... ahhh... más... más…

    Como decía a su juventud la vida dura que le tocó vivir la había hecho muy desconfiada y calcular todo, sólo yo había logrado liberar a la mujer celosa que había echado a perder su forma de actuar y haciendo que se enfrente a Dora.

    -Ahh... ahhh... see quee es malooo pero me enamoré de ti... ahhh... pero sé también que no puede ser porque tú eres de Liz... pero no a Dora ahhhh... la odiooo... ahhh.

    Recién me estaba enterando a detalle lo que había pasado con ella, entonces debía tener mucho más cuidado porque una mujer celosa puede actuar más por la ira que la razón y ahí sí tendría problemas serios, sus piernas se cruzaron alrededor de mi dorso mientras yo seguía penetrándola furiosamente y sonó mi celular cuando quise separar nuestros cuerpos ella no quiso estaba totalmente caliente y no entendió que me dejará un rato atender la llamada. Entonces tuve que atender.

    -Aló amor no te vi en la universidad... dónde estás? ¿Porque estas agitado. Te encuentras bien?

    Juana se movía rápido con un movimiento de caderas teniendo mi verga dentro de ella mientras hablaba con Liz, decía que la quería mucho pero ahora era una mujer teniendo sexo y olvidaba todo eso.

    -Amor si salí temprano de la universidad porque tenía pendiente trabajo en el taller tampoco puedo abusar... Demoré en contestar porque estoy haciendo ejercicios mi amorcito yo también te quiero ver... Más tarde voy a tu casa.

    Había que domar a esta joven yegua que a veces no hacía caso, la acomodé en mi pose preferida la de PERRITO sus nalgas duras las besé y luego metí mi verga en medio de ellas su excitación había mojado todo su chucha y con facilidad entró todo hasta que mi ingle chocó con su nalgas.

    -Así te gusta no estés celosa Juanita está pinga también es tuya cuando quieras tú también me gustas mucho pero entiende no podemos perder los papeles como ahora lo has hecho, sabias que estaba hablando con Liz y no querías detener.

    -Siii... lo sientooo... ayyyy... pero no podíaaa detenermeee... ayyy... sé siente tan ricoo tu mazorca dentrooo de miii... ayyyy

    Aprovechando su propia lubricación metí dos dedos en su culo y ella se dio cuenta pero no dijo nada estaba bien arrecha así que lo fui preparando un rato para ser roto, ahora movía rápido su trasero en un descuido puse mi verga a la entrada de su ano y empuje fuerte logrando que entré él glande.

    -Ayyy... meee dueleee muchooo ayyy... sacalooo por favooor... ayyyy.

    Ahora si no hice caso de sus súplicas y seguí metiendo el mazo caliente y duro que invadía por primera vez su ano, ya era hora que aprenda a obedecer cuando yo se le diga, si lo había logrado con Dora que con toda su soberbia y odio hacía mí y dinero que tenía cayó a mis pies y nos llevábamos bien y cuando había alguna oportunidad en la casa cogíamos con mucha pasión.

    -Aguanta... aguanta veras que luego te va a gustar mucho luego... Qué rico culito tienes.

    Ella seguía tratando de zafarse de mi pero la tenía bien sujeta de la cintura y seguía metiendo más y más hasta que entró todo, su esfínter sufría al acomodarse al grosor y tamaño de mi verga.

    -Ahhh... ahhh... Yaaa está pasando el dolor ahhh... Qué ricoo comienza a gustarme... ahhh.

    Cabalgue a juanita como lo hice con su patrona aprendí la lección no podía descuidarlas a ninguna de ellas para evitar peleas, celos y enfrentamiento.

    -Te dije que te iba a gustar mucho pero de ahora en adelante harás lo que yo te diga para seguir así de vez en cuando en éste hostal... ¿Entiendes lo que te digo?

    -!! Siii haré lo que tu quieras ahhhh... Pero no me olvides... ahhh te daré la grabación si lográs que no me boten... ahhh... ahhh

    Cuando lo apretadito que tenía el culo logró que llegará al clímax y llene su esfínter de toda mi leche caliente ella también se estremeció y llegó a su segundo orgasmo casi simultáneamente conmigo.

    -Aggg... Aggg Juanitaaa... Meee vengooo puta queee ricooo

    -Siii yooo tambieeen AYYYY por diooos nuncaaa sentiii asiiii... ayyyy

    Luego de descansar un rato nos bañamos juntos y salimos del hostal primero ella y luego yo, ahí llamé a Dora que esperaba mi llamada desesperada hacía varias preguntas.

    - ¿Y cómo te fue con esa igualada... Lograste quitarle el vídeo? Recuerda que ella es muy peligrosa para los dos... ¿Dime que la angustia está que me vuelve loca.

    -Si hablé con ella e hice un trato que ya no la ibas a correr de tu casa y recibirá un pequeño aumento a su sueldo y que la ibas a tratar mejor y ella hará lo mismo y me dará lo que grabó y adiós al peligro y felices los tres.

    -Qué estás loco como se te ocurre prometer eso... No lo voy a hacer...

    Ahora debía conversar con Dora pero donde yo elija y arreglar este enfrentamiento, así mañana nos veremos porque tenía también que estar con mi enamorada.

    (Continuará...)

    • Valorar relato
    • (37)
    • Compartir en redes